Entrevista central, miércoles 19 de julio: Juan Raso

Entrevista con Juan Raso, abogado, catedrático Grado 5 de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Facultad de Derecho

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Miércoles 19.07.2017, hora 8:23

Video de la entrevista.

EMILIANO COTELO (EC) —El miércoles de la semana pasada, Brasil se vio sacudido por la condena en primera instancia al ex presidente Lula Da Silva por cargos de corrupción. Pero un día antes había ocurrido otro hecho de impacto en la agenda de nuestro vecino: el Congreso terminó de aprobar la reforma laboral impulsada por el presidente Michel Temer, una ley que cambia drásticamente las reglas del juego y que altera derechos consagrados en normas aprobadas hace 70 años.

Distintas organizaciones sindicales se movilizaron antes y durante la votación, pero no lograron parar esta iniciativa que, según ellos, hace pagar a los trabajadores los costos de los planes de ajuste del Gobierno de Temer. Aquí en Uruguay el Secretariado Ejecutivo del PIT CNT aprobó una declaración en la que califica la reforma como “retroceso histórico”, pero el tema fue rápidamente opacado por la condena contra Lula Da Silva.

Sin embargo, desde la academia hubo quien se ocupó de analizar el asunto. El abogado Juan Raso, catedrático Grado 5 de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad de la República, escribió en su blog una columna en la que sostiene que el caso brasileño sirve para darse cuenta de que las normas que consagran derechos laborales “no son para siempre”.

¿Qué efectos puede tener esta flexibilización del mercado de trabajo en Brasil? ¿Debería estar atentos a esa reforma acá, en Uruguay? Justamente con el abogado Juan Raso vamos a conversar en los próximos minutos.

Para usted, por lo visto, esta ley brasileña no es una ley más, ¿por eso decidió escribir esta nota?

JUAN RASO (JR) —No es una ley más, es una ley que nos sorprendió a todos, estábamos todos concentrados en Lula pero antes estábamos con la posibilidad del impeachment a Temer. Y mientras todos protestaban por la corrupción, Temer, que debe ser más inteligente de lo que uno cree, promovió una ley flexibilizadora y antisindical. El proceso en las cámaras empezó en abril, cuando se aprobó la ley en la Cámara de Diputados con una amplia mayoría de 296 a 177 y culminó la semana pasada en el Senado con 50 votos contra 26, es decir, dos tercios de los votos a favor. Esta ley cambia la estructura de las relaciones laborales en Brasil, que estaba dada por un sistema organizado en la llamada Consolidación de Leyes del Trabajo (CLT), que había sido aprobada en 1943 durante el gobierno de Getúlio Vargas, ese Estado Novo.

EC —¿Por qué pone el énfasis en esa fecha, en la antigüedad de la normativa afectada?

JR —Porque la CLT es del 1 de mayo de 1943 y la ley uruguaya que crea los Consejos de Salarios es del 12 de noviembre de ese mismo año, solo seis meses después, es decir que evidentemente existía un contexto favorable a aprobar estas regulaciones que no están tan dirigidas a los derechos individuales como a los colectivos del trabajo y al rol de los sindicatos en la sociedad.

EC —¿Había antecedentes de algo así?

JR —No, la CLT tuvo muchas modificaciones y ajustes en el transcurso de estos 70 años, pero eran siempre moderados, menores.

EC —El propio Temer dijo: “Creo que aprobamos una de las reformas más ambiciosas de los últimos 30 años”.

JR —Yo no calificaría como ambiciosa, pero sí es una reforma de un valor excepcional y Temer, aunque pueda ser corrupto, para bien o mal, pasará a la historia con esta reforma, que es central.

EC —En ese mismo Congreso donde él está cuestionado, vaya a saber si termina en el impeachment pero sí hay un signo de interrogación sobre cómo le va a ir a él, logró esas otras mayorías que usted mencionaba recién para este proyecto.

JR —Exacto, si bien hubo muchos sindicalistas que salieron a la calle, hubo protestas, pero… Yo siempre digo que estos procesos culminan porque existe una mayoría silenciosa en la población que termina aceptándolos.

EC —¿Hubo una mayoría silenciosa en Brasil?

JR —Yo creo que… Yo escucho En Perspectiva, el hecho de que no se haya hablado de esta reforma durante su proceso refleja que de alguna manera no alcanzaba los decibeles de noticia. Es decir, se hizo silenciosamente en un país de 200 millones de habitantes.

EC —Protestas sindicales sí hubo.

JR —Por supuesto, como las hubo en Francia o en España, pero esta ley no se aprobó por una mayoría de un voto sino de dos tercios y las protestas sindicales tampoco salieron del país, solo algunos que nos dedicamos solo a esto teníamos idea de estas protestas.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

7 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    Yo creo que el tema de las relaciones laborales, es decir las relaciones entre los sindicatos, los trabajadores no sindicalizados y los empleadores, es sumamente interesante y muy importante para quienes integramos cualquier sociedad capitalista.
    Lamentablemente, los sindicatos luchan por sus reivindicaciones, los empleadores luchan por su rentabilidad y los trabajadores no sindicalizados no luchan por nada vinculado a las relaciones laborales, pero a nadie se le ocurre que en lugar de luchar puede ser mejor procurar acuerdos de manera civilizada reconociendo que el inversor, el empresario y el trabajador son engranajes de una misma máquina y que si los engranajes funcionan armónicamente la máquina va a funcionar mejor para todos los que la hacen funcionar. En la sociedad o somos trabajadores (activos o pasivos) o somos empresarios o somos inversores o somos dependientes de algunos de ellos y todos somos contribuyentes y consumidores. Entonces, si los inversores, los trabajadores y los empresarios consiguen armonizar, toda la sociedad se verá beneficiada.
    Lo expresado es conocido por todo el mundo, no es ninguna novedad. Sin embargo, nada cambia, todo sigue igual: lucha más lucha y más lucha.
    ¿No será el tiempo de parar?
    Sería bueno que En Perspectiva promoviera una actividad periodística con el fin de convocar a trabajadores sindicalizados, trabajadores no sindicalizados, empresarios e inversores para analizar las razones de mantenerse en lucha permanente en la relación laboral y las posibilidades de abandonar esa lucha y encarar una lucha diferente en la que todos los hoy contendores lucharan contra la ineficiencia global y en pro de servir de mejor manera a la sociedad en su conjunto (bienes y servicios cada vez mejores y a menores precios).
    Personas como el entrevistado podrían aportar fuertemente en el diseño de la actividad ya que, naturalmente, es necesario conocer a los contendores desde su interior para establecer el contenido de la discusión y la forma de encarar la misma para que cada parte pueda aportar francamente su postura y de esa manera se pueda llegar a consensos y disensos, que representarían las conclusiones de la actividad.
    La reforma brasilera, al derogar prácticas de muy larga aplicación en el mundo occidental, podría ayudarnos a mejorar nuestras relaciones laborales o por lo menos a identificar vías de acceso a mejorarlas.
    Hay que animarse a confrontar intereses genuinos e ideas. Alguien tiene que tirar la primera piedra. ¿Por qué no En Perspectiva?
    El tema en el ámbito público es todavía más complejo porque los empleadores somos todos los contribuyentes que comprenden trabajadores sindicalizados, trabajadores no sindicalizados, empresarios, inversores y sus correspondientes dependientes.

    Reply
  2. He leido la genial entrevista.
    Pienso que aquí la cnt, con mente cerrada, deberían leer vuestra entrevista, se les viene la noche!!! Se les terminanaran los privilegios excesivos. Como todo es cíclico, ya llegara a Uruguay una ley como la de Brasil. Como puede ser que un puñado de personas, ocupen una fábrica y no dejen entrar a nadie? Porque NO quieren el VOTO SECRETO y obligatorio, para que todos los trabajadores tomen las medidas acordes al problema? Por último, como puede ser que a un trabajador de Conaprole, que se lo vio y filmo, ROBANDO, el ministerio de trabajo obliga a retomarlo. Eso se debe terminar, ya pronto lo veremos. Felicitaciones por la jugosa entrevista.

    Reply
  3. hay comentarios que parecen de empresarios ,un trabajador jamás podría estar de acuerdo con que les quiten sus derechos y les rebajen o congelen sus salarios (lo de Brasil es una ley esclavista y con un gobierno que añora la esclavitud , la prueba esta que un ministro planteo la posibilidad de pagar con bonos y no con efectivo a los trabajadores del campo ) .

    Reply
  4. El retroceso en los derechos de los trabajadores provocado por el modelo esclavista asiático (China y los “tigres”) que producen sin otorgar seguridad social están destruyendo el mundo occidental, por un lado empresarios “traidores” que trasladan sus empresas a esos países en contra de los intereses del suyo propio solamente por el costo de la mano de obra y por otro el intento de balance de los empresarios que aún producen en su propia patria. Solo se puede compensar con una tasa arancelaria tan alta destinada a la seguridad social para los productos importados de esas regiones que castigue al empresario traidor y al país esclavista.

    Reply

Escribir Comentario