FMI prevé rebote de la economía mundial en 2021, pero con una recuperación mejor en países desarrollados

Kristalina Georgieva, directora general del FMI. Crédito: Wikimedia Commons

EMILIANO COTELO (EC): El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó esta semana una nueva edición de su informe de perspectivas económicas. El documento incluyó otra revisión al alza de las proyecciones de crecimiento para la economía mundial.

¿A qué se debe este ajuste? ¿Qué se espera para la economía mundial de cara al 2021? ¿Cómo son las perspectivas si miramos más allá de este año? Les proponemos conversarlo con el economista Pablo Rosselli, socio de Exante.

ROMINA ANDRIOLI (RA): Pablo, comencemos por los grandes números. ¿Qué espera el FMI que pase con la economía mundial este año y cuán importante fue la revisión de pronósticos?

PABLO ROSSELLI (PR): La revisión al alza de proyecciones que realizó el FMI en esta oportunidad fue bastante importante. Las cifras del informe muestran que la caída del PIB en 2020 fue menor a la que se proyectaba y también señalan una mejora significativa para este año. Ahora, el Fondo estima que el PIB mundial cayó 3,3% el año pasado, en lugar de 3,5%, y que va a subir 6% en 2021, en lugar de 5,5%. Una revisión de 0,5% en el pronóstico para este año es bastante importante.

RA: ¿Cuáles son los factores detrás de esa revisión, Pablo?

PR: Los elementos que están detrás de estas revisiones son varios. En primer lugar, las correcciones de 2020 responden a que la actividad económica mundial tuvo un desempeño mejor a lo esperado en el segundo semestre del año. Esto se dio incluso pese al deterioro de la situación sanitaria en varios países, que llevó a los gobiernos a volver a imponer medidas de restricción de la movilidad de las personas. Sin embargo, esas medidas tuvieron un impacto significativamente menor en el nivel de actividad a lo que se observó con los confinamientos de marzo y abril del año pasado. En segundo lugar, las mejores perspectivas para este año recogen, por un lado, el avance de la vacunación en las grandes economías y por otro, el despliegue adicional de políticas económicas destinadas a apuntalar la actividad. El ejemplo más claro de esto último es Estados Unidos, pero la revisión de pronósticos para 2021 fue generalizada en todo el mundo.

RA: Vayamos a eso, Pablo… ¿Qué espera el Fondo en materia de crecimiento para las diferentes regiones o grupos de países?

PR: Para las economías desarrolladas consideradas en su conjunto, se aguarda un crecimiento de 5,1% este año. Gran parte de la revisión al alza en este agregado obedece a la mejora en el desempeño esperado para Estados Unidos. Esto tiene que ver con los efectos que se espera tenga el programa fiscal de Biden, que comentamos hace algunas semanas en el programa. Para que los oyentes tengan una idea, antes el Fondo esperaba un crecimiento de Estados Unidos de 5,1% para este año y ahora aguarda una suba del PIB de 6,4%. Es muy importante la revisión de proyecciones para Estados Unidos, que a su vez es junto con China una de las dos economías más grande del planeta, con lo cual su recuperación tiene un derrame relevante sobre el resto del mundo. Pero la revisión al alza en Estados Unidos no fue la única, también mejoraron las perspectivas para Francia, Italia, España, Reino Unido y Japón, para poner algunos ejemplos.

Si miramos el agregado de las economías emergentes, acá también se observó una mejora en los pronósticos, aunque menor, y se espera un crecimiento de 6,7% a nivel consolidado para 2021.

RA: ¿Qué se espera en particular para China, que como decías es la otra de las dos economías más grandes del mundo?

PR: Para China el Fondo espera un crecimiento de 8,4% este año, unas tres décimas más de lo proyectado en enero. Sin duda es una tasa de crecimiento alta para China, que parece tener controlado el covid. Pero no es la única economía emergente con tasas de crecimiento de esa magnitud. De hecho, se espera que todo Asia emergente tenga un desempeño extraordinario en el promedio de este año (8,6% para el conjunto de estas economías).

El rebote del PIB va a ser grande y generalizado en las economías emergentes en 2021, pero no hay que olvidar que venimos de una caída muy fuerte el año pasado. India, por ejemplo, va a crecer más de 12% este año, pero cayó más de 8% en 2020.

RA: ¿Ocurre lo mismo con nuestra región, con América Latina? ¿También se aguarda un crecimiento fuerte este año?

PR: En América Latina también habrá un rebote importante, pero notoriamente menos marcado que en Asia. El conjunto de América Latina cayó 7% en el promedio de 2020 y se aguarda que crezca 4,6% en 2021.

Si pensamos en nuestros vecinos, Brasil crecería 3,7% este año y Argentina 5,8%. La verdad es que la recuperación de la actividad viene siendo rápida en nuestros dos vecinos, a pesar de los problemas políticos y sanitarios en Brasil y a pesar del atraso en la vacunación y de los problemas macroeconómicos en Argentina.

De todos modos, también es cierto que Argentina viene de muy abajo. Tenía ya varios años de caída del PIB e incluso si se cumplen estas proyecciones cerrará 2021 más de 7% abajo del pico de actividad de 2018.

Por último, Romina, las proyecciones de PIB en México, que es la economía más grande de América Latina después de Brasil, también se revisaron al alza y se proyecta un rebote de 5% este año (después de una caída de 8,2% el año pasado). México depende mucho de Estados Unidos, por lo que esta revisión al alza refleja también el derrame de un mayor crecimiento en Estados Unidos.

RA: ¿Y qué proyecta el Fondo para Uruguay? ¿Cómo comparan esas proyecciones con las de los analistas locales?

PR: Comparan bien… El FMI espera un crecimiento de 3% este año, cifra que es igual a la mediana de la última encuesta de expectativas que publicó el Banco Central.

Nuestras proyecciones son ligeramente menores. En Exante estamos proyectando un aumento del PIB de 2,7% en el promedio del año. La discrepancia es pequeña y está dentro del margen usual de error de cualquier pronóstico.

RA: En síntesis, Pablo, tendremos un rebote importante del PIB mundial en 2021 pero es justamente un rebote después de una contracción grande en 2020 por la pandemia. ¿Entonces, cómo hay que valorar esas proyecciones?

PR: Es así, Romina. Para 2021 se espera un rebote muy fuerte de la economía mundial y eso es una muy buena noticia, pero no podemos perder de vista que ese rebote vendrá después de una caída inédita por la pandemia. Inédita desde la Segunda Guerra Mundial. Que va a dejar al mundo operando con niveles de actividad claramente por debajo de los que habríamos tenido si no se hubiese presentado el covid.

El covid tendrá efectos negativos duraderos sobre la actividad económica mundial. El Fondo prevé que todavía hacia 2024 el nivel de actividad esté sensiblemente por debajo de los niveles de tendencia que se podían proyectar antes del covid. La excepción más significativa es Estados Unidos, que como consecuencia del paquete fiscal que mencionábamos va a recuperar el terreno perdido mucho más rápido… Pero en 2024 la economía mundial va a estar un 3% por debajo de los niveles que cabía esperar antes del covid. Las economías desarrolladas un poquito abajo, y las emergentes consideradas en conjunto más de 4% abajo. Y los países de bajos ingresos van a estar más de 6% abajo.

Entonces, ¿cómo tenemos que valorar estas proyecciones para 2021? Rebote fuerte en 2021, pero esto viene después de una caída inédita en 2020, con niveles de actividad que van a quedar por debajo de la tendencia pre-covid y con una recuperación muy despareja entre las economías. La recuperación es a distintas velocidades, porque la capacidad de respuesta de la política económica es diferente y porque los sistemas de salud también difieren. Las economías desarrolladas van a recuperar el terreno perdido mejor que las emergentes.

Gabriela Pintos

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *