En Argentina, «Cambiemos» obtuvo un amplio respaldo en las elecciones legislativas

En las elecciones legislativas de medio término el presidente Mauricio Macri afianzó su capital político y su partido “Cambiemos” se consolidó como la principal fuerza a nivel nacional. De hecho, “Cambiemos” se impuso como vencedor en trece de los veinticuatro distritos, incluyendo los cinco con mayor caudal electoral, entre ellos la provincia de Buenos Aires, donde su candidato a senador, Esteban Bullrich, superó a Cristina Fernández de Kirchner.

¿Cómo queda el panorama político en Argentina tras estos resultados? ¿Cuáles han sido las primeras reacciones de los mercados? ¿Qué cabe esperar en materia de conducción económica para la segunda mitad del mandato de Macri? Lo conversamos durante los próximos minutos con el economista Pablo Rosselli, socio de la consultora Deloitte.

Romina Andrioli (RA): Pablo, ¿cómo vieron los resultados electorales en Argentina?

Pablo Rosselli (PR): Como es sabido, en esta instancia se renovaba un tercio del Senado y prácticamente la mitad de la Cámara de Diputados. Con los resultados del domingo, el partido del presidente Macri aumentó en 9 su número de senadores, mientras que el Kirchnerismo y sus aliados perdieron 8 bancadas… dejando a “Cambiemos” con un tercio del Senado (24 bancadas de un total de 72). “Cambiemos” también mejoró su posicionamiento en la cámara baja, aumentando en 21 su número de diputados y alcanzando ahora algo más del 40% de las bancas (107 sobre un total de 257).

Entonces, aunque el oficialismo no alcanzó la mayoría parlamentaria sí logró aumentar su representatividad en forma significativa… y eso sin dudas dejará a la coalición de Macri en una posición bastante más fuerte a la hora de negociar con la oposición y seguir adelante con su agenda de reformas y políticas… En particular, queda en una posición fuerte para negociar apoyos en el Congreso a través de los gobernadores de la oposición, que siempre necesitan tener un buen relacionamiento con el gobierno nacional.

RA – ¿Y cómo recibió el mercado estos resultados? ¿Cuáles fueron las primeras reacciones?

PR – A ver… El mercado ya esperaba una buena votación del oficialismo… Los analistas en Argentina también estaban descontando un buen resultado de “Cambiemos” en estas elecciones, luego de conocidos los resultados de las PASO celebradas en agosto. Recordemos, por ejemplo, que el dólar en Argentina había subido en forma bastante intensa sobre fines de julio y principios de agosto, cuando los sondeos de intención de voto previos a las PASO mostraron un avance importante de Cristina Fernández para senadora por la Provincia de Buenos Aires. Durante esas jornadas, incluso, el tipo de cambio llegó a superar el umbral de los 18 pesos y el Banco Central tuvo que salir a vender dólares en forma bastante intensa para frenar la suba. Ahora… tras la buena votación que ya había tenido el oficialismo en las “PASO”, la plaza financiera argentina permaneció en las semanas siguientes mucho más calma… con el dólar oscilando entre AR$ 17,3 y AR$ 17,9.

Ayer, luego de conocerse los resultados, el dólar mostró un descenso inicial de 1%, el índice Merval subió más de 3% y los bonos argentinos aumentaron un 2%… En definitiva, el mercado valoró favorablemente el resultado electoral.

Y más allá de que estas reacciones pueden terminar siendo muy transitorias, en una mirada más larga los analistas argentinos en general coinciden en que este escenario político tenderá a consolidar las perspectivas de subas del dólar relativamente moderadas para los próximos meses. Por poner algunos números, la mediana de la encuesta de expectativas del Banco Central de Argentina – que fue realizada antes de las elecciones – pautaba un tipo de cambio de AR$ 18 para fin de este año, llegando a AR 19,5 recién a mediados de 2018 (lo que implica una expectativa de devaluación de 10% anual).

RA – ¿En qué descansan esas proyecciones, Pablo? ¿Se asume en Argentina que Macri realmente avanzará con su agenda de reformas durante la segunda mitad del mandato?

PR – Detrás de estas proyecciones se está aguardando que los flujos de inversión que hoy se están observando en Argentina puedan tener un impulso adicional luego de estos resultados electorales porque este mayor respaldo político que obtuvo “Cambiemos” abre perspectivas de un mayor avance del gobierno en el Congreso… Y porque también podrá ayudar en la concreción de varias de las medidas de corte más estructural que ha ido mencionando “Cambiemos” en el último tiempo, como son la reforma laboral y la reforma tributaria (que incluiría una cláusula de responsabilidad fiscal para las provincias).

Lo cierto es que ya durante esta primera parte del mandato la gestión de Macri adoptó varias medidas con impactos significativos en el plano económico y en el entorno de negocios… Me refiero, por ejemplo, al fin del “cepo” cambiario, a la reducción de retenciones a las exportaciones de soja y a la eliminación de las demás retenciones a las exportaciones, a la flexibilización en el régimen de importaciones y al desmantelamiento gradual de los subsidios de varias tarifas públicas… La devaluación inicial de diciembre de 2015 (cuando se eliminó el cepo) y los primeros ajustes de tarifas tuvieron impactos recesivos importantes en 2016, pero ya desde el último tramo del año pasado Argentina ingresó en una senda de recuperación… Su PIB creció 1,6% interanual en la primera mitad de este año y si bien está habiendo un impulso clave del consumo, la inversión también empezó a repuntar con un aumento de 3% anual en el primer trimestre y de 7% durante el segundo trimestre.

La reactivación que ya está teniendo la economía y este resultado electoral deberían darle a Macri y a su equipo económico mayor aire para continuar avanzando en su agenda de reformas… De hecho, días atrás entró en vigencia la liberalización total de los combustibles, que se anunció antes de las elecciones y que tuvo impacto en los precios a partir de ayer, con subas de combustibles en torno de 10%.

RA – Macri dio ayer una conferencia de prensa… ¿A dónde apuntaron las primeras declaraciones del gobierno tras los resultados del domingo?

PR – En la conferencia de prensa el presidente Macri destacaba que implementará políticas para reducir el déficit fiscal… que es justamente el principal desafío macroeconómico que enfrenta Argentina hoy en día. Aunque no hubo anuncios concretos, también antes de las elecciones el gobierno había enviado al Congreso su proyecto de presupuesto que contempla un congelamiento del gasto público en términos reales para el año próximo, con reducciones importantes en los subsidios.

La semana que viene está prevista una reunión entre Macri y los gobernadores en la que se tratarán varios de los proyectos que están en el tapete, como la ley que busca extender la congelación del gasto público que está prevista para el presupuesto nacional también a las provincias (una suerte de ley de responsabilidad fiscal).

RA – ¿Cómo evalúan ustedes las perspectivas en Argentina luego de estos resultados?

PR – Macri sale claramente fortalecido. Tiene un año, 2018, para empujar una serie de reformas y de ajustes porque en 2019 la agenda estará nuevamente asociada al calendario electoral.

Es prioritario que mejoren las finanzas públicas en Argentina… Argentina tiene un déficit fiscal muy elevado, que por ahora encuentra financiamiento gracias a que el gobierno acordó con los hold outs y a que las condiciones financieras internacionales se han vuelto nuevamente favorables a las emregentes.

Tomar medidas de ajuste fiscal siempre conlleva costos políticos pero Macri sale fortalecido de estas elecciones y las medidas se adoptarán en un contexto de expectativas favorables y de recuperación económica.

RA – Para terminar, Pablo, ¿cómo debemos interpretar la situación actual de Argentina desde la perspectiva de Uruguay? Parece bastante claro que el panorama se ha ido tornando bastante más favorable… ¿Cómo lo están viendo ustedes?

PR – El desempeño de Argentina este año ha sido muy favorable para Uruguay y los resultados del domingo permiten pensar en el mantenimiento de un contexto positivo para nuestro país.

Los resultados del domingo probablemente contribuirán a afianzar este clima de más optimismo, que ya se está viendo tanto a nivel de los consumidores como de los empresarios argentinos. Es bien sabido el peso que tienen los visitantes argentinos en nuestra actividad turística… con lo cual se refuerza la visión de que Uruguay seguramente se beneficiará de una temporada récord este verano (tanto en materia de visitantes como en materia de gasto).

Este contenido y otros análisis de Deloitte los encontrás en www.objetiva.com.uy.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: