¿Para qué escribo editoriales?

Por Emiliano Cotelo ///

En esta tercera época de En Perspectiva, la que iniciamos en abril de 2015, una de las señas de identidad es la consolidación de un espacio, a las 8 de la mañana, destinado a columnas de opinión y editoriales. En particular, los viernes quien opina soy yo, el director del programa. Esto último no es una novedad. Un editorial a mi cargo existió en otros momentos a lo largo de estos 31 años: en alguna etapa con frecuencia semanal, como ahora; en otros tiempos, con presencia esporádica, sobre todo ante situaciones puntuales que me movilizaban de manera especial.

El año pasado retornamos a la regularidad: cada viernes hago una pausa en mis otras líneas de trabajo (las noticias, las entrevistas, las tertulias) y les planteo mi punto de vista sobre alguno de los temas que han estado en la agenda en los días previos.

¿Por qué?

Por un lado, porque muchos oyentes lo reclamaban. Pero, sobre todo, por tres razones más, estrechamente vinculadas entre sí.

Primero, por un pequeño acto de resarcimiento y justicia con los diferentes actores que convocamos a lo largo de las mañanas, de lunes a viernes. Tanto a nuestros entrevistados como a los integrantes de las mesas les requerimos mucha exposición cuando demandamos que se pronuncien sobre determinado asunto, o cuando los interpelamos por su actuación pública en algunas áreas de la vida del país. En cierto modo, corresponde que yo también me exponga por un rato, al involucrarme en algunos de esos debates en los que generalmente suelo jugar como un testigo privilegiado.

Segundo, por un ejercicio de transparencia. El periodismo independiente que nos proponemos no impide, obviamente, que yo vaya formándome mi propia visión sobre las cuestiones que abordamos. No soy un robot. Saco mis propias conclusiones y me parece bueno que ustedes las conozcan, sobre todo si sirven para complementar o redondear otras formas de cobertura que hemos realizado en la semana.

Por último, hago editoriales para obligarme a pensar y, sobre todo, para provocarme a mí mismo. Puede llamarles la atención esto que voy a decir pero lo cierto es que no deben tomar mis editoriales como piezas acabadas y definitivas. No lo son ni siquiera para mí mismo. Para escribir cada uno de estos artículos hay que ordenar datos que han estado circulando, repasar antecedentes, cotejar diferentes enfoques y hacer algunas consultas adicionales. A partir de ese material se redacta un guión de cinco o diez minutos. Pero después que puse el punto final no dejo de pensar; todo lo contrario. Y ha pasado que algunas repercusiones de mis dichos me hacen dudar de la opinión que he expuesto y algunas veces termino cambiándola.

No me da ninguna vergüenza admitirlo.

En especial, me resulta muy enriquecedor el foro de debate que se genera en nuestro sitio web, www.enperspectiva.net, con los comentarios que van publicando los lectores de cada uno de estos textos o los oyentes de las grabaciones correspondientes.

Al igual que con el programa en general, en esta sección, con la mirada más constructiva posible, lo que yo quiero es fomentar la reflexión, sacudir preconceptos, derribar muros y quitar anteojeras. Pero no sólo apuntando a las cabezas de ustedes, sino, en primer término, a la mía.

Así que –les aseguro– espero con gran interés el intercambio que se genera a partir de este momento cada viernes. Muchas veces, esta nota es, apenas, el comienzo de mi comprensión del tema.

***

Emitido en el espacio En Primera Persona de En Perspectiva, viernes 16.09.2016, hora 08.05

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

16 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Gracias, por mojarte, por exponerte honestamente, de otro modo no se entendería la empresa que estas llevando adelante junto a todos tus colaboradores. Además a todos nos pasa eso de que luego que soltamos una opinión o escribimos algo sobre un tema, nos quedamos pensando y dandole vueltas a lo escrito, a riesgo de ser objeto de criticas que para mi son positivas y si son constructivas nos aportan conocimiento, forman parte de nuestro aprendizaje continuo. Todo ello genera a mi juicio, una tertulia muy potente, un intercambio de opiniones muy fermental.
    Nuevamente gracias, en este caso por permitirme lanzar sin más éste humilde aporte.

    Reply
  2. Cada viernes, sobre las 8 horas, espero atenta los editoriales del Sr. Emiliano Cotelo. Siempre los encuentro acertados y los aplaudo en mi fuero íntimo. Cuando se hacen bien las cosas siempre pasa que uno queda pensando en lo que ya hizo público, cualquiera sea el medio que haya utilizado, es natural en quienes actúan con responsabilidad y profesionalismo, como lo hacen el Sr. Director de este programa y sus colaboradores.

    Reply
  3. Juan Pablo Romero Suárez · Edit

    Hola Emiliano, siempre es bueno tener gente publica que se «exponga», para dar mayor amplitud a nuestros conocimientos y creencias, son un entusiasta de los «críticos con auto critica», de la cual siempre sostengo que en su amplia mayoría de los integrantes de tu programa lo tienen. Un abrazo y quisiera tener más tiempo para poder escuchar el programa todos los días. Saludos para todos

    Reply
  4. Estimado Emiliano, no esperaba de Usted mejor fundamento del por qué y el para qué de sus nota Editoriales.
    No importa si nosotros como oyentes la compartimos o no; como tampoco importa mucho si es lo que esperábamos de Usted en este tema.
    Lo que sí realmente importa es saber desde qué lugar Usted hace sus Editoriales; y eso me fascina!!!.
    Saber que sus opiniones buscan que lo conozcamos más a fondo a Usted y al mismo tiempo muestre la apertura de cabeza, aceptando y/o poniendo en consideración de su audiencia sus contenidos; para que si así lo entendemos, aportemos elementos para el intercambio de opiniones; bueno a eso le llamo COMUNICACIÓN!!! (con mayúscula).
    Vaya mi agradecimiento por su esfuerzo y de tomar riesgo al opinar.

    Reply
  5. En tiempos de apuros, sintetizar conceptos es todo un reto; exponerse a opinar tiene el riesgo de convertirse en insumo de quienes azuzan a la críticas feroces -fenómeno potenciado por las redes-, sin duda poder expresarse en un medio es un privilegio, requiere un ego firme -no para acertar, si para equivocarse- .
    Quizás no halla tanto para decir, decir algo e intentar decirlo bien, tener una razón y no perderla en el grito iracundo, el valor de escuchar, no cometer el cobarde pecado de nunca decir nada; la voz como un giro que agrega luz al silencio, la letra como aire que refresca el alma…y la música puede hacer el resto.
    Saludos

    Reply
  6. Grande, Juan Torres. Valoro, y admiro a los seres que se expresan bien.
    A Emiliano, lo aprecio mucho por mil razones, entre ellas su constancia por trabajar por un periodismo independiente, sólido, en general bien expresado
    Gracias Emiliano, te sigo desde la fm

    Reply
  7. El editorial tiene el privilegio de no poder ser interrumpido, privilegio que no tienen las discusiones, las tertulias y otros espacios de comunicación.
    Bueno es, entonces, poder interrumpirse a uno mismo en una posterior lectura de nuestras propias palabras.
    Un placer disfrutar de su compañía

    Reply
  8. Es tan grato escuchar este espacio . A mi criterio , ya un clásico más, como tantos de vuestro programa . Y siempre tan lejos del erróneamente valorado «yo siempre dije » . Un
    Abrazo Emiliano .

    Reply
  9. Difícil agregar algo más a los acertados comentarios de los oyentes.
    Muy buena reflexión que no creo que muchos hagan aunque deberían. Por qué hago o digo tal cosa?
    Sería bueno que otros siguieran su ejemplo, no sólo periodistas sino políticos, profesionales de cualquier tipo y cualquier persona común. Qué importante es parar cada tanto y preguntarnos ese por qué!
    De Ud. Emiliano no esperaba menos por su profesionalismo, educación, empatía y muchos otros adjetivos que podría utilizar. Felicitaciones y a continuar por ese camino para que otros puedan continuarlo

    Reply
  10. Son de esas literaturas que devoro con fruicción. De las buenas cosas que nos regala este mundo interconectado en red. De las que espero con ansiedad. En lo personal, esenciales.

    Reply
  11. Estimado Sr. Director, así se presenta Ud., como el director de este programa o empresa. Solo a los efectos de ajustar algunas cosas cabe aclara que un editorial corresponde a un artículo que no lleva firma y que hace representación de una línea o corriente ideológica. Cuando algo como lo que Ud. manifestó es de carácter personal, ese mismo artículo se transforma en una columna de opinión.
    Me parece que dé a conocer su forma de pensar y sus inquietudes hace mucho que escucho su programa y espero, cada vez que sea posible, poder compartir muchos de sus espacios que, en muchas ocasiones , me han aportado conocimientos valiosos acerca de muchas situaciones.
    Gracias por la oportunidad y el espacio.
    Saludos cordiales.

    Reply
  12. Siempre me he preguntado qué es el periodismo de opinión. Es periodismo, es política, no lo tengo claro. Por eso me encantan las tertulias, son plurales y yo saco mis consecuencias.

    Tal vez esto me venga de una visión que aprendí estudiando Lingüística, el científico no opina sobre lo que estudia, lo describe o lo explica. La opinión es de otros campos. Pensé que el periodismo era eso, investigar sin opinar , eso le corresponde a los entrevistados. Pero no soy dueña de la verdad.
    Dicho esto, quiero agregar que es la primera vez que veo a un periodista planteándose la duda y arriesgándose a pesar de ella. Aunque no lo comparta mi más sincero respeto.

    Reply
  13. Sergio Barrenechea Grimaldi · Edit

    El Editorial es un conjunto de ideas que uno trata de ordenar en un todo. Casi siempre debemos ordenar ideas de otros para plasmar las nuestras y opinar. Ahí está el riesgo que asume quien la escribe, independientemente de su profesión (sea o no periodista) el riesgo a opinar en público, el riesgo que es proporcionalmente a la cantidad de gente que nos oye o nos lee. Pero también debe contar con una virtud, una gran virtud que hoy lamentablemente escasea : la honestidad. Y esto es lo que le sobra a Emiliano, en el acierto o en el error, de acuerdo con él o no (muchas veces yo no lo he estado) pero opina y escribe «con honestidad».
    Que nunca te falte, felicitaciones.

    Reply
  14. Muchas gracias! Precisamos en nuestro país mucha prensa independiente y con opinión propia. Que estimule el intercambio de ideas y la reflexión sobre los temas importantes. Es una pieza fundamental para el sostén de cualquier democracia. Gracias nuevamente y ADELANTE!

    Reply
  15. Estoy – una vez mas – agradecido por la sinceridad, la humildad y la profundidad de esas lineas. Agradecido como oyente consecuente, pero agradecido como ciudadano, porque este tipo de auto enfoque (si se pudiera decir asi….) NO ES COMUN en el periodismo nacional. Felicitaciones Emiliano !!! Creo que el programa y tu mismo siguen siendo referentes para la opinión pública. De hecho lo son: cualquier cosa o casi todas las cosas importantes que pasan en el país, pasan por En Perspectiva y al revés, muchas de las cosas que pasan por tu programa, terminan siendo importantes para todos: ADELANTE !!!!!!

    Reply

Escribir Comentario: