La Tertulia, En Perspectiva y Adriana Marrero

La Tertulia, En Perspectiva y Adriana Marrero

Por Emiliano Cotelo ///

Desde el fin de semana pasado, Adriana Marrero, integrante habitual de La Tertulia, viene publicando en sus cuentas de Twitter y Facebook una larga serie de críticas a En Perspectiva y a mí como director de este programa.

Los mensajes se deben a que no la convocamos para La Mesa de este lunes ni para la del próximo lunes, un cambio que resolvimos, junto con otros cambios en otras mesas, para estas dos semanas previas al balotaje.

En sus posteos no se limita a opinar, sino que además cita, de manera distorsionada, una conversación telefónica que mantuvimos el sábado pasado: me atribuye expresiones que no manejé y, por si eso fuera poco, agrega que de mi parte hubo gritos y hasta violencia. Sus dichos han generado otras opiniones y cuestionamientos de terceras personas. Y todo ese ruido, a su vez, ha provocado la inquietud de varios oyentes que quieren saber qué ocurrió.

Se trata de un episodio muy, muy triste.

Pero tiene un único ángulo positivo. Me permite explicar (como hemos hecho tantas veces) cómo trabajamos en este programa.

Nuestro periodismo y La Tertulia

El equipo de En Perspectiva está comprometido con el periodismo como un servicio público, profesional e independiente.

En los contenidos que producimos procuramos la máxima pluralidad posible entre las distintas opiniones políticas, filosóficas, religiosas.

En ese contexto, un espacio especialmente delicado y complejo es La Tertulia. Por eso, desde que introdujimos ese formato, en 2001, estamos permanentemente evaluando y ajustando Las Mesas, sus integraciones y sus dinámicas.

En un año electoral, ese monitoreo requiere cuidados particulares, sobre todo en las mesas de los lunes, miércoles y jueves, donde se da con más intensidad el debate en clave político-partidaria.

En la medida que aspiramos a que estas discusiones sean un reflejo aproximado de lo que ocurre en la sociedad uruguaya, ¿hay que repartir las cuatro butacas de manera proporcional a la distribución del voto de la población? Es una pregunta desafiante. De hecho, durante buena parte de sus 18 años, y en sintonía con los resultados electorales, las tertulias funcionaron, en general, con un 50% de comentaristas frenteamplistas y 50% de colorados, blancos o del Partido Independiente. Pero con el paso del tiempo esa integración fue mostrando variantes desde el punto de vista cualitativo, ya que algunos tertulianos de izquierda evolucionaron hacia posiciones críticas con su fuerza política, e incluso algunos de ellos abandonaron el Frente Amplio (mientras no sucedía lo mismo con tertulianos de la oposición).

Ocurrió, de hecho, que las polémicas perdieron equilibrio, pero de algún modo ese giro reflejaba una transformación que estaba dándose dentro de la población de izquierda (con los desencantados, por ejemplo) y que ahora, en la elección de octubre, tomó cuerpo claramente cuando el FA cayó hasta quedar en 40%.

¿Debemos de ahora en adelante regirnos por los nuevos pesos relativos de los partidos para la conformación de las mesas de lunes, miércoles y jueves? La respuesta breve es “sí”. Aunque no va a ser sencillo (porque las mesas tienen cuatro lugares) deberemos ajustar al 40% la presencia de tertulianos de izquierda. Y no sólo eso. También tendremos que encarar otras correcciones. Por ejemplo ya hemos resuelto la incorporación de otros pensamientos, como el de Cabildo Abierto, en la medida que ese partido cuenta con el apoyo del 10% de la ciudadanía.

Estamos trabajando en esas variantes para ir implementándolas en el futuro cercano.

Estas dos semanas

Pero en el corto plazo tenemos por delante la segunda vuelta electoral, donde se enfrentan dos opciones. Y a priori no sabemos cómo se va a distribuir el domingo 24 el voto de la población. Entonces, del mismo modo que en el debate televisivo de esta noche entre Lacalle Pou y Martínez ambos van a tener a su disposición tiempos exactamente iguales, nos pareció que en las mesas de estos días, hasta el jueves 21, las discusiones deberían darse de manera pareja entre tertulianos pro Martínez y pro Lacalle Pou.

Por ese motivo decidimos, sólo para estas dos semanas, una serie de cambios. Uno de ellos era la salida temporal, sólo por dos lunes, de Adriana Marrero, que ocupaba en esa mesa uno de los dos lugares de izquierda pero discrepaba de manera recurrente con Martínez y su equipo; en su lugar ingresaría otra voz, frenteamplista pero partidaria de Martínez.

Eso era todo.

Muchas veces, por distintos motivos, introducimos variantes en las mesas y les pedimos a algunos tertulianos que dejen de venir una semana o dos o tres. Sin embargo, cuando Adriana recibió el viernes de tarde el aviso de Rodrigo Abelenda, productor de las tertulias, lo tomó a mal y cortó el teléfono. Enseguida me mandó a mí un WhatsApp con dos preguntas que denotaban su malestar. Enterado de su reacción, yo la llamé el sábado al mediodía para explicarle más en profundidad las razones y el alcance acotado que tendría su ausencia; mis argumentos tampoco la dejaron conforme.

Ese mismo sábado, a las once de la noche, Adriana comenzó a publicar en sus cuentas en redes sociales varias notas: en ellas comunicó que no estaría en las mesas, dio a entender que su exclusión sería definitiva y cuestionó la medida que tomamos, ignorando o tergiversando las razones que, con la mayor transparencia y honestidad, le manifesté por teléfono, y que son las mismas que acabo de resumir recién acá.

La catarsis

En su primera nota en Twitter advirtió que le quitábamos la posibilidad de responder a “los agraviantes insultos” que le habría proferido Felipe Schipani, otro integrante de las tertulias, ahora diputado electo por Ciudadanos, del Partido Colorado, a quien ella cuestionó el lunes 28 de octubre, lo que dio lugar a una respuesta de Felipe en la mesa del miércoles pasado, 6 de noviembre. Luego, ante preguntas de otros twitteros, se acercó a la razón real de su ausencia pero la planteó en estos términos: “Tienen miedo de mi influencia de cara al balotaje […] Si soy foca tengo que aplaudir. No hay lugar para la izquierda crítica. Los operadores del FA mensajean, y son oídos”. El lunes, cuando yo entrevisté a Graciela Villar después de cuatro meses de gestiones infructuosas, Adriana imaginó en un tweet la explicación que Villar debería haber dado cuando le preguntaran por qué aceptó el reportaje en ese momento: “Es que finalmente nos hicieron caso con que sacara a Adriana Marrero de la tertulia, que nos tiene harta”.

También, y más de una vez, Adriana sugirió que estaría sufriendo aquí En Perspectiva el tipo de persecución que denunció haber experimentado en la Universidad de la República y por la cual presentó renuncia a sus cargos académicos el mes pasado: “Me echan de nuevo” pero “ya no me callo nada”, “no soy más cómplice de ningún Torquemada”, “me juzgan sumariamente, me condenan y me destierran”. Y en esa misma línea agregó: “El FA, CENSURA. Arocena, Markarian, Arim y Cotelo, obedecen”.

Por supuesto que esos posteos de Adriana en Twitter y en Facebook dieron pie a numerosos comentarios de personas y seudónimos que aceptaron automáticamente su versión de los hechos y lanzaron al instante sus sentencias: desde quienes me acusaron a mí de “connivencia con los muertos de Talvi” hasta los que sostuvieron que estaríamos sumándonos a las radios “compañeras”, influenciados por “la pauta oficial”.

34 años

En fin. Esa es apenas una muestra de decenas de mensajes cargados de falsedades, agravios y agresiones que se han ido acumulando durante más de tres días.

Yo quiero creer que la sobre-reacción de Adriana se debe al estado emocional en el que se encuentra por los problemas que tuvo en los últimos meses en la UdelaR. Pero no puedo dejar pasar ni aceptar esa catarsis colectiva que enchastra y pone bajo sospecha un trabajo que el equipo de producción y quien les habla desarrollamos con mucho esfuerzo y responsabilidad.

En Perspectiva y yo como director de este programa llevamos 34 años de trayectoria ininterrumpida. En ese lapso hemos cubierto todas las elecciones nacionales, las elecciones departamentales y las consultas populares que han tenido lugar desde el retorno a la democracia.

En cada una de esas instancias nos hemos propuesto la mayor imparcialidad posible entre las opciones en pugna.

Podemos cometer errores, y de hecho hemos cometido unos cuantos. Pero jamás operamos a favor o en contra de un candidato.

Desde junio de 1985 nosotros nos jugamos nuestra credibilidad cada mañana, dando la cara y la voz frente a la audiencia.

¿Por qué dilapidaríamos esta vez ese patrimonio que nos costó tanto construir?

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

 

***

En Primera Persona de En Perspectiva, viernes 24.10.2019

***

Podés seguirnos en las redes sociales de Radiomundo, en Facebook, en Twitter y en Instagram.
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

48 Comentarios - Escribir un comentario

      1. El programa es excelente, y lo es gracias a que Emiliano Cotelo es un periodista único en este medio. Personas como la Profesora Marrero han pasado y seguirán pasando por las tertulias, dejan su aporte, ;a veces más valioso y a veces menos. Pero los que seguimos escuchando el programa, ;lo hacemos porque está Cotelo al frente. Todas las críticas están demás.

        Reply
  1. Emiliano, lo que decís suena a amateur. O no tenes equipos de asesores o tu equipo es incompetente. Las variables a nivel cualitativo son cosas obvias. Las personas cambian de opinión. Es del siglo XX tomar medidas reactivas. Los grupos se gestionan, no se administran de manera autoritaria. Nuevamente, de manera obvia, tomar decisiones unilaterales y sobre la marcha sobre procesos grupales en épocas hiper sensibles, es de gente que no está informada de como se gestionan las organizaciones. Sobre lo que decis del «esfuerzo» , «responsabilidad» y los treinta y cuatro años, no son argumentos suficientes. No se pueden cometer errores en los medios de comunicación. Repito: NO SE PUEDEN COMETER ERRORES EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Menos, en épocas electorales. Consejo, armen grupalidad y equipos. No improvisen, porque se lastiman ustedes y lastiman a otros, en este caso, Marrero.

    Reply
  2. Adhemar García Grosler · Edit

    No soy un » fans» de Cotelo, pero esta señora es absolutamente rebuscada en sus opiniones y viendo esto seria muy cauteloso sobre sus denuncias a la Universidad.

    Reply
    1. Independientemente de lo de Matrero, lo que veo en las tertulias (en todas), es una gran diferencia de talantes. Gente que es moderada, conciliadora en sus opiniones, y gente que adjetiva y descalifica sin ningún pudor. No es el caso de Marrero ni de Sarthout, ni de Valentí, por eso sus posiciónes de contestatarios del gobierno de izquierda, molestan tanto.

      Reply
  3. Muchas gracias, Emiliano por este editorial. Era de orden y ya se estaba haciendo desear una explicación frente a tantos mensajes entreverados.
    Soy oyente desde niña de tu programa, lo escuchaba siempre con mi madre en el auto camino a la escuela y liceo.
    Ahora de adulta, ELIJO escucharlo porque comprendo tiene una mirada independiente, que tanto falta.
    Sigan así.
    Lamento que Marrero salga de esta forma, ya que su opinión era siempre valorada como respetuosa y medida, atributos que ha perdido estos últimos días, por la forma que eligió de manejar su descontento y mal momento que se encuentra transcurriendo.
    Un cordial saludo.

    Reply
    1. Apoyo totalmente a Emiliano Cotelo. Su discernimiento, su experiencia, su ser periodista. Apoyo los cambios de las personas en las tertulias. Así ha sucedido a lo largo de los años de En Perspectiva. Es una radio con periodistas que piensan. Lamento lo dicho por Marrero. No me gusta, nunca me gustó. Una profesora que tendría que acogerse a unas vacaciones prolongadas de descanso. Para su bien, el de sus compañeros y también de sus estudiantes.

      Reply
  4. Muy desagradables los mensajes de la Sra.Marrero. Quiénes somos oyentes de En perspectiva durante tantos años percibimos cómo se maneja el Sr. Cotelo y su equipo. Creo que la profesora Adriana Marrero vuelca su rabia en un conductor. que no toma partido en el programa y en sus opiniones por ningún sector político. Vaya si es un programa de radio democrático y plural con un nivel de contenidos y opiniones que elevan a las emisoras de radio uruguayas. Mi saludo afectuoso a En perspectiva. Graciela Kipreos Larrique.

    Reply
    1. Emiliano, creo que, quienes, como en mi caso, elegimos seguir escuchándote desde hace por lo menos 20 años conocemos de tu objetividad, independencia, criterio, ecuanimidad y podría seguir enumerando.
      Esta señora, que casualmente me resultaba, a veces, no muy grata en sus comentarios, está mostrando su esencia al hacer esos comentarios y cambiar tus palabras a su conveniencia.
      Y vuelvo a algo un poco trillado, pero nunca desactualizado “lo que Juan dice de Pedro, dice más de Juan que de Pedro”
      Te sigo eligiendo como periodista y a en perspectiva cada mañana.
      Un saludo de Luján Sugasti desde Florencio Sánchez dpto de Colonia.

      Reply
  5. La mayor parte discrepo con el criterio que muchas veces esta a la derecha. Pero bueno, rescato el concepto y creo mas allá del estado público, ese es un problema de índole interno. En todo caso me solidarizo con Marrero ante los problemas en Udelar. Y el programa deja, mas allá de lo observado, el profesionalismo con que se ejecuta. Abrazo

    Reply
  6. Gracias por la aclaración Cotelo, me quedo más tranquila y espero que se puedan superar los desacuerdos con Adriana y contemos nuevamente con ella en La Mesa. Más allá de circunstancias coyunturales, para mí es una presencia invalorable.
    Saludos cordiales

    Reply
  7. Para dar cabida a todas las opiniones mayoritarias proporcionalmente, habría que agregar al menos dos sillas.
    De lo contrario, matemáticamente no hay chance.

    Reply
  8. Que triste Cotelo, que desagradable. Usted siga hacia adelante, me encantan las tertulias y me encanta En primera persona.Son momentos donde todos estamos muy sensibles por el momento político que estamos viviendo, pero no justifica las conductas erradas.Es un placer escuchar todas las voces y es en las mesas donde uno se siente escuchado.Fuerza y para adelante¡¡¡¡¡

    Reply
  9. Muy desagradable la actitud de Cotelo que sanciona a la Dra. Marrero por no ser una caricatura de izquierda; tampoco es cierto que se quiera equilibrar la mesa , no se ha hecho esto con Sarthou por ejemplo.Más desagradable aún cuando acaba de renunciar a la Universidad por acoso. Empatía cero.

    Reply
  10. Me parece que el tema es delicado y no hay que justificarla ni ponerse a la par porque extendemos su inconsciencia sobre su situación. Necesita ayuda.

    Reply
  11. Adriana tiene la libertad y el derecho de ser crítica con el dogmatismo y Emiliano tiene la misma libertad y el mismo derecho a integrar las mesas como considere más conveniente, según los criterios que expresa en el editorial. Me parece que faltó un poco de delicadeza en la comunicación y un poco de comprensión en la recepción. Quizás se podría haber hecho la comunicación personalmente y no a través del productor de las tertulias. Quizás se podría haberla recibido considerando un poco más la persona y la trayectoria del director, que siempre ha tratado de ser ecuánime y respetuoso. Pero entiendo que es fácil opinar sin estar en la situación y sin estar bajo la presión en la que creo, que por distintos motivos, ambos están.

    Reply
  12. Esta todo bien con querer tener mesas equilibradas pero me parece una estupidez querer impedir a un tertuliano expresarse libremente en aras de mantener ese supuesto equilibrio. A mi me parece perfecto que haya opiniones equilibradas entre gente de oposición y oficialistas, pero también me parece perfecto que dentro de alguno de estos grupos, se escuchen voces contrarias o criticas con la linea «oficial» sea de la oposición o del oficialismo. Es decir, me parece genial que un frentista, critique al FA o que un colorado o blanco critiquen a sus partidos. Me parece que en este caso Cotelo se equivoca y se muestra «políticamente correcto», lo cual no me parece acertado para un periodista de su prestigio

    Reply
  13. “Yo quiero creer que la sobre-reacción de Adriana se debe al estado emocional en el que se encuentra por los problemas que tuvo en los últimos meses en la UdelaR.“
    Que golpe bajo, innecesario y que refleja mucha maldad. Juzgar el estado emocional de una persona, en serio? Arrastrarse a ese punto para justificar una reacción, tan mal estamos? Yo jamás escuché a la señora Marrero decir que iba a votar a la oposición o que iba votar en blanco. Creo que el programa En Perspectiva le debe una disculpa cuando incluyendo su conductor, Cotelo, se refirió a Sartori de “Innombrable”. Sartori hoy senador con 93 mil votos. Sin duda creo que este programa le debe un gran pedido de disculpas a Sartori, hasta en un formato como este. No apoyo a Sartori ni a la oposición ahora en honor a la verdad les digo que tanto con la actitud de Marrero como la de Sartori y algún otro ustedes se quedaron muy pero muy cortos.

    Reply
  14. + yo creo que se podría haber considerado su situación ya que fue perseguida en la facultad
    + por otro lado la mayoría la tiene el cambio, no es 50/50% y no me parece cambiar a pocos días de las elecciones los tertulianos, pues puede traer sospechas
    + considero que no se debería haberse cambiado o en ultimo caso caso cambiar a otras personas
    + en el razonamiento estuvimos 15 años con mas presencia del frente en las tertulias y por otro lado no duró ni un mes la mayoría de la coalición, por lo que no me parece lógico
    + que pasaría si gana Martínez la segunda vuelta, las tertulias serian de 5 años mas de mayoría del FA ?
    + no me parece si el criterio con que las arman es ese, cambiar unos dias y volver luego a cambiar
    + creo que la mayoría de los oyentes escuchamos porque las tertulias están buenas y no porque se hace tal o cual composición

    Reply
  15. Emiliano sigue siendo, en mi concepto, quien mejor maneja el periodismo político en este país, y creo que muy bien acompañado por su equipo; sin embargo, y con todo respeto, creo que no es oportuno en este caso el cambio, ya que no está de mas que quienes han sido frenteamplistas durante mucho tiempo, y actualmente tienen una discordancia importante dejen de expresarlo justamente en este momento, de cara a la próxima definición electoral. Quizas se hubiera podido pensar en una tertulia un poco mas numerosa, no dejando a nadie afuera.
    No tengo la menor idea de que cosa votará Emiliano el 24 de Noviembre, ni creo necesaria tenerla; me parece que como periodista lo que hace lo hace muy bien y seguiré escuchandolo cada mañana.

    Reply
  16. Después de leer las expresiones de Adriana Marrero en redes, después de escuchar hoy «En primera persona», y de leer también los diferentes comentarios aquí, debo decir que resulta muy fácil opinar, descalificar, dar clases de periodismo, o «dar consejos» . Tal es el caso de Fabio González o de Aldo Tortorella, uno desde un olimpito,y el otro, hablando de «golpe bajo». Se notó el énfasis cuando Emiliano dijo: «QUIERO CREER», y lo dijo con razón, habida cuenta de lo que relaté al principio. Cotelo sabe lo que pienso de todo esto, a través de un mail personal que le envié. Nadie se mantiene por más de 30 años en el aire porque sí. Y para no extenderme, rescato y suscribo lo dicho por varios, pero especialmente por Susana Gargano. Hace muchos años que escucho En perspectiva, y seguiré escuchándolo. Es el mejor programa periodístico del Uruguay. De lejos.

    Reply
  17. Marrero se la pasa diciendo falsedades. Quizás esté buscando un lugar en el Bailando? Busca fama y de la peor manera. Miente, miente que algo quedará…

    Reply
  18. Con sinceridad cruda, he visto deteriorarse el nivel de las tertulias (conjeturo que es por la campaña electoral y no de estos meses recientes, sino del lustro que ya lleva lustrándose, y en las mentes tan pulidas, el espacio de reflejo -según la moda de los tiempos y de las redes- acaba tuerta o renga o manca…). Por supuesto estoy a favor de tomar partido, en lo que no creo es en tomar partido desde la obsecuencia.
    Sobre las intervenciones de la Sra. Marrero en la tertulia, me pareció -y quizá me equivoco- que el sustento de sus afirmaciones, fue confuso y a veces errático o contradictorio, amén de perfilista, cualidad que comparten varios tertulianos.
    Supongo que usted, Emiliano, en su decidida voluntad de ofrecernos voces de «equilibrio partidario» hace tiempo se metió en camisa de once varas, y ya, por lo menos, está habituado a lidiar con ello.
    No me gustó nada el tono de los tuits de la Sra. Marrero, no obstante la creo una persona valiosa, con la que suelo discrepar en sus dichos.

    Reply
  19. Me parece interesante tu explicación. Sin embargo no entiendo porque sacaste a la profesora Marrero de la tertulia. Creo que es interesante escuchar a una participante que es del FA y critica, dos lunes antes de la votación. Porque? No me convenció tus razones

    Reply
  20. Mundo cruel este, en que ni Cotelo está a salvo de las redes ni los comentarios deshonestos. A la tertulia y al programa en general se les puede criticar cosas, sin dudas, pero es mal intencionado decir que Cotelo ha tenido algún tipo de intención fuera de la que explicó en su editorial. En mi opinión, lo argumentado tiene toda la lógica, y lo sustentan la igualdad absoluta de espacios, el mismo rigor y exigencia en las entrevistas de todos, la honestidad intelectual que ni un oyente crítico y severo como me considero puede dejar de reconocer. Tener mesas de 3 a 1 en estos tiempos no resistía más. …. Perfecto no hay nada ni nadie en este mundo, y esto demuestra que tomar decisiones y gestionar nunca es fácil: ni una casa, una empresa, un programa. Imaginen un país, donde además cualquiera sale a decir cualquier cosa todos los días. En cuanto a Marrero, fuera de lo estrafalarios de algunos de sus tweets, nunca aportó esencia o sangre al programa, sino un poco de show bastante hueco y vacío, de dar un poco de vergüenza ajena en ocasiones. En convocarla y mantenerla creo que sí se comieron un paquete entero de pastillas.

    Reply
  21. La Sra. Marrero debería tomar clases en «Ars disputandi», ese ha sido su tedón de Aquiles en las Tertulias. A tal punto, que el radio escucha, se atora con ella, y sufre con los reiterados tropiezos. No sé si sus ideas son convincentes, el estado de angustia que provoca su indecisa dicción y el excesivo uso de muletillas -ahh, hmmm, ehhh- no permite concentrarse en las ideas. Es imposible seguirle la línea de pensamiento. Siempre pienso en sus estudiantes y en lo que deben de sufrir para captar los conceptos dificultosos que ella, con su falta de elocuencia discursiva, los transforma en jeroglíficos. Pienso que los tertulianos deberían ser seleccionados no solo por su afiliación política sino, y sobre todo, por su elocuencia a la hora de expresar sus ideas.

    Reply
  22. Independientemente del signo político declarado de la Sra. Marrero, si hay algo que la caracteriza es su inconsistencia e incoherencia. En muchas ocasiones interpreta incorrectamente hechos concretos y objetivos que son muy difíciles de malinterpretar. No suele dar muestras cabales de sentido común. No la conozco personalmente y no conozco sus antecedentes, por lo que mis afirmaciones son meras impresiones, basadas en lo que son sus actuaciones en la tertulia. Frecuentemente me sorprendo de sus afirmaciones y opiniones, pues no entiendo qué fundamento tienen ni de donde las saca. Mucho menos conozco sus problemas en la UdelaR, aunque no me sorprende que los tenga, pues la interna de la UdelaR es extremadamente compleja y hay mucha cosa sucia. Pero da para cuestionarse si tienen fundamento o son consecuencia de su aparente falta de contacto con la realidad. Evidentemente se encuentra muy alterada y ha dado lugar a este episodio lamentable. Estimado Cotelo: ahórrese problemas y no la convoque más. No permita que la incomodidad de la situación le haga caer en el error de volver a convocarla. La convertirá en una espina constante en el zapato y probablemente le cause problemas aún mayores en el futuro.

    Reply
  23. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    A mi me alcanza con expresar que hace mucho tiempo que dejé de escuchar La Tertulia. Fui escucha permanente de Cotelo desde el inicio pero desde hace bastante tiempo que dejé de serlo. Y principalmente dejé de escucharlo por la decadencia general del espacio dedicado a la polémica política. Los factores de la misma son, a mi juicio, diversos, pero no es del caso, en esta instancia, ponerlos de manifiesto.
    Por lo expresado estoy desinformado del asunto Marrero. No conozco ni he escuchado nunca a esta señora.
    De todos modos, me parece inadecuado que Cotelo exprese sus opiniones sobre el diferendo sin dar la oportunidad a Marrero de aportar las suyas. Sin dudas que tiene la potestad de hacerlo. No sé si desde el punto de vista ético, su decisión puede ser sanamente aceptada.
    También me parece inadecuado ocupar este espacio para discutir con quienes quieran hacerlo un problema interno de la empresa periodística de Cotelo. El tema es privado y no se justifica hacerlo público.
    Como dije al principio, dejé de escuchar a Cotelo hace bastante tiempo.

    Reply
    1. Sr. Diego Sosa etc., etc… si ha dejado de escucharlo ¿qué hace opinando acá? Además de que lo único que hace es afirmar verborrágicamente que no está en condiciones de opinar sobre algo que no conoce. ¿Ud. acaso será amigo/pariente de Marrero? Porque parece sufrir del mismo desubique.

      Reply
  24. Es una decisión difícil,con pros y contras, como lo muestra la cantidad de comentarios que preceden. Personalmente, me doy por satisfecho con las explicaciones de Cotelo. Eso sí: desearía que Adriana Marrero pudiera seguir integrando los cuadros de En Perspectiva desde algún lugar. Creo que debe estar en una crisis emocional (justificable) por su situación en UDELAR, que espero logre superar. Es una opinión inteligente, en el acuerdo o en la discordia.

    Reply
    1. Grado 5 de probada capacidad y mérito, metida en una facultad tomada por la ideología de género, docentes tira piedras y partidarios; donde la palabra autoridad y valores es el diablo. Puede ser que esté pasando un mal momento. Pero mucha casualidad

      Reply
  25. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    Estimado Sr. Daniel etc. Lamento que no haya podido comprender mi mensaje. Le recomendaría que lo leyera varias veces. No se desanime, persevere.
    En ningún momento expreso que no estoy en condiciones de opinar y para muestra, alcanzan tres botones.
    1.Opino con respecto a la calidad del espacio dedicado a la polémica política lo que me llevó a dejar de escuchar En Perspectiva.
    2.Opino que Cotelo debería dar la posibilidad a la Sra. Marrero de expresarse en este mismo espacio.
    3.Opino con respecto a la utilización de este espacio para discutir problemas de orden interno de la empres periodística de Cotelo.
    Finalmente, me gustaría saber si usted ha sido nominado para autorizar o no la intervención en este espacio y si tiene patente para ofender gratuitamente.
    Creo que ha perdido una hermosa oportunidad.

    Reply
  26. Está claro Emiliano. Son épocas de una hiper sensibilidad. Todas las emociones, pertenencias, afinidades, están expuestas al sol y a «flor de piel».
    Justamente, sin conocer este contenido y escuchándote, me preguntaba: «¿Como hace para mantenerse independiente y no reflejar sus posturas», cuando en la prensa vemos a todos bandearse para alguno de los lados de forma abusiva!
    Que ladren Sancho, ustedes sigan. Gracias

    Reply
  27. He escuchado el programa a través del tiempo y de varios países y lo seguiré haciendo porque me interesa. No opino sobre el fondo, es imposible. Si la razón estuviera de su lado es lógico que explique el porqué de la decisión y que rechace los insultos que vienen de las redes. Pero detallar la actitud de la profesora, su mal humor, que cortó el teléfono!!! transcribir lo que dice en las redes y agregar magnánimo que usted la comprende por lo que está sufriendo en la universidad!!! ¿Es esto materia para un editorial? ¿Es esto una prueba del mejor periodismo uruguayo?
    Lo siento pero su reacción me parece exagerada, fuera de lugar y poco elegante.
    Y publicar toda esa verborragia infame de los comentarios que aparte de insultar está llena de «nada»…

    He escuchado el programa a través del tiempo y de varios países y lo seguiré haciendo porque me interesa. No opino sobre el fondo, es imposible. Si la razón estuviera de su lado es lógico que explique el porqué de la decisión y que rechace los insultos que vienen de las redes. Pero detallar la actitud de la profesora, su mal humor, que cortó el teléfono!!! transcribir lo que dice en las redes y agregar magnánimo que usted la comprende por lo que está sufriendo en la universidad!!! ¿Es esto materia para un editorial? ¿Es esto una prueba del mejor periodismo uruguayo?
    Lo siento pero su reacción me parece exagerada, fuera de lugar y poco elegante.
    Y publicar toda esa verborragia infame de los comentarios que aparte de insultar está llena de «nada»…

    Reply

Escribir Comentario: