La incidencia de las comunicaciones en el crecimiento del PIB de los últimos años

La incidencia de las comunicaciones en el crecimiento del PIB de los últimos años

EMILIANO COTELO (EC) – Algunos días atrás se conocieron nuevas cifras de Cuentas Nacionales, que marcaron que el PBI tuvo un crecimiento promedio de 1,6% en 2018. Como viene siendo la norma en los últimos años, el sector que más contribuyó a esa expansión fue el agregado “Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones”, que explicó 1,3 puntos de ese crecimiento anual, al impulso en particular de las comunicaciones, que siguieron mostrando un dinamismo excepcional.

Conocidas estas cifras, entre los analistas económicos volvieron a surgir las voces que advierten de una incidencia “exagerada” de las comunicaciones en la actividad económica, que se deriva del hecho de que las Cuentas Nacionales están construidas con el 2005 como año base. Incluso, algunos van más allá y se animan a marcar que cuando se actualice el año base de estas estadísticas, veremos que la economía uruguaya no creció en estos últimos años lo que están marcando las cifras actuales.

Frente a esta situación, nos pareció valía la pena dedicar el espacio económico de hoy a conversar sobre este tema y para eso estamos con la economista Florencia Carriquiry, de la consultora Deloitte.

ROMINA ANDRIOLI (RA) – Florencia, como decía Emiliano recién, en los últimos tiempos son varios los analistas económicos que advierten de los efectos distorsivos sobre el cómputo del PBI que genera la falta de actualización del año base de las Cuentas Nacionales. Antes de entrar en el corazón de este cuestionamiento quizás valga la pena comenzar por entender qué es el año base de las Cuentas Nacionales y por qué es importante…

FLORENCIA CARRIQUIRY (FC) – En términos sencillos, el año base de las Cuentas Nacionales es el año sobre el cual se determinó la estructura base de la economía a los efectos de las estadísticas. En particular, el peso que tiene cada sector en el Producto Bruto Interno fue computado en el año base y a partir de allí se ha ido evolucionando el PBI de cada sector en función de los volúmenes de actividad respectivos y el PBI total surge de sumar los PBI sectoriales.

¿Qué problema genera esto y por qué es importante que el año base no quede demasiado “viejo”? Básicamente el problema de que pase un lapso demasiado largo desde el año base es que las cifras se van a estar construyendo contemplando una “estructura económica” vieja y, si en el período transcurrido han sucedido cosas que modificaron mucho esa estructura, se termina distorsionando el cómputo del PBI y podemos estar subestimando o sobre estimando la incidencia o la contribución que un sector está teniendo en la actividad económica en general…

RA – Entonces, ¿Cada cuánto se actualiza el año base habitualmente?

FC – Por lo general a nivel internacional se sugiere que el año base de las Cuentas Nacionales se actualice cada 10 años. Ahora, en el caso de Uruguay, las estadísticas están construidas con el 2005 como año base… pasaron ya casi 15 años… y por eso varios advertimos de que esta demora en la actualización del año base puede estar generando distorsiones relevantes en el cómputo del PBI y por ende también en lo que termina siendo el diagnóstico en relación a la actividad económica. En particular, el caso más claro, en el que hoy por hoy se concentran los cuestionamientos, como señalaba Emiliano antes, es el de las comunicaciones… porque la presunción general es que este sector tiene un peso en el PBI mucho menor hoy que en el año 2005.

RA – ¿Cómo es eso, Florencia? ¿Por qué se presume que el peso de las comunicaciones en el PBI ha caído en los últimos 15 años?

FC – Básicamente porque las comunicaciones han tenido un abaratamiento relativo enorme en estos 15 años, que está asociado a tendencias globales. Es muy notorio que el “precio” de la telefonía y ni hablar de los servicios de datos ha bajado estrepitosamente… y eso sugiere que probablemente el peso de este sector en el valor agregado total es mucho menor hoy que en 2005.

Esto es a su vez particularmente relevante porque justamente las comunicaciones han sido uno de los motores clave del crecimiento económico de estos últimos años… en particular desde 2015 cuando la economía uruguaya perdió dinamismo y varios sectores de actividad dejaron de crecer, las comunicaciones pasaron a ser casi el único motor de la economía.

RA – ¿Podemos comentar las cifras? ¿Cuál ha sido la contribución del sector de las comunicaciones al crecimiento del PBI en estos últimos años?

FC – En los últimos cuatro años (desde 2015), la economía uruguaya creció poco más de 1,5% en promedio y al interior las comunicaciones tuvieron un desempeño muy destacado. Concretamente, el valor agregado en el sector de las comunicaciones tuvo un crecimiento promedio anual de 11% en el período 2015-2018 y, de esa manera, sólo este sector terminó explicando prácticamente la totalidad de la expansión anual del PBI en este período. El resto de los sectores, en su conjunto, no tuvieron una contribución relevante a la expansión del PBI de este último tiempo…Dependiendo del año algunos sumaron y otros restaron, pero en su conjunto no tuvieron una contribución positiva relevante al crecimiento del PBI de los últimos cuatro años.

RA – Entonces, a partir de estas cifras, ¿podemos decir que la actividad económica en Uruguay está creciendo mucho menos que lo que marcan las estadísticas actuales?

FC – Es una pregunta bien interesante. La verdad es que en Deloitte nos parece que es importante ser cuidadosos con ese tipo de afirmaciones. ¿Por qué decimos eso? Porque a nuestro juicio es bastante probable sí que cuando finalmente se actualice el año base de las Cuentas Nacionales el peso de las comunicaciones en el PBI va a ser menor que el que marcan las estadísticas actuales y eso va a suponer una menor contribución de este sector al crecimiento de la economía de estos últimos años.

Ahora, al mismo tiempo, es posible que al actualizarse el año base también se capture mejor la participación de algunas actividades relativamente nuevas y que han tenido un crecimiento importante en los últimos años… Me refiero por ejemplo a los servicios globales o al desarrollo de software. Nuestra presunción es que este tipo de actividades no están siendo muy bien medidas actualmente en lo que hace a las Cuentas Nacionales y allí podemos tener alguna “sorpresa” positiva, que compense el efecto de corregir a la baja el peso de las comunicaciones en el PBI.

Con lo cual, Romina, a nuestro juicio es difícil ser categóricos respecto a cómo va a afectar la actualización del año base a la medición del crecimiento económico de los últimos años. En cualquier caso, es importante que más temprano que tarde podamos contar con estadísticas nuevas, construidas a partir de un año base más reciente, que represente mejor la estructura actual de la economía. Contar con buenas estadísticas es clave para tener siempre el mejor diagnóstico posible a la hora de tomar decisiones.

***

Este contenido y otros análisis de Deloitte los encontrás en www.objetiva.com.uy.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: