“El nacionalismo es endemoniado, despierta una gran irracionalidad, sobre todo odio al otro”, dice ex canciller Enrique Iglesias sobre el independentismo catalán en España

El presidente catalán Carles Puigdemont y sus aliados secesionistas firmaron ayer una declaración simbólica de independencia. Un rato antes el propio Puigdemont proponía en el Parlamento que la independencia que él entiende emana de la votación del 1 de octubre quedara en suspenso a la espera de un hipotético diálogo con el Gobierno español.

¿Cómo se ve este conflicto desde Uruguay? En la entrevista central de esta mañana lo conversamos con una de las voces más respetadas para el análisis internacional, el ex canciller Enrique Iglesias.

Transcripción de la entrevista con el ex canciller Enrique Iglesias

En un discurso que pronunció ante el Parlamento regional, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dijo que, al presentar en ese ámbito los resultados del referéndum del 1º de octubre, asumía ante los legisladores el mandato de que Cataluña se convirtiera en un “Estado independiente en forma de república”.

Pero acto seguido agregó: “El gobierno de Cataluña y yo mismo proponemos que el parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia con tal de que en las próximas semanas emprendamos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución acordada”.

Hora después, y en otra sala del Parlamento, los legisladores del bloque independentistas firmaron una declaratoria de independencia simbólica.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, declaró que el presidente catalán Carles Puigdemont “no sabe dónde está, a dónde va ni con quién quiere ir”.

Hemos seguido de cerca este tema en estas dos últimas semanas. Hoy vamos a volver sobre él con una de las voces que siempre vale la pena tener en cuenta para analizar la coyuntura internacional, la del ex canciller Enrique Iglesias.

Transcripción de la entrevista con el ex canciller Enrique Iglesias

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

5 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Estaría bueno mencionar que en el 2006 Rajoy, que entonces estaba en la oposición, recorrió España en el famoso autocar celeste, color del PP, para recoger firmas para impugnar el Estatut de Catalunya que había sido aprobado por el gobierno central de Zapatero y por los propios catalanes. Tuvo éxito y logró que el Tribunal Constitucional recortara y anulara grandes partes de dicho Estatut, con lo cual los catalanes se tuvieran que conformar mordiendo el freno, a vivir como Rajoy se le antojó. La animadversión que hay en Catalunya contra Rajoy es muy grande porque viene desde hace muchos años.

    Reply
  2. También se puede interpretar ese “quedar en suspenso” de la declaración de independencia como una invitación el diálogo, como una buena disposición, ahora, si Rajoy contesta con el 155, demuestra que no quiere dialogar, simplemente quiere avanzar sobre Catalunya, una vieja aspiración de la derecha española. Porque hay que entender que el Partido Popular gobernante, prácticamente es inexistente en cuanto a votos en Catalunya así como el PSOE, que está representado por el PSC, Partido Socialista Catalán, es decir, ambos grandes partidos no están representados en el territorio catalán en este momento. El porcentaje de sus votos es ínfimo.

    Reply
  3. Alejandro Tempesta Tastás · Edit

    Estando una temporada en Cataluña me llamó la atención como se fomenta con falsas ideas (parto sin dolor, fechas programadas, todo mas rápido, etc) el sistemático nacimiento por cesáreas. Me parece que todo esto responde al oculto control de bajar la natalidad catalana, pues toda madre que opte por este procedimiento se le limita a no más de dos hijos. ya que el tercero corre grandes riesgos de salud el hijo y la madre.

    Reply
    1. Alejandro Tempesta Tastás · Edit

      Y a todo esto, el recién nacido por cesárea se le priva de inmunidad natural a enfermedades posteriores, al no proveerse de las bacterias saludables de la vagina presente en todo parto natural.

      Reply
  4. Me extraña el cúmulo de desinformación, por no decir mentiras que es capaz de decir una persona que intenta opinar de algo que no conoce. En mi vida siempre he valorado la opinión de Iglesisas, y ahora que ya tengo unos cuantos años y mundo recorrido me doy cuenta que es un “opinólogo” más, digno de cualquier tertulia televisa.

    Reply

Escribir Comentario