Eduardo Alvariza reseña El emperador de París y anticipa Érase una vez en Hollywood

El biopic de un ladrón devenido en detective, situado en París a principios de siglo XIX; la última de Tarantino, que estrena este jueves

En El emperador de París viajamos a principios del siglo XIX. Hace un año que Napoleón se coronó emperador -una de las primeras imágenes de la película muestra la construcción del Arco del Triunfo-.

Se trata de un biopic histórico basado en la figura de Eugène-François Vidocq, un estafador y ladrón francés devenido en detective que en 1833 fundó la primera agencia de detectives de la historia. Inspiró con su historia de vida a escritores como Victor Hugo, a Honoré de Balzac y a Edgar Allan Poe.

Esta es una película de aventuras y al mismo tiempo un policial, dirigida por Jean-François Richet. El protagonista, interpretado por Vincent Cassel, escapa de prisión y vuelve a la capital francesa como fugitivo a vender telas.

***

La última de Quentin Tarantino, Once Upon a Time In Hollywood, en español, Érase una vez en Hollywood, se ambienta en el final de la década de los 60, en lo que algunos llaman el fin de la época dorada del cine y, en paralelo, el fin de la era hippie.

En la película, un actor en decadencia y su doble luchan por llegar al éxito en la industria cinematográfica.

 

Foto en Home: Vincent Cassel en El emperador de París.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: