Urquiza esq. Abbey Road
Los hermanos sean desunidos

musso-musso-graffiti-JC-16-9

Por Eduardo Rivero ///

No fui jurado en la última edición de los premios Graffiti. Nunca fui jurado de nada, en realidad. Nunca fui convocado para tal fin. Y a la luz de lo ocurrido en los últimos Graffiti no lo lamento. Hubiera sido penoso elegir entre dos músicos que admiro como Riki Musso –un polifuncional–, el notorio triunfador de la noche con cinco premios en su haber, y el Cuarteto de Nos –una institución– en una nueva fase de su carrera, con un interesantísimo giro creativo, que se llevó dos aerosoles.

Enfrentar ese dilema hubiese sido parecido a aquello tan odioso que ocurría en los años de la niñez cuando alguna tía gorda, oliendo a perfume barato y cargada de sonoras pulseras de oro, me pellizcaba una mejilla con pegajosa simpatía y me lanzaba la pregunta del siglo: “¿A quien querés más, a papá o a mamá”? Hay de todo en la viña del señor, pero en mi caso los quise a los dos porque los dos lo merecían.

Como merecen admiración tanto Riki como Roberto Musso, hermanos, distanciados por diferencias estéticas y comerciales. Riki abandonó el Cuarteto de Nos tras la grabación de Bipolar en 2009, cuando la banda, con la producción de Juan Campodónico logró un sonido internacional y plasmó el que es por lejos su mejor disco, Raro, que supera incluso al legendario Otra navidad en las trincheras que en 1994 hizo cantar al Uruguay Solo un rumor y Bo Cartero. Raro tiene canciones impresionantes como Yendo a la casa de Damián o Ya no se que hacer conmigo que demostraban más que nunca algo que ya sabíamos: que Roberto Musso es uno de los más grandes letristas uruguayos de siempre.

Riki pegó un portazo en medio del éxito, las giras internacionales y las nominaciones al Grammy Latino y se recluyó en su estudio Tio Riki haciendo masterizaciones para un montón de grandes músicos, y grabando algún disco personal mucho más “raro” que el propio Raro. Hasta que ocurrió lo inesperado: Riki vuelve al formato pop y saca ¡Formidable!, que en canciones como Nuestro aporte o Flor de sandía suena al Cuarteto de Otra navidad en las trincheras pero que también tiene otras como La estrella del baile o La casa del sudaca que con su fuerza rockera y su cuidada producción, digna de Campodónico, parecen sacadas del Raro. Es decir: trato de no parecerme pero pareciéndome. O como diría el inmortal Chavo del 8, “fue sin querer queriendo”.

Video: Riki Musso

¡Fabuloso! es terrible disco. Divertido, satírico, inteligente, y desde  múltiples premios: album del año, mejor album pop alternativo, mejor productor, mejor solista masculino y mejor compositor. Perdoname Riki, pero al menos en lo de mejor compositor yo me la jugaría por Roberto. Mientras Riki, negando al cuarteto, se acerca a su más clásico estilo, Roberto lideró en Habla tu espejo una genuina vuelta de tuerca, no menos inesperada que la reaparición pop de Riki.

Dejando de lado, por una vez, la legendaria influencia de Leo Maslíah en cuanto al humor punzante y la sátira salvaje, el Cuarteto –es decir, Roberto– sorprende con un disco maravilloso que incluye la filosófica Como pasa el tiempo donde encontramos joyas como: “Culpamos al tiempo de todos los males/debatiendo en una interminable tertulia/decimos que queremos ser inmortales/y no sabemos que hacer en un día de lluvia”,la emocionante No llora dedicada a su hija pequeña Federica, un auténtico hit masivo, y la excepcional 21 de septiembre con un bello arreglo que incluye cuerdas, una canción en la que se toma en serio el alzheimer de su madre, algo impensado para el Cuarteto de Nos hasta este disco.

Video: cuartetodenos

Perdoname de nuevo, Riki. Tu disco está buenísimo y me encanta que el jurado haya premiado tu esfuerzo rebelde e indie, pero por más que haya quienes piensen que el Cuarteto es el establishment y que se ha comercializado, la transformación que vemos en Habla tu espejo es de una valentía casi suicida y digna del mayor elogio. Si me hubiesen invitado a formar parte del jurado, Habla… hubiera tenido mi voto en unas cuantas de las categorías principales.

Soy un viejo y atento oyente de música y por sobre todo, me conmueve el talento. Esa capacidad de ser la oveja fugitiva del rebaño que tienen los creadores más personales. Roberto Musso, por ejemplo.

formidable-mmg-ok
¡Formidable!, de Riki Musso
Montevideo Music Group, 2014

hablatuespejo-warner-ok
Habla tu espejo, del Cuarteto de Nos
Warner Music, 2014

Video: cuartetodenos

Video: Riki Musso

***

Urquiza esq. Abbey Road es el blog musical de Eduardo Rivero en EnPerspectiva.net. Actualiza los miércoles.

Enlaces relacionados
Riki Musso, sitio oficial
Cuarteto de Nos, sitio oficial
Descargar ¡Formidable! desde rikimusso.com

Foto: Los hermanos Musso, Robeto Musso (izq.), del Cuarteto de Nos, y Riki Musso (der.), ex integrante del Cuarteto, durante la ceremonia de entrega de los XIII premios Graffiti de la Música Uruguaya, el martes 22 de setiembre de 2015 en el Auditorio Adela Reta del Sodre. Crédito: Javier Calvelo /adhoc Fotos.

Corrección: 30 de setiembre, 2015
En la versión original de esta nota, la frase que menciona al tema 21 de septiembre decía que la canción trata sobre el alzheimer del padre del compositor, lo que es incorrecto. La canción habla en realidad sobre cómo esa enfermedad afectó a su madre.

En Perspectiva no necesariamente comparte los puntos de vista expresados por los columnistas, blogueros y colaboradores, que son responsabilidad exclusiva de los autores

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: