Intendencia de Salto busca liberar del uso residencial a las zonas inundables pero se enfrenta a una “cultura” de parte de la población que “eligió convivir” con las crecidas

Con 3.200 personas desplazadas, Salto es la ciudad más damnificada por las inundaciones que afectan por estos días a varios departamentos del litoral oeste del país. Una vez más, este drama golpea a cientos de familias que deben dejar sus hogares y buscar refugio. Una vez más, la historia se repite.

¿Qué soluciones están preparándose allá de la emergencia coyuntural? ¿Cuánto se puede con respecto a la organización del territorio? Lo conversaremos en la entrevista central, con el arquitecto Adolfo García da Rosa, de la división de Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Salto.

Transcripción de la entrevista con el arquitecto Adolfo García da Rosa, coordinador del equipo técnico de la División de Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Salto

La altura del río Uruguay frente a la ciudad de Salto superaba ayer los 15 metros, cuando lo normal es que oscile entre los 5 y 8 metros. Esta situación ha provocado que más de 3.200 personas debieran dejaran sus hogares, llevando a cuestas lo mucho o poco que tenían.

Es una historia conocida. Recordemos, por ejemplo, que hace un año y medio los salteños vivieron un episodio similar, o más grave aún.

Salto, como otras ciudades a orillas del río Uruguay, padece desde hace décadas del drama de las inundaciones. Mucho hablamos -y con razón- de la emergencia que producen estos episodios. Pero poco y nada discutimos sobre la posibilidad de evitar estas situaciones a mediano y largo plazo.

Hoy en la entrevista central profundizamos en este tema con el arquitecto Adolfo García da Rosa, coordinador del equipo técnico de la División Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Salto.

Transcripción de la entrevista con el arquitecto Adolfo García da Rosa, coordinador del equipo técnico de la División de Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Salto

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Aferrarse a la rivera de los rios es un tema ancestral, construyan casas sobre columnas que las deje 3 o 4 metros por encima de las crecidas. Ejemplo: Isla del Francés sobre el río Santa Lucía y se acaba el problema

    Reply

Escribir Comentario