¿A qué se debe la caída tan fuerte de la bolsa china?

Mientras que el foco de los analistas económicos y de los portales de noticias a nivel internacional estuvo puesto en Grecia en las últimas semanas, al mismo tiempo comenzó a ganar atención, y de forma creciente, la situación del mercado bursátil de China.

Concretamente, el principal indicador accionario de la bolsa del gigante asiático empezó a mostrar pérdidas muy significativas en las últimas semanas, acumulando una caída de casi 30 % en tan solo un mes. ¿A qué respondió este ajuste tan fuerte en el valor de las acciones? ¿Cómo puede repercutir en China? ¿Cómo lo debemos observar desde los países emergentes como el nuestro? Enseguida les proponemos conversar con el economista Javier Glejberman de la consultora Deloitte.

ROMINA ANDRIOLI (RA):

Javier, Emiliano recién adelantaba algún número, pero quizás sería bueno que nos contaras más concretamente la evolución de la bolsa de China en estas últimas semanas.

 JAVIER GLEJBERMAN (JG):

Quizás lo mejor para ordenarnos un poco con las cifras es tomar como punto de partida el viernes 12 de junio que fue cuando el principal índice de la bolsa de Shanghai alcanzó un pico de 5.166 puntos.

A partir de ahí comenzaron a observarse caídas fuertes de la bolsa… De hecho en varias jornadas tuvimos descensos de más de 5 %, algo que no es para nada frecuente… Con esa tendencia a la baja, la bolsa de China acumuló en menos de un mes una pérdida del orden de 30 %, una cifra realmente muy importante… En los últimos días se observaron incrementos fuertes de la bolsa, pero de todas maneras la pérdida sigue siendo importante si comparamos contra el pico del 12 de junio.

RA:  –  Queda claro que estamos hablando de un desplome importante… Ahora, ¿qué pasó en otras bolsas a nivel mundial? Te lo pregunto para entender si estamos hablando de algo particular de China o si hay algún elemento del contexto global a tener en cuenta.

JG:  –  A ver… Es cierto que esta caída en la bolsa de China coincidió con un contexto internacional más convulsionado por la situación de Grecia. Pero fundamentalmente el desplome de China obedece a factores locales.

Las cifras son claras para ilustrar este punto… Si tomamos la misma comparación que comentamos recién (que cubre básicamente el último mes), hay pérdidas generalizadas en el valor de los índices bursátiles pero mucho más moderadas que la de la bolsa de China… Por ejemplo, las bolsas de Europa cayeron entre 4 % y 6 %, las de Estados Unidos descendieron alrededor de 2 %… Recordemos que en China el descenso fue de 30 %.

De todas maneras, no tenemos que perder de vista que la bolsa de China venía mostrando una suba extraordinaria. Si nos paramos en el pico que se alcanzó a mediados de junio y realizamos una comparación contra un año atrás, la bolsa de China llegó a acumular una suba de 150 %… Un rendimiento realmente muy fuerte y que llevó a varios analistas a advertir sobre la posibilidad de que se estuviera formando una burbuja.

RA:  –  ¿Podríamos decir, entonces, que se había formado una  burbuja en la bolsa de China y que ahora se pinchó?

JG:  –  Bueno, es un tema debatible si los movimientos de la bolsa de China se ajustan a lo que sería una burbuja.

Algunos analistas sostienen que efectivamente se formó una burbuja, argumentando que hay algunos elementos (típicos de una burbuja) que se observaron en el rally de la bolsa de China… Por ejemplo, que las ganancias de la bolsa estuvieron impulsadas por un aumento fuerte del crédito y que hubo un enorme crecimiento de las cuentas para operar en la bolsa…

Del otro lado, hay quienes argumentan que los precios las acciones no se alejaban demasiado de sus fundamentos y que por lo tanto lo que pasó con la bolsa no se ajusta a un escenario de burbuja.

La verdad es que este tipo de discusiones sólo se pueden zanjar ex-post (es decir una vez que se ve toda la película), pero la verdad que una bolsa que más que duplica el valor de sus acciones en un año huele bastante a una burbuja… En cualquier caso seguro que hubo una corrección bastante violenta de la bolsa que no sabemos cómo seguirá y que debemos mirar con atención.

RA:  –  ¿Qué es lo que está detrás de este ajuste de la bolsa, Javier? En los análisis de la prensa especializada se insistía bastante con el tema del “margin trading”… ¿De qué se trata esto?

JG:  –  Básicamente se trata de invertir en la bolsa a través de préstamos, en este caso de corredores bursátiles. No es una práctica nueva… De hecho es una modalidad habitual de invertir en los grandes centros financieros del mundo. Y lo que hace es incrementar el componente especulativo del negocio, porque esencialmente se está colocando dinero ajeno… Y si las acciones caen el inversor todavía tiene una deuda que pagar.

Lo que sucedió es que este mecanismo comenzó a usarse en China de forma muy importante y le dio un impulso fuerte a la bolsa… Entonces, las autoridades comenzaron a verlo con preocupación y tomaron algunas medidas para moderar esta práctica que tuvieron como correlato una moderación del endeudamiento para invertir en la bolsa… Y eso es justamente uno de los factores que mencionan los analistas para explicar la reciente corrección de la bolsa.

Otro de los elementos que se menciona es que luego de las enormes ganancias del último año, la bolsa de China quedó con un ratio de “Price-to-Earnings” bastante alto… Es un ratio técnico que se utiliza en el ámbito bursátil que compara los precios de las acciones con los resultados de las empresas. Y un ratio alto puede estar indicando que el precio de la acción está sobrevalorado en relación a los beneficios que reportará la tenencia de esa acción… Por lo tanto, ratios de “Price-to Earnings” altos pueden haber llevado a que los inversores decidieran comenzar a vender.

RA:  –  Javier, a juzgar por las respuestas de las autoridades parece haber mucha preocupación en el gobierno chino. ¿Podemos comentar brevemente las medidas que se adoptaron? En los últimos días se hablaba incluso de intervención policial… Comento este punto para ilustrar el grado de preocupación… 

JG:  –  Sí, hay un nivel de preocupación importante… Recordemos que China ya está lidiando con una desaceleración de su economía, que si bien no es violenta es bien sostenida. También está intentando migrar hacia una economía más orientada al consumo y menos dependiente de la inversión y del crédito y eso de por sí ya implica desafíos y riesgos relevantes.

Y en este marco, entonces, se agrega la caída de la bolsa y por eso es que las autoridades respondieron de forma contundente… Se determinaron recortes de la tasa de interés de referencia y de los requerimientos de encaje para los bancos… Se acordó con grandes corredores bursátiles un plan de compra de acciones por casi 20.000 millones de dólares con el compromiso de no vender por determinado tiempo… A su vez, se flexibilizaron los requisitos para operar en la bolsa para las compañías aseguradoras, se redujeron algunos impuestos relacionados a la actividad bursátil… Y también se suspendieron temporalmente la emisión de nuevas acciones, porque estas operaciones tienden a atraer capitales en perjuicio de las acciones ya existentes que se venden y pierden valor.

Y como tú decías y aunque suene un poco como “de película”, la semana pasada se anunció también que se abriría una investigación conjunta de la policía y la Comisión Reguladora del Mercado de Valores para evaluar posibles irregularidades en el mercado.

RA:  –  Para terminar, ¿cómo debemos ver este tema desde acá? ¿A qué le debemos prestar atención?

JG:  –  Por el momento parecería que el problema se limitó al ámbito bursátil y no se han conocido efectos relevantes en otras áreas de la economía china… Tampoco se vio un escenario de pánico generalizado… Comentábamos antes que otras bolsas habían tuvieron descensos moderados.

De todas formas, recordemos que China es muy relevante para nosotros y para varias economías emergentes como comprador de materias primas. Los precios de los granos no se vieron afectados en las últimas semanas, pero sí se han visto caídas adicionales del cobre o del mineral de hierro. Por lo tanto, si se agudizara esta problemática con más efectos sobre la economía china, uno de los efectos que podríamos tener son aflojamientos adicionales de los precios de los commodities y por eso hay que seguir mirando este tema con atención.

Y al margen de eso, problemas mayores pueden convertirse en factores de inestabilidad financiera en los mercados internacionales. No en vano tenemos a la propia Reserva Federal refiriéndose a China en sus mensajes y a los principales bancos de inversión del mundo con la mira puesta en este tema.

Este contenido y otros análisis de Deloitte los encontrás en www.objetiva.com.uy.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: