Christian Mirza y su libro 7 patologías de la izquierda: «Para generar un nuevo impulso hay que asumir autocrítica»

El asistente social, exdirector de Políticas Sociales del Mides, publicó en plena campaña electoral un libro crítico con el oficialismo, aunque afirma que «no espanta» votos del Frente Amplio sino que busca «reencantar a los desencantados»

La autocrítica, como ejercicio del libre pensamiento e insumo para el diseño de estrategias políticas, forma parte de lo que debería ser. Pero no es.

Los que practican la autocrítica no suelen recibir elogios por sus observaciones o su ánimo cuestionador: se transforman muchas veces en el familiar díscolo, el testigo que incomoda, el amigo al que se llama poco o, en el peor de los casos, un traidor al que se margina.

En plena campaña electoral, Christian Mirza decidió publicar un libro titulado 7 patologías de la izquierda.

Mirza, que fue director de políticas sociales del Ministerio de Desarrollo Social entre 2005 y 2010, pone arriba de la mesa “insuficiencias”, “errores” y también “horrores” que él entiende que se ha ido acumulando durante la gestión de gobierno del Frente Amplio. Y en la segunda parte del trabajo plantea “ideas para encarar estos problemas y superarlos”, incluyendo cómo podrían ser lo debates en torno a las soluciones.

Christian Mirza es asistente social, magíster en Ciencias Políticas y ocasional integrante de La Tertulia. Con él habló En Perspectiva esta mañana.

¿De qué depende el periodismo digital de En Perspectiva? Los canales digitales de En Perspectiva solo pueden sostenerse si cuentan con el aporte, mes a mes, del público que los valora. Te invitamos a ser uno de nuestros Socios 3.0. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Algunas frases destacadas de la entrevista:

  • Este libro «no espanta» votos al FA «sino tratar de reencantar a los desencantados, que están decepcionados, desilusionados y que han visto como el FA se ha desviado de sus principios fundamentales y de su práctica sustantiva como izquierda».
  • «Para generar un nuevo impulso (en referencia al eslogan de la campaña a candidato de Daniel Martínez) hay que asumir autocrítica».
  • Señaló que hay «despotismo ilustrado» y «despotismo iletrado» en la coalición de izquierda.
  • «El FA no es un colcha de retazos, pero en la medida que no superemos el sectarismo de una fracción sobre la otra, vamos a seguir fragmentando al FA».
  • «¿Hasta dónde el FA en el ejercicio del gobierno ha podido transformar y diversificar la matriz productiva, y hasta dónde seguimos dependiendo de los commodities?».
  • «El FA en los últimos tiempos ha perdido comunicación, proximidad con la base, con la gente, la ciudadanía, y uno de los mecanismos que seguramente fortalece la democracia es la participación ciudadana».

***

Foto: Agustín Magallanes

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

5 Comentarios - Escribir un comentario

    1. Jorge P. Servetti H. · Edit

      Excelente!
      Sacando el «despotismo iletrado», que es propiedad absoluta del Frente Amplio, en la figura del nefasto ex presidente Mujica (sentado en el sillón presidencial y legitimado, por el voto popular) , los otros items describen perfectamente a todo el sistema de partidos.
      Y me temo lamentablemente, que también la mayoría de los votantes, deberíamos mirarnos en ese espejo.
      La culpa no es del chancho (en éste caso, no sólo del chancho), sino del que le rasca el lomo.

      Reply
  1. Creo que Mirza bajo la lupa de mirar los defectos del FA , que como dijo otro oyente líneas arriba, es aplicable a todos los partidos, realiza este tardío, muy tardío MEA CULPA partidario, pero OMITE, deliberadamente o no un mal que ese si es SOLO DEL FRENTE AMPLIO: LA REFORMA DE ESTATUTOS DE LA COALICIÓN MOVIMIENTO: mientras las prácticas políticas actuales sigan adelante y las bases ( MPP PCU) sigan teniendo la mitad de los votos, cualquier intento de mejorar la imagen, el funcionamiento o el desempeño del FA, será inútil . Que me perdone Mirza pero no creo que se le haya olvidado ese ¨detalle¨. No soy partidario de las teorías conspirativas o de mirar el medio vaso vacío, pero no nací ayer. Nací como èl con el FA, aquel fantástico y entusiasmante movimiento de REDENCIÓN DE LA POLÍTICA, donde la corrupcion no tenia lugar: hoy no solo tiene un lugar, tiene un lugar destacado, sordo, silencioso que va mucho mas allá de la coima. Corrupcion no es solo meter al nene al Estado ( nepotismo, que si lo incluye). Corrupcion es colonizar el Estado, donde por ejemplo hay un Ministro que ¨delega¨un tema en un subalterno y oh sorpresa: el Ministro es de un pelo y el subsecretario es de otro y el delegado es del subsecretario. El hecho seria menor, si no se tratara de TEMAS DONDE HAY DINERO EN JUEGO, donde hay VIOLACION DE LA LEGISLACIÓN de por medio y donde hay ¨mirada para el costado¨de por lo menos dos Ministerios. El lector puede pensar que es un caso ficticio: lamento desilusionarlo, es un caso real, ACTUAL y que por el juego de poder, el Ministro puede menos que el subsecretario. Se trata de una de las carteras clave de cualquier gobierno, la que tiene que ver con la defensa de la soberania

    Reply

Escribir Comentario: