Gabriel Duarte (edil frenteamplista de Salto): “La Intendencia nunca tuvo una crisis económica de esta magnitud”

La Junta Departamental de Salto votó ayer un llamado a sala al intendente interino Manuel Barreiro para explique la situación financiera de la comuna, que arrastra deudas por mil millones de pesos. En diálogo con En Perspectiva, el edil frenteamplista Gabriel Duarte, dijo que se trata de la crisis económica más grande en la historia de la Intendencia de Salto, que se debe entre otros factores al “amontonamiento” de correligionarios del ex intendente Germán Coutinho contratados como funcionarios. Duarte agregó que el Frente Amplio no va a aprobar la creación de un fideicomiso hasta no saber a ciencia cierta que los fondos van a ser destinados al pago de sueldos y no a otros acreedores privados de la Intendencia.

EN PERSPECTIVA

Miércoles 03.06.2015, hora 7.40

EMILIANO COTELO:

La Oficina de Planeamiento y Presupuesto [OPP] va a examinar hoy la eventual aprobación de un fideicomiso para que la Intendencia de Salto [IS] pueda pagar los sueldos y para que el gobierno entrante quede en condiciones de enfrentar la deuda acumulada que llegaría, según algunas estimaciones, a 1.000 millones de pesos.

Por otro lado, la Junta Departamental de Salto aprobó anoche, con votos de los ediles frenteamplistas y blancos, un llamado a sala del intendente Manuel Barreiro, del Partido Colorado [PC], para que informe sobre la situación financiera y contable de la comuna.

¿Cómo es este escenario? Vamos a tomar contacto justamente con el departamento de Salto.

ROMINA ANDRIOLI:

Sí, estamos en línea con el edil de Salto Gabriel Duarte, que es abogado e integra el Frente Salteño, sector que apoyó la candidatura del ex intendente Ramón Fonticiella.

Para situarnos en la cancha, ¿qué información tienen ustedes a propósito de cuál es el panorama financiero y económico de la IS y qué consecuencias puede tener?

GABRIEL DUARTE:

Para nosotros la información que ha dado la IS, que la ha hecho pública, no es otra cosa que la confirmación de una realidad que veníamos denunciando y que el intendente [anterior Germán] Coutinho desmentía en forma sistemática. Para nosotros es una situación bastante dramática, estamos en condiciones de afirmar que la IS nunca había vivido una realidad económica de crisis de esta magnitud, que llega a prácticamente anunciar que va a dejar de abonar las obligaciones más inmediatas como es, nada más y nada menos, el pago de los salarios, eso se nos ha comunicado. Además se ha pedido a la Junta Departamental la autorización necesaria para votar un endeudamiento que naturalmente superaría a este período de gobierno. Eso es lo que hemos considerado.

La información que se nos ha suministrado es muy escasa, no hemos tenido los datos elementales para poder considerar adecuadamente si es viable votar esta nueva forma de endeudamiento o no. es por esa razón que la Mesa Política del Frente Amplio [FA] resolvió que en estas condiciones no podemos seguir endeudando a la IS. Nosotros esperamos que el intendente y su equipo comparecieran, por iniciativa propia, en la Junta Departamental para explicar y no lo hicieron. Es por esa razón que el FA y el Partido Nacional votaron llamarlo a sala para que él dé las explicaciones necesarias, porque más allá de que para nosotros las propuestas que están trayendo no son viables en la medida que no nos dan la información suficiente, el FA tiene el compromiso político de buscar una solución a una situación a la que no podemos ser indiferentes en lo absoluto.

EC – Antes de continuar, un apunte. En el caso de Salto estamos hablando de hechos concretos que el propio intendente saliente le comunicó al intendente electo, Andrés Lima: que no hay dinero para pagar el salario del mes de mayo a los 2.000 funcionarios de la IS, tampoco habría para pagar el de junio, y tampoco para pagar el medio aguinaldo que debe abonarse antes del 15 de junio. Como consecuencia de esta situación ha habido una reacción del sindicato de funcionarios, ADEOM, que dio un ultimátum hasta este viernes a la IS para cobrar los sueldos. En caso de que eso no se concrete anuncian un paro general de actividades por tiempo indeterminado a partir del lunes.

RA – Usted mencionaba las alternativas que puede haber a esta situación y una que está planteada es la posibilidad de un fideicomiso que requiere de los votos del FA también. ¿Cuál es la posición del FA respecto a esto?

GD – La propuesta de fideicomiso, así como viene planteada por el intendente, no logra reunir las garantías necesarias como para que nosotros lo podamos acompañar.

EC – ¿Cuál es el problema?, ¿cuáles son esas garantías que no están?

GD – No sabemos a ciencia cierta si el destino de los fondos que se van a fideicomitir va a ser el pago de la remuneración de los trabajadores, porque usted sabe que además hay otros acreedores privados que le efectuaron préstamos a la IS y pueden tener orden de prioridad en las partidas que se fideicomiten. Entonces usted ve que uno de los asuntos que a nosotros nos llama la atención es cómo es posible que la IS termine el período de gobierno y aún restan 40 millones de pesos sin pagar, cuando en realidad todo el endeudamiento que fue pedido por el intendente Coutinho era dentro de su período de gobierno. Lo que quiere decir es que no se pudo pagar la totalidad de los fideicomisos porque las partidas que debían amortizar esa deuda fueron amortizadas por otros acreedores. Ese es uno de los riesgos que se corren, nosotros no sabemos si a la solicitud de un nuevo fideicomiso no va a haber otros acreedores que van a interceptar esos fondos y entonces nos vamos a quedar con más endeudamientos y con los trabajadores sin percibir su salario.

EC – Lo que se responde desde la IS es que no se puede poner en negro sobre blanco que el fideicomiso es para pagar sueldos, que eso es ilegal.

GD – Eso es ilegal porque la propia ley de fideicomiso cuando habla de los gobiernos departamentales les mandata que los fideicomisos tienen que ser para financiar obra pública.

EC – Entonces, ¿cómo se resuelve este brete?

GD – Lo que pasa es que el fideicomiso no es la única herramienta financiera que tienen los gobiernos departamentales para recurrir a créditos. Es más, los fideicomisos en Uruguay tienen figura leal a partir del año 2003 y con anterioridad se utilizaban otras herramientas de crédito, que pueden ser un préstamo, un crédito con un organismo bancario o con el gobierno central. Es decir, no hay que cerrarse a la figura del fideicomiso como si fuera excluyente de otras.

RA – Dejando de lado el fideicomiso, ¿qué chances hay de poder concretar alguna de esas otras alternativas que usted está mencionando?

GD – Se han manejado, de hecho el intendente electo, el doctor Lima, ha tomado este tema como su mayor prioridad y ha barajado varias alternativas que viene conversando con el gobierno central. Lo que sí a nosotros nos parece que cualquier salida que se busque debe establecer con precisión que si vamos a endeudarnos para pagar estas obligaciones, que es lo que tenemos que hacer en forma prioritaria, debemos asegurarnos de que el dinero que pidamos prestado vaya directamente a la cuenta de los trabajadores. Creo que no hay confianza política en la administración del PC y el FA no está en condiciones de votarles fondos para que ellos sigan disponiendo [de ellos] en forma irresponsable como lo han hecho. Por lo tanto, eso tiene que quedar claro.

Las propuestas que trae el gobierno departamental, que han venido con la firma del intendente Barreiro, dejan esa duda. No nos olvidemos ni perdamos de vista que la IS ha seguido contratando gente, ha seguido disponiendo compensaciones especiales para sus funcionarios de confianza y para sus correligionarios políticos, no ha cesado en ese sentido. Nosotros no vamos a endeudar más al pueblo de Salto para bancar esa fiesta que el PC se ha dado, no es responsable hacerlo. Por lo tanto, nosotros estamos dispuestos a buscar una solución pero que nos garantice que los recursos van a ser destinados al pago de los salarios.

EC – ¿Cómo ha visto la decisión del intendente de pedir la renuncia a sus directores?

GD – Me parece que es una decisión saludable, yo entiendo que es un mensaje positivo. El problema es que…

EC – Había sido uno de los pedidos del sindicato, de ADEOM justamente, para bajar el presupuesto.

GD – Claro, a mí me parece que el intendente Barreiro se vio ingratamente sorprendido por esta situación, porque la mentira de Coutinho era tan grande que alcanzaba incluso a sus propios correligionarios. Me llama la atención que ni siquiera el senador [Pedro] Bordaberry salió en defensa de Coutinho cuando había sido su candidato a vicepresidente. Realmente me parece que manejaron la información de forma muy irresponsable y ahora se ven en esta situación.

Creo que la intención de Barreiro al pedir la renuncia de sus directores es respetable pero no sé si va a poder lograr el consenso entre sus correligionarios, eso no depende de nosotros sino de su equipo.

EC – Suponiendo que se encuentre una solución, que aparezca alguna fórmula financiera que permita pagar estos compromisos en el corto plazo. Es un hecho que la IS ha comprometido recaudación futura por la vía de otros fideicomisos que ya se votaron en este período. La consulta es a propósito de cómo pueden funcionar las cuentas de la IS de ahora en adelante. El presupuesto, ¿no es excesivo para las posibilidades de la IS? La cantidad de funcionarios, por ejemplo, 2.000, ¿no debe revisarse?

GD – Si, mire, a nosotros nos llama la atención que cuando el FA dejó el gobierno había aproximadamente 1.600 funcionarios. Los trabajadores dicen que hoy hay 2.300, más de 2.000. Una intendencia evidentemente no puede trabajar de esa forma. Pero además una de las cosas que nos llaman la atención es que la personas que entraron a trabajar en la IS no fueron, por ejemplo, a Obras, o personas que se iban a dedicar al bacheo o a mejorar la infraestructura y los servicios de la ciudad; la gran mayoría de las personas que se contrataron fueron cargos de despacho, de escritorio, de cuello blanco. Esa evidentemente fue una de las causas de este problema: amontonaron de funcionarios las oficinas departamentales entre los correligionarios del intendente que utilizó la IS en beneficio de sus intereses electorales.

EC – Bueno, pero vuelvo a la pregunta: ¿qué están pensando ustedes para el momento en el que el FA vuelva a estar al frente de la IS?

GD – Esa es una pregunta que le tendría que hacer al futuro intendente, que es quien tiene la potestad constitucional de manejar los funcionarios. El compromiso es que se va a revisar, se van a hacer auditorias y de ellas va a surgir la información, caso a caso, sector por sector, si los sectores tienen la cantidad de funcionarios necesaria, si hay una sobrepoblación, si hay que hacer una redistribución. Eso me parece que va a surgir del conjunto de los datos que el gobierno entrante vaya teniendo. Yo, a priori, no puedo decir ni dejar de decir, porque además no me compete, qué va a pasar con el conjunto de los funcionarios municipales.

Sí lo que reafirmo es que es un exceso lo que ha hecho el PC.

RA – ¿Cuál es la actitud que va a asumir ahora el FA? Un aspecto que manejan desde el PC es que la actitud del FA no permite que se alcance una salida, por ejemplo teniendo en cuenta que para aprobar mecanismos como los que se necesitan, entre ellos el fideicomiso, se requiere la aprobación de 21 ediles.

GD – No, eso no es así, lo que pasa es que el PC nos intenta imponer una especie de contrato de adhesión donde ellos ponen las condiciones y nosotros firmamos tal como está.

RA – Concretamente lo que nos transmitían desde el PC es: lo que están haciendo los ediles del FA es dejar caer a esta gestión de la IS.

GD – No, me parece que los que hicieron caer la gestión de la IS fueron los propios colorados, no nosotros, lo único que falta es que el FA sea el responsable de esta situación. Nosotros vamos a poner el empeño por buscar una solución, pero va a ser una solución negociada en la que se instalen esas garantías que nosotros reclamamos. No le vamos a firmar otro cheque en blanco a una intendencia que ha dejado una muy mala imagen y una muy mala experiencia en su gestión de gobierno, sino vamos a terminar siendo cómplices de este desastre.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: