No es algo obvio: La 12ª Feria del libro de San José

Por Emiliano Cotelo ///

Varios meses atrás, cuando coordinamos que en esta fecha -15 de setiembre de 2017- íbamos a instalar En Perspectiva en la Feria del Libro de San José no teníamos ni idea de que cinco días antes tendría lugar una sesión particularmente importante del Plenario Nacional del Frente Amplio ni mucho menos que en esa ocasión Raúl Sendic iba a presentar su renuncia al cargo de vicepresidente de la República. Como tampoco sabíamos entonces que la semana siguiente iba a darse la sucesión de hechos políticos que hemos visto entre lunes y jueves, incluido el acceso de la senadora Lucía Topolansky como nueva vice.

No lo sabíamos pero me alegro enormemente de que hayamos asumido este compromiso y de que hoy estemos acá.

¿Por qué lo digo?

Por un lado, porque, como ya conversamos más de una vez, el «caso Sendic» ha sido demasiado largo y cansador. Y, por otro, porque cuando ocurre un hecho político tan fuerte como ese que se dio el sábado, quienes nos interesamos por la política y –ni qué hablar- los que trabajamos periodísticamente sobre la política corremos el riesgo de quedar atrapados en una burbuja, en creer que ese es el asunto excluyente de la agenda, que no hay otro, y que tenemos que seguir dándole vueltas y vueltas, sumando entrevistas, informes y debates.

Pero esa es una sensación equivocada. Hay otras noticias, hay otros temas… Los hay incluso a nivel de gobierno, por ejemplo en el propio Parlamento o en varios ministerios del Poder Ejecutivo o en entes autónomos. Pero, sobre todo, los hay en otros ámbitos, los de la sociedad, y muchas veces concitando un gran interés de la gente. Y con demasiada frecuencia nosotros, los comunicadores, tendemos a descuidarlos.

Haber llegado hasta acá hoy es, para el equipo de En Perspectiva, un shock muy energizante. Hace tiempo que no salíamos de Montevideo con el programa. Estábamos extrañando estos cambios de ambiente. Estábamos necesitando un poco de aire libre, carretera, paisajes de campo y vivencias de pueblos y ciudades del interior. Pero además resulta ideal que esta emisión desde exteriores haya caído en este momento, para obligarnos a cortar con la obsesión por la política y mirar hacia otras realidades. Y, por último, porque, en particular, nos permite tomar contacto con un acontecimiento con mayúscula que debe ser informado y destacado. Es que no venimos acá burocráticamente a hacer el programa y saludar a oyentes. Venimos a poner nuestros focos en un esfuerzo que no es obvio, que podría no existir o que podría existir y ser mínimo y sin gracia. Esto es otra cosa. Esto «vuela».

Ojo. No estamos descubriendo hoy a la Feria internacional de promoción de la lectura y del libro de San José (ese es su nombre completo). Hemos trasmitido varias veces desde acá. Pero hace varios años que no nos acercábamos. Y este intervalo nos permitió constatar, anoche y hoy mismo temprano, que esta movida, que ya va por su edición número 12, sigue creciendo y enriqueciéndose, y por eso, sorprendiendo. Una muestra: sus organizadores la postularon este año ante la Unesco para que fuera la Capital Mundial del Libro; no ganaron, la elegida fue Atenas, pero no bajan los brazos y se preparan para volver a intentarlo.

Es notable que en tiempos donde campean la frivolidad y la superficialidad, una iniciativa cultural como esta sea capaz de conmover tan profundamente a toda la población de la ciudad de San José (desde los más chicos a la tercera edad), pero también al departamento en sí, a la región cercana y hasta a la orgullosa Montevideo, desde donde vienen editores, escritores, periodistas y público en general, interesados en aprovechar esta cartelera variada, intensa y casi inabarcable.

Esto ocurre en una capital del interior de nuestro país. Y ocurre, hay que subrayarlo, por impulso de una intendencia, o sea, del Estado. No es obvio que un gobierno departamental destine recursos, personal y creatividad a apalancar una feria así, y tampoco es obvio que le dé a esa política una continuidad que ya sobrepasa la década.

Cerca del final me parece imprescindible agregar otro acento. Poner nombre y apellido. Sin dejar de reconocer la contribución decisiva de las autoridades municipales, los funcionarios, los voluntarios, los autores, las empresas editoras, la Feria del libro de San José existe y se ha desarrollado tanto porque a su frente se encuentra la señora Celeste Vergés. Esta maestra no es sólo la subdirectora de Políticas Sociales de la Intendencia de San José; es, además, una emprendedora nata. Su empuje, su imaginación, su capacidad de trabajo, su dedicación y su cariño funcionan como motores clave del éxito de estas actividades. Su liderazgo es fundamental en este proyecto. Es bueno que eso se sepa y se aplauda.

Yo sé que esta no es la única feria del libro que se realiza en el interior del país. Pero, sin duda, la de San José es la más grande y potente, por su duración de ocho días; por las personalidades que convoca, del Uruguay y del exterior; por la diversidad de eventos que incluye; por su despliegue en la trama de la ciudad, ya que abarca varias carpas blancas en la Plaza de los 33, pero ese es solo el epicentro, ya que se extiende a otros edificios cercanos (por ejemplo el Club San José, la Biblioteca Departamental, la sede de la intendencia, la Catedral, el Centro Cultural que funciona en lo que fue un banco emblemático de esta zona -reciclado con un diseño contemporáneo y al mismo tiempo respetuoso del pasado- e integra también vidrieras de locales comerciales, como farmacias y tiendas) y tiene su punto culminante en el Teatro Macció, restaurado y aggiornado hace pocos años y muy bien preservado desde entonces, con su Café del Teatro, que también alberga momentos de la feria y es una atracción en sí mismo.

Ojalá esta experiencia nacida en San José sea efectivamente un modelo, una referencia, una locomotora. Ojalá en todo el interior se apriete el acelerador en esta dirección, que no solo suma en el terreno de la educación, la sensibilidad y la cultura, sino que también dinamiza el turismo y la actividad económica. Un negocio redondo.

***

Emitido en el espacio En Primera Persona de En Perspectiva, viernes 15.09.2017, hora 08.15

***

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Con perdón de los hermanos maragatos y de los queridos libros, destaco y saludo la intención y acción de En Perspectiva por «ampliar» la agenda.
    La versatilidad de la vida del país es mas ancha e importante de lo que los «medios» enfocan, en ello se divorcia parte -no menor- de la realidad, del sentir colectivo, de los anónimos nombrados sin nombre en una bolsa cuya etiqueta reza: «gente», cual entelequia sin cara ni carne.

    Reply
  2. Precioso comentario, Emiliano. Celebro que haya periodistas como tú, empeñados en elevar el nivel cultural de los ciudadanos, que no se quedan en la mediocridad de los temas mediáticos, sino que apuestan a todas las manifestaciones de la cultura. Gracias.

    Reply
  3. Completamente de acuerdo con Emiliano y con los comentarios anteriores. Está muy bien no dejar pasar las cosas que nos enriquecen, aunque otros sucesos ocupen el horizonte. Creo que es una manera de no perder el norte.

    Reply

Escribir Comentario: