Impuesto de Primaria recaudó 38 % más en los últimos diez años

Impuesto de Primaria recaudó 38 % más en los últimos diez años

El Impuesto de Educación Primaria, que deben pagar los propietarios y promitentes compradores de padrones urbanos, suburbanos y rurales, recaudó 38 % más en los últimos diez años, de acuerdo al balance de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

El 63 % de la recaudación es volcado a la alimentación escolar, mientras el resto de los recursos se utiliza para financiar trabajos de mantenimiento de escuelas, compra de materiales didácticos, transporte, comisiones de fomento y para pequeños convenios de arreglos.

En conferencia de prensa la gerente de Recursos Propios del Consejo Directivo Central (Codicen), la escribana Gabriela Silva, realizó un balance de los últimos diez años en materia de gestión y recaudación, ya que, desde el año próximo, la recaudación estará a cargo de la Dirección General Impositiva (DGI). No obstante, el dinero continuará siendo volcado a la cuenta tesoro de Enseñanza Primaria.

En la actualidad los padrones rurales son cobrados por la DGI, pero la administración y el control siguen estando a cargo de la ANEP. No obstante, según lo establecido por la Ley 19.333 del 31 de julio del 2015, que restableció el pago de dicha obligación tributaria para los propietarios de predios rurales, a partir del año próximo la gestión íntegra del gravamen estará a cargo de la DGI. Silva recordó que están exonerados de pagar este tributo aquellos propietarios de inmuebles cuyo valor catastral esté por debajo de los $ 154.000.

Uno de los datos más relevantes es el aumento de la recaudación en 38 % en los últimos diez años. En tanto, el año pasado lo recaudado ascendió a más de $ 2 millones, lo cual supone un incremento de 0,5 % con respecto a 2015. Asimismo, la jerarca anunció el comienzo del cobro de la primera cuota del impuesto, que se extenderá hasta el 31 de mayo. En esta oportunidad, el aumento para todos los padrones alcanzará al 8,9 %.

En ese contexto, Silva confirmó que aquellos propietarios de padrones rurales que tienen menos de 300 hectáreas, Índice Coneat 100, y explotación agropecuaria, dispondrán de un nuevo plazo para presentar declaraciones juradas de 2015, 2016 y de este año, a los efectos de obtener exoneraciones por pequeña dimensión, hasta el próximo 30 de abril. De no presentar estos documentos, perderán la posibilidad de hacerse acreedores de dicho beneficio.

Aumento sostenido 

Silva indicó que hay múltiples factores que explican el motivo del incremento de la recaudación: “En cada año, podríamos analizar uno distinto, porque hubo gestiones particulares emprendidas en cada uno de los departamentos para abatir la morosidad, también se dieron de alta nuevos padrones, al ir surgiendo edificios nuevos de propiedad horizontal. Por otro lado, establecimos convenios con la Agenda Nacional de Vivienda y con el Banco Hipotecario del Uruguay que se puso al día en determinado momento”.

“Lo importante es señalar que cualquiera haya sido la gestión que se hizo en el año correspondiente, al siguiente se mantuvo y se aumentó la recaudación. Eso es lo positivo”, destacó.

Por último, informó que la morosidad es distinta en Montevideo y en el Interior. En Montevideo alcanza 18%, donde es muy importante porque concentra el 60 % de la recaudación, por la cantidad de inmuebles y su valor.

En todo el país existe un promedio de un 35% de morosidad. Maldonado es otro departamento que sobresale, con un 30% en el nivel de incumplimiento de obligaciones tributarias en esta materia.

Finalmente, Gabriela Silva reflexionó acerca de que este impuesto se paga “con gusto”. “La gente se acerca y me dice que es de los pocos impuestos que se paga de un modo positivo por su destino”, afirmó.

***

Foto: Gabriela Silva, gerente de Recursos Propios del Codicen.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario