La suba del dólar blue en Argentina: ¿A qué se debe? ¿Cómo afecta a nuestro país?

Durante esta semana se observaron movimientos significativos en la cotización del dólar blue en Argentina, que como ustedes saben a esta altura es la referencia del mercado de cambios informal.

El dólar blue cerró ayer en 14,64 pesos argentinos, pero en la jornada del martes llegó a superar los 15 pesos, dejando una suba de casi 20 % en cuestión de algunas semanas. ¿A qué se debe este aumento del dólar “paralelo”? ¿Cómo nos impacta a nosotros? Enseguida, les proponemos conversar de este tema con el economista Javier Glejberman de la consultora Deloitte.

ROMINA ANDRIOLI (RA) —Javier, como decía Emiliano en las últimas semanas se vio una suba muy fuerte del dólar “blue”, superando incluso los 15 pesos en la jornada del martes… Pero no es la primera vez que el dólar informal llega a esos valores… Te propongo para ubicar a los oyentes que repasemos un poco la historia reciente del mercado informal en Argentina.

JAVIER GLEJBERMAN (JG) —La aparición del mercado de cambios informal en Argentina tiene su origen en un balance de divisas bastante ajustado… Con eso me estoy refiriendo a que la oferta de dólares en la economía fue menguando en los últimos años, producto de un saldo comercial que se fue achicando y también por una salida de capitales.

Esto a su vez derivó en una pérdida sostenida de reservas… Pensemos que a fines de 2010 las reservas de Argentina estaban por encima de los US$ 50.000 millones y ahora se ubican apenas por arriba de 30.000 millones.

En este contexto, entonces, es que el gobierno argentino comenzó a poner restricciones, primero por la vía de los hechos y luego de forma más o menos explícita… Y la consecuencia de esas restricciones fue el surgimiento del mercado informal hacia fines de 2011… Hoy en día los diarios de Argentina tienen en su portada la cotización del dólar blue, se puede ver su cotización a través de cuentas de Twitter.

Hecha esa introducción y yendo a los números concretamente, hay que recordar que en 2014 tuvimos momentos de mucha tensión en la plaza financiera argentina, sobre todo cuando el tema del default estaba sobre la mesa. De hecho, a fines de setiembre del año pasado el dólar blue llegó a cotizar a un máximo de 16 pesos… Y en aquel momento la brecha con el tipo de cambio oficial llegó a ser de 90 %.

Luego, en el comienzo de 2015 tuvimos un contexto de mayor calma a nivel financiero y tanto el dólar blue como la brecha cambiaria bajaron de forma marcada.

RA —Sin ir más lejos, Javier, hace un mes el tipo de cambio informa estaba por debajo de los 13 pesos…

JG —Sí, a mediados de junio el dólar blue estuvo cotizando a 12,60–12,70… Eso dejaba una brecha de
40 %… Pero en las últimas semanas se conjugaron varios elementos que determinaron una escalada bien importante, que como decías al inicio llevó al blue a ubicarse por encima de 15 pesos en estos días… Esa cotización dejaba además un aumento de casi 20 % en cuestión un mes, mes y medio… Una suba realmente importante.

RA —¿Cuáles son esos elementos, Javier? ¿A qué se atribuye esta suba del dólar blue en Argentina?

JG —En realidad si uno se pone en una postura bien estricta podría decir que lo que sorprende es que hubiera bajado antes, porque de hecho ninguno de los “fundamentos macroeconómicos” han cambiado desde que teníamos al dólar blue casi en 16 pesos… El déficit fiscal sigue siendo muy grande, el gasto público continúa creciendo a tasas de 40 % interanual (un ritmo de aumento mucho mayor de la recaudación) y hay una emisión monetaria muy importante que alimenta la demanda de dólares…

Pero si nos enfocamos en qué fue lo que cambió en las últimas semanas puntualmente, los analistas argentinos están manejando básicamente tres temas… Uno de esos temas tiene que ver justamente con la política monetaria, dado que en las últimas semanas hubo aumentos más fuertes de la emisión de dinero que estuvieron por encima de 30 % interanual… Eso significa más pesos en circulación y por lo tanto presiona sobre el valor del dólar.

Por otro lado, los analistas también indicaron como factores de esta suba reciente la incertidumbre que se generó en torno al “contado con liqui” y al resultado de las elecciones en Buenos Aires.

RA —Parecen factores bien diferentes entre sí… ¿Podés contarnos un poco más de qué se tratan esos puntos?

JG —Comienzo con el tema del “contado con liqui”… Básicamente se trata de un mecanismo para adquirir dólares en el marco de las restricciones cambiarias que hay hoy en día, que consiste en la compra de bonos y acciones en pesos que luego pueden venderse en dólares en el exterior. Por lo tanto, dicha operación tiene implícita una referencia de dólar en la medida que el inversor entrega pesos y recibe dólares… Y lo que sucedió la semana pasada fue que un funcionario judicial manifestó que dicha operativa implicaba un delito cambiario… Eso luego fue desestimado por la Suprema Corte de Justicia, pero de todas maneras generó un clima de mayor nerviosismo dado que una de las posibles vías para acceder a dólares podía quedar en el camino.

El otro tema que los analistas mencionaron fue el resultado del balotaje por la jefatura de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que dejó al PRO de Mauricio Macri en una posición menos cómoda de cara a las elecciones presidenciales, pese a haber ganado esta elección…

Y además, señalaban también los periodistas argentinos, que en el discurso de Macri de los últimos días se empezó a ver cierto giro, con más mensajes de continuidad en el plano económico. Por lo tanto, esto pudo haber generado cierto cambio de expectativa en los agentes y pudo también haber alimentado la noción de que, más allá de quien sea el próximo presidente, seguirá habiendo un mercado desdoblado con un dólar en alza.

RA —Javier, desde la perspectiva de Uruguay, ¿qué impactos tiene este aumento del dólar “paralelo” en Argentina?

JG —Bueno… Debilita la competitividad de precios de Uruguay… Recordemos que el dólar blue es la referencia relevante para el turismo y para los servicios en general… Y no estamos hablando solamente del atractivo de Uruguay para un argentino (lo que sería turismo receptivo) sino también como ve un uruguayo los precios en Argentina (clave para las decisiones de viajar y de gasto)… En definitiva, cuánto más alto el dólar blue, más se abarata Argentina en dólares.

De todas maneras, no hay que perder de vista que Argentina tiene una inflación muy importante (del orden de 30 %) y por lo tanto actualmente no está tan barata como lo estaba un año atrás, incluso con un dólar blue hoy a 15 pesos.

RA —Javier, para terminar… ¿Este aumento del dólar blue puede estar antecediendo una corrección cambiaria también en el mercado oficial?

 JG —Nuestra visión en estos últimos años ha sido que Argentina debe abaratarse en dólares y para ello el tipo de cambio debe subir… Y con la magnitud de la inflación, debe subir en forma significativa. De hecho, el tipo de cambio real de Argentina con Estados Unidos (una medida de competitividad usual) está hoy 30 % por debajo del promedio histórico y también está por debajo de los niveles que había antes de la devaluación de enero de 2014… Quiere decir que el efecto positivo de competitividad que generó esa devaluación ya se diluyó.

En este marco, el gobierno parece haber acelerado un poco la pauta devaluatoria, pero parece poco dispuesto a otro salto discreto del tipo de cambio como el de enero del año pasado. Pero eso no quita que no sea necesario… A nuestro juicio, si ese ajuste no sucede antes de las elecciones, tendrá que formar parte de cualquier plan que articule el próximo gobierno… Parece difícil pensar que Argentina pueda volver a crecer si no hay, entre otras cosas, una corrección de precios relativos.

Este contenido y otros análisis de Deloitte los encontrás en www.objetiva.com.uy.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario