Por Carol Milkewitz /// Cuando saqué la libreta tenía miedo de manejar. Ahora que sé lo que es el tránsito, tengo verdadero miedo de manejar. Ir en bicicleta o moto te puede costar la vida. Ir en ómnibus te cuesta un ojo de la cara. La opción más realista y barata es comprarte una escoba…

Por Carol Milkewitz /// Vuelvo bajo los rayos del sol, vestida de trabajo, muerta de hambre. Me apuro lo más que puedo: dos cuadras por hora. Solo quiero llegar a casa. Ya en la puerta, revuelvo la cartera. Entre el boleto del ómnibus que me tomé hace dos días, el alcohol en gel y los…

Por Carol Milkewitz /// Hay cosas que duran para toda la vida. Por ejemplo: los casamientos. Entre que decidís qué ponerte, qué regalar y cómo ir se te fueron aproximadamente unas 92 horas. Pero la cosa no termina ahí: tenés que llegar, saludar y encontrarte con esos conocidos que no ves nunca, que te preguntan:…

Por Carol Milkewitz /// No hay nada más lindo que un cuarto ordenado y no hay nada más feo que ordenar el cuarto. En invierno, ¿vas a gastar la poca energía que tenés en limpiar? Decís “lo hago en vacaciones”. Pero, ¿vas a dejar de descansar en tu único momento libre? Ponele que sí, que…

Por Carol Milkewitz /// Los campings están diseñados para no dormir. Los vecinos charlan, hay música hasta la madrugada, adentro de la carpa te morís de calor y si te resignás a acostarte abajo de un árbol, cuando por fin encontraste la sombra perfecta, a los cinco minutos tenés que mover todo porque el sol…

Por Carol Milkewitz /// Las vacaciones no terminan cuando llegás a Montevideo, terminan en el segundo en que te subís al ómnibus interdepartamental. Antes de salir te compraste una botellita de agua y unas galletas, sin darte cuenta de que deberías haberte comprado merienda, cena y almuerzo para mañana porque el viaje demora tres veces…