El desempeño exportador en Uruguay

La semana pasada analizábamos en este espacio el desempeño de la economía uruguaya durante el segundo trimestre del año, cuando el PIB registró un aumento de 2,8% en la comparación interanual. Las cifras del Banco Central mostraban un aumento significativo del consumo pero también pautaban un avance muy significativo en las exportaciones uruguayas.

Emiliano Cotelo: ¿Cuán extendida a nivel de rubros es esta suba de las exportaciones? ¿Qué está sucediendo con los precios de exportación? ¿Cuáles son las perspectivas para los próximos meses? En los próximos minutos, le buscamos respuestas a estas preguntas en diálogo con el economista Pablo Rosselli, de la consultora Deloitte.

Romina Andrioli (RA): Pablo, como decía Emiliano recién, la semana pasada estuvimos analizando las cifras de PIB del segundo trimestre, que marcaban un aumento fuerte de las exportaciones… Pero para situar a los oyentes quizás valga la pena recordar cómo se están desempeño las exportaciones y cómo están evaluando ustedes estos números. ¿Te parece?

Pablo Rosselli (PR): Me parece bien, Romina. Las cifras de Cuentas Nacionales que analizamos la semana pasada mostraban una contribución positiva muy relevante del sector externo durante el segundo trimestre, con un aumento de más de 9% en los volúmenes exportados en comparación con el mismo trimestre del año pasado. Este aumento se sumó a una suba también muy importante en enero-marzo, que había sido de 7%… Con lo cual, las exportaciones vienen acumulando un aumento de 8% en lo que va de este año y eso marca una sensible recuperación frente a lo que habíamos visto en 2016, cuando las exportaciones cayeron en el conjunto del año un 1,4%.

Ahora, hay que aclarar que estas variaciones que estamos comentando hasta ahora están expresadas en términos reales, descontando el efecto de los precios… y que refieren tanto a ventas de bienes como a exportaciones de servicios, incluyendo, por ejemplo, los ingresos por turismo.

RA: – Me imagino que los ingresos por turismo tienen que haber sido bien importantes, teniendo en cuenta que la actividad turística fue récord en materia de visitantes en esta primera parte del año. ¿Es así?

PR: – Es así, Romina. Las cifras de Cuentas Nacionales no presentan una apertura por rubro pero a partir de los datos del Ministerio de Turismo sabemos que en el primer semestre del año los ingresos de divisas por turismo superaron los US$ 1.400 millones… Eso marca un aumento de casi 40% en relación al primer semestre del año pasado… Medidos en dólares corrientes, las exportaciones de servicios turísticos alcanzaron un récord histórico… Si las medimos en términos reales, considerando que en períodos largos hay inflación en dólares, las cifras de este año quedan un poquito por debajo del máximo histórico… pero en cualquier caso estamos con niveles de actividad turística que son prácticamente record… Tuvimos también un número récord de visitantes en el primer semestre del año, con más de 2.100.000 turistas.

Ahora, además de una excelente actividad turística, este año estamos viendo mayores exportaciones de bienes… particularmente de granos, aunque también de productos agroindustriales.

RA: – ¿Cómo se están comportando las exportaciones de bienes? ¿Podemos ver las principales cifras?

PR: – Podemos comentar las estadísticas de comercio exterior de bienes que publica todos los meses el Banco Central… que llegan hasta julio y que nos permiten tener una desagregación por rubros… Estas cifras pautan que en los primeros siete meses del año las exportaciones uruguayas de bienes – sin considerar las Zonas Francas (y por consiguiente sin considerar las exportaciones de celulosa y de concentrados de refrescos de Pepsico) – totalizaron unos US$ 4.500 millones.

Ese monto supone un valor que medido en dólares es un 11% mayor al de enero-julio de 2016… Estamos viendo, entonces, un mayor dinamismo exportador, que pauta una recuperación respecto a las caídas fuertes que se habían observado entre 2014 y 2016… Recordemos que en ese período de dos años las exportaciones de bienes habían acumulado un descenso de aproximadamente 25%, afectadas por la caída en los precios de exportación pero también por bajas en los volúmenes colocados de algunos bienes.
En lo que va de este año, entonces, estamos viendo un mejor desempeño exportador.

RA: – ¿Y cómo es el comportamiento por rubros, Pablo? ¿Podemos repasar los casos más relevantes? ¿En dónde se ven las subas más fuertes, por ejemplo?

PR: – Tenemos por un lado a los cultivos, donde los montos exportados acumularon una suba interanual de 30% en enero-julio… con una incidencia clave de las colocaciones de soja, porque como comentamos tiempo atrás, los rendimientos en esta zafra que terminó fueron récord.

Las ventas de arroz también están teniendo subas fuertes, de 35% en lo que va del año… Y las exportaciones de carne vienen creciendo a un ritmo de entre 15% y 20% interanual hace ya varios meses, en un marco de aumento muy significativo en la faena.

De todos modos, Romina, hay algunos rubros que siguen registrando algunos descensos. Es el caso, por ejemplo, de las exportaciones de lácteos, que vienen mostrando una caída de 2% interanual en enero-julio… De todos modos, en este caso debería observarse pronto un cambio de signo, porque los precios internacionales mostraron algunos aumentos significativos y la remisión de leche a las plantas industriales está aumentando.

RA: – Pablo, mencionabas recién el comportamiento de los precios internacionales de los lácteos… pero en términos más generales, ¿cómo están evolucionando nuestros precios de exportación este año?

PR: – La recuperación de las exportaciones que estamos comentando obedece sustancialmente a mayores volúmenes colocados. En Deloitte computamos un índice que sintetiza los precios de exportación de los principales rubros de agronegocios y este indicador está prácticamente igual que hace un año… Para los principales rubros casi no hubo cambios… tenemos algunas bajas muy pequeñas (1% o 2%) en algunos rubros, compensadas con un aumento de los precios de exportación de los productos lácteos…

En términos generales, en definitiva, los precios de exportación no se han recuperado de la caída que observamos entre mediados de 2014 y 2016… Estamos en promedio con precios 15% más bajos que los de 2014.
RA: – Para terminar, Pablo, ¿cómo ven las perspectivas para los próximos meses?

PR: – Teniendo en cuenta lo que ya observamos en esta primera mitad del año, es muy probable que 2017 termine cerrando con un aumento apreciable de las exportaciones… probablemente cercano a 10% en dólares.

RA: – Ahora, ¿cómo se concilia esta perspectiva de más exportaciones con la falta de competitividad que se alega desde los sectores empresariales? Te lo pregunto porque también contigo estuvimos analizando este tema de la competitividad la semana pasada… ¿Entonces?

PR: – Es una pregunta muy pertinente… La semana pasada comentábamos que a nuestro juicio el país se ha quedado muy caro en dólares y que hay un problema genuino de competitividad… o falta de rentabilidad en muchos rubros de exportación.

De todos modos, este año estamos viendo una recuperación importante de las exportaciones… Lo que hay que tener presente es que una parte apreciable de esa recuperación está apoyada en factores que probablemente no se van a repetir… por ejemplo, tuvimos un rendimiento récord en la zafra de soja… también tuvimos muy buenos rendimientos en el cultivo de arroz… La faena aumentó mucho en lo que va del año, pero los nacimientos no están aumentando a ese ritmo, con lo cual ese dinamismo de la faena y de las colocaciones de carne no se va a sostener.

En definitiva, Romina, estamos observando un aumento considerable de las exportaciones este año que probablemente no se repita el año siguiente.

Este contenido y otros análisis de Deloitte los encontrás en www.objetiva.com.uy.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: