¿Qué nos dice el aumento del Indice de Salarios de enero?

El Instituto Nacional de Estadística divulgó ayer las cifras de salarios correspondientes al mes de enero. De acuerdo a esos datos, el Índice Medio de Salarios subió 5,69 % en enero (frente a diciembre) y acumuló así un aumento de 11,17 % en los últimos doce meses. Análisis de la economista Florencia Carriquiry, de la consultora Deloitte.

Análisis económico
Martes 01.03.2016

En el día de ayer el Instituto Nacional de Estadística divulgó las cifras de salarios correspondientes al mes de enero. De acuerdo a esos datos, el Índice Medio de Salarios subió 5,69 % en enero (frente a diciembre) y acumuló así un aumento de 11,17 % en los últimos doce meses.

Los datos de enero pautan una señal importante en relación a la evolución de los salarios en el año, porque es un mes en que se procesan los ajustes de salarios de varios sectores y en que se realizan los ajustes anuales en buena parte del sector público.

Por eso, parece relevante analizar en más profundidad las cifras dadas a conocer ayer por el INE y conversar sobre las perspectivas que se abren en materia salarial. Para eso conversamos con la economista Florencia Carriquiry, de la consultora Deloitte.

EMILIANO COTELO (EC) —Florencia, comencemos comentando las cifras clave. Recién comentaba que el Índice Medio de Salarios subió 5,69 % en enero. ¿Cómo vieron este aumento? ¿Cómo se compara, por ejemplo, con los aumentos que veníamos viendo en enero en los últimos años?

FLORENCIA CARRIQUIRY (FC) —A ver. Varios comentarios a hacer respecto a esa cifra. En primer lugar, se trata sí de una suba importante, incluso en relación a las que veníamos viendo en enero en años pasados… De hecho, ese 5,69 % de aumento del salario medio es el mayor para el mes de enero desde 2012… Ahora, como siempre sucede, ese incremento encierra diferencias relevantes…Por un lado, como tú recién mencionabas, en enero se realiza el ajuste anual en buena parte del sector público y en ese marco el Índice Medio de Salarios Públicos tuvo un ajuste nominal de 9,6 %, que es dos puntos superior al visto en enero de 2015 y es mayor también que el de los dos años previos… De esa manera, en términos interanuales los salarios públicos se aceleraron en términos nominales y acumularon una suba de 11,3 % frente a enero de 2015…

Mientras tanto, a nivel de los salarios privados el ajuste visto en enero fue de 3,6 % frente a diciembre… Aunque en este caso no hay que olvidar que en el sector privado los salarios no se ajustan todos al mismo tiempo, sino que los diferentes sectores lo hacen en distintos meses y con distintos esquemas y frecuencias.

EC —Entonces, Florencia, teniendo en cuenta eso, ¿Cómo se analiza ese 3,6 % de aumento a nivel del sector privado? ¿Está en línea con lo que se anticipaba?

FC —Es un poco más alto de lo que nosotros teníamos contemplado en nuestros pronósticos y también es bastante más alto que el de los últimos años… Por ejemplo, es casi un punto mayor que el aumento que habíamos visto en enero de 2015 a nivel de los salarios privados.

Ahora, a la hora de analizar estas cifras, tenemos que tener presente que estamos en plena ronda de negociación salarial y eso ha venido distorsionando la evolución de los salarios desde mediados de 2015 y hace particularmente difícil pronosticar la cadencia mes a mes… Pensemos que en varios sectores los aumentos que debían realizarse en junio fueron acordándose con retraso en el transcurso del segundo semestre de 2015 y hasta inicios de este año y por tanto ingresaron tardíamente en las estadísticas… Probablemente esa mayor suba en enero recoge aumentos que debieron haber ocurrido antes.

De todos modos, lo que sí queda claro es que la moderación abrupta que había mostrado el Índice Medio de Salarios en la segunda mitad de 2015 tenía bastante que ver con este fenómeno de retraso en las negociaciones salariales de los primeros convenios vencidos… De hecho, el ritmo de suba anual de los salarios privados, que había caído a menos de 9 % en julio-agosto de 2015, ha venido aumentando en los últimos meses y en el mes de enero la comparación interanual arroja un incremento de los salarios nominales privados nuevamente por encima de 11 %.

EC —Con ese ritmo de aumento nominal, ¿cómo está evolucionando el poder adquisitivo de los salarios? Te lo pregunto porque a nivel sindical se ha manifestado preocupación respecto al riesgo de que se vea una caída del salario real este año…

FC —Es cierto. Y este temor encontraba fundamento además en que el salario real había tenido un freno muy abrupto a mediados de 2015… En buena medida, como decía antes, porque en varias ramas se demoraron los ajustes de mediados de año hasta tanto se cerraron los nuevos convenios.

Con los salarios nominales (tanto privados como públicos) subiendo nuevamente más de 11 % en los últimos doce meses, el salario real mostró un repunte en enero y acumula un incremento interanual de 1,3 % a nivel del sector privado y de 1,5 % a nivel del sector público.

EC —A la luz de estas cifras, ¿qué proyecciones están manejando para este año? Hace algunas semanas, cuándo analizábamos las cifras de cierre de 2015 nos comentabas que estaban esperando una moderación de los salarios este año… ¿Mantienen esa visión?

FC —Como decía recién, en un año de negociación salarial se hace difícil realizar pronósticos de salarios. En términos generales mantenemos una perspectiva de moderación del ritmo de aumento de los salarios en los próximos años… aunque de forma muy lenta…

Hace algunas semanas justamente comentábamos que en general los nuevos convenios que se han ido cerrando están bastante ajustados a las pautas oficiales, con lo cual en la mayoría de los casos se acordaron aumentos nominales fijos (en general menores a lo que veníamos viendo en convenios anteriores)  y con ajustes semestrales, lo cual deja incrementos más bajos en el promedio del año.

Sin embargo, al mismo tiempo, el retraso en las negociaciones hizo que en varios casos los acuerdos se alcanzaran recién sobre fin de 2015 o inicios de este año, y eso deja un mayor efecto arrastre para 2016.

Por eso, en el promedio del año quizás no veamos una moderación muy significativa respecto a lo que ya vimos en 2015. Estamos todavía ajustando nuestros pronósticos, pero obviamente también habrá que ver si los convenios que se van a ir negociando en el transcurso del año tienen características similares a los que han ido cerrado hasta el momento.

EC —En ese sentido, Florencia, desde el PIT-CNT se está reclamando que debido a la mayor inflación se discutan nuevamente las pautas salariales. El director nacional de Trabajo, Juan Castillo, también hizo varias declaraciones en la misma dirección. ¿Cómo están viendo eso?

FC —Nuestras proyecciones, asumiendo que las negociaciones salariales en curso continúan reflejando mayormente las pautas fijadas el año pasado, dejan un aumento del salario real privado de entre 1,5 % y 2 % en el promedio de 2016…bastante similar al que vimos en 2015, lo que de todas formas pauta una desaceleración importante respecto a los aumentos del orden de 4 % anual que vimos hasta 2014… Por eso te decía que no estábamos viendo mucha desaceleración adicional este año.

Ahora, si viéramos en las negociaciones pendientes cambios en las pautas en favor de mayores aumentos, quizás el salario real termine subiendo un poco más, pero eso sería a costa de aceptar una inflación casi seguramente mayor a 10 % y una mayor pérdida de empleos.

***

Foto en Home: Billetes de $ 1.000 emitidos por el Banco Central del Uruguay, foto ilustración. Crédito: Javier Calvelo/adhoc Fotos.

Este contenido y otros análisis de Deloitte los encontrás en www.objetiva.com.uy.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: