¿Cómo se explica la evolución más reciente del dólar en Argentina?

En la última semana Argentina se vio sacudida por cambios drásticos en la plaza financiera. El dólar llegó a superar los AR$ 23 el jueves pasado y el equipo económico sorprendió anunciando un paquete de medidas, incluyendo cambios en la meta fiscal y un aumento de la tasa de política monetaria de más de 1.000 puntos en las últimas dos semanas.

Emiliano Cotelo (EC): ¿Cómo se analiza la evolución más reciente del dólar en Argentina? ¿Cómo reaccionó el mercado frente a esos sucesos? ¿Y qué podemos esperar desde Uruguay? Enseguida, les proponemos recorrer estas preguntas con la economista Alicia Corcoll, de la consultora Deloitte.

Romina Andrioli (RA) – Alicia, la semana pasada conversábamos en este espacio sobre el aumento que estaba teniendo el dólar en nuestros vecinos… Y señalábamos que –al menos en parte– la suba se enmarcaba en un fenómeno global y no sólo regional. En ese momento, el tipo de cambio en Argentina rozaba los AR$ 21,50, pero tuvo subas adicionales en estos últimos días. ¿Podemos repasar cómo vieron ustedes la evolución más reciente?

Alicia Corcoll (AC) – Sí… Como tu decís, Romina, la suba que tuvo el tipo de cambio en Argentina en estos últimos días se dio en un marco de fortalecimiento del dólar relativamente generalizado a nivel internacional. De hecho, durante estos últimos veinte días vimos subas de entre 3 % y 5 % en los mercados desarrollados y tuvimos aumentos similares en varios países emergentes como México, Chile o India… Incluso en Brasil, el dólar tuvo una suba de 4 % y hoy está cotizando en torno a R$ 3,55 (aunque en ese caso reflejando también la propia incertidumbre política local).

Ahora, el aumento que vimos en Argentina durante este mismo período fue realmente muy intenso… El dólar allí pasó de ubicarse en AR$ 20,50 a mediados de abril hasta superar los AR$ 23 el jueves pasado. Si bien durante el viernes y la jornada de ayer el dólar mostró cierto descenso, bajando hasta AR$ 22,30, igualmente acumula un aumento de 9 % en estas últimas tres semanas y de 18 % frente a los niveles en los que arrancó el año.

RA – ¿Y cuáles fueron los disparadores de esta suba tan fuerte del tipo de cambio en Argentina?

AC – Bueno, al margen de las presiones externas en Argentina se conjugan varios factores domésticos. Tenemos, por un lado, un desequilibrio muy grande a nivel de las cuentas externas… Como repasábamos la semana pasada, Argentina tiene un déficit de cuenta corriente del orden de 5 % del PBI, un déficit que no sólo es muy elevado, sino que ha venido ensanchándose durante estos últimos años…

A ello se suma una situación fiscal que también es muy comprometida, dejando a Argentina particularmente vulnerable a posibles cambios en las condiciones financieras internacionales… Si bien hoy el contexto externo está siendo relativamente favorable para los países emergentes en general, es claro que la suba de tasas que estamos viendo en el mundo es potencialmente mucho más nociva para países como Argentina, con alto déficit fiscal y fuentes necesidades de financiamiento para sus cuentas externas.

A estos elementos, más de “fundamentos”, se sumaron otros más puntuales. Hubo un tema de deterioro de credibilidad tras un cambio de metas de inflación y de afloje de la política monetaria en diciembre… E incidió también la entrada en vigencia de un nuevo impuesto a las rentas financieras, que suma incertidumbre sobre el panorama de financiamiento.

RA – Está claro, Alicia. Repasemos cómo reaccionó el gobierno a la “corrida” contra el dólar. Emiliano recién mencionaba que fue un paquete de varias medidas…

AC – Sí, así es. Por un lado, el gobierno anunció una nueva meta (más chica) de déficit fiscal, tratando de mostrar al mercado que va a actuar de forma más decidida para atacar esa vulnerabilidad…

Por otro lado, el Banco Central intensificó las intervenciones en el mercado cambiario, vendiendo unos US$ 5.300 millones en estas últimas dos semanas.

Y ante la nueva disparada del dólar, entre el jueves y el viernes el Banco Central aumentó la tasa de política monetaria en unos 675 pbs… Y ya la había subido 600 pbs durante la semana previa, con lo cual la tasa de referencia terminó quedando en 40 % anual.

A su vez, también se redujo el límite a la posición en moneda extranjera que pueden tener las instituciones financieras, desde un 30 % hasta un 10 % de su patrimonio. Si bien no hay estimaciones oficiales del impacto de esta medida, los analistas locales estiman que con esta medida se inyectarían aproximadamente unos US$ 1.500 millones en el mercado.

RA – Ahora, ¿por qué adoptó todas estas medidas? Te lo pregunto porque al fin y al cabo un aumento del tipo de cambio parece ser parte de la solución… Argentina está cara en dólares.

AC – Sí, pero también está la preocupación por el efecto que puede tener la suba del dólar en el proceso de baja de la inflación que se está intentando procesar en Argentina… El último comunicado del Banco Central de hecho lo hizo explícito y aclaró que, cito textual, “está listo para actuar nuevamente si resultara necesario”.

El dólar tiene que subir, pero el Banco Central quiere evitar movimientos bruscos.

RA – ¿Y cuáles fueron las reacciones tras estos anuncios? Decías al comienzo que el dólar cedió un poco en estas últimas jornadas… Me imagino que sigue reinando bastante incertidumbre, pero ¿qué pronósticos se están manejando en materia cambiaria para Argentina?

AC – Los anuncios sorprendieron al mercado… y en cierta medida pusieron un freno sí a esa trayectoria alcista que venía mostrando el tipo de cambio… Entre el viernes y lunes, de hecho, el dólar cayó cerca de 3 %, cotizando en torno a AR$ 22,30.

A nivel de pronósticos, lo cierto es que ya venían ajustándose al alza en este último tiempo, pero después de esta disparada tuvieron una corrección fuerte. Yendo a los números, los contratos a futuro están marcando ahora una paridad cambiaria de AR$ 26 para diciembre de este año y de AR$ 27 para marzo del año que viene. Un dólar de AR$ 26 para fin de año implicaría una devaluación de más de 15 % respecto a los valores actuales… Y dejaría al dólar con una suba anual punta a punta de casi 40 %.

RA – Para ir terminando Alicia, desde la perspectiva de Uruguay… ¿Qué impactos tiene este aumento del dólar en Argentina? Ya en los últimos días vimos al dólar subiendo fuerte en nuestro país, superando de nuevo los $ 29. Ayer, incluso, cerró en $ 29,35…

AC – Sí. Es verdad que el dólar en Uruguay también subió fuerte en estos últimos días… Frente a mediados de abril subió casi 4 %, volviendo a niveles que no veíamos desde noviembre del año pasado.

Igualmente, por el momento la magnitud de la suba aquí en Uruguay sigue siendo moderada.

Un escenario como el que estamos viendo en Argentina conlleva varios riesgos para Uruguay. Uno claro es de competitividad, y puede afectar especialmente a algunos sectores (como el turismo). Pero también pensemos que con tasas en 40 % y más restricción fiscal, crecen los riesgos de que se interrumpa el proceso de reactivación económica que estábamos viendo en Argentina… eso tampoco sería positivo para Uruguay.

En definitiva, Romina, es muy pronto para ser asertivos sobre cómo va a seguir evolucionando el panorama en Argentina, pero es un frente que vamos a tener que ir siguiendo muy de cerca.

***

Nota relacionada
Análisis Económico: Fuerte aumento del dólar en la región y Uruguay: ¿Cómo afecta esta suba la competitividad?

Este contenido y otros análisis de Deloitte los encontrás en www.objetiva.com.uy.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: