Javier Calvelo / adhocFOTOS

Mercado de trabajo se frenó en febrero y se espera que la recuperación «sea realmente lenta»

Javier Calvelo / adhocFOTOSEl desempleo trepó a 11,1% de la población activa.

¿Lo sabías?

Los contenidos periodísticos de En Perspectiva y Radiomundo están disponibles en nuestra web las 24 horas, todos los días del año. Y su uso es gratuito, para todos, sin barreras…

Eso es posible porque existe un grupo de oyentes que asumen, voluntariamente, un abono mensual. Son los «Socios 3.0 de En Perspectiva».

Te invitamos a sumarte tú también.Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

 

EMILIANO COTELO (EC): Ayer el Instituto Nacional de Estadísticas publicó las cifras del mercado de trabajo correspondientes al mes de febrero. Según estos datos, luego de la mejora vista en enero, la tasa de empleo cayó en febrero y se ubicó en 54,9% de la Población en Edad de Trabajar.

En tanto, también subió la tasa de desempleo, que volvió a superar el 11% de la población económicamente activa.

¿Cómo deben analizarse estas últimas cifras del mercado laboral? ¿Cuáles son las perspectivas para los próximos meses? Lo conversamos con la economista Florencia Carriquiry, de Exante.

ROMINA ANDRIOLI (RA): Florencia, ¿qué lectura hacen de estas últimas cifras del mercado de trabajo para el mes de febrero?

FLORENCIA CARRIQUIRY (FC): A nivel general, después de cifras que en enero habían sido incluso mejores a lo que esperábamos, los datos de febrero marcaron cierto deterioro del mercado de trabajo, aunque muy moderado.

Como adelantaba Emiliano la tasa de empleo bajó a 54,9% de la Población en Edad de Trabajar (desde un registro de 55,2% en enero). Se trata de todas maneras de una caída del empleo muy acotada frente a enero, sobre todo si contemplamos que refleja en parte un comportamiento estacional habitual, en febrero el empleo suele caer respecto al mes previo. De hecho, según nuestras estimaciones desestacionalizadas para la serie de tasa de empleo la caída vista el mes pasado respecto a enero es realmente muy marginal.

RA: ¿De cuántos ocupados menos estamos hablando, Florencia? ¿Qué implica esta caída de la tasa de empleo vista en febrero en términos de personas?

FC: Según nuestras estimaciones, que se hacen a partir de las cifras de población que publica el INE, en febrero se habrían perdido en términos netos unos 8.000 empleos. Concretamente, de acuerdo con las llamadas matrices de transición que comenzó a publicar el INE en estos informes del mercado de trabajo desde mediados del año pasado, en términos brutos se habrían destruido unos 53.000 puestos de trabajo, pero al mismo tiempo se crearon unos 45.000 empleos, de allí ese saldo neto negativo en unos 8.000 ocupados menos en la comparación con el mes previo.

Lo cierto es que desde el peor momento de la crisis sanitaria se han recuperado unos 73.000 puestos de trabajo, pero a febrero teníamos todavía unos 33.000 ocupados menos que en febrero de 2020, previo a la llegada del coronavirus.

RA: De acuerdo con lo que comentaba Emiliano al inicio, además de la caída de la tasa de empleo, en febrero volvió a subir el desempleo, ¿verdad? ¿Cuántos desempleados había en febrero en el país según estas últimas cifras?

FC: Es cierto. En febrero aumentó nuevamente el desempleo, y alcanzó al 11,1% de la población activa. En términos gruesos, estamos hablando de unos 198.000 desocupados en todo el país. En la comparación con los niveles de un año atrás estamos hablando de unos 8.000 desocupados más que en febrero de 2020.

Como explicamos otras veces, si la población desocupada no ha aumentado más (pese a haberse perdido más de 33.000 empleos en la comparación interanual) es porque también cayó la población que busca empleo. Como explicábamos el mes pasado, en el último año subió lo que llamamos la población desalentada, que entiende que no hay oportunidades en el mercado laboral y por eso deja de buscar trabajo. Y para ser definido como desocupado uno no sólo tiene que declarar no tener trabajo, sino que también tiene que haber buscado empleo activamente en la última semana. Por eso, siempre advertimos que un buen diagnóstico del mercado de trabajo no sólo tiene que quedarse con la evolución de la desocupación abierta, el problema de la insuficiencia de empleo puede estar afectando a una población bastante mayor que eso, De hecho, según nuestras estimaciones, la insuficiencia de empleo estaría afectando hoy por hoy a más de 375.000 personas, eso es poco menos del doble de la población desocupada según estas últimas cifras del INE.

RA: ¿Podemos comentar un poco mejor esas estimaciones? Creo que vale la pena recordar a los oyentes que incluye ese concepto de insuficiencia de empleo al que hacías referencia.

FC: Como explicamos en otras oportunidades, más allá de la desocupación abierta, también se observan otras problemáticas en el mercado de trabajo. Por ejemplo, está el problema del subempleo. En términos simples, los subempleados son quienes tienen empleo, pero trabajan menos horas de lo que desearían. El INE presenta estimaciones del porcentaje de ocupados que sufren de esta problemática todos los meses. actualmente se ubica en torno del 9% de los ocupados. Y, por otro lado, en Exante hacemos una estimación (en base a las cifras del INE) de lo que llamamos “desalentados”, que, como adelantaba antes, definimos como las personas que no están buscando empleo actualmente pero que sí lo hicieron en el pasado reciente. La hipótesis es que, en momentos de dificultades en el mercado de trabajo, la población activa tiende a caer porque muchas personas se desalientan, entienden que no hay oportunidades para ellos.

Entonces, las estimaciones de población afectada por la falta de empleo que mencionaba antes procuran contemplar todas esas problemáticas, que en última instancia se relacionan justamente con la escasez de empleo en la economía.

Según nuestros cálculos, como decía antes, a febrero habían unas 377.000 personas afectadas por la insuficiencia de empleo en nuestro país, eso es aproximadamente un 21% de la Población Económicamente Activa incluyendo dentro de esa población activa la estimación de trabajadores desalentados).

RA: Está claro. ¿Y qué podemos esperar para los próximos meses?

FC: Como señalaba antes, estas cifras del mercado laboral de febrero marcaron cierto deterioro respecto a enero y la verdad es que en el corto plazo tendemos a pensar que el agravamiento de la situación sanitaria (que llevó al gobierno a tomar algunas medidas más de restricción a la movilidad sobre mediados del mes pasado) seguramente se va a reflejar en un deterioro adicional del mercado laboral en marzo y por algunos meses probablemente.

Pero incluso en una mirada más larga y asumiendo un avance exitoso de la vacunación, que permita prever un mejor segundo semestre en términos de actividad económica, como comentaba el mes pasado la pandemia desencadenó o aceleró procesos de mejora de la eficiencia en las empresas, en muchos casos con más incorporación de tecnología y probablemente algunos puestos de trabajo del tiempo pre-pandemia no se van a recuperar. Por eso en Exante esperamos que la recuperación del mercado laboral sea realmente lenta.

De allí que desde hace tiempo venimos advirtiendo que la próxima negociación salarial debe encararse con mucha cautela por parte de todos los involucrados. A nuestro juicio, con un mercado de trabajo tan debilitado como el que todavía tenemos, el objetivo primordial debe ser recuperar empleos. Las pautas que presente el gobierno para esta nueva ronda salarial y el modo que se lleven adelante esas negociaciones es en nuestra opinión serán un hito clave para la política económica en este 2021.

Gabriela Pintos

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *