Joaquín Serra (DGI): “Comercios que no aceptan tarjetas de crédito o débito presentan un mayor riesgo de evasión fiscal”

Por primera vez, la DGI inspeccionó a varias empresas medianas que no aceptan medios de pago electrónicos. Como resultado del operativo casi el 100 % de los negocios fiscalizados deberá re liquidar impuestos. En diálogo con En Perspectiva, el director de DGI, Joaquín Serra, explicó que uno de los objetivos para promocionar la utilización de estos medios de pago es mejorar la fiscalización para reducir la evasión de impuestos. Por eso, si bien no existe obligación por parte del comerciante de aceptar estos medios de pago, la no utilización de los mismos es un indicio de que puede estar ocurriendo evasión fiscal.

EN PERSPECTIVA
Miércoles 15.07.2015, hora 10.17

EMILIANO COTELO: La DGI inspeccionó varios comercios de distintos rubros que no aceptan tarjetas de crédito o débito como forma de pago.

En estos primeros controles determinó que casi el 100 % de esos negocios fiscalizados deberán re liquidar impuestos. En algunos detectaron irregularidades de tal magnitud que, dice la DGI, hay mérito para clausura.

Es todo un tema, desde siempre, qué comercios aceptan o no tarjeta, y si la aceptan y ponen un recargo… Pero claro, con la Ley de Inclusión Financiera la pregunta creo que la gente se la hace más a menudo todavía.

ROMINA ANDRIOLI: Si, uno tendería a pensar que con la cantidad de canales que se abrieron por ese lado y lo que se estimuló la inclusión financiera a través de tarjetas, tanto de crédito como de débito, hay más locales que lo aceptan. De hecho se incrementó mucho la cantidad de comercios que hoy en día están aceptando ese medio de pago.

EC – Si, yo lo miraba desde el otro lado: hay más gente interesada en pagar con tarjeta de crédito o de débito por la rebaja en puntos de IVA que implica según utilice un plástico o el otro. No es lo mismo si el comercio acepta tarjeta o no.

Vamos a averiguar algo más sobre esta noticia.

RA – Si, estamos en diálogo con Joaquín Serra, el director de la DGI.

¿Cómo surgió este operativo, ustedes contaban con información previa de que estos comercios no estaban aceptando tarjetas de crédito y débito?

JOAQUÍN SERRA: Nosotros hacemos controles de forma permanente a los distintos tipos de contribuyentes. Lo novedoso en esta oportunidad es que en el operativo que realizamos la semana pasada incluimos como un factor de riesgo el que los comerciantes no aceptaran tarjetas de débito o crédito como medio de pago.

No existe obligación por parte del comerciante de aceptar estos medios de pago, pero a juicio de la DGI es un indicio de riesgo fiscal. La ley de inclusión financiera perseguía varios objetivos, el principal era que realmente la rebaja del IVA llegara al contribuyente, el reintegro a través de las tarjetas de débito y crédito dispuesto por el Poder Ejecutivo es un mecanismo que garantiza que la rebaja del IVA efectivamente llega al consumidor y no queda en el comercio o en etapas anteriores. Pero también otro objetivo de esta medida es fomentar la formalización de la economía y reducir la evasión. Cuando los comercios utilizan estos medios obviamente las tareas de fiscalización y control se ven facilitadas.

RA – Por eso dice que no están obligados, pero el hecho de que no acepten tarjeta puede ser un indicio de que no están cumpliendo con su contribución.

JS – Exactamente. Nosotros agregamos esta información a nuestros análisis de riesgo fiscal y seleccionamos un grupo de contribuyentes a ser auditados.

RA – ¿De dónde surgió esa información de que no aceptaban estos medios de pago? ¿Es a partir de denuncias que han recibido…?

JS – No, DGI tiene datos proporcionados por terceros, una de las informaciones viene justamente de las tarjetas, que hacen las retenciones. Por cruces de datos nosotros podemos identificar cuáles son los contribuyentes que no están aceptando medios de pago electrónicos.

RA – ¿Y qué características tienen en general estos comercios que inspeccionaron en esta oportunidad, de qué rubros son, cuántos?

JS – Nos focalizamos en los rubros gastronomía y servicios personales. Es en esos rubros básicamente que se hizo el operativo.

RA – ¿En alguna zona en particular?

JS – En Montevideo.

Efectivamente de los controles realizados, que incluyeron a decenas de comercios, en todos los casos estamos re liquidando impuestos y aplicando las sanciones correspondientes, que pueden ser la multa y mora pero también -en algunos casos donde pudimos comprobar que no se facturaba o se sub facturaba- estaremos pidiendo autorización a la Justicia para proceder a la clausura del establecimiento.

RA – Una clausura temporal, por determinada cantidad de días.

JS – Sí.

RA – ¿Y cuántos establecimientos consideran que a priori entran en esta categoría en la cual podrían ser clausurados?

JS – Por lo menos el 10 % de los establecimientos inspeccionados posiblemente termine en una clausura.

RA – ¿Y de cuántos días puede ser esa clausura?

JS – Puede ser de hasta seis y si hubiera habido reincidencia puede ser de hasta 30 días.

RA – El hecho de que incorporen este factor de los comercios que aceptan o no tarjeta a la DGI le permite tener una mayor inteligencia, tener un universo más acotado de comercios que los que seguramente estén infringiendo la norma o estén evadiendo.

JS – Si, justamente esa es un poco la forma en que tratamos de hacer las inspecciones, no hacerlas a ciegas sino con un análisis previo en la oficina de la información disponible.

RA – ¿Y qué otros elementos consideran?

JS – Tenemos muchos datos más a partir de los cuales construimos distintos índices que pueden ser indicativos de que hay evasión en determinado establecimiento. En este caso el incluir este factor como indicio de riesgo realmente fue muy efectivo, eso es lo llamativo de este operativo.

RA – ¿Era la primera vez que se hacía así, cruzando esa información?

JS – Es la primera vez que hacemos un operativo de estas características, tomando este elemento como un indicio de evasión.

RA – ¿Tienen una estimación de qué porcentaje de comercios no están aceptando tarjetas de crédito o débito?

JS – ¿A nivel global?

RA – Sí.

JS – Sí, tenemos, pero son datos que manejamos internamente.

RA – Con esto lo que buscan es también justamente persuadir a los comerciantes a que se vuelquen a utilizar estos medios de pago también y con eso…

JS – Es el objetivo siempre de los controles, demostrar que determinados comportamientos que indican riesgo son controlados. En este caso nuestra preocupación principal es controlar la evasión pero también que los beneficios que la ley genera lleguen efectivamente a la gente. Muchas veces también ocurre que en la medida que los contribuyentes perciben que empieza a haber controles efectivos sobre determinados riesgos, esos riesgos disminuyen también su relevancia o su importancia.

RA – ¿Ustedes van a seguir con operativos de este tipo en los próximos días?

JS – Vamos a evaluar los resultados de este operativo y posiblemente sí planifiquemos algún operativo similar quizás en otras zonas o en otros sectores.

RA – Respecto a las multas usted decía que re liquidan los impuestos y que, en caso de que amerite, se cobra la multa. ¿Hay algún tipo de recargo o sanción por no aceptar la tarjeta de crédito o débito?

JS – No, ninguno, en realidad el aceptar o no los medios de pago electrónicos es una decisión totalmente libre del comerciante, puede aceptarlos o no.

RA – Y eso va a seguir siendo así, la ley de inclusión financiera no previó un momento en el que se vuelva obligatoria la aceptación de estos medios de pago.

JS – En principio no está previsto, simplemente es llamativa en algunos casos la no aceptación o en algunos casos el generar importantes descuentos en el pago contado, discriminando de esa forma el medio de pago que la gente utiliza, incentivando el pago en efectivo en desmedro de los medios electrónicos. Ese también es un indicio de riesgo, a nuestro juicio.

RA – ¿Por qué dice que es llamativo que algunos comercios no utilicen los medios de pago electrónico?

JS – Porque como la ciudadanía se beneficia con esta modalidad de pago, en realidad desde el mercado los consumidores estarían exigiendo cada vez más esta forma de pago. Para no perder clientela lo lógico sería que los comercios fueran accediendo a estos sistemas, más cuando hubo una serie de incentivos para su incorporación.

También quiero destacar que no estuvimos controlando los comercios de menor tamaño, sino comercios con un volumen de actividad en el cual no se puede plantear que el costo de incorporar los medios tecnológicos, el POS para poder recibir los pagos por tarjeta, sea un impedimento.

RA – ¿Estamos hablando de empresas medianas?

JS – Empresas medianas.

RA – ¿Qué volumen de facturación tienen al año, aproximadamente?

JS – Superior a los cinco millones de pesos anuales.

RA – Desde la DGI o desde la coordinación que tienen con otros organismos públicos, ¿perciben que el público efectivamente está siendo un controlador de los beneficios que se están aplicando, de que se esté cumpliendo efectivamente con el descuento, pero sobre todo de que los comercios estén adoptando este medio de pago?

JS – Sí, eso se nota, cada vez son más los ciudadanos que optan por estos medios de pago. Eso lo vemos en las devoluciones que estamos haciendo de los créditos por este sistema.

RA – Porque de eso se encarga la DGI, la devolución del IVA corre por cuenta de la DGI.

JS – La devolución de IVA se informa a la DGI a través de las tarjetas, eso genera un crédito al comercio que después lo deduce de sus declaraciones.

RA – ¿Ahí qué ven, sobre todo un incremento del débito respecto a lo que se utilizaba antes?

JS – Ha habido un incremento de utilización de estos medios por parte de los ciudadanos tanto por tarjetas de crédito como de débito. Es un incremento sostenido mes a mes.

***

Transcripción: Andrea Martínez

 

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: