Cuentos con traición: Los ganadores del mes de agosto para leer y escuchar

<em>Cuentos con traición</em>: Los ganadores del mes de agosto para leer y escuchar

Viernes 7 de setiembre

La Mesa de los Viernes dio a conocer los ganadores de la segunda convocatoria al Concurso de Cuentos de En Perspectiva de 2018. En esta oportunidad, la consigna fue escribir “Cuentos con traición”. El honorable jurado encargado de evaluar los trabajos presentados estuvo integrado por Juan Grompone, Ana Ribeiro, Alcides Abella y Gonzalo Pérez del Castillo.

Los cuentos ganadores serán premiados con una prenda uruguaya de lana fina de Don Baez, cinco libros de la Colección Lectores de Ediciones de la Banda Oriental, vinos finos de bodegas Giménez Méndez y productos de cosmética natural de Matías González.

A continuación, los cuentos preferidos de los miembros del jurado.

Cuento elegido por: Gonzálo Pérez del Castillo.
Título: Recuerdos
Autor: Graciela Pérez
Seudónimo: Mogra

El aburrimiento ganaba, me asomé a la ventana y lo vi sentado con su pelota en el cordón de la vereda.

Mamá levantaba la mesa del desayuno y preguntó: “¿No jugás con Leandro hoy?”

Respondí: “No, nos peleamos. Ayer, a la hora de la siesta, jugando a la pelota golpeé sin querer la puerta de doña Juanita. Cuando salió muy enojada, él le dijo que fui yo.”

Papá levantó la vista del diario, el miedo se apoderó de mí. Me miró fijamente unos segundos, luego volvió a su lectura y entre dientes murmuró: “un traidor”.

Respiré aliviado.

***

Cuento elegido por: Ana Ribeiro
Título: Sin título
Autor: Fernanda Larrosa
Seudónimo: Camial

Tendiste la cama, pero no como lo haces siempre; la perfumaste y decoraste para mí. Preparaste la cena de forma dedicada y espectacular. Bajaste la luz al punto perfecto entre tierno y carnal. Serviste un par de copas, que vaciamos y volvimos a llenar hasta el final. Dedicaste cada segundo a hacerme sentir viva. Me llevaste a la habitación y poco a poco fuiste sacándome la ropa, con dulzura, con firmeza, con sensualidad. Acariciaste cada porción de mi piel al desnudo. Erizaste mis poros con tu roce y con tu aliento. Supiste colocar tus ojos ardientes encima de los míos. La velada se convirtió en mucho más que eso. Fuiste obrero de algo increíble. Y yo… Y yo: pensando en él.

***

Cuento elegido por: Juan Grompone
Título: Accidente
Autor: Juan Carlos Zaffaroni
Seudónimo: Ricino

Mañana su marido tenía que hacer carretera. La velocidad era normalmente la manera de disipar su ansiedad. Ella fue la encargada de llevar el auto al mantenimiento. Sabía que aquel mecánico la miraba con interés. Era hora de aprovechar. No era tan difícil pensó; solo alguna promesa. Le costó mucho mas que eso. Quedaron bien los frenos le preguntó, guiñándole un ojo, cuando al otro día levantó el auto.

Un beso ligero marcó la despedida a la mañana siguiente. La carpeta de seguros pronto estuvo sobre la mesa. Enseguida fue a limpiar la serie de gotas que quedaron en el piso del garaje. Un timbrazo la sorprendió. Dos policías la esperaban afuera. Cuando llegó a la seccional no le comunicaron la noticia. La esperaban su esposo y el mecánico y habían hecho la denuncia.

***

Cuento elegido por: Alcides Abella
Título: Compañero
Autor: Martín Alonso Cerviño
Seudónimo: Trocha Angosta

Las heridas de la revolución ya no dolían aunque bastaba verlo caminar para saber que lo acompañarían para siempre. Nadie lo detuvo al cruzar el umbral de la Casa de Gobierno, siendo respetuosamente saludado. No necesitaba cita para ver al presidente. Entró a su despacho sin anunciarse y allí estaba él. Tuvo que cerrar sus ojos cuando los recuerdos lo invadieron, doliendo, sofocándolo. Gritos, disparos, miedo y la muerte, la muerte con su olor dueña de las calles de la ciudad. Acechando, eligiendo compañeros.

Luego, por fin, la alegría de la victoria. Pero ahora, hoy, allí afuera ella reinaba otra vez. Al abrir los ojos el responsable seguía allí. El escritorio los separaba tanto como la tierra que pisaban separaba a los dos océanos entre los que se interponía. —Meses sin verte compañero— dijo el presidente extendiéndole la mano. Le correspondió con la suya extendida, empuñando la pistola que le apuntaba directo al corazón.

***

Cuentos ganadores

Tercer premio

Título: Amistad y traición
Autor: Enrique Del Castillo
Seudónimo: Delca

Nacieron el mismo día con solo tres horas de diferencia, cursaron juntos los estudios primarios y secundarios. Después cada uno eligió su carrera, separándose por una considerable distancia. Uno al norte y el otro al sur del país. La amistad que los unía superaba todo inconveniente que se presentara, siempre estaban al pie del cañón para ayudarse en cualquier circunstancia. Los dos, se extrañaban profundamente.

Los dirigentes políticos de turno con ideales antagónicos, arengando a sus conciudadanos a levantarse en armas; unos por el idioma, por la historia y las tradiciones culturales y los otros por la independencia.

Se volvieron intolerantes y opresores a pesar de que sus verdaderos intereses eran económicos.

Los amigos, Capitanes de sus respectivos ejércitos, se encontraron cara a cara en una decisiva batalla, pero ninguno reaccionó contra el otro.

Luego de cada juicio fueron ejecutados, con una diferencia de tres horas el mismo día, por traición.

***

Segundo premio

Título: Los traicionados
Autor: Gloria Algorta
Seudónimo: Luisa Lane

Yo había llegado al Uruguay de visita después de diez años. Me pasó a buscar y conversamos en un boliche.

La luz del palier era tenue y tenía una cualidad amarilla que daba una sensación de irrealidad. El beso fue casto como la situación requería. Estábamos amarillos y tímidos, lo no dicho y los gestos no hechos nos rodeaban como una neblina que difuminaba nuestros propios contornos.

Habíamos sido novios hasta que él pasó a la clandestinidad y yo me enamoré de otro y me fui al exilio. Me pasó a buscar y conversamos horas en un boliche. Después me devolvió a la casa de mis padres. En el auto, las palabras no dichas se hicieron tan densas que amenazaban precipitarse sobre nosotros. Otro beso casto y un intercambio de direcciones que jamás usaríamos, porque eran de casas donde vivíamos con otros, con aquellos con quienes nos habíamos traicionado. Los besos verdaderos, los abrazos y las lágrimas se quedaron flotando en aquel asfixiante mar de palabras nonatas que había sustituido al aire.

***

Primer premio

Título: Sin título
Autor: Fernanda Larrosa
Seudónimo: Camial

Tendiste la cama, pero no como lo haces siempre; la perfumaste y decoraste para mí. Preparaste la cena de forma dedicada y espectacular. Bajaste la luz al punto perfecto entre tierno y carnal. Serviste un par de copas, que vaciamos y volvimos a llenar hasta el final. Dedicaste cada segundo a hacerme sentir viva. Me llevaste a la habitación y poco a poco fuiste sacándome la ropa, con dulzura, con firmeza, con sensualidad. Acariciaste cada porción de mi piel al desnudo. Erizaste mis poros con tu roce y con tu aliento. Supiste colocar tus ojos ardientes encima de los míos. La velada se convirtió en mucho más que eso. Fuiste obrero de algo increíble. Y yo… Y yo: pensando en él.

***

Premio de los oyentes

Título: Bongo
Autor: Sergio Barrenechea
Seudónimo: Vasko

Cuatro meses sin trabajo trajeron deudas de alquiler. Alguna changa me dio supervivencia a mi y la de Bongo, mi fiel compañero hacía 5 años. Ahora sin plata debía ir a una pensión, sin mascotas, lo único que podía pagar. Aprontaba mi mochila mientras él, Bongo, me relojeaba. No me animaba a mirarlo, mi sentimiento de culpa era abrumador, mis pensamientos viajaban recordando cuántos momentos difíciles habíamos compartido.

Cómo había permanecido junto a mi cama durante mis convalecencias, cómo había hurgado todos los rincones cuando llegamos a la vivienda. De pronto levantó su cabeza y me miró fijamente, habían golpeado la puerta y venían a buscarlo. Sus ojos clavados en los míos me hablaban, estaban turbios, tristes, sin comprender lo que yo planeaba. Abrí la puerta y a Bongo se le escapó un ladrido, prolongado con un gemido.

Lo miré largamente y luego le dije al recién llegado:

-Disculpe pero hubo un error, me podré traicionar a mí mismo pero nunca al perro. Pobre si, traidor no.

***

Locución: Rafael Mandressi, Rosario Castellanos, Pablo Izmirlian
Producción versión audio de los cuentos y guión: Rodrigo Abelenda
Puesta al aire: Ariel Gómez

***

Mesa relacionada
La Mesa de los Viernes: Cuentos con traición: Ganadores del Concurso de En Perspectiva

Enlace relacionado
Concurso de Cuentos de En Perspectiva, llamados anteriores

***

Foto: Brutus, busto de Michelangelo Buonarroti, en el museo Pushkin de Moscú, Rusia. Crédito: Shakko/Wikimeda Commons.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

Escribir Comentario