Hábleme de los nazis, don Jorge

Por Rafael Mandressi ///
@RMandressi

En 1994, el abogado estadounidense Mike Godwin, hoy sesentón, se desempeñaba como asesor jurídico de una fundación dedicada a la defensa de la libertad de expresión en los medios digitales, la Electronic Frontier Foundation, o Fundación Frontera Electrónica. Fue entonces que enunció, en la revista Wired, la ley que lleva su nombre, según la cual cuanto más se prolonga una discusión en línea, la probabilidad de que aparezca una comparación con los nazis o con Hitler tiende a uno1.

Décadas antes, en 1951, el filósofo alemán Leo Strauss, profesor en la Universidad de Chicago, había acuñado, en un artículo publicado en la revista Measure: a critical journal, un latinismo para designar una falacia argumental que llamó reductio ad Hitlerum, es decir “reducción a Hitler”, aunque también se han usado, en el mismo sentido, las expresiones argumentum ad Hitlerum o argumentum ad nazium. La falacia consiste, según Strauss, en declarar refutado un argumento por el mero hecho de que Hitler o los nazis lo hayan compartido2.

El enunciado de Godwin y la reductio ad Hitlerum no son pues la misma cosa, aunque están emparentados y, en cierto modo, son complementarios. El execrable Adolfo y su régimen abyecto sirven igual para un barrido que para un fregado a la hora de jugar sucio en un debate, o cuando por impericia o insuficiencia la pólvora argumental está irremediablemente húmeda.

Originalmente planteada para las discusiones en línea, la fórmula probabilista de Godwin traspasó, hace tiempo ya, las fronteras del mundo digital, y al menos una de sus condiciones ha sido desmentida empíricamente. No siempre hace falta que una discusión se estire para que lleguen los nazis a embarrar la cancha. A veces ocurre muy rápido. El jueves pasado, hacia las diez de la mañana y después de 23 horas de debate, la Cámara de diputados dio media sanción, en Argentina, al proyecto de ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo. A las 48 horas, en el Vaticano, el papa Jorge Bergoglio ya estaba desenfundando el Tercer Reich: ¿el aborto? Es lo mismo “que hacían los nazis para cuidar la raza”, pero “con guantes blancos”.

Sutil, el pontífice. Como de costumbre, cabría decir, pero no se quedó en eso. En un discurso supuestamente improvisado ante una asociación llamada Forum Familia, en la sala Clementina del palacio apostólico, el señor Bergoglio abundó en conceptos edificantes. Además de remitir a la “bestia parda”, se perdió en consideraciones sobre los espartanos, que, de acuerdo a lo que sus maestras le enseñaron décadas atrás, según dijo, tiraban desde lo alto de un monte a los niños nacidos con malformaciones. Habrá quizá que incluir a Esparta en la ley de Godwin, o empezar a hablar de una “reductio ad Espartanum”, no menos grosera y falaz que la otra, pero con ese gustito a historia antigua que barniza mejor los dislates.

“Está de moda, es habitual”, habría dicho Bergoglio, ya desbocado por completo: “cuando en el embarazo se ve que quizás el niño no está bien o viene con cualquier cosa, la primera oferta es ¿lo tiramos? El homicidio de los chicos. Para resolver una vida tranquila, se tira un inocente”. Santos improperios pontificales, Batman, como habría exclamado Robin. Señor, señora, usted que se ha preguntado tantas veces por qué ya no se ven enanos por la calle, sepa que Jorge Bergoglio tiene la respuesta: es porque “el protocolo de los médicos dice: va a nacer con una anomalía, lo tiramos”. Tomá para vos, enano, y andá llevando, que si estás vivo es porque a los médicos se les escapó.

Quienes hayan seguido el debate en la Cámara de diputados argentina, habrán podido apreciar algunas perlas del intelecto, como la comparación ensayada por una legisladora entre las mujeres y las perritas que tienen cría, solo superada en la materia por los marsupiales que invocó otro legislador, también muy versado en zoología. Pero ni la una ni el otro, ni los muchos que hicieron su coming out católico en el recinto parlamentario, hicieron honor a Godwin y a su ley trayendo a colación a los nazis. Tampoco a los espartanos, aunque no es seguro que los diputados hayan tenido a la misma maestra que el papa. Tal vez a esos diputados les haya parecido demasiado, tal vez no hayan querido tratar implícitamente de nazis a sus contradictores, tal vez simplemente no se les ocurrió. Como sea, ahí estaba de todos modos don Bergoglio para tirar ese cartucho pestilente. Desde Roma, con amor.

1.As an online discussion grows longer, the probability of a comparison involving Nazis or Hitler approaches one” (A medida que una discusión en línea se prolonga, la probabilidad de una comparación entre nazis o Hitler se acerca a uno), en la revista Wired, octubre de 1994

2.A view is not refuted by the fact that it happens to have been shared by Hitler” (Una visión no es refutada por el hecho de Hitler la haya compartido), p. 206

***

Emitido en el espacio Tiene la palabra de En Perspectiva, lunes 18.06.2018

Sobre el autor
Rafael Mandressi (Montevideo, 1966) es doctor en Filosofía por la Universidad de París VIII, historiador y escritor. Desde 2003 reside en París, donde es investigador en el Centro Nacional de Investigación Científica, director adjunto del Centro Alexandre-Koyré de historia de la ciencia y docente en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales. Es colaborador de En Perspectiva desde 1995.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

15 Comentarios - Escribir un comentario

  1. El aborto es el asesinato de un inocente.
    De quien no se puede defender de ninguna forma.
    Lamentable el texto del Dr. Rafael Mandressi.

    Reply
  2. El buen señor Dios no crea problema alguno, se ha desesnetendido de todos los asuntos humanos, refugiándose en una plácida y conveniente ausencia, unánime, por cierto.
    Otra cosa son sus funcionarios terrenales, que se arrogan la propiedad de su palabra, la administración de paraísos, limbos e infiernos, las santificaciones o las excomuniones, los divinos axiomas, los milagros y milagritos y toda la pompa del gran mercado de supercherías.
    La religión como golpe, como golpe bajo.

    Reply
  3. La Iglesia católica con sus dogmas e intransigencia termina quedando fuera de la realidad en la que vive la gente. Más allá de su ofuscación y lo disparatado de sus argumentos admito que para el papa y religiosos en general, sea un tema éticamente cuestionable, en fin. Pero cuando cuestionaban, y no admitían el uso de condón, oponiéndose a las campañas en medio de la epidemia de SIDA, con un empecinamiento feroz a contrapelo de la ciencia y a pesar de los muertos que caían como moscas, eso fue criminal. Si no me equivoco han reconsiderado el asunto. Fueron un poco más expeditivos que con Galileo, reivindicarlo les llevó 300 años.

    Reply
  4. Lamentable artículo.
    Poco contenido.
    Solamente se expresa odio a la Iglesia Católica.
    Desconoce un valor fundamental, el cuidado a la vida.
    Quien carece de argumentos solo agrede.

    Reply
  5. Magistral docente, Rafael! Enseñando lo más difícil: a pensar.
    Me tomo la libertad de sugerirte un tema de análisis para la próxima entrega: el rezongo que Macron le dio a un estudiante que lo saludó coloquialmente.

    Reply
  6. César J. Fernández · Edit

    Rafael:
    …un día de estos… cuando estes aburrido y no tengas tema para tu espacio… ¿por qué no escribis algo sobre Leo Strauss?…
    Va a quedar mucho mas claro por que inventó su latinazgo si lo presentas como Padre Fundador de los Neo-Cons en Estados Unidos…
    Y quedaría todavía mucho mas claro si agregas una lista de sus discípulos…

    Reply
  7. Lamentable editorial.
    Algo queda muy claro, este señor carece de un valor fundamental, apreciar la vida.
    La vida no se discute ni se negocia. Se aprecia, se valora. Un inocente no puede defenderse lo matamos sin piedad.

    Reply
  8. Estimados,

    Bajando a tierra algunos datos.

    Los nuevos espartanos : ¿Sabrá Mandresi que el 98% de los fetos con diagnóstico prenatal de Sindrome de Down se aborta? Aquí en Uruguay y en todo el mundo.

    ¿No tienen nada que opinar al respecto?

    Seguro que los comentaristas peinan canas como yo. ¿Dirían lo mismo si el abortado es un nieto?

    reflexionen por favor, la defensa de la criatura no nacida no es patrimonio de los católicos, ni es una cuestión de Fe, es el reconocimiento que todo ser humano merece vivir y nuestra protección por su mayor vulnerabilidad.

    Ya no estamos hablando de un embrión de 8 celulas, nos referimos a una criatura identificable viva, que se mueve, con un corazón que late, basta que presencien una ecografía a las 12 semanas.

    ¿Sabían que en Argentina como en otros paises el plazo de aborto libre son las 14 semanas?
    ¿Por qué 14 y no 12? para que se pueda realizar un diagnóstico prenatal precoz y eventualmente abortar sin prisas legales.

    todo muy triste.

    Saludos.

    marie

    Reply
  9. GUSTAVO ADOLFO CALVO
    GUSTAVO ADOLFO CALVO · Edit

    Estos tiempos de reivindicaciones femeninas nos han traido, respecto al aborto, una nueva Ley de Godwin… Cualquier debate sobre el aborto culmina cuando se llega a la frase …”es mi cuerpo, tengo derecho sobre el”. Respeto que Rafael considere “embarrar la cancha” a muchas cosas, inclusive las referencias a espartanos y nazis, pero también Rafael al desacreditar esas opiniones formula su propia ley de Godwin, terminando el debate cuando es conveniente hacerlo. Basta con interponer a la Iglesia, la religión o ambas para matar el dialogo… Rafael utiliza esa imagen igual que las féminas utilizaron la pintura contra la fachada de la Iglesia del Cordón.
    Por eso mismo, analizare sin interponer la iglesia, la religión, los espartanos y los nazis… Solo aclarare que mi segundo nombre es Adolfo, pero no tengo nada que ver con el “execrable”.
    La ley argentina tiene similitudes y diferencias con la nuestra. El debate se pareció el sucedido en Uruguay pero se le suma el “color” que los argentinos disfrutan dándole a cualquier tema.
    El fondo de la cuestión siempre pasa en cada debate en cada país (como un calco) por tres vértices.. la situación de embarazos dramáticos (violaciones, abuso sexual, incestos, malformaciones, etc), la “enorme” cantidad de abortos clandestinos que son verdaderas masacres de jóvenes y (ley de Godwin de por medio) el “derecho a disponer de nuestro cuerpo”.
    Analicemos cada uno..
    1) EMBARAZOS ESPECIALES – En las legislaciones previas a cada ley de aborto en la enorme mayoría de los países (el nuestro incluido) ya estaban previstos los embarazos con malformaciones, violaciones, etc facultándose a los medico a interrumpirlo. En la mayoría de los países (ignoro el caso argentino en este tema específico) los casos de síndrome de Down están específicamente previstos y se autoriza la interrupción.
    2) ABORTOS CLANDESTINOS – En ningún país existe una estadística confiable de abortos clandestinos y las ONGs feministas se encargan de generar números enormes de estimaciones escandalosas. Obviamente si fueran ciertas las cifras mostradas la semana pasada en Buenos Aires , se quedarían sin jóvenes en 15 años. Es además habitual mostrar números post aprobación de la ley con cifras crecientes de abortos ahora legales como argumento de que la ley “ha sacado de la clandestinidad a las chicas” Alguien, un poco más sosegado, podría conjeturar que al ser legal el aborto, muchas se animaron a hacerlo, simplemente.
    3) DERECHO SOBRE MI CUERPO – Alguien en Francia hace muchos años en pleno debate respondio … “con ese criterio, puedo ser un terrorista con una bomba adosada a mi cuerpo, después de todo es MI cuerpo..” obviamente la muerte de los demás no estaba en el radar. Como no quiero que Rafael piense que sustituyo Hitler por el ISIS , no utilizare ese argumento. Solo dire que a la madre no se le pide que dañe su cuerpo, solo se le pide que de vida a otro.
    Como soy hombre, la Ley de Godwin de las abortistas (“hay que ser mujer para opinar”) me alcanza, pero igual me atrevo a preguntarme, desde un punto de vista ETICO, HUMANISTA Y EMOCIONAL…… NO LEGAL NI INVASIVO A LA FEMENEIDAD….
    .
    A) Si los casos en que hay síndrome de Down, violaciones, incesto, prematurez extrema ya están previstos… la única razón nueva entonces para interrumpir ese embarazo no deseado es que EL BEBE LES MOLESTA?
    B) Si la chica no es capaz de criarlo, su situación es insostenible, su familia no la apoya o algo similar, ¿ESTA MAL PEDIRLE QUE LO DEJE NACER Y LO PUEDA DAR EN ADOPCION, DANDOLE UN OPORTUNIDAD DE VIVIR?
    C) En un país en que necesitamos población, necesitamos jóvenes para tener un futuro, ¿PODEMOS DARNOS EL LUJO DE ELIMINAR PROYECTOS DE SER HUMANO? (de alguna manera hay que llamarlo, las abortistas no aceptan que sean personas
    D) SOY ATEO, NO TENGO DERECHO A DEFENDER QUE HAYA UNA VIDA NUEVA Y SOLO PEDIRLE UNOS MESES DE SU VIDA PRESTADOS A UNA MUJER?
    Son reflexiones de alguien que tiene hijas, que su vez aspiran a ser madres y que entiende que hay situaciones especiales en las jóvenes de hoy que no hacen fácil un embarazo. Quizas este malacostumbrado a pedir VALENTIA en lugar de RESIGNACION, GENEROSIDAD en lugar de EGOISMO.
    Cuando debatimos estas cosas , NOS PREGUNTAMOS SI QUEREMOS SER BUENAS PERSONAS?
    SABEMOS EL CAMINO A SER MEJORES?
    No me molestan los enanos, pero ese no es el tema ….

    Reply
  10. Cuando leí algunos de los comentarios me preocupé porque pensé que no había entendido la columna de Rafael.
    Pero la releí y recuperé la tranquilidad: la entendí bien desde la primera vez.

    La columna no habla del aborto sino de los argumentos del Papa en relación con el aborto. A punto tal es así que yo no me animaría a decir qué posición tiene el autor sobre el aborto (que tampoco es algo que me interese particularmente).

    Me queda claro, en cambio, lo que piensa sobre los argumentos utilizados por Bergoglio para condenar el aborto, o el juicio que le merecen otras posiciones que la Iglesia tuvo en el pasado.

    Habiendo leído columna y comentarios, reitero, entonces, mi elogio por lo primero y confirmo cuán necesario es mejorar la calidad de los argumentos, que en definitiva es de lo que había la columna.

    Reply
  11. Gracias Gustavo por esas lineas.
    Demoledor. Siempre le lei pero recien me animo a escribir
    Escribiste exactamente lo que pienso.
    Solo supera mi admiracion por las lineas de Rafael, aquien leo cada lunes, el poder seguirte tambien a ti.
    Estos son debates! que altura!

    Reply
  12. Estimado Gustavo Garibotto

    Como sucede con frecuencia cada uno entiende lo que quiere y conviene.

    En lo personal, como médica ginecóloga con más de 30 años de ejercicio profesional argumentos no me faltan.

    Es cierto, la columna de Mandressi se refiere a las expresiones del papa Francisco dirigidas a un movimiento de católicos profamilia, adresadas con su habitual ironía.

    A mi modo de ver, el tema en cuestión es la nueva eugenesia, ya no el aborto libre, seguro y gratuito.

    saludos a todos.

    marie

    Reply
    1. Gustavo Adolfo Calvo
      Gustavo Adolfo Calvo · Edit

      Marie, como simple ciudadano enamorado de la vida siempre ansio que los medicos (y ginecologos en particular) sean quienes se pongan al frente de un modo razonable de tratar estos temas. El grito de la tribuna, las «modas» , el bajo nivel intelectual, el abandono de valores (a veces por el pobre desempeño de las religiones ayuda) .. todo eso embarra la cancha. No soy medico, no soy filosofo, no soy jurista… pero soy padre, esposo y humano … y una vida es una vida.

      Reply

Escribir Comentario: