Uruguay 2045: Conocé a los nominados por el jurado y votá por tu cuento favorito

<em>Uruguay 2045</em>: Conocé a los nominados por el jurado y votá por tu cuento favorito

El Concurso de Cuentos de En Perspectiva te invita una vez más a ser parte del jurado y votar para definir el “premio de los oyentes”. Aquí están publicados los cuentos enviados bajo la consigna “Uruguay 2045” nominados por el Jurado. Al final de la página se encuentra el formulario para votar.

La votación para el Premio de los oyentes cerró el jueves 30.7.2020 a las 13.00 hs. Muy pronto daremos a conocer los resultados de la votación y también los premios otorgados por el jurado.

Edición: segundo llamando, julio de 2020
Consigna: Uruguay 2045
Jurado: Juan Grompone, Alcides Abella, Gonzalo Pérez del Castillo, Alejandro Abal y el equipo del programa Oír con los ojos.

 

Cuentos nominados

Título: Sonrisas
Seudónimo: Ada

Recuerdo cuando cumplí quince, en junio de 2045. Habíamos preparado desde hacía mucho tiempo cada detalle para que todo fuera perfecto.

Entré al cuarto de mamá y la vi sentada sobre su cama mirando una especie de barra roja.

—Mamá, ¿qué es eso?

Noté que había estado llorando y no entendía por qué. Balbuceé algo y me interrumpió.

—Es un labial —me dijo—, no se usan desde… desde que no se ven más las sonrisas.

Cambió el tono y quiso mantener la calma aunque no pudo, lo noté por las lágrimas que comenzaban a mojar el tapabocas. Debía cambiarse y desinfectarse si seguía así.

Antes de que dijera algo, me interrumpió otra vez:

—Hemos hablado muy poco de esto, Alfonsina, llegan tus quince y no puedo contener mis recuerdos de cómo eran las fiestas antes. No veré tu sonrisa hoy, como desde que naciste.

—Mamá, sabés que me confundís cuando hablás de sonrisas.

—Lo sé, te confundiré más si te hablo de maquillaje, hoy no es un día para clases de historia.

Terminó, fue y se desinfectó otra vez.

***

Título: Adagio
Seudónimo: Minotauro

Van tirando de un carro, puro pellejo, un perro, un gurisito y un criollo viejo.

El niño mira su teléfono a cada rato preocupado por la hora; hoy no puede llegar tarde a la escuela, es miércoles y los miércoles hay milanesas.

El perro sabe que un hueso aparece en cualquier volqueta y el caballo solo desea descansar. Si alguna vez lo hubiera visto pensaría en un verde prado, pero solo ha conocido el hormigón y la basura.

Un grupo de obreros baja de las columnas los coquetos carteles plásticos con el mundo rodeado de laureles en blanco y celeste, con un cien dorado, el pibe se los pide;

-Pa’ tapar las goteras.

-Llevátelos.

Contentos, pegan la vuelta. A las pocas cuadras empieza a caer una garúa fina y fría.

El niño sube el perro al carro, abajo del asiento y se tapan con uno de los carteles.

Y así, por una vez, los cien años de paz le mejoran el día.

Título: Sugestión
Seudónimo: Cebrita

Ángeles no se sentía bien. En realidad nunca logró sentirse bien después de aquella pandemia ocurrida veinticinco años atrás. Quedó con miedo. Hacía tiempo que no atendía las llamadas telefónicas y su actividad social se redujo al mínimo. El teléfono volvió a sonar, y esta vez una voz muy fuerte en su cabeza le pedía que atendiera. Así lo hizo.

-Hola, ¿con quién hablo?- preguntó temerosa – y la respuesta se escuchó clara y horrorosa: Con el virus.

***

Título: En línea
Seudónimo: Alanit

-¡Epaaa! ¡Qué preciosa! -exclamé al ver a mi esposa vestida de fiesta.

-¡Gracias! -dijo sonriente mientras tomaba mi corbata entre sus manos-. Dejame arreglarte ese nudo.

-Mmmm… ese perfume… es…

-El que me regalaste para el aniversario -respondió-. ¿Estamos en hora?

-Tenemos tiempo -aseguré mientras pasaba mi mano por su cintura-, pero además… ya estás
pronta…

-¡Sólo me falta pintarme los labios!

-¡Entonces ya me voy para ahí!

-¡No demores! -susurró casi rozándome la boca, justo antes de cortar.

***

Título: El Archipiélago Oriental
Seudónimo: The Coursega

Aire húmedo, melancolía usual, las ramblas del antiguo Uruguay se ven habitadas por otros simpáticos pero extraños peces plásticos. Los polos se han derretido previsiblemente, la topografía aproximada entre los paralelos 30° y 35° de latitud sur y los meridianos 53° y 58° de longitud oeste se halla compuesta por diferentes islas formando El Archipiélago Oriental. El Ex Cerro de Montevideo ha sobrevivido, al igual que Villa Serrana y el resto de los puntos altos de tal zona. La población se ha reducido considerablemente por la gran inundación y el cáncer de piel se ha vuelto epidemia, únicamente sobrevivieron los individuos con más antigüedad. A pesar de que la esperanza de vida ha aumentado en la Metrópolis Mundial La Paz, debido a la limpieza del aire y el estilo de vida más pausado y artesanal, la historia nos ha dejado una parábola, los papeles han cambiado, los ojos rasgados lograrán nuevamente sanar el mundo, parece que finamente el Comunismo ha triunfado.

***

Título: Todo fútbol pasado fue mejor
Seudónimo: El currinche

Armando volvió a intentar encender el televisor. A los 89 años, su vida eran un montón de botones.

Él, que es de los que andaban descalzos, que creían en los Reyes Magos, que era experto en gambetas para que los escobazos de la vieja no llegaran a destino, que lo vio hace 35 años al “Loco” Abreu picársela al arquero africano.

Añoraba los domingos de fútbol, los gritos agarrado al alambrado, el olor a chorizo. El futuro trajo a la Play. Estamos todos locos, qué barbaridad, si dicen que hasta el otro día uno se cortó el tendón del dedo gordo de la mano derecha porque no hizo una buena pre-temporada.

Por eso es que se resiste a que lo obliguen a no soñar más, a dejar de ver figuras en las nubes, a regalar flores a las muchachas.

No saben los que diseñan tanta tecnología, que logró esconder una media y con unos calzoncillos viejos está haciendo una pelota de trapo para que cuando vengan sus nietos sientan el sabor y la locura de un abrazo de gol en el barro en un día de lluvia.

***

Título: Insensatez y sentimientos
Seudónimo: EGCh

-Quítese el escudo facial y colóquese el halo, por favor. Quédese tranquilo que aquí es seguro, como su abogado, sólo yo veré sus reacciones.

El halo se encendió con un color blanco grisáceo.

-Sabe que cometió un delito grave, ¿verdad? ¿Por qué lo hizo, fue por acumular Bintens?

-No, es que era la forma en que mi abuelo se ganaba la vida, ¡y de niño siempre quise hacerlo!

Naranja claro

-¡No trate de engañarme! ¡Y además sabe que desde el Covid-27 está completamente prohibido!

-Sí, ¡pero esa gente quería experimentar con algo real! Me resistí, pero la tentación fue muy grande…

Violeta suave

-Veo que está arrepentido. Lo único que podemos alegar es un desequilibrio emocional temporal… y
permitir rastreo del halo por un año.

-¡Pero…!

Rojo oscuro

-Es lo mejor que le puedo ofrecer. Es eso o reclusión. ¡Piense en lo que hizo!

El acusado cierra los ojos. Silencio prolongado. El halo brilla como un cielo celeste.

-Y ahora, ¿qué lo puso así?

-El recuerdo al olorcito de ese choripán…

***

Título: Siempre estarás ahí
Seudónimo: El varón

Ansioso esperaba el momento.

Nuevamente me miré al espejo y recargué perfume en mi mejilla derecha.

El brazalete vibró indicando que mi coche llegaba, tomé mis zapatos y salí. La puerta se cerró al sentir que mi brazalete se alejaba.

Ya en la calle, el coche estaba esperando y la puerta se abrió sola, entré y saludé a los otros tres pasajeros, con los que compartía el viaje. Todos sentados en ronda mirando al centro del coche, sin chofer.

Bajé en mi destino, la puerta, reconociéndome, se abrió y tomé mi lugar. Toqué el vidrio de la mesa para ordenar mi trago, disimulando mi ansiedad y me cambié los zapatos rápidamente.

Cuando levanté la vista me topé con ella, mirándome fijo, insinuando una sonrisa; respondí cabeceando y ella asintió. Fui hasta su lugar, ella se paró y puso su cara sobre mi mejilla; rebosante de perfume. Sentí su respiración, nos abrazamos y comenzamos a bailar ese tango, que sonaba igual hace más de cien años. Porque el Tango siempre espera y el Amor, siempre será igual.

***

Título: Encuentro
Seudónimo: Rial

Mis amigos no me entienden, pero aunque estemos en el 2045, ¡cocinar con mi abuela escuchando a Zitarrosa, es lo máximo!

Título: Año cuarenta y cinco
Seudónimo: Endel

Festejamos mis 80 años con mis hijos y nietos, luego de la hora gratis del HoloSistem volví a mis actividades.

Faltó mi mejor amigo, que estaba internado en el Centro Médico Autónomo.

A la mañana siguiente con el ExoTraje fui a verlo, ponía dos horas caminando.

Me entretenía observando a los pasajeros de los RoboTaxis, conectados a sus CeluLentes, parecen los Max Rb500. En el aire los FlyBoard pasaban silbando a altas velocidades.

Caminando sin esfuerzo, oía en mis CL las noticias sobre la ley de educación, seguridad y el déficit fiscal.

Todo es eléctrico y sólo pagamos a UTE un pequeño cargo, a pesar de ello aun hay gente que está fuera del Sistema.

En la entrada del CMA dejé mi traje y digité la sala en el panel de la silla de ruedas con la esperanza de verlo mejor.

En la puerta el informe del LED TV indicaba que a las 17 horas el Sistema había decidido desconectarlo según ley actual.

Me dio pena.

Volví a casa viendo con mi ojo derecho por los CL, videos con antiguos temas de tango electrónico.

***

Título: Irrecuperable
Seudónimo: Irrecuperable

Un rayo de sol se coló por la ventana y eso fue suficiente para que Ricardo se despertara y abriera los ojos con desgano. Lo primero que hizo fue suspirar pesadamente, luego pensó en la notificación que había recibido al final de la noche, mientras cenaba con amigos. Su esposa no sabía nada, quizá por eso dormía plácidamente.

Se mantuvo en la cama, en silencio y boca arriba, mirando el techo, pensando. Como cada mañana, revisó la hora en su Astra Watch, una pequeña línea holográfica sobre su muñeca, que lo conectaba al sistema de protección central.

Eran las 6:45 del 8 de agosto de 2045 y le faltaban 3 horas y 22 minutos para morirse. “Infarto irrecuperable”, según la notificación, “imprescindible despedirse”, según el sistema.

Minutos después se puso de pie. Caminó hacia la cocina y comenzó a preparar el mate por última vez. Mientras veía como se hinchaba la yerba, un recuerdo le robó una sonrisa y eligió quedarse en el pasado, porque el futuro ya no era una sorpresa.

***

Título: Último viaje
Seudónimo: Leyland

El viejo motor del 121 se detuvo en el repecho. Un ómnibus eléctrico recogió a los pocos pasajeros. Su último destino fue un museo.

***

Título: El último chapuzón
Seudónimo:  LAUR

¡Cómo pasa el tiempo! Hace cuatro años que me pegué el último chapuzón en las playas de Montevideo. Recuerdo perfecto la gente, las risas, la fiesta. Fue después de un gran temporal de viento que el agua volvió a las playas de la ciudad.

Luego la marea se retiró nuevamente y no volvió más. La costa quedó demasiados kilómetros al sur.

El bombardeo constante de noticias positivas desde el gobierno creo que no alcanza. Que la nueva carretera
recta de Montevideo a Buenos Aires acortará horas el trayecto en auto. Que la descentralización del país es un hecho, la capital ya está en el interior. Que nuestro punto más alto, el Cerro Catedral, volvió a subir y ya son 740 metros sobre el nivel del mar.

Aunque por ley está prohibida la nostalgia y a pesar del nuevo impuesto que grava la tristeza, seriamente estoy pensando en escribir algo; ideal sería un tango. El nombre ya lo tengo… El último chapuzón.

***

Título: Luz amarilla
Seudónimo: Demócrito

Su cara traducía su estado de ánimo. Apenas saludó pudo descargar su bronca contenida. Por tener su auto en reparación, había llegado en taxi a la reunión y era la primera vez que le tocaba uno sin conductor.

-¡Nunca más me tomo uno de estos!- gritó maldiciendo.

-Pero, ¿cuál fue tu problema? ¿Conduce tan mal?- Le preguntó Carlos.

-No es eso; como podés elegir, no quise música, ni radio, ni televisión y opté por el modo diálogo. La programación de estos autómatas está totalmente sesgada. Cuando planteé el tema político, me argumentó con una serie de hechos de su profusa base de datos de una manera tan contundente que no pude discutirle más.

-Bueno, política es política- quiso calmarlo Carlos.

-Pero lo peor no fue eso; cambié al tema deportivo y estuve a punto de romper la consola; vos sabés lo fanático que soy de mi equipo; pues casi me convenció que no es el más grande del Uruguay.

***

Título: Algoritmo
Seudónimo: Monsal

Era una típica mañana de agosto aquí en Montevideo, muy fría, unos débiles rayos de sol se abrían paso tímidamente entre las nubes grises, para luego rebotar en los espejados cristales de los edificios.

Automóviles impulsados por motores eléctricos circulaban en el ordenado silencio de una formación perfecta.

Uno de ellos se detuvo ante el pequeño espacio que había entre otro automóvil estacionado y un contenedor de residuos. Se trataba de un vehículo no tripulado de origen chino, modelo 2045.

Su sistema inteligente efectuó las medidas de distancia y un procesador que realizó los cálculos correspondientes estableció el ángulo de aproximación, comenzando así con precisión matemática, la maniobra de estacionamiento. Antes de completarla alguno de sus sensores captó un movimiento imprevisto y tal como lo indicaba su algoritmo, se detuvo.

Lentamente un hombre salió del contenedor, totalmente indiferente a lo que sucedía a su alrededor, aferrado a su almuerzo.

Título: Cosas que pasan
Seudónimo: Neopaisano

El hombre ensillaba con la salida del lucero, preparando todo lo necesario para encarar la jornada. Ya había mateado hasta la primera resolana. Apretó las cinchas, acomodó el pelego, y antes de montar armó cigarro. Con los primeros pasos oteó las nubes, escuchó los pájaros y sintió el viento, para saber cómo iba a estar el día. Ya en un trote parejo empezó a pensar, en la familia y su circunstancia, y en qué mal había hecho para que su hijo más chico lo visite solo por holograma.

***

Título: Catástrofe
Seudónimo: PUM

Bien, señor@s, llegamos al destino. Mientras se cargan las baterías del minibús, visitaremos la planta de celulosa abandonada. Quienes prefieran, pueden recorrer caminando un tramo del cañón del Río Negro. Les recuerdo que hoy, 13 de marzo de 2045, se conmemoran 25 años de la declaración de emergencia sanitaria por Covid 19, por lo tanto algunos comercios pueden estar cerrados…

-Perdón, Alicia, ¿podrías describirme un poco la caminata por el cañón?

-Claro -respondió amable Alicia, la guía turística-, hay unas pasarelas metálicas que permiten transitar y descender algunos metros en el barranco por donde antes fluían las aguas del desaparecido Río Negro. Un guía local les irá relatando la historia del río hasta el momento de la catástrofe. Pueden tomar fotos y videos, aunque el paisaje no es muy amable.

-¿Y se puede cruzar al otro extremo…?

-No, lamentablemente está prohibido… ahora es territorio brasileño.

***

Título: 2073
Seudónimo: Novecientos noventa y nueve

Sólo un niño pudo haber inventado aquella máquina extraña y prodigiosa. No la vi más.

Dicen que la destruyeron.

Lo cierto es que sólo aquellos que teníamos noventa y siete años en el 2045 podíamos revertir los años de modo tal que en el 2046, en lugar de cumplir noventa y ocho, cumpliríamos noventa y seis; y así hasta nuestro nacimiento.

Aunque no llegaría a los cien, preferí probar aquella máquina poderosa, y aquí estoy.

Con sesenta y nueve años le gano a mi hijo de noventa y siete haciendo jogging, y mi nieto de setenta y dos apenas puede seguirme el ritmo.

En once años y medio tendré cincuenta y siete, la misma edad de mi bisnieto y en treinta años más, cuando cumpla veintisiete, tal vez juegue al futbol con el nieto de mi tataranieto y seguramente su bisnieto me enseñará a escribir.

Ahora que lo pienso, me preocupa un poco, sólo deseo que por entonces se invente una máquina que permita volver a crecer; de otro modo, el tataranieto de mi tataranieto será quien me dé el biberón.

***

Título: Vayan clonando las chauchas
Seudónimo: Ranero

Faltando muy pocos minutos para comenzar llegó al estadio el legendario Lionel Messi, quien en pocos días cumplirá los 59 años. Todas las figuras más importantes del fútbol se hicieron presentes; ninguno quiere perderse este partido final de la copa del mundo 2046, donde todos los expertos coinciden en que será “el mundial” de quien hoy ya es definido como el mejor jugador de fútbol de la historia. No solo ha superado a la pulga sino también a quien muchos seguían considerando, hasta hace poco, el mejor 10 de todos los tiempos, el controversial Diego Maradona, quien falleció hace 19 años en aquella trágica circunstancia.

Con 34 años, en su mejor momento, luego de haber ganado un mundial hace 16 años, y en su país, con tan solo 18 años en “Uruguay 2030”; saldrá a la cancha como capitán de su selección el fraybentino Kevin Gutiérrez.

Preparen sus visualizadores de imagen esférica y disfruten de este momento único. Señoras y señores, se mueve, se mueve, se juega, se juega.

***

Título: Dinastías
Seudónimo: Plebeyo

La señal indicará las 7 horas, 0 minutos, 0 segundos… Buenos días, hoy es 7 de junio del año 2045, nos acompañan a ver el mundo En Perspectiva —saludaba Valentín Kirichenko al aire-.

Minutos después, presentaba la entrevista central: “Hoy en la entrevista central tenemos a los expresidentes Luis Lacalle Pou y Julio Luis Sanguinetti con ambos charlaremos sobre las candidaturas a la interna partidaria de sus hijos Luis y Julio Eduardo, respectivamente”.

Consultado sobre el tema, uno de los entrevistados, responde: “Nuestros hijos dan la certeza a los ciudadanos de líneas políticas probadas durante muchos años y evitan la incertidumbre de nuevos lideres del Frente Amplio para los viejos problemas del país”.

Avanzada la entrevista, “desde la audiencia nos llegan preguntas, por ejemplo, Sandra de Minas nos dice que su abuelo le contaba de los padres de estos expresidentes cuando lo fueron y ella, ya abuela sigue escuchando los mismos apellidos dueños de la política”.

***

Título: El despertar de una siesta de 100 años
Seudónimo: Pinerolo

-​Hola. ¡Eche, mozo, más champán!

-Vino tanguero el «Faraón».

-¡Adiós muchachos, compañeros…

-¿Te vas?

-¡Acuden a mi mente recuerdos de otros tiempos!

-¡Qué «sopa de letras», «Fara»!

-¡Me voy a Baires por el Gardel!

-¿Por el Gardel, un buque nuevo?

-¿Buque? ¡Qué atrasado! ¡En tren, por el Puente Gardel! Un amigo va seguido, dice que viaja mucha gente.

-¡Contá, contá!

-Une Colonia con Punta Lara, son 46 kilómetros de puente y túnel. El puente va sobre columnas y de pronto…, ¡se zambulle en el río!

-¡Jaja, andá a cantarle a Gardel! ¿Acaso es un submarino?

¡Pará, «siglo XX»! Hicieron islotes altos para salvar las crecidas. Allí están las bocas de entrada y salida del túnel, que va debajo del lecho. Para volver al puente hay otro islote. También sirven de estaciones, para logísticas y recreación.

-¡Que bueno, «Faraón»! Con razón hay tanto turistas todo el año, y más trabajo en todos los rubros.

-Así es…, ¡despertamos de una siesta de cien años!

***

Título: Salud 2045
Seudónimo: Sandokan

Hacía bastante tiempo que el Estado monitoreaba nuestra salud, aconsejándonos qué comer y qué no, indicándonos qué hábitos debíamos cambiar, suministrándonos medicamentos si estábamos enfermos o las vacunas cuando correspondiera, controlando si nos ejercitábamos y dormíamos lo suficiente, en fin, haciendo todo lo posible para que nuestra salud fuese óptima.

Eso, sabíamos, era bueno para todos, para nosotros como individuos y para el país. Por eso todos (o casi todos) aceptábamos como natural el chip que nos acompañaba desde el año del bicentenario (en el caso de los niños, desde que nacían), y que era mantenido periódica y gratuitamente por el sistema nacional de salud.

Cuando me enteré que yo también había contraído la enfermedad que todavía no tenía cura (a pesar de todos los esfuerzos de la ciencia), no pude evitar un estremecimiento cuando me di cuenta de que en pocos minutos el chip desencadenaría en mi organismo la reacción necesaria.

***

Título: Eusebio
Seudónimo: Sincopada

Eusebio, los primeros rayos del sol de julio, la mañana congelada, seca, hermosa.

Los cientos de cuadros plantados al detalle y con amor, de arazás, guayabos y pitangones, mientras las cajas de Frutos del Sur For Export esperan pacientes.

Un zumbido llena el ambiente tranquilo; el dron de la empresa alemana GünterDaas se acerca y toma datos en cada planta de clorofila, tamaño, análisis de hojas y corteza por posibles agroquímicos.

Eusebio grita al Chuminga, su perro: “Pará de ladrar, bobeta, es el centinela que sabe tu nombre y el de tu enamorada”.

Eusebio acaricia los pelos erizados: “Tranquilo, Chuminga, quieto, así, quieto; están deseosos de nuestras plantaciones orgánicas, intentan traducir la felicidad que nos dan a vos y a mí en valores químicos, gráficas, análisis genéticos. Cada terrón que piso, cada planta que huelo, cada pájaro que me hace compañía en la mañana, me dicen, Eusebio, enamoraste al paisaje y no hay tecnología que lo pueda comprender”.

Enlace relacionado
Concurso de Cuentos de En Perspectiva, llamados anteriores

Foto: Pintura de Tullio Crali (1926) – Sobrevolando la ciudad

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

76 Comentarios - Escribir un comentario

  1. En el cuento «Archipiélago oriental» hay una gruesa falta de gramática.
    Ustedes transcriben, o copian y pegan?
    Hoy viernes 24 se habló de la lengua española. Muy bien hecho, porque, si seguimos así, vamos a quedar sumergidos en la delincuencia idiomática.

    Reply
  2. Me gustó mucho la creatividad del cuento «Irrecuperable». Nos deja una visión de como será el futuro con tanta aplicación digital y parecería que en ese camino vamos Por otro lado, ver qué no importa en el tiempo que nos toque vivir, en el último minuto de la vida, atesoramos lo vivido, porque es un tiempo que se fue, ya Irrecuperable. Lo demás, aunque no sepamos claro como será, sí sabemos que la muerte es inexorable para todos.

    Reply
  3. Voté por irrecuperable por que me pareció un cuento muy realista. Que nos deja un mensaje del cual muy pocas veces nos damos cuenta. Y es que sea cual sea tu clase social, o cuánta riqueza hayas (o no) acumulado o cuánta sabiduría adquirido: cuando sabes que tu hora de partir se acerca, lo único que verdaderamente apreciamos es el tiempo.

    Reply
  4. Viva el fútbol!! La gente mayor, los abuelos. Los recuerdos.
    Mi voto es para «todo fútbol pasado fue mejor».
    El mejor cuento – relato.

    Pd: hay algunos que le erraron a los cálculos…
    2045 – 15 = 2030

    Reply
  5. me gusta el cuento que elegí porque me siento idendificado con irrecuperable siempre me ah gustado todo lo viejo desde que soy niño siempre e creido que los recuerdos son lo más valioso que se tiene más aquellos que te sacan una sonrisa en el silencio y en cualquier momento

    Reply
  6. Voto por «el último chapuzón». Busca una mirada sorpresiva del futuro. Narra sorpresa tras sorpresa, cambio tras cambio, en línea con la expectativa de muchos de los lectores. Apela muy bien a los pronósticos de la ciencia, pero aplicados al «barrio rioplatense». Nostalgia y tristeza estarán prohibidas!.
    Augura un futuro donde todo cambia.
    Muy interesante cuento. La prosa me arrastró con ella y pude visualizar su narrativa corta, precisa e impactante.

    Reply
  7. Voto por «el último chapuzón». Busca una mirada sorpresiva del futuro. Narra sorpresa tras sorpresa, cambio tras cambio, en línea con la expectativa de muchos de los lectores. Apela muy bien a los pronósticos de la ciencia, pero aplicados al «barrio rioplatense». Nostalgia y tristeza estarán prohibidas!.
    Augura un futuro donde todo cambia.
    Muy interesante cuento. La prosa me arrastró con ella y pude visualizar las escenas de su narrativa corta, precisa e impactante.

    Reply
    1. Voto por » El último chapuzón», con un lenguaje correcto pero sencillo, muy entendible, nos pone en alerta de la situación medio ambiental. Tiene un estilo rioplatense.

      Reply
  8. Voto por «el último chapuzón». La narrativa me arrastró y pude visualizar las escenas de su relato, preciso, sorpresivo e impactante. Nostalgia y tristeza estará prohibidas!. Muy bueno.

    Reply
  9. No aparece la posibilidad de votar. Leyendo otros comentarios descubro que no sólo a mi me ha sucedido. No sé si esta forma es válida, pero me gustaría aportar mi voto al cuento «LUZ AMARILLA»

    Reply
  10. La verdad que me encantó la consigna para este concurso d cuentos. Me encanta este concurso de cuentos en general. Es gratificante descubrir cuantas personas tienen creatividad para escribir.
    Me leí todos los cuentos de un tirón y me dormí encantado.
    Si bien hay muchos cuentos geniales, el que más me gustó es Insensatez y sentimientos. Con simpleza logra sumergirnos en un ambiente futurista y distópico sin tener que apelar a largas descripciones. Pero más allá de eso el enfoque está puesto en la historia y en las emociones.
    Felicitaciones a quien lo escribió.

    Reply
  11. Voto por Colita, Una historia de puro amor, el niño como niño no midió las consecuencias, se dejó llevar por el amor.Cuando nos dejamos guiar por el ❤ todo termina bien.

    Reply

Escribir Comentario: