Fuerte suba de los precios de granos en el mundo

Fuerte suba de los precios de granos en el mundo

¿Cuál es su implicancia para Uruguay?

 

EMILIANO COTELO (EC): En las últimas semanas, los precios de los principales granos exportados por Uruguay mostraron subas fuertes en el mercado internacional. Ayer el precio de la soja cerró en unos
US$ 390 la tonelada en Chicago y el trigo superó los US$ 225 la tonelada… son valores en cualquiera de los dos casos muy altos… entre 20% y 30% superiores a los mínimos que llegaron a verse en la primera mitad del año.  

¿Qué está detrás de esta recuperación en los valores de los granos? ¿Qué implicancias y qué oportunidades plantea esta mejora de precios para la agricultura uruguaya? Lo conversamos con la economista Florencia Carriquiry, socia de Exante. 

ROMINA ANDRIOLI (RA): Florencia, Emiliano recién adelantaba que en estas últimas semanas se vieron subas realmente importantes en las cotizaciones de los granos en el mercado global. ¿Podemos repasar las principales cifras en ese sentido? 

FLORENCIA CARRIQUIRY (FC): Sí. La verdad es que venimos viendo en estas últimas semanas aumentos de precios bien importantes de varias materias primas en el mundo, que no sólo han revertido los ajustes bajistas que habíamos visto en la primera parte del año y en particular tras la llegada del coronavirus, sino que en algunos casos se están alcanzando valores que no veíamos desde hace varios años. 

Por ejemplo, como comentaba Emiliano, el precio de la soja en Chicago cerró ayer en unos US$ 390 la tonelada… Ese valor supone una suba de casi 30% desde los mínimos de finales de abril, cuando la oleaginosa cotizaba apenas arriba de los
US$ 300 la tonelada y de hecho es uno de los precios más altos desde que se produjo el ajuste de los valores de las materias primas en 2014.

De la misma manera, el trigo en Chicago, que había caído por debajo de los US$ 180 la tonelada a mediados de junio, subió también casi 30% desde esos niveles y está cotizando ahora en más de US$ 225 por tonelada, que es un récord en los últimos cinco años. 

Y finalmente, en el caso del maíz, pasamos de valores entre US$ 120 y US$ 130 la tonelada entre abril y julio (siempre en el mercado de Chicago) a precios actuales cercanos a los US$ 160 la tonelada. En este caso no se trata de precios tan altos en una perspectiva histórica (son nieles similares a los de años previos) pero no deja de ser importante la mejora que está procesando el mercado en los últimos meses. 

RA: Es claro que las subas están siendo realmente intensas… ¿qué está detrás de estas tendencias alcistas en los precios de los granos?

FC: Esta mejora se enmarca en un contexto global de mejora de expectativas tras el momento más agudo de la pandemia… Ayer Tamara comentaba sobre la corrección al alza que están teniendo los pronósticos de crecimiento en general y esa mejora de expectativas se ha reflejado en subas fuertes en las bolsas y ahora también a nivel de los mercados de materias primas. 

A nivel de los granos, en particular, estamos viendo una demanda muy firme desde China (las importaciones de soja desde China están teniendo un dinamismo muy fuerte), que se combina con algunas peores noticias del lado de la oferta… Por un lado, recientemente se revisaron a la baja las cifras de stocks de soja en Estados Unidos y por otro lado hay temores en relación con las condiciones climáticas de cara a la zafra del hemisferio sur y en particular de Brasil.  Y en el caso del trigo hay una menor oferta exportable de Ucrania y Rusia que son dos muy importantes exportadores de este cereal y la perspectiva de una menor cosecha Argentina… 

Y a todo esto se agrega, según ha trascendido en la prensa especializada, una presión creciente de compradores especulativos… que también estarían incidiendo en el rally reciente.

RA: ¿Y qué está sucediendo a nivel de otro grano relevante para nuestro país, como el arroz? Habíamos comenzado el año con subas de precios en este caso, de algún modo a contramano de lo que veíamos en los demás granos… ¿esta tendencia de suba se mantuvo en los últimos meses? 

FC: Es cierto que el arroz ha tenido una evolución bien diferente al de otros granos en lo que va de 2020. En la primera mitad de año (de hecho, ya desde mediados de 2019) tuvo una evolución alcista excepcional, con la referencia de arroz blanco de grano largo en Houston ubicándose en junio en unos US$ 670 la tonelada, que es un valor realmente muy alto en una perspectiva histórica… Como comentamos otras veces el arroz es lo que en economía llamamos un bien inferior… su demanda aumenta cuando caen los ingresos… con lo cual, la crisis global asociada al coronavirus tendió a reforzar la demanda por este cereal y a eso se agregó que en varios países productores y exportadores de Asia los gobiernos establecieron limitaciones a la exportación para asegurar el abastecimiento doméstico… 

Desde los picos de mediados de año, el precio del arroz blanco en Houston ha tendido a bajar (de nuevo a contramano de lo que hemos visto en otros granos), pero se mantiene en torno de los US$ 620-US$ 630 la tonelada, que no deja de ser un buen valor en una perspectiva histórica. 

RA: Sin dudas esta mejora de precios es una muy buena noticia para la agricultura en nuestro país… ¿verdad? ¿Cómo están viendo las perspectivas para este sector tan importante del agro uruguayo? 

FC: Claramente la mejora de precios es de una magnitud muy significativa y de mantenerse plantea perspectivas de una mejora relevante de la rentabilidad agrícola. 

Como es habitual las referencias de precios a nivel local están acompañando las tendencias de aumento del mercado internacional y tenemos al trigo de aptitud panadera con valores de más de US$ 210 la tonelada en el mercado interno y a la soja cotizando arriba de los US$ 370 la tonelada actualmente.  

Y por otro lado, más allá de que el dólar se ha mantenido estable en los últimos meses, es claro que en los últimos dos años hemos visto una suba del tipo de cambio significativa, que se ha traducido en una baja importante de los costos de producción medidos en dólares. 

Por lo tanto, en la medida en que el clima acompañe y permita rendimientos razonables, la combinación de menos costos y mejores precios va a permitir una recuperación importante de los márgenes en los principales cultivos. 

RA: ¿Tienen estimaciones concretas en ese sentido? 

FC: Sí, tenemos estimaciones. Para tener una referencia (porque siempre las estimaciones de escritorio son indicativas y están construidas para un modelo estándar de costos en cada caso), en los cereales de invierno (el trigo y la cebada) que están ahora en su fase final de desarrollo, con un supuesto de 3.600 kilos promedio por hectárea, estamos estimando márgenes antes de renta de la tierra arriba de los US$ 250 por hectárea, que es el mejor registro en unas cuantas zafras. Y, de nuevo, si el clima es mínimamente aceptable el próximo verano y permite alcanzar un rinde medio de 2.400 kilos por hectárea en la soja (que es mejor que el de la última campaña pero es muy inferior al que hemos visto en buenos veranos), el margen en esta oleaginosa podría superar los US$ 400 por hectárea en promedio, siempre antes de la renta de la tierra… 

Y a nivel del arroz, que venía de 4 o 5 zafras de pérdidas, también estaríamos viendo una mejora de los resultados desde el último verano. Y si asumimos un precio del arroz chacra estable en los US$ 10 por bolsa (ya neto de la retención para el pago del Fondo Arrocero) que se acordaron de modo preliminar para la última campaña, los márgenes tendrían una nueva mejora en el próximo ciclo… y podrían superar los US$ 230 promedio por hectárea previo a la renta de la tierra. 

En definitiva, este escenario de precios de los granos está dejando, como decíamos, una mejora muy interesante en los resultados agrícolas de este ejercicio 2020/2021 que está transcurriendo.

***

Foto: Javier Calvelo / adhocFotos

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: