El Gobierno no está predispuesto a escuchar las demandas estudiantiles, dicen alumnos liceales que ocuparon el Codicen

En medio de la discusión presupuestal, la Coordinadora de Estudiantes de Enseñanza Media se ha movilizado ocupando algunos liceos de la capital y la sede del Codicen. En diálogo con En Perspectiva, el vocero de los estudiantes, Benjamín Peulla, aseguró que antes de tomar una medida “radical” como la ocupación de un liceo se le pide a todos los alumnos que concurran a la asamblea a expresar su opinión sobre esta herramienta

EN PERSPECTIVA
Lunes 21.09.2015, hora 10.18

EMILIANO COTELO (EC) —Volvemos a los temas del panorama nacional, en este caso a partir de la crónica de Rosario. Empezamos escuchándote a ti, ¿dónde estás exactamente, Rosario?

ROSARIO CASTELLANOS (RC) —En este momento estoy en la esquina de Avenida del Libertador y Colonia, en esta esquina, que fuera por años la característica esquina de Pluna, hay un edificio a lo alto en el cual funcionan ahora las oficinas del Codicen [Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública]. Como ustedes informaron desde temprano, estas oficinas han sido ocupadas por estudiantes de la Coordinadora de Estudiantes de Secundaria. En este momento un poco más de 20 muchachos están en la puerta detrás de un pasacalle que tienen delante, sentados algunos de ellos en el escalón con bombos, me tuve que cubrir y meter adentro del auto porque si no tendría música de fondo. En el nivel que estoy y el frío que hace acá, te puedo asegurar que hay que ser muy entusiasta para mantenerse en estas condiciones en este lugar.

Han ido llegando muchachos que evidentemente son liceales, hay gente del [liceo] Zorrilla y reconozco a uno porque viene envuelto en la bandera del Liceo N° 61, que creo que es el del Cerro. Lo que yo resalto es que los liceos en sí no han conservado sus ocupaciones y ya se han trasladado a esta de las oficinas del Codicen, como te digo, con un par de tambores delante, un poco de música y ruido, se han ido cambiando: algunos salían del interior, seguramente estuvieran allí pasando la noche hace un rato, y ahora otros llegaban, así que el recambio aquí es permanente.

EC —En cuanto a las autoridades, ¿cuál ha sido la reacción? Durante el fin de semana no hubo ninguna medida que se dispusiera desde el Codicen mismo. Lo que sí se supo, porque eso está publicado en la prensa esta mañana, es que durante el domingo hubo un intento de la policía de sitiar el edificio ocupado cerca de la 1.00 de la madrugada, según señalaron padres y gremios que están participando de esta medida. ¿Qué otras novedades ha habido desde el punto de vista institucional?

RC —Bueno, mientras tú hacías toda la explicación de lo que había ocurrido, Benjamín, que está conmigo, estaba dándote la razón, o sea que efectivamente todo eso ha ocurrido. En cuanto a lo que va a ocurrir de aquí en más, a lo que tienen previsto…

EC —No, pero yo te preguntaba a ti qué panorama hay en cuanto a las autoridades del Codicen en este momento.

Nosotros desde la noche de ayer estamos tratando de entrevistar a alguno de los responsables del Codicen o del consejo de Secundaria, no hemos logrado por ahora tener esa palabra, por eso te consultaba por si, al haber ido hasta ahí, tú tenías alguna novedad desde ese punto de vista.

RC —Yo quiero aclarar una cosa: yo no puedo entrar, la ocupación no me permite ingresar el local. Yo no he visto entrar ni salir a ninguna autoridad, de manera que no puedo contestar esa pregunta. En definitiva creo que los ocupantes pueden ser los que tienen la última palabra en la materia, de si realmente han tenido contacto o no, o de si se han apersonado autoridades del Codicen.

EC —Estamos hablando de una ocupación que se inició el día viernes, después de que estos militantes estudiantiles no consiguieron una instancia de negociación que estaban buscando para que hubiera un mensaje complementario del presupuesto incluyendo mejoras en los rubros destinados a la ANEP [Administración Nacional de Educación Pública].

ROMINA ANDRIOLI (RA) —Junto con Rosario está Benjamín Peulla, que es estudiante del liceo Zorrilla e integra la Coordinadora de Estudiantes de la Enseñanza Media.

¿A quiénes están representando ustedes allí?

BENJAMÍN PEULLA (BP) —Yo soy estudiante del Zorrilla, integro el gremio estudiantil del Zorrilla, nosotros formamos parte de la Coordinadora. En primera instancia fue una iniciativa para ocupar el MEF [Ministerio de Economía y Finanzas] en realidad para plantear una mesa de negociación, donde las autoridades no nos recibieron y en realidad hubo una respuesta de represión de parte de las autoridades, hubo un despliegue policíaco que ni siquiera nos dejó ingresar al ministerio el viernes.

EC —Eso fue en el MEF.

BP —Exacto, nosotros íbamos con la instancia de poder negociar con ellos planteando lo del mensaje complementario, que ya ayer se venció el plazo, y, como dije, no nos recibieron. En ese momento se decidió venir a plantear una mesa de negociación con el Codicen, ya que habíamos tenido mesas previas a nivel del gremio estudiantil del Zorrilla y en representación de la Coordinadora. Allí, aparte de la plataforma que reclama el 6 % [del Producto Interno Bruto para la educación] y las reformas edilicias correspondientes y puntos a destacar más adelante si quieren, fuimos con el planteamiento de que fuimos al MEF y no nos dieron pelota -disculpen la expresión-. Se había hecho una petición al Codicen para que gestionara una mesa con el MEF, donde no hubo respuesta positiva de parte de ellos, y obviamente de parte del MEF, que no respondió favorablemente a nuestra petición. Hubo una respuesta pero fue… se había gestionado una mesa para el martes, donde claramente no estaba dentro del plazo para el mensaje complementario, que era específicamente lo que íbamos a plantear.

RA —Una consulta previa a entrar a la plataforma de reivindicaciones: ustedes primero realizaron las ocupaciones en los liceos y el viernes decidieron ocupar la sede del Codicen.

BP —Exacto, pero eso fue a raíz de que las autoridades del MEF ni siquiera nos recibieron.

RA —¿Cuántos días llevaban de ocupación de liceos?

BP —El liceo no está ocupado.

RA —Ahora no.

BP —No fue que desocupamos y decidimos ir a ocupar el MEF y plantear una mesa de negociación. Si no me equivoco fue el miércoles que se levantó la ocupación del Zorrilla a raíz de una asamblea que fue favorable a esa resolución. Nosotros vinimos al Codicen, planteamos la situación de que no se nos había admitido, no hubo un acuerdo en conjunto, nosotros planteamos las ganas de negociar que teníamos y la disponibilidad de dialogar. Hubo, no sé si omisión, pero sí como que ellos no se iban a involucrar más en el tema de ser nexo de comunicación con el MEF. Sí de parte de ellos se hizo una llamada en el momento en un cuarto intermedio en la mesa de negociación, donde el MEF nos negó una mesa de negociación antes del plazo para presentar un mensaje complementario.

RA —Concretamente, ¿por qué es que les interesa, por qué están reclamando este mensaje complementario al presupuesto? ¿Cuáles son las reivindicaciones que ustedes están marcando?

BP —Nosotros la plataforma que tenemos a nivel estudiantil se basa siempre en el 6 % porque hay carencias de presupuesto ya de por sí, hay puntos que sí o sí son relevantes. Se basa en el presupuesto, sin presupuesto no pueden ser hechas. La plataforma tiene 10, 11 puntos aproximadamente. Ayer se hizo una asamblea de ocupación, en este momento hay compañeros en representación de cada gremio acá ocupando y en el Parlamento, a donde fuimos con cinco puntos intransigentes que vamos a negociar, que los queremos sí o sí…

RA —Pero concretamente, ¿cuáles son los pedidos, para qué quieren que se efectivice el 6 % para la educación?

BP —Yo en este momento no tengo la plataforma, sí te puedo decir puntos que me vienen a la mente, como becas a nivel estudiantil. También que se mejore la relación estudiante-docente, con eso me refiero a que no haya clases superpobladas, se mejora con una clase de 25 alumnos -eso fue lo que pusimos en la plataforma-, que haya una comunicación más directa con el alumno y el estudiante, lo cual genera que la clase fluya y que cada profesor pueda especificarse más en los alumnos que, obviamente, al tener una clase superpoblada como pasa actualmente en las facultades, de ser 150 o 200 personas por clase, que ni siquiera se pueda entrar a clase, eso no lo queremos nosotros. No nos pasa específicamente que haya centenares de alumnos en las clases en Secundaria, pero… Un punto es ese: pedimos 25 alumnos por clase.

Pedimos también materiales universales para todos los estudiantes y profesores, creemos que hay personas que no tienen las posibilidades económicas para acceder al material educativo, sea libro o materiales, borradores… son capaz que pequeñeces, pero al momento de verlo desde el punto de vista económico afectan el desempeño académico de ambas partes, profesores y alumnado.

También pedimos que se mejore la suplencia de profesores. Si un profesor por equis motivo deja de venir el estudiante se ve perjudicado, y más si de parte de la dirección o de las autoridades correspondientes no se gestiona la suplencia. Ahí hay omisión de la autoridad en poder ejecutar esa suplencia, nosotros pedimos que eso se mejore. Queremos también autonomía y cogobierno para ANEP y Udelar [Universidad de la Republica], nos parece obviamente esencial, es el único punto que no se basa en el 6 %.

RA —¿Y por qué lo plantean?

BP —Nosotros queremos ser autónomos en el sentido de poder gestionar nosotros estatutos que avalen nuestro funcionamiento específico.

RA —El de los estudiantes, concretamente.

BP —Exacto. Queremos accesibilidad para todos, lo que es infraestructura, material, creemos que eso es esencial.

RA —¿Y en las reivindicaciones de ustedes también está el planteo de aumentar el salario docente?

BP —Está, está, lo iba a mencionar: pedimos una media canasta básica para los profesores, que son $ 30.000 por mes de sueldo, y que los asensos sean por concurso y no por años de antigüedad, que eso nos parece esencial y al hablarlo y gestionarlo con las autoridades de los profesores…

RA —¿Ustedes coordinan normalmente con los sindicatos docentes?

BP —Tenemos obviamente comunicación ya que cada liceo tiene núcleos de profesores en representación de los sindicatos.

RA —Decías que ahora había una reunión en el Parlamento con algunos legisladores para hacerles llegar estos planteos y viendo la posibilidad de que se pueda establecer una reasignación de recursos en el presupuesto. Esta reunión se estaba realizando a partir de las 9.00, no tienen todavía novedades.

BP —No, todavía no, nuestros compañeros están ahí charlando en representación de todos los que estamos acá ocupando. Ayer se hizo una asamblea a nivel de ocupación de los estudiantes de secundaria, obviamente teniendo voz y voto solo los ocupantes que son de Secundaria. Ahí se eligieron los cinco puntos intransigentes que nosotros no queremos negociar porque creemos que son esenciales para que el estudiante pueda instruirse en su máxima capacidad.

EC —Los oyentes también están atentos a la entrevista. Aparece, por ejemplo, este mensaje de Pablo, del Cerrito, que plantea: “Piden y piden, ¿pero qué ofrecen?”. ¿Cuál sería la respuesta de ustedes?

BP —Nosotros como estudiantes… Me parece que es una pregunta correcta, obviamente, pero ¿cómo nosotros como estudiantes podemos desempeñarnos en nuestra máxima capacidad intelectual si no tenemos los recursos necesarios? Nosotros como estudiantes y como juventud somos el futuro no solo económico, sino también social y del país. Pedimos porque creemos que son cosas esenciales para funcionar como estudiantes, creemos que la educación es esencial para que el país salga adelante y creemos que sin educación no hay una sociedad que sea respetada, que sea correcta y adecuada a un buen funcionamiento. No sé si me explico.

RA —¿Qué pasa con los días de clase que llevan perdidos a raíz de las ocupaciones? Te lo pregunto porque me imagino que habrá estudiantes que quieren ingresar para poder estudiar, porque pueden llegar a haber comprometido el año. Tú decías recién que en el Zorrilla el miércoles resolvieron levantar la ocupación, ¿pero esto de alguna forma igual ya compromete el año con las faltas que tienen en lo que va del año?

encastre-bpeulla-2015-09-21

BP —Con estas medidas que yo considero radicales siempre hay una parte que está de acuerdo, que obviamente nosotros al tomar una medida de estas características llamamos a cada institución a hacer asambleas estudiantiles en las que le pedimos a cada estudiante que, esté de acuerdo o no con la medida, venga y se exprese. Va en responsabilidad de cada estudiante asistir o no. Nosotros preguntamos: ¿con qué derecho el estudiante que no se interesa en estas instancias de diálogo después viene y critica la medida, si al momento de darle la oportunidad de expresarse, se queda durmiendo en la casa?

EC —El cuestionamiento viene quizás por otro lado, por el lado del tipo de medida que ustedes toman en una reunión a la que no fueron todos los estudiantes, una medida que afecta a los demás porque implica que durante una larga serie de días todos los estudiantes dejen de recibir sus clases. Sobre ese aspecto de la polémica, ¿cómo se defienden ustedes?

BP —Obviamente repito lo que acabo de decir: nosotros llamamos a las asambleas para tomar estas medidas, nos basamos en eso. Creo que en este tipo de medidas hay una parte del estudiantado obviamente que está interesado en su avance académico, que no digo que nosotros como militantes no lo estemos, yo considero que esto lo estamos haciendo porque consideramos que la educación es esencial para nosotros como jóvenes. Creemos que sí, afecta, y sí hay una realidad de que afecta lo que es el día de clase, temas perdidos sea por materias…

EC —Sí, porque no es un tema ni siquiera de cantidad de faltas que pueda hacer perder el año, es no más la distorsión que en el transcurso del desarrollo del programa implica no haber tenido clases durante tantos días.

BP —Claro, me enteré que Celsa Puente [directora del Consejo de Educación Secundaria] ha sumado una semana más de clases a las instituciones que han tenido muchos días de paro. A mí personalmente me parece bien, yo considero que estas medidas son necesarias para la lucha que estamos gestionando. Me parece que sí es importante no omitir el punto de la pérdida de clase, de la continuidad de las clases, los puntos, de estudiar. Creo que sí es importante y lo quiero recalcar, capaz que damos a entender que no nos importa, que tomamos medidas sin pensar en el estudiantado, pero quiero aclarar que sí lo hacemos. De por sí esta lucha es en base al estudiante, obviamente hay una base de presupuesto en la que está involucrado el profesor, las reformas edilicias que nos abarcan a todos, pero lo que remarco es: para nosotros sí es importante eso. Es más, en las ocupaciones los profesores que estaban apoyando la causa dictaban a contracurso, que estaba abierto a los estudiantes que se sentían afectados académicamente -que obviamente había una gran cantidad-, podían ir y expresarse a la organización de la ocupación en qué materia ellos sentían que estaban más afectados. Obviamente es una realidad que hay personas a las que se les complica más una matemática, una química, una física, otros historia… Lo planteábamos al estudiante mismo previo a la ocupación: se dictaron clases. Ese creo que es un factor bastante importante que demuestra que al tomar estas medidas nosotros consideramos importante no escatimar en la continuidad de clases y la pérdida de cursos.

EC —¿No hay otro tipo de medidas que no alteren los cursos?

BP —Antes de tomar estas medidas obviamente hubo instancias de diálogo en las que no se llegó a ningún acuerdo, más como parte de la sociedad, que de parte del gobierno… Es decir, hay una historia de lo que es el movimiento sindical uruguayo de que todo lo que se ha logrado ha sido por salir a las calles, por tomar medidas radicales, por luchar en colectivo. Nosotros consideramos que no habríamos llegado a una instancia de negociación con el Parlamento si no veníamos a ocupar el Codicen. No hay una predisposición de parte del gobierno de decir: “Bueno, gurises, ¿qué quieren, qué les falta? ¿Qué carencias tienen para continuar su desempeño académico?”. Nosotros vemos una omisión de parte de la autoridad en eso, por eso creo que en este tiempo de lucha en el que se definen muchas cosas a nivel presupuestal son relevantes estas medidas, más si se demuestra que al tomar este tipo de medidas obtenemos como resultado mesas de negociación en las que se llega a objetivos favorables para nosotros.

EC —¿Cuántos liceos están ocupados o estaban ocupados hasta ahora?

BP —En este momento ninguno.

EC —¿Qué va a pasar con las ocupaciones de ahora en adelante?

BP —Las ocupaciones quedan a criterio de cada colectivo, de cada institución. Todas las instituciones que han estado ocupadas, si no me equivoco el 10 y el 63 estaban ocupados hasta el viernes a las 22.00, desocuparon y vinieron a apoyar la medida, que es ocupar el Codicen. Después de esta mesa de negociación que se está gestionando en este momento en el Parlamento va haber una instancia de asamblea a nivel de Secundaria donde se va a analizar lo que se habló. Va a ir un representante de cada gremio que está acá, ocupando el Codicen en este momento. Los compañeros nos van a transmitir lo que se habló y ahí se va a tomar la media correspondiente.

En este momento la medida esta de ocupar el Codicen es por tiempo indefinido, obviamente está abierta a levantar o a seguir, eso lo analizaremos y creo que es un análisis colectivo que tendremos que hacer después de la mesa de negociación.

***

Transcripción: Andrea Martínez

 

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Entre los cazadores hay un dicho: «Cuando veas que la liebre agarra la escopeta, es que algo no está bien».
    El hecho de que los estudiantes de secundaria, pretendan «negociar» las condiciones de la educación, y además con medidas de fuerza, es que «algo no está bien».

    Reply

Escribir Comentario: