El libro de Jorge
Objeto: Galleta marina

Traducciones del alemán

Objeto: Galleta marina

Resulta inexplicable que un trozo de madera que se ablanda en el agua pueda llamarse “galleta marina”.

Si bien es cierto que un aparato de estos flota y puede mantenerse cierto tiempo en la superficie de las aguas, está terminantemente probado que la galleta marina no puede navegar por sí misma; ergo: no es marina.

Se carece de información fehaciente sobre capitanes y marineros y no se han hallado rastros históricos que permitan afirmar como lo hace Wacksmann, Aaron (1901-1942) que se practicó entre los fenicios el juego de las galletas. Para avalar tal tesis, el autor de “Introducción a la Fenicia” debió localizar algún damero extendido al grado de admitir galletas blancas y negras en sus cuadrados. En su estado actual, la tesis no pasa de ser una observación ingeniosa; no basta sostener que es más fácil comerse la dama del contrario si es de harina sólida que si es de pino torneado en forma de ficha.

* * *

El libro de Jorge es el blog de Carlos Maggi en EnPerspectiva.net. Actualiza los viernes con uno de los textos de El libro de Jorge, volumen que editó originalmente el Club del Libro del programa radial Discodromo en agosto de 1976.

El próximo viernes 12 de febrero publicaremos, de las Traducciones del alemán, Objeto: Ventana, última entrega de El libro de Jorge.

En Perspectiva no necesariamente comparte los puntos de vista expresados por los columnistas, blogueros y colaboradores, que son responsabilidad exclusiva de los autores

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: