¿Qué se puede esperar para el turismo en nuestro país?

¿Qué se puede esperar para el turismo en nuestro país?

Tras el anuncio de fronteras cerradas en el verano 2020-2021

 

EMILIANO COTELO: El jueves pasado, en conferencia de prensa, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, anunció que las fronteras permanecerán cerradas durante la próxima temporada de verano 2020-2021. La situación sanitaria en los países vecinos hacía prever que difícilmente estaríamos en condiciones de reabrir fronteras previo al verano, pero el anuncio oficial tuvo un impacto fuerte en el ánimo del sector turístico, uno de los más golpeados (sino el más golpeado) por esta crisis. Ayer justamente conversamos con la Cra. Graciela Lombardo, vicepresidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay acerca de los problemas en el sector. 

Hoy les proponemos seguir esta discusión, pero desde una perspectiva macroeconómica, para poner algunos números clave sobre la mesa y conversar sobre las perspectivas para el sector turístico bajo estas circunstancias. Para eso estamos con la economista Florencia Carriquiry, socia de la firma Exante 

ROMINA ANDRIOLI (RA): Florencia, como decía Emiliano recién, quizás valga la pena comenzar por poner algunos números clave sobre la mesa y algo de perspectiva histórica ¿cómo venía evolucionando el turismo en Uruguay en estos últimos años y en particular cómo fue la última temporada (que finalizó justo previo a la llegada del coronavirus)? 

FLORENCIA CARRIQUIRY (FC): Bien. El turismo registró un pico en el verano de 2018, cuando ingresaron más de 1 millón y medio de turistas en el primer trimestre del año y dejaron más de US$ 1.000 millones en el país. Ya en los veranos de 2019 y 2020 veníamos viendo menores flujos de turismo, como resultado sobre todo de una menor llegada de argentinos. Recordemos que más del 60% de los turistas que llegan al país provienen de Argentina (y llegaron a ser más en torno al 75% del total en los veranos 2017 y 2018) y hay entre un 5% y un 10% que son uruguayos residentes en el exterior (que en su gran mayoría residen en Argentina) con lo cual el turismo es realmente muy dependiente del contexto económico en el país vecino. Y lo cierto es que la combinación de recesión y devaluación que veníamos viendo en Argentina desde mediados de 2018 ya venía suponiendo una retracción del turismo en nuestro país.

Puntualmente, en el primer trimestre de 2020, ingresaron al país 1 millón de visitantes (unos 90.000 menos que en 2019 pero 500.000 menos que en el máximo de 2018) y gastaron unos US$ 675 millones, en dólares corrientes casi 40% menos que en el pico de 2018 y en dólares constantes (corrigiendo por la deflación en dólares que hubo en el período en nuestro país) 30% menos que en aquel momento. De hecho, en dólares constantes la temporada 2020 ya fue la peor desde el verano 2008. 

RA: Está claro. ¿Y con fronteras cerradas qué podemos esperar para esta próxima temporada? Ayer la vicepresidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes nos manifestaba la gran preocupación que hay en el sector y el temor de que sin un mayor apoyo desde el gobierno varios operadores turísticos no logren mantenerse en actividad ¿Cómo están viendo este escenario?

FC: Claramente, el turismo es probablemente el sector más golpeado por esta crisis sanitaria y nos encaminamos a lo que será seguramente la peor temporada turística de la historia, con un turismo receptivo que será prácticamente nulo. Siempre podrán entrar ciudadanos extranjeros que tengan una residencia en el país y por supuesto podrán ingresar también los uruguayos que residen en el exterior que quieran venir a Uruguay, pero presumiblemente estaremos hablando de unos pocos miles.Y si bien esos turistas que lleguen permanecerán en el país más de lo habitual (teniendo en cuenta que deben hacer como mínimo una cuarentena de 7 días), el gasto de los turistas en el país va a ser realmente muy reducido en este próximo verano. 

Para tener una referencia, en abril-junio, ya con fronteras cerradas, según las últimas cifras de Balanza de Pagos las exportaciones turísticas ascendieron a unos US$ 56 millones. Quizás esa cifra sea algo mayor en el verano, pero también debemos considerar que la situación económica en Argentina ha seguido deteriorándose y en particular hemos visto una depreciación muy acelerada del peso en los últimos meses, con el dólar “blue” arriba de los 190 pesos argentinos y con el gobierno endureciendo todavía más el cepo. Con lo cual, teniendo en cuenta estas circunstancias, estimamos que las exportaciones turísticas rondarán los US$ 70-80 millones como máximo en enero-marzo de 2021, es decir que seguramente el turismo receptivo dejará unos US$ 600 millones menos al país que en el verano 2020. 

RA: ¿Esto quiere decir, Florencia, que el sector turístico mirado en su conjunto perderá US$ 600 millones de ingresos respecto al verano pasado, entonces? ¿Estoy interpretando bien las cifras? 

FC: Estrictamente, esto quiere decir que ingresarán al país unos US$ 600 millones menos que en enero-marzo de 2020. Ahora, al mismo tiempo va a caer drásticamente el gasto de los uruguayos en el exterior y presumiblemente aumentará el gasto en turismo interno. Con lo cual el gasto en turismo en el país o, dicho de otra manera, los ingresos consolidados del sector turístico uruguayo seguramente caerán algo menos.

RA: ¿Podemos repasar esas otras cifras, Florencia? ¿A cuánto ascendió en el último verano el gasto realizado por los uruguayos en el exterior? 

FC: El turismo emisivo, es decir, la salida de uruguayos al exterior venía subiendo muy fuertemente en los últimos años y en el primer trimestre de 2020 el gasto en el exterior alcanzó a algo más de US$ 290 millones (uno de los registros más altos en varios años). Las últimas cifras disponibles marcaron el desplome de las importaciones turísticas (es decir, el gasto de los uruguayos en el exterior) a apenas US$ 4 millones. Y si bien actualmente las fronteras están abiertas para los uruguayos en la mayoría de los destinos (y recientemente se anunció que Argentina en particular abriría sus fronteras para el verano), la verdad es que tendemos a pensar que los uruguayos realizarán muy pocos viajes de turismo al exterior el próximo verano. Con lo cual, en términos netos, con flujos tanto de entrada como de salida muy reducidos, el saldo de turismo será seguramente muy cercano a 0 en el verano. 

RA: Florencia y ¿cómo puede jugar el turismo interno? Es esperable que los uruguayos que dejan de viajar al exterior realicen más turismo interno, ¿verdad? 

FC: Sí. Todo hace pensar que los uruguayos tenderemos a viajar menos al exterior y a realizar algo más de turismo interno. Para poner alguna cifra en ese sentido, la última información de turismo interno que publicó el Ministerio de Turismo es la correspondiente a 2019. Según estas cifras, en total los uruguayos gastaron unos US$ 1.586 millones en viajes internos en el conjunto de ese año. Y aproximadamente el 30% de los viajes de turismo interno se habría realizado en el primer trimestre del año. Si asumimos cifras similares en 2020, podríamos decir que los uruguayos gastamos en turismo interno aproximadamente US$ 470 millones en el primer trimestre del año pasado.  

Desde esa perspectiva y si bien el contexto de pérdida de empleos, de caída de ingresos, depreciación real de nuestra moneda y de alta incertidumbre hace pensar en un menor gasto en turismo en general entre los hogares uruguayos, es esperable que al menos parte de lo que se gastaba en viajes al exterior en el pasado se destine a turismo interno en este próximo verano y por eso en Exante tendemos a pensar que el gasto en turismo interno podría subir entre 15% y 20% respecto al año pasado. 

Ahora, también es importante advertir que el gasto que hacen los turistas uruguayos en el país es muy diferente en su composición (tanto a nivel de zonas, como a nivel de rubros) que el que realizan los turistas extranjeros. Ayer justamente desde la Asociación de Hoteles y Restaurantes marcaban esto. Por ejemplo, para Montevideo el turismo interno es muy marginal, no sustituye prácticamente nada de lo que se pierde por la caída del turismo receptivo. 

RA: Está claro. Pero, más allá de esa puntualización, que es bien pertinente, el turismo interno probablemente moderará la pérdida de ingresos del sector turístico en su conjunto, ¿verdad? 

FC: Sí. A partir de lo que comentábamos antes e incluso asumiendo un crecimiento del turismo interno más o menos significativo, el gasto total en turismo en nuestro país estimamos que caerá en unos US$ 500 millones respecto al verano 2020. Es una estimación muy indicativa, dadas las incertidumbres que todavía prevalecen y teniendo en cuenta que es muy difícil intentar pronosticar el comportamiento que tendrán los turistas tanto extranjeros como uruguayos en este contexto, pero confirma que nos encaminamos como decía antes a un verano realmente muy complejo para los rubros más vinculados al turismo y que se hará sentir además en varios giros de consumo masivo en general que también solían tener una zafra de mayores ventas en el verano con la llegada de los turistas. 

***

Foto: Ricardo Antúnez – adhocfotos

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: