Ley que tipifica el femicidio no es suficiente para revertir la violencia de género pero ayuda a “visibilizar” una conducta criminal, dice abogada especialista en DDHH de las mujeres

Por unanimidad, el Senado dio media sanción ayer a un proyecto de ley que introduce el concepto de femicidio en el Código Penal de nuestro país. Se trata de una figura que ha generado un gran debate en los últimos años porque muchos entienden que, pese a las buenas intenciones de sus impulsores, esta novedad no cambiará de forma sustancial las cifras sobre asesinatos de mujeres en Uruguay.

Hoy profundizamos en esta nueva figura delictiva y su posible impacto con la doctora Ana Lima abogada especialista en derechos humanos de las mujeres, coordinadora nacional de CLADEM (Comité de América Latina y Caribe para defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres).

Transcripción de la entrevista con la doctora Ana Lima.

La marcha que el 8 de marzo pasado reunió a decenas de miles de personas en la avenida 18 de Julio tuvo ayer su primer efecto concreto a nivel parlamentario: después de una discusión que llevó más de un año, el Senado aprobó por unanimidad un proyecto de ley que tipifica al femicidio como figura penal.

El debate sobre la introducción de este término en el Código Penal uruguayo lleva ya mucho tiempo. Todos coinciden en que es imprescindible trabajar para disminuir el número de mujeres asesinadas en casos de violencia de género, pero muchos entienden que una ley como esta no va a cambiar la realidad de manera sustancial.

¿Cuál es la utilidad de esta reforma?

En la entrevista central lo conversamos con la doctora Ana Lima, abogada experta en derecho penal y en derechos humanos de las mujeres, exjueza en lo penal y actual coordinadora nacional de CLADEM (Comité de América Latina y Caribe para defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres).

Transcripción de la entrevista con la doctora Ana Lima.

Documento relacionado
Proyecto de ley sobre actos de discriminación y femicidio

***

Crédito Foto: Facebook Ana Lima

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Curiosa forma de fundamentación, la que han usado para promover esta nueva ley, que la han usado los legisladores y la reitera esta entrevistada. Resulta que todos son conscientes de que la ley no servirá para bajar la criminalidad contra las mujeres. ¿Entonces, para qué aprobar una nueva ley? ¿No basta con que el Código Penal ya sancione el homicidio, o las lesiones personales, y establezca una serie de agravantes, para que esos delitos sean castigados con las previsiones existentes? Y se dice que esta norma sanciona el crimen cometido contra una mujer por el hecho de ser mujer. Caramba; yo recuerdo, y han sido bastante frecuentes, homicidios cometidos contra judíos por el hecho de ser judíos, o contra homosexuales por su condición de tales, pero no he visto ningún caso en que se argumente “la maté porque era mujer y yo las odio”, o algo parecido. Si en estos casos, la mayoría de las veces, sucede que era una pareja que se separó, y al cabo de un tiempo el varón quiere reanudar la relación, y la mujer, que tal vez haya entablado otra relación, o simplemente no quiere volver, lo rechaza, y entonces el varón, ante esa decepción, opta por matarla (y muchas veces, después, termina por quitarse él la vida). El problema, pues, es de orden afectivo, y hay que trabajar en ese ámbito para evitar estos desenlaces.
    Aclaro que soy contrario a toda forma de agresión contra mujeres por cualquier causa, con o sin resultado de muerte, y apruebo que esas acciones sean castigadas penalmente con cárcel. Pero la prevención de esos hechos debe ir por otras vías: educar, en comprensión y tolerancia, a todas las personas, y que esa educación tenga la fuerza suficiente para inhibir los impulsos de una acción emocional perniciosa.

    Reply

Escribir Comentario