Empresas públicas están en la “prehistoria” en la aplicación de buenas prácticas corporativas; Academia de Economía recomienda medidas para mejorar su eficiencia

Pablo Regent, decano de la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo (IEEM), expuso en entrevista con En Perspectiva las conclusiones de un estudio que realizó junto a Ignacio Munyo sobre las empresas públicas. Con el objetivo de mejorar su gestión, Regent propuso la creación de un holding que represente a los dueños de las empresas y sea responsable de sus resultados.

Transcripción de la entrevista con Pablo Regent, coautor junto con Ignacio Munyo del estudio Empresas del Estado y eficiencia

Regent dijo que el objetivo del estudio “era llegar a algo fundamentado que pudiera ayudar para mejorar la gestión de las empresas públicas”, y señaló que fue encargado antes de que trascendieran las irregularidades en Ancap.

“Más allá de que las personas gestionen bien o mal, las empresas que andan bien en el mundo tienen una estructura que les promueve portarse bien y no portarse mal”, dijo Regent, antes de indicar que en Uruguay las estructuras no son las correctas.

Regent explicó que las empresas tienen tres componentes: propietarios, directores y gerentes, y en el mundo pasó que las empresas públicas “tienen miles de accionistas que no tienen interés” en controlarlas, “eso llevó a que las empresas fueran tomadas por gerentes y subgerentes como propias”. En este contexto, “el problema es que alguien tiene que tener los derechos de dueño” para tomar decisiones estratégicas y ser responsable por ellas. Esta estructura lleva a que, por ejemplo, muchos de los directores de las empresas públicas piensen que su gestión tiene que responder a quien los nombró y no a los intereses de la empresa.

Lo más común en América Latina es que, para superar esta situación, existan holdings que representen a los dueños de las empresas, dijo Regent. En algunos países se trata de un único holding para todas las empresas públicas y en otros hay uno por cada empresa. Estos holdings son integrados por personas que “de alguna manera” representan a los partidos, pero que tienen “gran experiencia” en el ámbito empresarial. Quienes integran esos holdings tienen “una responsabilidad fiduciaria muy grande” porque son responsables de la gestión de los directorios de las empresas públicas, por lo cual “más allá de su obediencia al partido, si una empresa pública va mal las consecuencias que pueden tener ellos por omisión o acción son grandes”.

En el caso concreto de Uruguay, Regent indicó que durante el primer Gobierno de Tabaré Vázquez hubo iniciativas para que la Oficina de Planeamiento y Presupuesto asumiera un rol de coordinación entre las empresas públicas. Agregó que si existiera voluntad política este organismo “podría hacer mucho” en este sentido.

Por otra parte, Regent dijo que “es malo” y “muy triste” que las empresas públicas uruguayas hayan tenido que crear empresas satélites que funcionan en el ámbito privado “para sortear la ineficiencia del derecho público para las empresas”. Consideró que esto obedece a que “por una carga ideológica, no se quiere ajustar la forma de trabajo” de las empresas públicas para que obtengan mejores resultados.

Transcripción de la entrevista con Pablo Regent, coautor junto con Ignacio Munyo del estudio Empresas del Estado y eficiencia

Documento relacionado
Estudio de los economistas Ignacio Munyo y Pablo Regent sobre la eficiencia de las empresas públicas

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: