Proyecto de Bordaberry prohíbe que jerarcas contraten familiares “en todo el Estado”

El senador Pedro Bordaberry presentó un proyecto de ley que prohíbe de manera rigurosa el ingreso “en todo el Estado” de familiares del presidente de la República, el vice presidente, los senadores, diputados, intendentes, ediles, entre otros.

(Audio Bordaberry)

“El proyecto que sea para toda la administración: Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, gobiernos departamentales, entes autónomos, hay un vacío en la legislación”

(Fin audio)

El artículo primero explica que la prohibición abarca a personas que tengan con los jerarcas “algún vínculo de parentesco, por consanguinidad o afinidad, tanto en línea recta, como en línea colateral, y hasta el cuarto grado, así como del cónyuge, concubino o pareja”.

Quedan exceptuadas de lo dispuesto en el artículo 1° “las personas designadas mediante procesos de selección por Concurso Público o que cuenten con una antigüedad en el cargo de más de 5 años”. Por otra parte, se dispone que “las personas cuyas designaciones” se encuentren alcanzadas hoy por el artículo 1° “deberán desvincularse antes del 30 de octubre de 2018”.

Bordaberry explicó que el proyecto no es una propuesta innovadora; tiene los antecedentes de las Directivas de Buenas Prácticas de la Unión Europea y el reciente decreto del presidente de la República Argentina Mauricio Macri. El senador colorado dijo que esta vez espera tener el apoyo de todo el sistema político.

La Mesa con Gabriel Mazzarovich, Pablo Carrasco, Leonardo Costa y Verónica Piñeiro.

Continúa en...
Policía recuperó botín robado en el Enjoy Conrad y detuvo a 15 involucrados
Telegramas

Documento relacionado
Proyecto de ley de Pedro Bordaberry para prohibir ingreso al Estado de familiares de cargos públicos

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. ¡Qué estupidez! Tendrían que empezar por deshacerse de tanto “hijo de…” que hay en el sistema político, y no hay partido político que se salve. Porque habrá alguno capaz, pero la mayoría son unos ineptos. No cabe duda que Uruguay es un país de aristócratas. De alguna manera prende en los votantes que los “hijos de…” de alguna manera mágica heredan algunas, sino todas, de las virtudes de sus padres. No importa que la práctica demuestre claramente lo contrario, por alguna misterios razón se cree que los hijos son equivalentes a sus padres. Creo que los ejemplos son muy claros, pero los votantes no son capaces de ver la realidad y siguen apostando al deseo. Mientras sigamos así, esto no se arregla.

    Reply
  2. El debate está totalmente desenfocado por seguir analizando apariencias, el Estado no tiene Ética fuera de las normas jurídicas, es ante todo una entelequia, una ficción juridica creada bajo un concepto de Estado de Derecho. Son las personas las que tenemos Ética y en razón de ello, construimos nuestros códigos morales, que son relativos y no pueden imponerse a otros. Cuando hay un consenso respecto a una conducta debida, no queda otro camino que hacerla obligatoria por Ley, ello determina, no un ajuste moral, sino un ajuste institucional. Pregunto, si el mal está en designar o contratar parientes, cual es el hecho legítimamente de contratar amigos, allegados, socios comerciales, etc. Los cargos de particular confianza tienen ese margen de discrecionalidad, no es la confianza generalizada sino la particular, la singularisima y personal que tiene para quien lo designa. Y en última instancia, si la decisión no fue acertada, la responsabilidad es de quien lo designa que es un cargo político sujeto a la aprobación de la voluntad soberana del Cuerpo Electoral y en cada elección, este último sera definitiva quien terminará legitimando o no dicha gestión. Dejemos de dinamitar el sistema institucional, no sigamos generando destrucción y desconfianza en los sistemas institucionales porque sin el Estado de Derecho, sabemos que se pierde algo fundamental, la libertad.

    Reply

Escribir Comentario