Intendencia busca transformar 18 de Julio a “escala humana”, priorizando al peatón y a la bicicleta, dice Ramón Méndez

Esta semana la Intendencia de Montevideo presentó los cambios que tiene previstos para la avenida 18 de Julio. Hacia 2019, cuando se completarán las obras, habrá una bici senda de tres metros de ancho por el centro de la calzada, entre el Obelisco y la Plaza Independencia.

Según el plan, los autos particulares y taxis no podrán ingresar a la avenida, en la que solo quedarán dos sendas, una de ida y otra de vuelta, para ómnibus, preferentemente eléctricos. A su vez, las veredas ganarán espacio hacia la calle mediante macetones, pintura, bolardos y mobiliario. ¿Qué se busca con esta reforma? En la entrevista central recibimos a Ramón Méndez, director de Planificación de la Intendencia.

Transcripción de la entrevista con Ramón Méndez, director de Planificación de la Intendencia de Montevideo

A partir del primer trimestre del año que viene, la fisonomía de la avenida 18 de julio experimentará uno de los cambios más importantes en su historia.

Esta semana la Intendencia de Montevideo presentó ante los vecinos y comerciantes de la zona los principales aspectos del proyecto de revitalización de la principal avenida, que incluyen ensanchamiento de veredas, prohibición para la circulación de autos, carriles exclusivos para ómnibus eléctricos, y la habilitación de una ciclovía en el centro de la calzada.

Los anuncios generaron mucha curiosidad entre ustedes, los oyentes, y también en La Mesa de ayer jueves. Por eso hoy vamos profundizar en los detalles del proyecto y despejar dudas junto al director de Planificación de la comuna, Ramón Méndez.

Transcripción de la entrevista con Ramón Méndez, director de Planificación de la Intendencia de Montevideo

Entrevista relacionada
Juan Salgado (Cutcsa): El plan para revitalizar 18 de julio “empezó por el final”, se necesita “mucho tiempo para hablar con todos los involucrados”

Documento relacionado
Proyecto de la Intendencia de Montevideo para revitalizar 18 de Julio

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

8 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Hoy caminé desde el Obelisco hasta la plaza Fabini, tal como hago casi todas las veces que vengo a Montevideo.
    Esta vez la caminata fue diferente porque la hice imaginando la nueva 18 de Julio que se propone. Estaba motivado porque acababa de escuchar la entrevista a Ramón Méndez contando el proyecto. Además del respeto intelectual que le tengo, su convencimiento y entusiasmo contagian.
    Comprendo, sin embargo, los temores e incertidumbres que pueda genera la propuesta en algunos sectores.
    Por eso mientras caminaba pensaba que si las veredas no tuvieran, en una cuadra sí y otra también, baldosas rotas, hundidas, sobresaliendo o faltantes, quizás sería más fácil confiar en el éxito del desafío propuesto.

    Reply
  2. Para mí, esta propuesta es para estudiarla, recoger opiniones y evaluar sus pro y sus contra, pero no para lanzarla como se ha hecho, pretendiendo ser una panacea para el transporte por nuestra principal avenida. Yo acepto que se quiera eliminar de 18 de Julio el tránsito automotor particular, pero no el taxímetro ni los vehículos de carga. ¿Se imaginan, por ejemplo, saliendo de un comercio con paquetes y tener que ir a pie hasta una esquina para tomar un taxi? Y los repartidores de mercaderías, ¿cómo harán para llevarlas de sus vehículos hasta los comercios? ¿A pie y a pulso? Creo que no se deben ensanchar las veredas en la forma propuesta, y usar ese espacio como calzada para estos dos tipos de vehículos. Y los ómnibus, ¿van a ir en fila y no podrán adelantarse unos a otros? Porque el ancho de senda que se les dio no permite otra cosa. Y lo de que los ómnibus sean eléctricos es una aspiración para todo el departamento; no hay que mencionarla sólo para 18 de Julio. Hay que estudiar también cómo se resuelve el mayor congestionamiento de las calles paralelas (San José, Colonia, Soriano, Mercedes, etc.) que habrá de derivar de la exclusión de los vehículos particulares, de carga y taxis. Y las sendas para bicicletas, parecen diseñadas para hacer el recorrido de punta a punta, pero no las veo cómodas para trasladarse hasta un lugar sobre la propia avenida; hay que prever lugar para su estacionamiento.
    Por último, y respecto a las bicicletas, le recuerdo al intendente Martínez que tiene el baldón de que en su administración fue la primera vez en la historia que la Vuelta Ciclista no pudo pasar por Montevideo.

    Reply
  3. Carla Brunetto Chiazzo · Edit

    Ramón Mendez habló de números de peatones que circulan, autos, omnibus. Sobre las bicicletas se dice “son muchas”, ¿ cuantas son?.
    ¿Como es el flujo diario de bicicletas? ¿Cuantos ciclistas tienen su lugar de trabajo y/estudio en el trayecto Obelisco-Plaza Independencia? ¿Se incrementa la contribución de los padrones frentistas a la principal avenida por las inversiones en “mejoras”?
    La circulación de bicicletas y carros con caballo en los accesos y rambla sur hace unos 15 años estaba prohibida, habían carteles indicadores que con el paso del tiempo y los hechos se quitaron. Es algo que me llama la atención. Soy testigo permanente de accidentes en esta zona donde conductores de motos y bicicletas son víctimas fatales.
    La discución esta planteada, espero los responsables de administrar los recursos municiplaes, de todos, evalúen las interacciones económicas que generan proyectos de este tipo pensando mas lejos que 2019.

    Reply
  4. Puf … Priorizar el transporte colectivo como discurso argumental es hermoso, pero la realidad es que cada vez hay menos frecuencias porque a las empresas no es resulta rentable el sistema y la gente cada vez viaja en peores condiciones… A todo esto, la brillante idea de la intendencia es poner menos ómnibus. Es bravo tragarse una propuesta renovadora cuando el primer inconveniente ha sido durante décadas administrativo

    También queda claro que de la idea del arquitecto que usaron como referente y como escudo para presentar esto, no es tan así. Dicho por el mismo “quisimos hacer algo mas radical” y ahí es donde la están embarrando feo.

    Como técnico que soy no comprendo el motivo por el cual no se llamó a un concurso de ideas. En este país hay una enormidad de capacidad en los profesionales como para poder encarar una propuesta muchísimo mas seria y acorde a nuestra ciudad. Mucho mas conociendo los nefastos proyectos que han realizado últimamente. Fracaso tras fracaso

    En lo que refiere a la propuesta en si, hacer una senda única vehicular genera que por mas interés en que la gente ande en bici y no en auto, las paralelas van a estallar. Tendrán que ver duración de los semáforos, los estacionamientos, los taxis, cruces….. y el resto de los ómnibus. Decir que un 10-15 % es “absorbible” es un disparate con el ancho que tienen. Colonia y San José apenas se sostienen hoy en día.

    El tema de la “dársena” a mitad de cuadra tampoco se sostiene. Es tan simple como que una ambulancia no puede llegar. Tendrá donde estacionar en la bendita dársena pero no va a poder llegar hasta ahí.
    ¿O por dónde piensan que va a ir? Por 18 de julio no va a poder sobrepasar a ningún ómnibus, así que tendrá que ir saltando por alguno de los 2 carriles de las colapsadas Colonia o San José.
    ¿Camión de bomberos? Si algún edificio se quema y no esta frente a la dársena se joroba.
    En fin, honestamente dudo bastante que poner una bicicleta entre 2 ómnibus sea lo mas seguro….

    La verdad es que no se nota el trabajo que dicen haber hecho. Es una idea que puede ser muy noble, pero a la vista no se nota en absoluto. Mucho mas si se ven los recaudos que se han presentado en los medios, son 4 dibujos y nada mas. Verde, esta todo muy verde.
    (Por supuesto que una cosa no quita la otra pero) es una inmoralidad hablar de contaminación mientras se tiene la planta de Ancap arruinando la bahía.

    Reply
  5. No entiendo bien esta reforma. Buena parte suena a invento uruguayo. En materia de ciclovías y avenidas peatonales la mayor parte ya está inventado. Hay historias de éxitos en varias partes del mundo: México, Holanda, China y también buenas experiencias en ciudades cercanas como Buenos Aires y Santiago. ¿Ensanchar las aceras y poner macetones? ¿Por qué no limitan la cantidad de permisos para puestos de venta ambulantes, que son los que afean y limitan el espacio de circulación? ¿Una ciclovía por el medio de 18 con ómnibus yendo y viniendo? Un peligro. ¿Porqué no se hace una ciclovía al costado sobre el cordón? Es mucho mas segura y facilita el acceso y la salida. No mas autos ni taxis. Pero van a seguir la infinidad de ómnibus que circulan por la principal avenida. ¿No se puede racionalizar los recorridos y que haya menos ómnibus en 18? Muchas cosas que me hacen dudar de la bondad de este proyecto. Ojalá no sea otro “corredor Garzón” pero para bicicletas.

    Reply
  6. Considerando las críticas que ha tenido el Proyecto, veo como posibilidad que se hayan dejado de lado algunas consideraciones en el método de trabajo. Tomé en cuenta el protocolo clásico de un problema urbano complejo semejante y hago las siguientes sugerencias.
    1 Aproximación preliminar al sitio. La fase de compenetrarse del problema, debería quedar documentada en un texto al mismo tiempo útil y eficaz, codificarlo vinculándolo con los objetivos del Proyecto y utilizarlo luego en las instancias finales para comprobar si se han ideado las correcciones necesarias y si la solución mantiene una continuidad con los valores históricos del sitio. Aparte de incluir los aspectos físicos del lugar (geología, hidrología, particularmente microclima, vegetación, construcciones valiosas a proteger, etc.), se requieren fotos aéreas y terrestres antiguas en sucesiones por décadas atrás, para hilvanar los factores que han producido transformaciones positivas y poner en juicio otros que han terminado condicionando la situación actual.
    2 Participación. Si se quiere mejorar el espacio de mayor identidad y valor comercial de la Ciudad, sin correr riesgos (incluso políticos) y asegurar su futuro, es imprescindible constituir una mesa de toma de decisiones que funcione a lo largo de todo el proceso de planificación que involucre a todos los intereses sin excepción. Debe además garantizarse una igualdad de condiciones entre el conocimiento corriente de la población y el de los científicos urbanos que se contraten. Su actuación se puede completar con mesas específicas de expertos para dar solución a problemas muy puntuales y con mesas virtuales en la web que pueden ampliar los argumentos que se manejan.
    3 Brindar una información pública exhaustiva de lo que se va logrando, con mucha atención a la respuesta que se recibe, de modo de garantizar una buena recepción final del Proyecto.
    4 No imponer desde el inicio una solución formal de la vía. Modelar en forma progresiva escenarios de futuro contrastados, afinando las diferencias hasta converger en un escenario preferente (todavía no es el Diseño Urbano final) que logre dar una respuesta satisfactoria a los objetivos que se plantearon inicialmente. Incluir simulaciones de tráfico comparativas y sus efectos ambientales considerando diseños diferentes (permite determinar que medidas tomar en cada caso y que pasará con ellas), tomar en cuenta siempre el impacto de las ideas en el presente y en el futuro, hacerlo sobre un territorio más amplio que el del Proyecto. Con la ayuda de software (por objetividad y capacidad de inteligencia) aplicar métodos para la jerarquización de los objetivos planteados, los análisis y las evaluaciones, Tomar en cuenta la sectorización del espacio que se pueda deducir de las encuestas que buscan establecer distintos perfiles de usuarios, por horarios de uso, frecuencia de la visita, tiempo de permanencia, trayectos, intereses que los vinculan a los sitios, actitudes, etc. y considerar el uso diferenciado que se da a las parcelas por tramos de recorrido en ambas aceras.
    5. Buscar valores cuantitativos. Dadas las características del tema, es probable que abunde en los análisis la consideración de valores cualitativos (por lo general subjetivos). Incorporar valores cuantitativos amplía la certeza que se tiene de las conclusiones, después resultan datos fundamentales para enmarcar la elasticidad operativa de la Gerencia del Proyecto.

    Reply
  7. Sugerencia 1. Aproximación preliminar al sitio. La fase de compenetrarse del problema, debería quedar documentada en un texto al mismo tiempo útil y eficaz, codificarlo vinculándolo con los objetivos del Proyecto y utilizarlo luego en las instancias finales para comprobar si se han ideado las correcciones necesarias y si la solución mantiene una continuidad con los valores históricos del sitio. Aparte de incluir los aspectos físicos del lugar (geología, hidrología, particularmente microclima, vegetación, construcciones valiosas a proteger, etc.), se requieren fotos aéreas y terrestres antiguas en sucesiones por décadas atrás, para hilvanar los factores que han producido transformaciones positivas y poner en juicio otros que han terminado condicionando la situación actual.

    SERGIO LAXALDE Caracas. Agosto 21

    Reply

Escribir Comentario