El diario del lunes
La reforma constitucional

La reforma constitucional (o la dieta de Máximo Kirchner)

Por Fernando Butazzoni ///

Proponer una reforma constitucional en la actual coyuntura uruguaya es como ir a Buenos Aires, pedirle una reunión a Máximo Kirchner y ofrecerle una dieta para adelgazar. Seguro que va decir que no, que no es el mejor momento, y además va a pensar que quien se la ofrece es un tonto o un avivado que se trae algo entre manos y lo quiere engañar.

Algo de eso le ha pasado al Frente Amplio y a su benemérito Plenario Nacional con la idea de lanzar una propuesta para reformar la Constitución de la República. Los pocos que se tomaron en serio la ocurrencia acusaron a sus promotores de querer engatusar al pueblo, o de utilizar la táctica del tero para distraer y así proteger su nido. O peor, de urdir viejas estratagemas electoralistas, ya empleadas antes por blancos y colorados de consuno, para asegurarse el Gobierno tras las elecciones del 2019, mediante la eliminación del balotaje.

Los constitucionalistas uruguayos le han dado la espalda a la idea. Tal vez el más contundente, por la aplastante sencillez de su argumentación, fue José Korzeniak, quien además pertenece al corazón mismo del Frente Amplio. Él dijo que los puntos a reformar trasmitidos por el Plenario del FA “se pueden hacer con leyes, sin tocar la Constitución”. En pocas palabras: “No es necesaria ninguna reforma”.

Los políticos de la oposición, como era de esperarse, pusieron el grito en el cielo: “Es un delirio” (Javier García), “Ridículo e irresponsable” (Jorge Larrañaga), “Equivocado” (Pedro Bordaberry), y así. En la vereda de enfrente, hasta el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, abrió el paraguas por si acaso: «Estoy prácticamente seguro de que Tabaré Vázquez no emitirá ninguna opinión» sobre la idea.

El Gobierno como tal no se ha pronunciado, aunque debería hacerlo. Resulta preocupante que sus principales operadores políticos, o sea los senadores y diputados del Frente Amplio, justo ahora preparen sus cabalgaduras para, adarga al brazo, salir a los caminos con la esperanza de derrotar a los molinos de viento, que son: el propietarismo excesivo, la poco democrática elección de jueces y fiscales, el malhadado veto presidencial, la débil integración regional, los escasos derechos de los uruguayos que viven en el exterior, etc.

Como ya ha quedado claro que no habrá votos en el Parlamento para efectuar dicha reforma en ese ámbito, el único camino razonable es el de elegir una Asamblea Nacional Constituyente, la que deberá contar con un total de unos 260 delegados y el doble de suplentes, es decir 520. Tendrá un año para sesionar y de ella emanará el nuevo texto magno, el que deberá ser sometido a plebiscito.

Pero antes, a esos casi 800 constituyentes (titulares y suplentes) habrá que elegirlos mediante voto universal y secreto. O sea que habrá una campaña electoral previa a las ya previstas (que son unas cuantas), posiblemente en el 2017. Una campaña con todas las de la ley: opciones múltiples, volantes, pasacalles, spots televisivos, jingles, autitos con parlantes, muros chorreteados, acusaciones cruzadas y actos “multitudinarios”. Y, por supuesto, montañas de dinero.

Luego vendrá el escrutinio, la proclamación de los señores y las señoras constituyentes, y enseguida a sesionar a todo trapo. ¿Dónde? Bueno, eso es un detalle. Ya veremos dónde. Puede ser en el Auditorio del Sodre, o en el Palacio Peñarol, y cuando llegue el tiempo lindo en el Velódromo.

En fin, para no seguir en estos laberintos, digamos que no parece una idea demasiado razonada. Pero aun así, en una de esas terminamos con una Asamblea Nacional Constituyente y, al cabo de un tiempo, con una nueva Constitución de la República. Para ese entonces, supongo que allá en Buenos Aires, Máximo Kirchner ya estará lo bastante aburrido como para decirle que sí a una dieta para adelgazar, por más tonto o avivado que le parezca el que se la propuso.

***

El diario del lunes es el blog de Fernando Butazzoni en EnPerspectiva.net. Como no podía ser de otra manera, actualiza todos los lunes.

En Perspectiva no necesariamente comparte los puntos de vista expresados por los columnistas, blogueros y colaboradores, que son responsabilidad exclusiva de los autores

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

4 Comentarios - Escribir un comentario

  1. De acuerdo. El FA se ha transformado e un partido tradicional más ..»lasciate ogni esperanza voi che entrate»…. decia en la puerta del Infierno de Dante. Yo siento que ya entramos.

    Reply
  2. Lo peor es que, si se ponen en firmes, pueden desatar todo ese aquelarre, porque tienen mayoría absoluta en ambas cámaras; pueden imponer a sus legisladores que aprueben un proyecto de reforma constitucional, y a partir de eso todo el proceso de la Constituyente…

    Reply
  3. Cesar J. Fernandez · Edit

    …pueden emplear el método usado en 1966 para preparar el proyecto de reforma constitucional… «naranja»…
    ¡Que resultó aprobado en el plebiscito realizado en noviembre de 1966, al mismo tiempo que la elección nacional, y que es la Constitución que esta vigente!…
    Fernando: …¿por que no averiguas quienes fueron los redactores del proyecto de reforma constitucional… «naranja»… ¡Que es el que esta vigente!…
    ¡Siguen con vida!… A pesar de haber destruido al Partido Colorado siguen metiendo la cuchara y dictando cátedra de demokracia en el diario cagancho…
    El resultado de la reforma constitucional… «naranja» fue EL PACHECATO…
    Vos Fernando, que tanto admiras a Jorge Pacheco Areco tendrías que repasar ese periodo histórico del Uruguay en vez de sumarte a quienes le dan lecciones a los argentinos…

    Reply
  4. Cesar J. Fernandez · Edit

    …en noviembre de 1966 fueron plebiscitados por lo menos TRES PROYECTOS DE REFORMA CONSTITUCIONAL…
    -El proyecto de Reforma Constitucional presentado por el Partido Comunista… (…PAPELETA GRIS)
    -El proyecto de Reforma Constitucional presentado por el Partido Nacional, redactado por el Dr. Martin R. Echegoyen… (…PAPELETA AMARILLA)
    -El proyecto de Reforma Constitucional presentado por el Partido Colorado, redactado por Jorge Batlle y Julio María Sanguinetti… (…PAPELETA NARANJA)
    Este último fue el aprobado en el Plebiscito…
    Sería muy ilustrativo saber los números de los resultados del Plebiscito…
    ¿Cuál fue el porcentaje del total de Papeletas válidas que recibió la Papeleta Naranja?…
    ¿Cuál fue el porcentaje del total de Papeletas Naranjas sobre el total de votos válidos?…
    Así tendríamos bien claro cual fue el apoyo electoral que recibió el Proyecto de Reforma Constitucional presentado por el Partido Colorado…
    Hoy en día, es conmovedor el apoyo de los dirigentes del Partido Nacional a la Constitución vigente que fue redactada y presentada por el Partido Colorado…

    Reply

Responder a Silvia Rossani Cancelar la respuesta