Cuentos Breves: De los oyentes a La Mesa a una escuela rural y a…

Por Emiliano Cotelo ///

¿Para qué público trabajamos aquí, En Perspectiva?

¿Qué repercusiones tiene lo que hacemos en la radio y en el sitio web?

Son preguntas que van a la esencia de este proyecto periodístico y que, consciente o inconscientemente, nos hacemos cada día, desde hace 32 años.

Y lo interesante es la variedad notable de las respuestas que vamos recabando. A cada rato lo ecos se escapan de lo que, en principio, podíamos imaginar. Eso nos estimula y también nos enriquece.

Pero algunas veces la sorpresa alcanza picos espectaculares.

Un caso bien claro fue lo que ocurrió este martes, cuando nos llegó un correo electrónico desde el interior del departamento de Paysandú. Lo firmaba la maestra Noelia Ceballos, responsable de la escuela rural Nº 56. Resulta que les había propuesto a sus alumnos trabajar con los “cuentos con fantasmas”, del último concurso de La Mesa de los Viernes. Decía: “Estuvimos escuchándolos con ellos, quedaron muy motivados, argumentan sobre quién es el fantasma en cada uno de los relatos e inventan otros finales.” Y, por si teníamos alguna duda, nos mandó una foto deliciosa en la que se ve a los seis chiquitos, sentados y muy concentrados, atendiendo a la pantalla de la computadora donde tienen abierto el archivo de audio de uno de los relatos.

Imagen envíada por la maestra rural María Noelia Ceballos.

Todos en el equipo quedamos muy motivados. Por eso decidimos compartir con ustedes estas novedades, ayer [jueves 1 de junio] después de las 10.30 de la mañana.

Noelia, que lleva 14 años en la profesión, nos explicó que a ella le gusta escribir, que ha enviado varios cuentos al concurso, y que la última consigna le resultó ideal para trabajar en clase en un taller que se llama “Transformar cuentos en obras de teatro”.

(Audio Noelia Ceballos)

NC: …Ah, sí, sí. Siempre estoy atenta. Yo humildemente escribo algunas cosas y a veces escribo cuentos para los gurises, quiero trasmitirles esa pasión a ellos. Y cuando mi esposo los estaba escuchando [a ustedes] en mi casa, yo dije: ¡ah, qué lindo para trabajarlos en la escuela…!

Las maestras tenemos ese defecto: siempre estamos buscando excusas que nos sirvan… Y ya empecé a trabajar: con esto puedo hacer esto, y aquello…
La idea era escuchar tres cuentos nada más, pero ellos quedaron tan motivados que al final escuchamos todos los audios. Y leímos otros, también.”

EC: Decías … Las maestras tienen esa ¡vocación! Eso es pura vocación, ¿no?

NC: …Y más en este medio, porque en la ciudad todo es más alfabetizado. Ellos acá no tienen carteles para leer espontáneamente, naturalmente, cotidianamente –digamos- en la calle. Entonces si la maestra no crea esas situaciones reales de comunicación, es acotado el tema, porque acá es campo, campo y campo…”

(Fin audio)

Para que la obra esté pronta todavía falta, pero los alumnos ya avanzaron con la primera etapa, la de discutir los cuentos y cambiarlos, si no les gustan… Uno de los más chiquitos, Tomás, resumía así su opinión sobre uno de los textos.

(Audio Tomás)

Soy Tomás, de primer año. Le voy a cambiar el final a “Pequeños Detalles” porque no me gustó: …Me gustan los cuentos de fantasmas porque siempre hay un misterio.

(Fin audio)

Mientras hacíamos el contacto telefónico yo pensaba: la maestra Noelia y sus niños les está dando a los autores ganadores del concurso un premio extra, inesperado y más valioso de lo que ninguno de ellos pudo soñar. Y a nosotros, como realizadores del concurso y La Mesa, nos hacen sentir útiles como nunca y nos llenan de orgullo.

Y también pensaba cuántas personas están involucradas en esta experiencia.

La lista impresiona.

Empieza, claro, con los oyentes: Unos doscientos participaron en el llamado de “cuentos con fantasmas” (un tema que, a su vez, había sido propuesto por una de nuestras escuchas) y ochocientos votaron y escribieron sus opiniones en el sitio web para definir el Premio de la Audiencia. Pero hay más. El jurado, con sus cinco miembros y el secretario. Tres productores que grabaron y musicalizaron los cuentos emitidos al aire, las voces de Rosario Castellanos y Rafael Mandressi, que leyeron los textos ganadores, otro productor que preparó el guión de la mesa de aquel viernes, un productor y el editor de EnPerspectiva.net, que publicaron los textos y los audios, el operador en cabina de controles, y yo mismo como director y conductor del espacio.

No estoy exagerando: por lo menos 900 personas somos responsables, de una u otra forma, de la creación de ese producto cultural que presentamos el viernes pasado y que, además de su destino tradicional, aterrizó unos días más tarde en una escuelita en medio del campo, donde se convirtió en material de estudio para un grupo de botijas de la zona.

Pero lo divertido es que la peripecia no se cerró en ese punto. Desde allá, con el valor agregado de esa pequeña comunidad educativa, aquel impulso volvió a nosotros, convertido en otra historia y, también, en un material periodístico de gran valor. Gracias a un segundo (o tercer) empujón de la maestra Noelia, que decidió comunicarse con nosotros, se generó el espacio de ayer de mañana, donde todos aprendimos, de maneras diferentes.

La nota sacudió la “rutina” de nuestro programa, nos aportó voces infrecuentes, le dio protagonismo en el micrófono a varios escolares y, por eso mismo, nos desacomodó a Romina, Rosario y a mí, que más de una vez quedamos balbuceando ante tanta espontaneidad. Por eso nos hizo muy bien.

Además nos permitió a todos, oyentes y periodistas, entrarle al tema de la educación, tan discutido en los últimos años, a través de un caso especial, casi diría extremo: el de una escuela rural ubicada a 33 kilómetros de Guichón por camino vecinal, que supo albergar a cien alumnos en otras épocas y ahora funciona con seis, de distintos grados, y que tiene a su frente sólo a una maestra y una auxiliar de servicio. Así fue que nos aproximamos –apenas si nos aproximamos– a la realidad cultural del Uruguay profundo, y tuvimos una idea de lo que puede hacer una docente cuando se mueve inspirada por la vocación, el tesón y el amor.

Y, por último, ese intercambio telefónico, mirado del otro lado, fue también, me parece, una nueva oportunidad de aprendizaje para los chicos, concretamente a propósito de los medios de comunicación. Porque ellos siguieron todo el proceso de esa nota, desde su gestación con el primer mail que salió de allá para acá, pasando por el ida y vuelta con la producción del programa entre martes, miércoles y jueves, el envío de las fotos, la grabación de sus testimonios para que estuvieran prontos acá en nuestro estudio y, finalmente, ubicándose junto a Noelia durante toda la entrevista, siguiéndola por radio y saliendo al aire ellos mismos en vivo para responder algunas preguntas.

Iba a decir que así se cerró el círculo. Pero no. Estoy seguro de que el disparador de los “cuentos con fantasmas” da para unas cuantas vueltas más. Y sí… Nos falta conocer cómo sale la obra de teatro, podríamos ir nosotros a visitar la escuela rural Nº 56 de Paysandú, y sería muy bueno que la maestra y sus niños vinieran a conocer Montevideo y se sentaran en este estudio de radio. ¿Por qué no? Los memoriosos recordarán, por ejemplo, lo que ocurrió en 2011 con la Escuela Rural Nº 41 de Cambará de Arapey, en Salto (*).

Todo depende de cuántos otros oyentes y amigos se involucren para seguir escribiendo esta historia.

***

Nota al pie
(*) El 13 de mayo de 2011 (dos días antes del Día de la Educación Rural, que se celebra cada 15 de mayo), entrevistamos al maestro Pablo Canosa, responsable de la Escuela Rural N° 41 de Cambará de Arapey (en el noreste del departamento de Salto).

Algunos días después, el 19 de mayo de 2011, volvimos a dialogar con el maestro Canosa a raíz de las repercusiones que generó la primera nota.

Cuatro meses más tarde, a comienzos de octubre, el maestro y sus alumnos viajaron al sur del país para conocer Maldonado y Montevideo y, de paso, llegaron hasta Radio El Espectador, donde los conocimos personalmente y charlar mano a mano durante un buen rato en el programa.

Nota relacionada
Cuentos con fantasmas: Los ganadores del mes de mayo para leer y escuchar

***

Emitido en el espacio En Primera Persona de En Perspectiva, viernes 02.06.2017, hora 08.05

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

13 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    A mi me parece excelente la experiencia relatada y me fortalece la idea de la necesidad que tiene nuestro país de que los medios de comunicación se involucren en algo todavía un poco más urgente y probablemente más importante que el cultivar la sensibilidad de las personas a través de cuentos temáticos.
    La necesidad a la que me refiero es la de trasmitir valores humanos.
    Cuando niño, viví en el campo y cuando la tecnología pudo llegar a nuestro hogar y pudimos escuchar radio, recuerdo que había un espacio – pero no en qué radio – que era promovido por RAUSA que se llamaba «las buenas noticias de RAUSA». No tenemos por qué recordar otros temas alrededor de esa empresa agro-industrial como por ejemplo la CHA, la Comisión Honoraria del Azúcar que fijaba el precio del azúcar a partir de los costos de la que en ese entonces era monopólica productora de azucar.
    Las buenas noticias de RAUSA nos ponían en conocimiento de actos y hechos reales que acaecían en nuestro país y que constituían ejemplos relevantes del correcto proceder de personas de cualquier clase social y de cualquier región del país.
    Valores como la solidaridad, la generosidad, la honestidad, el respeto al prójimo y muchos más aparecían con carne y hueso y no era necesario ponerles nombre y apellido.
    Sólo eran buenas noticias… Nadie se refería a la trasmisión de valores, solamente se trasmitían recogiendo de la realidad cotidiana aquello que –
    en aquellos tiempos – valía la pena difundir. Lamentablemente, todo tiempo pasado fue mejor… por lo menos en lo que atañe a la conducta humana.
    Hoy día, con las posibilidades que tienen los medios de comunicación, lo que se trasmite y es porque rinde puntos de rating, con relación a la conducta humana, es el delito, el crimen, la bajeza moral la ingratitud, … en fin, las malas noticias.
    Qué bueno sería que las Cámaras de Anunciantes y los medios de comunicación recordaran que hubo «las buenas noticias de RAUSA» y que nada obliga a que no vuelva a haberlas.
    Qué bueno sería además que el Estado obligara a los medios de comunicación a dedicar 2 minutos por día a reflexionar con respecto a las conductas de la gente, tanto las que encuadrarían en las buenas noticias como aquellas que pertenecerian
    al tacho de las malas.
    En fin,… soñar no cuesta nada y escribir los sueños tampoco, por lo menos en este medio.

    Reply
  2. cristina verdaguer · Edit

    Excelente columna como siempre pero esta vez conmovedora. Orgullosa de ver que aún existen maestros que quieren motivar a nuestros niños. Y con tan pocos recursos pero con amor e imaginación cuántas cosas podemos lograr-
    Creo que sí, En perspectiva debería ir a la escuela y tal vez asi motivar a otros maestros a seguir estos caminos
    La vida rural es dura y que desde la capital se interesen por sus actividades, sólo un programa como el de uds. es capaz de valorar.
    Felicito a la maestra por la idea, a los niños por el entusiamo y al program por difundirlo

    Reply
  3. Coincido con los comentarios de la Sra. Cristina Verdaguer y el Sr. Diego Nelson Sosa.
    También con los sentimientos que transmite la visceral nota del Sr. Cotelo.

    Reply
  4. Lanzando semillas al viento no se sabe donde y como germinarán, las bonitas sorpresas de que entre tanto páramo de cemento indiferente -esos sordos que abruman y solo oyen sus propios gritos- aparecen jardines fértiles, nuevos e inquietos, inventado primaveras.
    Los fantasmas entusiasman…la Comunicación -así con mayúscula- provoca a las almas, da vuelo a las neuronas, nos humaniza por el costado bueno.
    Cada vida tiene su relato, cada una es un cuento…
    ¡Salud!, «en perspectiva».

    Reply
  5. Emiliano
    Excelente !!!! Te tomo la palabra vayamos a la escuelita para ver la
    obra de teatro, pero llevando libros de regalo para todos y luego (o antes) entre
    todos los oyentes debemos hacer una colecta para traerlos a Montevideo a conocer la ciudad, ir al teatro, al Sodre y a las playas que con toda seguridad no
    conocen el mar. Escuchemos que nos recomienda Rosario que sabe de turismo. Saludos. Mabel Moreno

    Reply
  6. Una nota sumamente emotiva, la foto con los niños atentamente escuchando o leyendo los cuentos, la capacidad de opinar hasta de modificar un final. Hechos como este, tan simple y reconfortante, son un mimo para el alma de quienes integran tan excelente programa , muestran que nada es imposible. Esa maestra es un ejemplo a seguir. Felicitaciones

    Reply
  7. Emociona la experiencia compartida. Estamos descubriendo nuevas vetas de la radio en el siglo XXI, nuevas formas de relacionarnos y avanzar! Gracias Emiliano! Gracias En Perspectiva Producciones!

    Reply
  8. Concurri a la escuela rural Número 16 en Cuchilla de Rocha en la zona rural de Sauce, Canelones
    Se perfectamente de lo que habla Noelia.
    La felicito y la admiro
    Para ejercer la profesión de maestra en el medio rural se necesita mucha muchísima vocación y muchísima pasión.
    Gracias Emiliano por esta exquisita editorial, quiero a esos 6 gurises y a Noelia en Montevideo en tus estudios de radio para que a través de los micrófonos conocer mucho más de ellos.
    Quiero muchas «Noelia» en las escuelas

    Reply
  9. Gracias Emiliano y equipo En Perspectiva!!
    El producto que ustedes hacen cada día es de calidad, no subestiman a la gente. Eso da sus frutos. Esta participación de los niños estuvo fabulosa !!!
    Aprendo todos los días con ustedes.
    Que suerte que se pudo visibilizar positivamente esa profesión tan noble como es la de maestro. Intuyo que hay muchas más .
    También ustedes jerarquizan la profesión de periodistas generando estos contenidos de calidad.
    Soy una ciudadana común que aprecia grandemente sus esfuerzos.
    Un gran abrazo a todo ese equipo que me acompaña todas las mañanas.

    Reply
  10. María Luisa Tosi. Zás · Edit

    No hay una pizca de exageración, cuando afirmo que cada día que llevo de escucha de En Perspectiva – 30 y pico de años-, he aprendido algo. Lo que hoy resalta es la sensibilidad y generosidad, de Emiliano y suEquipo. En tanto Docente, en busca de estrategias motivadoras y, a la vez, nieta de Maestra Rural, San Antonio, Salto, estos hechos, actos y reacciones me sensibilizan y conmueven, en forma muy particular.
    Muchas gracias por estar, por el ida y vuelta, que implicá la verdadera comunicación productiva y eficiente y por permitirnos, humildemente, ser parte

    Reply
  11. He participado en dos oportunidades con cuentos. La primera vez en Cuentos con Ballena, teniendo el honor que mi cuento fuera seleccionado por Mauricio Rosencof. Mi segunda participación fue con Cuentos con Fantasmas, quedando entre los 13 (no recuerdo muy bien el número) seleccionados por el jurado, sin mayor suerte que una buena participación del voto de los oyentes. Hace mucho tiempo que escucho En Perspectiva, desde sus comienzos en Emisora del Palacio, y no me sorprende de la sensibilidad de Emiliano Cotelo. Nunca me había atrevido a enviar un cuento. Nunca me imaginé el reconocimiento inmediato que tuve lo cual me enorgullece, pero realmente si hay algo que me emociona profundamente es esta historia y el impacto que tiene este concurso. Vivo en zona Rural (aunque trabajo en Montevideo), con una escuela a pocos metros de mi casa y soy actor, por lo que me toca por varios lados esta historia. Me llena el alma ser uno de esas 900 personas que generaron esta situación tan impensada como fantástica y admirable. Cuando escuché esta editorial, con mi mujer nos nació las ganas de colaborar con la obra de teatro. Algo imposible, pensando en las distancias y en las ocupaciones. Felicitaciones a Noelia Ceballos por su trabajo y a todo el equipo de En Perspectiva por estas importantes noticias.

    Reply
  12. Como siempre nos ayudan a descubrir la belleza escondida, la noticia olvidada y buena entre tanta queja y bajón como nos gusta recordar a los uruguayos. Este bien discreto, sencillo, pequeño, también existe gracias a personas como la maestra Noelia. Los niños son capaces de responder a quien trabaja profesionalmente y con el brillo que solo da la vocación. Gracias por hacer audible estas realidades y ayudarnos a ver con perspectiva más amplia la realidad. Cuánto nos ayuda una labor periodística como la de ustedes y este sitio web que en fin de semana nos permite llegar a los que estamos trabajando en las mañanas, sin tiempo para saborear y gustar… GRACIAS!!!

    Reply
  13. Estoy muy emocionada por este premio que esos niños y su maestra nos regalaron como un verdadero mimo para el alma. Escribi el cuento de Mariana y quiero expresarles la enorme satisfaccion que esos pequeñitos que tienen la suerte de compartir no solo sus clases con una maestra muy especial y creativa como Maria Noelia , tengan la sensibilidad y capacidad de modificar un final y no solo eso sino un cuento de fantasma en una obra de teatro. Sin duda me enorgullece que hayan elegido un final diferente para el cuento de Mariana, que coincide plenamente con la realidad de los hechos tal cual acontecieron. Me hicieron muy feliz y me encantaria ir a la representacion de la obra cuando la hagan

    Reply

Escribir Comentario: