Corralito mutual: “Nos parece muy bueno” que “la mayoría de la gente no está pensando cambiar” de institución, dice Arturo Echevarría, presidente de la Junta Nacional de Salud

Corralito mutual: “Nos parece muy bueno” que “la mayoría de la gente no está pensando cambiar” de institución, dice Arturo Echevarría, presidente de la Junta Nacional de Salud

En menos de un mes, Uruguay volverá a atravesar por uno de esos períodos que ya se han ido convirtiendo casi en una tradición: la apertura del llamado “corralito mutual”. Sobre este tema conversamos en la entrevista central con el economista Arturo Echevarría, presidente de la Junta Nacional de la Salud (Junasa).

Transcripción de la entrevista con el economista Arturo Echevarría, presidente de la Junasa

A partir del próximo 1 de febrero y durante un mes, los usuarios del sistema nacional de salud podrán cambiar de prestador. Es decir, podrán pasarse de una mutualista a otra o cambiar entre el sistema privado y el público. El Estado, sin embargo, pretende que este cambio sea por una decisión consciente de los usuarios y no porque de por medio haya una intermediación que incluya la promesa de favores o incluso de dinero por hacerlo.

Por eso, en los últimos días, el Ministerio de Salud Pública y la Junta Nacional de la Salud advirtió que si se comprueban situaciones de ese tipo podrían aplicarse importantes sanciones tanto a quienes participan de ellas como, eventualmente, a los prestadores de salud que incurren en estas acciones.

En la entrevista central de En Perspectiva conversamos sobre este tema con el economista Arturo Echevarría, presidente de la Junta Nacional de la Salud (Junasa).

Transcripción de la entrevista con el economista Arturo Echevarría, presidente de la Junasa

***

Foto: Arturo Echevarría, presidente de la Junasa. Crédito: Presidencia de la República.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. La gente no piensa en cambiar porque se está dando cuenta que el problema no es la mutualista a la que pertenece sino un problema del sistema mutual. La atención es lenta y de mala calidad. Solo se tratan problemas de salud agudos. Los demás problemas, los que solo deterioran la calidad de vida del socio y tienden a la cronicidad, no se tratan. Tampoco se hace nada para prevenir enfermedades evitables. Al contrario. Se desalienta al socio a prevenirlas por la vía del abultado costo de los exámenes clínicos. Es el sistema que está enfermo, y que ve en cada socio un gasto y trata de evitarlo. ¿Para que cambiar de mutualista? No vale la pena.

    Reply
  2. Estimado Julio,

    Coincido contigo, el problema no es la mutualista, sino que es el sistema de salud, y su rediseño porterior a la reforma.

    con los copagos se va el salario o la jubilación, quienes no pueden solventarlo terminan en Asse, o con deudas impagables en la mutualista.

    Entiendo que todo gira en ser un afiliado “común” o pagar algunos beneficios, lo que hace tener una mejor atención, mejor acceso, más rápida, cartelera de médicos, habitación privada.

    es decir todo pasa por pagar más.

    Sin necesidad de mencionar los seguros privados, una atención de primer mundo. Poco accesible al común de los uruguayos.

    me gustaría destacar que los seguros privados aceptan socios Fonasa, al que se le suma un plus de dinero muy importante, lo lamentable es que no cumplen con toda la cobertura que deberían,

    es decir, aprovechan Fonasa, pero se reservan el derecho de negarse a brindar atención, por ejemplo atención de embarazo y parto.

    saludos cordiales.

    marie

    Reply

Escribir Comentario