Con Ximena Alemán, co-fundadora de Prometeo

Ximena siempre fue una persona inquieta, y sabía que en algún momento iba a trabajar de manera independiente, pero no decidió ser emprendedora hasta que estaba estudiando un MBA en la Universidad ORT, donde conoció a sus co-fundadores. Antes se había dedicado al periodismo, y el desarrollo de contenido digitales. Esa experiencia temprana en comunicación resultó una herramienta estratégica en su camino emprendedor. Articular bien esa idea de negocio en etapas tempranas fue clave para acceder a incubadoras, fondos públicos, potenciales inversores, formar alianzas, tener una validación en el mercado, y generar clientes.