Por Ricardo Soca /// En latín hasta (asta) era el sustantivo que servía para denominar toda arma que consistiera en un mástil terminado en una punta metálica, tal como una lanza o una pica. En Roma, una lanza hincada sobre un inmueble lo identificaba como propiedad del Estado, por lo que, cuando se llevaba a…

Por Ricardo Soca /// El nombre del ritmo más popular del Río de la Plata está atestiguado en nuestra lengua desde 1837, registrado por el lexicógrafo cubano Esteban Pichardo, y todo parece indicar que su origen es africano, nacido en alguna de las lenguas traídas a América por los esclavos. Sin embargo, debemos tener presente…

Por Ricardo Soca /// Proviene del antiguo demientras o demientre, empleadas en castellano en el siglo XIII, procedentes de la expresión latina dum interim, que se usaba en el latín hablado. En la época clásica, Tito Livio decía interim dum con el sentido de «mientras»: Interim dum populus Romanus per diversa terrarum districtus est, Cilices…

Por Ricardo Soca /// El aceite de oliva se obtiene por prensado en frío de las aceitunas, el fruto del olivo. El producto del primer prensado se llama aceite extra virgen, mientras que el resto, de varias calidades inferiores, se logra mediante prensados sucesivos, con el uso del calor en los últimos procesos. No se…

Por Ricardo Soca /// Algunos años después de la legendaria fundación de Roma por Rómulo y Remo (753 antes de nuestra era), cuando los monarcas de la joven ciudad se ocupaban aún de los rituales religiosos, el segundo rey de Roma, Numa Pompilio, consideró que sus sucesores tendrían que ocuparse de la guerra y del…

Por Ricardo Soca /// Este adjetivo y su femenino prognata se aplican a las personas que tienen la mandíbula saliente. La palabra castellana se formó a partir del inglés prognathous, vocablo atestiguado en esa lengua desde 1836, que se formó mediante la yuxtaposición del prefijo griego pro- ‘antes o delante en tiempo o en posición’…

Por Ricardo Soca /// Palabra formada a partir del verbo latino fervere ‘hervir’, de cuyo gerundio se derivó el vocablo castellano ferviente (etimológicamente, ‘hirviente’). En nuestra lengua, hervir es «entrar en efervescencia», es decir, en el estado físico en el cual un líquido toma la forma gaseosa. Un derivado de fervere, el sustantivo fervor, fervoris,…

Por Ricardo Soca /// Aunque no procede del latín, esta palabra ya estaba incluida en el Diccionario latino español, de Antonio de Nebrija, con el significado de «huerta». Jardín llegó al español en el siglo XV, como calco del francés jardin, diminutivo del francés antiguo jart ‘huerto’ y esta, del franco gart ‘cercado’, ‘espacio limitado…