Miguel Brechner (presidente del Plan Ceibal): “Es muy importante que no haya obstáculos para el uso de la tecnología”

En entrevista con En Perspectiva, el presidente del Plan Ceibal, Miguel Brechner, contó detalles acerca del acuerdo que firmaron Plan Ceibal y ANEP con Google y sobre el proceso de ampliación del plan en las instituciones privadas.

EN PERSPECTIVA

Lunes 25.5.15, hora 8.17.
EMILIANO COTELO:
El Plan Ceibal, uno de los emblemas de la primera administración de Tabaré Vázquez, lleva nueve años de funcionamiento y 700.000 laptops o tabletas entregadas a docentes y alumnos de primaria y secundaria. Y, lejos de haber alcanzado un techo, continúa creciendo.
El viernes pasado las autoridades del Plan Ceibal y la ANEP hicieron público un acuerdo firmado con el gigante Google, que pondrá a disposición de profesores, maestros y alumnos un paquete de aplicaciones diseñadas específicamente para el trabajo en clase.

¿De qué se trata este acuerdo? ¿De qué manera cambiará las formas de aprendizaje de los estudiantes uruguayos?

De esos y otros temas vamos a conversar con el ingeniero Miguel Brechner, presidente del Plan Ceibal.

Comencemos por explicar el origen de este acuerdo con Google. El plan se concretó después de que en noviembre del año pasado el encargado de Desarrollo de Negocios para América Latina de Google for Education, Jim Ballentine, viajara a nuestro país para conocer por dentro el Plan Ceibal. ¿Cómo ocurrió esa visita? ¿Fue usted quien lo invitó?

MIGUEL BRECHNER:
Se originó un paso antes. El año pasado me invitaron a un evento de educación de Google; Google está explorando qué está pasando en tecnología y en educación en todo el mundo, tiene un departamento de educación muy grande, e invitó a un evento de educación al Plan Ceibal y fui yo. Allí conocí a Jim Ballentine y empezamos a conversar sobre las distintas posibilidades, sobre que las herramientas de Google que solo están disponibles para el mercado americano se puedan usar en Uruguay. Esto implica aspectos que tienen que ver con el software y aspectos que tienen que ver con el hardware.

Jim viene a Montevideo, explora lo que estamos haciendo, queda muy impresionado y en primera instancia resolvemos muy rápidamente este acuerdo. Google tiene muchas herramientas que los usuarios usan, Gmail es algo que usa muchísima gente.

EC – Sí, quizás sea lo más popular, junto con el buscador.

MB – Sí. Pero además tiene una serie de otras herramientas de trabajo colaborativo, como planilla electrónica, procesador de texto, una aplicación para hacer presentaciones, que funcionan muy bien en un ambiente colaborativo.

EC – ¿Qué quiere decir “ambiente colaborativo”?

MB – Que yo estoy haciendo una planilla, la dejo en la nube y tú la sigues y la corriges y después viene el contador o el economista y agrega algo.

EC – Es más, se puede trabajar en grupo. Estamos tres o cuatro integrantes del grupo mirando en nuestras respectivas pantallas una planilla, yo cambio un casillero, un compañero cambia otro y todos vamos viendo esos cambios y razonando a partir de esas modificaciones.

MB – Esas herramientas en general están disponibles, como muchas otras herramientas de la web. Lo que hicimos fue una suite, un conjunto de herramientas que están disponibles, pero que para el Plan Ceibal, ANEP y los usuarios quedan sin restricciones.

EC – Varias de estas herramientas son incluso gratuitas para cualquiera.

MB – Pero en general tienen una limitante de tamaño.

EC – ¿Dónde está la validez del convenio? ¿Por qué la importancia del acuerdo?

MB – Primero, porque levanta el tamaño. Por ejemplo, el Gmail de cada uno tiene un tope, cuando llegás al tope tenés que dedicar mucho rato a limpiarlo –porque no es fácil, Google tiene muchas herramientas fáciles, pero no es fácil ordenar por attachments (adjuntos) para ver qué borrar– o terminás comprando más espacio en la nube. En este caso, para los estudiantes y docentes del sistema educativo público y del privado, para todo el mundo, deja de haber limitación. Además no hay publicidad.

Otra cosa que ha sido muy común en los últimos años es almacenar archivos en la nube. La plataforma más conocida probablemente sea Dropbox, la usa mucha gente, pero también están Google Drive, Amazon, etcétera.

EC – Expliquemos qué es la nube.

MB – La nube es algo que no es físico para el usuario, el usuario físicamente tiene su computadora, pero a través de internet puede tener un espacio de disco o de almacenamiento fuera de su computadora y accesible desde cualquier dispositivo electrónico.

EC – Es como la ampliación del disco duro de la máquina, pero con el requisito de estar conectado a internet.

MB – Sí; en muchos casos hay un pedazo de la nube en la máquina, el archivo físico, que se sincroniza con el de la nube. De repente en la nube hay 100 gigabytes y en mi computadora hay 1 gigabyte, entonces sincronizo y puedo tener archivos acá o en otro lugar. Esto es muy usado para guardar fotos, para guardar videos. Además yo puedo estar trabajando en un documento en la oficina y ya no me llevo la computadora o un pendrive con los archivos físicos, sino que los dejo en la nube y los abro en mi casa. Eso, que es cada vez más usado, porque lo multimedia ocupa muchísimo espacio físico, ha hecho que la restricción principal sea que a partir de cierto volumen hay que comprar espacio en la nube.

Gracias a este acuerdo con Google, cualquiera que esté en nuestro sistema va a tener espacio ilimitado en la nube. Es un desafío particularmente para la gente joven, cualquiera que hace fotografía o video sabe que los discos se ocupan a una gran velocidad.

EC – Hemos mencionado dos ventajas derivadas del acuerdo con Google: ni el correo electrónico ni el acceso a Google Drive, a la nube, van a tener límite de espacio. Dos limitaciones que en el uso común y corriente terminan apareciendo en algún momento. ¿Qué otras ventajas? ¿Dónde están los valores agregados de este acuerdo, pensando en el uso de los estudiantes y los docentes uruguayos?

MB – Se facilita una herramienta integral. Hay varias herramientas, como la planilla electrónica, sin costo, que se pueden usar, que permiten el trabajo colaborativo. Esto está enramado con otras cosas.

EC – Hay aplicaciones de Google for Education que están específicamente prontas para el trabajo en clase. Por ejemplo la Classroom.

MB – Classroom es la única que no hemos incluido en la suite.

EC – ¿Cómo se entiende eso?

MB – Porque tenemos una plataforma muchísimo más grande, muchísimo más abarcativa, que el viernes pasado anunciamos que la vamos a hacer disponible para todo el sistema público y privado uruguayo. Esta plataforma se llama Schoology, o Crea 2, que es el nombre de fantasía que le hemos puesto, es muchísimo más potente que Classroom. Nos pareció que si ya estamos haciendo el esfuerzo –y viene muy bien– de capacitación, de trabajo con los docentes, de pruebas sobre Schoology, no tiene sentido abrir dos plataformas. Es un problema de ir focalizando los recursos.

El viernes pasado, además de los anuncios sobre Google, anunciamos que tanto Schoology (o Crea 2) como la plataforma de matemática van a quedar disponibles para todos los estudiantes y docentes del sistema público y del sistema privado del Uruguay.

Esto es el comienzo de una relación con Google en aspectos educativos que creemos muy importante. En Estados Unidos ya hay un GooglePlay for Education, que todavía no está disponible para nuestra región. Estamos trabajando con Google para que también eso esté disponible, para tener en la tienda de educación solamente cosas educativas de nuestra región.

EC – Vamos a detenernos en esto.

MB – Todo aquel que tiene un celular con el sistema operativo Android tiene una cosa que se llama Google Play, que tiene millones o cientos de miles de aplicativos que puede tener en su celular. Y el que tiene el sistema operativo iOS tiene la tienda AppleStore. Hay una tienda similar a esas que tiene solo aplicativos de educación, que por ahora solo está disponible en Estados Unidos. Estamos trabajando para que cuando se disponibilice fuera de Estados Unidos uno de los países que puedan acceder sea Uruguay.

EC – ¿Por qué sería beneficioso eso?

MB – Porque permite que cualquier docente que quiera buscar cualquier tema que tenga que ver con la educación entre al área educación y elija.

EC – ¿Entonces estamos hablando de que Google ahí hace un negocio?

MB – No, no necesariamente es con costo. Nuestra plataforma es toda sin costo, si hay que pagarle algo a Google lo pagamos nosotros, pero en este caso no hay que pagar. Por ejemplo, las tabletas que los niños tienen en primero y segundo de escuela, que entregamos regularmente, tienen una especie de tienda Ceibal donde están todos los aplicativos para bajar, que son gratuitos. Además está lo de Google Play, pero cuando uno hace un programa de gran difusión de tecnología tiene que elegir cómo le facilita la vida al docente para bajar sus cosas. De lo contrario, la oferta ilimitada hace que uno se vuelva inmóvil; si uno tuviera mil canales en el cable no vería nada.

EC – Entonces, en esa tienda de aplicaciones de Google para educación, por ejemplo, los docentes podrían acceder ¿a qué?

MB – A software específicamente para educación, ya más filtrado.

EC – ¿Software de qué origen?

MB – El que fuera, uruguayo, argentino, brasileño, finlandés, inglés… hay un mundo hacia la educación que va cambiando. No me cabe la menor duda de que a Google lo que le importa es que usemos sus plataformas.

EC – El oyente puede estar intrigado por saber de dónde viene tanta generosidad de Google.

MB – Cuando uno usa el buscador de Google no paga nada… y al lado viene la publicidad. Cuando uno usa WhatsApp, Twitter, Facebook o LinkedIn, ¿de dónde viene? De la publicidad.

EC – Pero usted destacaba que en el caso de estas aplicaciones no hay publicidad. Esa es una de las características del acuerdo.

MB – En este caso no hay publicidad porque la estrategia de Google es que esas herramientas sean libres. A Google le importa que cualquier estudiante en el mundo use Gmail y no Hotmail o cualquier otro mail de los grandes. Google tiene una estrategia comercial, probablemente lo que gana en publicidad le dé para subsidiar muchos de los servicios que presenta a otros sectores de la sociedad. Google tiene un departamento que está haciendo investigación desde en nanopartículas en el cuerpo humano hasta en autos inteligentes. Cada compañía tiene su estrategia.

EC – Teniendo en cuenta que existe esa estrategia, puede plantearse esta duda: ¿cómo es que el Plan Ceibal le hace el juego a Google? Google no es un contribuyente inocente, quiere hacer su negocio a largo plazo, quiere por ejemplo tener a los estudiantes uruguayos utilizando su correo electrónico y sus otras herramientas. ¿Por qué vale la pena?

MB – Todo lo que hacemos nosotros es voluntario, esto no es mandatorio. Todo el que quiera tener el correo de Google nuestro lo va a tener, pero no es obligatorio ni mandatorio, es una ventaja que le damos al estudiante. Hoy los estudiantes usan una cantidad de herramientas gratuitas, de Google y de otros, y cada uno tiene su estrategia comercial. A nosotros lo que más nos importa es dar un servicio a los usuarios. Y hoy por hoy ese es un muy buen servicio, de hecho la mayoría de la gente usa su correo, por algo es; mañana podrá venir otro correo electrónico u otro buscador más interesante y lo usará. Para nosotros es muy importante que no haya limitaciones en el uso de la tecnología, y hoy la falta de espacio es una limitación.

EC – La falta de espacio de almacenamiento.

MB – No importa la laptop que uno tenga, hoy las laptops de secundaria y UTU tienen 16 gigas de disco –una infinidad frente a lo que alguna vez tuvimos de jóvenes–, pero no es suficiente. Podemos hacer una gran discusión sobre dónde están los datos, quién tiene los datos, qué se hace con los datos, cómo ha cambiado el mundo en cuanto a las libertades que se pierden con este acceso tan ilimitado a la tecnología, este compartir tan ilimitado de fotografías…

EC – Ese podría ser otro temor: el Plan Ceibal está permitiendo que los trabajos de los alumnos y los docentes uruguayos sean archivados en los servidores de Google, no se sabe después con qué uso.

MB – Sí, como lamentablemente no se sabe qué uso se le da a la información sobre salud en los servidores de los sistemas de salud, no se sabe qué uso se hace de los datos bancarios de cada uno, de los mails de cada uno. Somos espiados por nosotros mismos y por todos los demás a través de la computadora, nadie puede decir que sí o que no, es uno de los grandes dilemas que se discuten muy poco. Se discute mucho sobre soberanía pero no se discute el aspecto individual, el aspecto personal. A todo el mundo le parece perfecto dejar los archivos en Uruguay o afuera, ¿cuáles son más seguros?, ¿quién da más garantías? ¿Dejamos las fotos en la nube o no? ¿Están seguras en la computadora de uno? ¿Están seguras en el pendrive?

Sería muy bueno hacer una mesa para dar esta discusión, porque parece todo obvio y no lo es. Uno le manda una foto a otro, que se la manda al otro y después en la quinta rueda aparecen de vuelta las fotos privadas. Se discute un pedacito que tiene que ver con la violencia y con el sexo, pero hay una cantidad de otras cosas. Hoy hay tecnologías que cuando navegás por la web analizan tu pattern, cómo sos en la web, la forma en que navegás y tu comportamiento anterior, y en función de eso definen quién te va a hacer el aviso. No está preestablecido, se hace para cada persona. Hay gente trabajando en eso.

EC – Hay gente trabajando en la publicidad individualizada.

MB – Absolutamente. Pero individualizada no solo por tus datos económicos, que se tienen, sino por tu comportamiento. Son temas profundos que me chocan, y yo he estado en la tecnología ya más de 40 años.

EC – Volviendo al acuerdo y a las herramientas de Google for Education que ahora quedan disponibles en el marco del Plan Ceibal, usted decía que el uso de esas herramientas no es obligatorio.

MB – ¡Para nada! Y tampoco es institucional, el correo de la ANEP va a seguir siendo el de la ANEP, por un decreto las instituciones .gub en el Uruguay tienen que tener sus servidores en el Uruguay. Es todo voluntario, acá no hay nada obligatorio, simplemente esto está disponible.

EC – ¿Y cómo es el cronograma previsto?

MB – Esta semana vamos a empezar a recibir a los docentes, después de vacaciones de julio empezamos a entregar a los estudiantes y después a los privados.

***

EC – También los oyentes plantean sus preguntas. Por ejemplo, quien envía este mensaje quiere saber cuál es la meta más importante del Plan Ceibal: “¿Superar con las mejores notas las pruebas PISA, por ejemplo?”. ¿Ha mejorado la educación con la entrega de las 700.000 tabletas?

MB – Una precisión: hay 700.000 usuarios, pero se entregaron más de un millón de tabletas y laptops. Si uno analiza la educación en el pasado, muchos siglos atrás, antes de la revolución industrial era una educación selecta, para privilegiados, había un docente que cubría una cantidad de áreas y mezclaba a los niños de distintas edades a los que les daba clase, el famoso tutor. Después la revolución industrial decidió que todos los de ocho años iban juntos, todos los de nueve años iban juntos, todos los de 10 años iban juntos, porque había que ir. Y decidió también que había que tener tres meses de vacaciones, porque era la época de la cosecha y los niños tenían que ayudar a sus padres, y eso quedó.

Hoy por primera vez estamos ante la posibilidad de personalizar la educación. Es un desafío gigante y es lo que va a permitir que cada uno rinda al máximo. Para eso se necesitan grandes docentes y tecnología. Es lo que estamos haciendo en el Plan Ceibal en varias plataformas. Por ejemplo, la plataforma de matemática permite que en una misma aula cada uno trabaje a su ritmo, que cada uno vaya avanzando y si se tranca el sistema le facilita que entienda y si va resolviendo el sistema lo hace más y más difícil. Al final todo eso va al docente.

El Plan Ceibal tiene que apoyar al sistema educativo, darle herramientas del siglo XXI y mostrar cómo se puede personalizar la educación. La tecnología nunca va a sustituir al docente, pero puede ayudar al docente. Hoy la cantidad de libros que los estudiantes bajan de la plataforma del Plan Ceibal es probablemente de cinco a ocho veces mayor que la cantidad que bajaban a esta altura del año pasado. Y esa cantidad el año pasado fue no sé cuántas veces mayor que la del otro, son todos procesos. El Plan Ceibal resolvió una realidad de inequidad en el Uruguay, hoy mediante la tecnología todos acceden a los libros de texto, todos acceden a los libros de lectura. Compramos los derechos de esos libros a los escritores, no es que estemos trabajando en fotocopias ni en ninguna de esas cosas. El Plan Ceibal es una herramienta muy poderosa que permite hacer cosas que antes no se podían hacer. Hoy hay 100.000 niños estudiando inglés que de otro modo no podrían estar estudiando; en el año 2012 eran 1.000, o sea que en menos de tres años pasamos de 1.000 a 100.000. Esas son las cosas en las que hay que avanzar y avanzar, porque la tecnología no se detiene ni nos da espacio.

Ahora, ¿las pruebas PISA son importantes? Sí, pero no son la esencia de la vida. La esencia de la vida es que un niño pueda formarse, pueda entender el mundo, lo que se llaman las seis “c”: análisis crítico, ciudadanía, trabajo colaborativo, eso es lo que queremos para todos los estudiantes.

***

EC – Otra pregunta que llega de la audiencia: “Hay docentes que por la edad seguramente la ven complicada para el uso de esta herramienta. ¿Cómo hacen? Hay niños que saben más de informática que las propias maestras”.

MB – Esas es una de las mejores cosas que han pasado, que los niños ayuden a sus maestros y que los maestros no pierdan la autoridad de docentes a pesar de eso. Nos pasa en nuestras casas cuando les pedimos ayuda a nuestros hijos, pasa en la escuela, pasa en el liceo, pasa en UTU, pero no es un problema. Hay herramientas que son difíciles de usar que levantan resistencia en los adultos en general, y hay otras que son muy fáciles de usar. Seguramente con el paso del tiempo muchas de estas herramientas serán fáciles de usar.

Justamente, mañana vamos a tener una entrevista con uno de los fundadores de DragonBox, que es un juego de matemática para celular. Estamos negociando la compra del programa para todo Uruguay para que sea gratuito, porque aprenden matemática, aprenden ecuaciones con el jueguito. Entonces hay que abrir la cabeza, dar la herramienta y que la mayoría la use. Hay gente que no la va a poder usar, puede pasar, pero no podemos seguir todos en el mínimo común denominador.

EC – ¿Con Google habrá otros acuerdos?

MB – Google tiene unas laptops especiales que no fabrica pero pone las especificaciones y la mayoría de los fabricantes del mundo las usan. Todavía no se han presentado en las licitaciones pero me imagino que se van a presentar. Son unas laptops que funcionan solamente en la nube, son interesantes porque tienen el mundo laptop y tableta embebidos. Vamos a seguir trabajando, vamos a estudiar lo que nos sirva de lo que Google haga para educación.

EC – Otro de los anuncios de la semana pasada fue algo que usted mencionó al pasar: la ampliación a los colegios privados de las plataformas Ceibal, tanto la de matemáticas (PAM) como la de manejo del aula (Crea 2). ¿Por qué esto no se pudo concretar antes?

MB – En algún momento teníamos un arreglo con los proveedores del software que estaba relacionado con los usuarios. Hemos cambiado ese modelo, entonces el Plan Ceibal puede absorber el costo de todo el país y puede dárselo a todo el país. Antes habría provocado una discusión muy grande porque estaba licenciado por usuario, y eso nos complicaba mucho, volvíamos a la discusión quién sí, quién no, el que la paga, el que no la paga y una serie de otras complicaciones. Entonces cambiamos el formato del licenciamiento y en función de eso definimos que era importante que todo el país tuviera acceso a estas dos plataformas.

EC – ¿Qué son estas dos plataformas?

MB – La de matemática es una plataforma que tiene más de 100.000 actividades, libros interactivos, libros en la web. Básicamente creemos que todo lo que podamos hacer para mejorar la empatía de los estudiantes con la matemática, para mejorar el nivel de matemática de lo estudiantes es fundamental. Esta plataforma en particular es adaptativa, cada uno puede empezar a trabajar en el nivel en que puede resolver los problemas y se va llevando hacia arriba o hacia abajo. Y es muy linda tanto usada en tableta como en laptop, por la forma interactiva, con animaciones, con ayudas. Hemos tenido una muy buena experiencia en los dos últimos años en que usamos esta plataforma a nivel público, hay más de 11 millones de ejercicios hechos. Y creemos que es el momento de que todo el sistema educativo uruguayo pueda usufructuarla; hemos tenido muchas preguntas de colegios privados.

Y la otra es una plataforma de manejo del aula, es algo así como el aula integral.

EC – Esa es la Crea 2.

MB – Exactamente. Permite que el docente deje deberes en la plataforma y los estudiantes trabajen allí. Permite tener asistencia si uno quiere. Permite a los padres ver parte del trabajo que hacen sus hijos. Está en un formato tipo Facebook, de coloquio de grupos, muy fácil de manejar. Hicimos el primer piloto el año pasado; en la parte de Ceibal Inglés usaron esta plataforma y quedaron muy satisfechos, hoy la abrimos para todo el sistema y ha tenido un crecimiento fortísimo. Sabemos que hay una inquietud en la mayoría de los institutos privados de tener una plataforma de este estilo. Porque, bárbaro, tenemos todo electrónico, pero hay que tener todo armado, y esto realmente tiene muchos servicios muy útiles y muy amigables. Esta se llama Crea 2 porque tuvimos una Crea 1, que era un poco tosca. Esto es una delicia, es suave. Y es muy importante porque muchísimos colegios chicos no pueden llegar a una plataforma de este porte. Es una de las mejores plataformas hoy en el mundo para manejo de aula.

EC – Más en general, ¿cómo es hoy la presencia del Plan Ceibal en la educación privada?

MB – Tenemos muchos colegios que tienen aula Ceibal, lo que quiere decir que tienen computadoras del Plan Ceibal, tienen internet del Plan Ceibal. Tenemos muchos colegios afiliados, muchos miles de estudiantes a través de este sistema.

EC – Aulas Ceibal… ¿no laptops Ceibal?

MB – Como los colegios no pueden obligar a los padres a comprar la laptop, en general compran entre 25 y 50 laptops y las manejan allí. Eso les da derecho a nuestra internet, a nuestra fibra óptica y a una serie de otros servicios, y ha sido muy usado por una cantidad de colegios privados. Muchos colegios privados que son gratuitos directamente tienen los mismos servicios y beneficios que los públicos. El liceo Impulso, el Jubilar, todos ellos son como si fueran liceos públicos.

EC – ¿Allí sí “one laptop per child”?

MB – Ahí sí. En los institutos que son privados pero gratuitos, sea escuela o liceo, la computadora es gratis. Y donde la cuota anual sea de 1.500 a 3.000 pesos, como los hay en Montevideo, de repente la computadora cuesta 20 dólares. Tenemos una tabla. Y en cualquier colegio privado que esté afiliado al Aula Ceibal todos los estudiantes que tienen beca 100%, porque son hijos de funcionarios o por lo que sea, tienen la computadora gratis. Tenemos muchos miles de máquinas en el sistema educativo privado también.

***

EC – ¿Cuáles son los próximos pasos que tiene previstos el Plan Ceibal?

MB – Estamos trabajando muy fuerte tanto con UTU como con Secundaria en instaurar lo que llamamos los LabTec como algo mucho más fuerte de lo que son hoy, que tienen más de 20.000 estudiantes trabajando en ellos, mucho más masivo. Los LabTec son laboratorios de tecnología digital donde se mezclan programación, robótica, impresión 3D y trabajo por proyecto. Lo estamos haciendo en prácticamente todas las UTU y todos los liceos del país, con mayor o menor éxito en los distintos lados. Pero queremos profundizar eso, creemos que es muy importante el trabajo por proyectos, creemos que es muy importante la mezcla de actividades, que se puedan trabajar cosas de física, de química, de matemática en un manos arriba, armar el robot y hacerlo funcionar, ver los problemas que tiene, usar la impresora 3D. Ese es un trabajo muy fuerte que estamos haciendo.

Estamos haciendo un trabajo muy fuerte con el inglés, con pruebas externas, para tratar de llegar a un punto en que tengamos claramente definido el nivel de inglés que va a tener cada estudiante cuando termina sexto de escuela, tercero de enseñanza media o sexto. Vamos a hacer un anuncio en los próximos días, tomamos una prueba externa de inglés a los estudiantes, tanto a los que usan el inglés tradicional como a los que usan el inglés por videoconferencia, y los resultados fueron muy buenos.

Estamos trabajando en una plataforma de lengua para tener, de la misma manera que tenemos una plataforma en matemática, una plataforma de lengua que mejore los niveles de lectocomprensión, porque hay una dificultad muy grande en la región y en el país.

Estamos profundizando el uso de las plataformas. A nivel tecnológico estamos cambiando prácticamente todos los routers de wifi en las aulas, porque han pasado varios años desde su instalación. Ya con los routers de 1 mega no nos alcanza, tenemos que ir a la ultimísima tecnología, porque a medida que se expanden internet y el uso de video, YouTube y todas esas cosas se requiere un cambio muy grande tanto en el hardware de las máquinas como en el hardware de los locales educativos.

Estamos trabajando muy fuertemente en consolidar las plataformas. La tecnología ya está, es un trabajo difícil, regular. Ahora las plataformas tienen que ser mucho más usadas, tienen que tener mucho más libros, mucho más dispositivos de mucho más fácil acceso en una cantidad de lugares. Hay que seguir profundizando y apoyando al sistema educativo en esto.

***

Transcripción: María Lila Ltaif

Algunos días después del anuncio del acuerdo entre Plan Ceibal y Google, un grupo de docentes y científicos emitió una carta abierta rechazando la iniciativa (leer aquí). 

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir