Lacalle Pou: «No inventamos la rueda con propuestas sobre elección de horas docentes, el tema es que no se hace nada»

El senador Luis Lacalle Pou presentó ayer seis medidas para mejorar la elección de horas docentes en Secundaria y UTU.  El senador dijo a En Perspectiva que, de no tomarse estas disposiciones «o alguna similar», hasta 2017 el sistema se mantendrá igual. Consultado sobre qué diferencia existe entre su propuesta y la que hizo Puente en octubre, indicó: «no inventamos la rueda, el tema es que no se hace nada». 

EN PERSPECTIVA

Miércoles 4.11.2015, hora 7.47

EMILIANO COTELO (EC) —¿Hay un cambio de estrategia en el modo de ejercer la oposición en el Partido Nacional [PN]? ¿Se van a alternar las críticas con las propuestas?

Ayer el senador Luis Lacalle Pou presentó seis medidas para mejorar el sistema de elección de horas docentes en Secundaria y UTU, un mecanismo largamente cuestionado por el tiempo no asignado que habitualmente quedaba en algunas materias y que, obviamente, perjudicaba a alumnos que perdían tiempos de clases.

Según explicó en conferencia de prensa el propio Lacalle Pou, las medidas fueron enviadas por carta al presidente Tabaré Vázquez y también al presidente del Consejo Directivo Central [de la Administración Nacional de Educación Pública, Codicen], Wilson Netto, como parte de una política de “gobernabilidad condicionada”, que implica ser generosos con el gobierno en temas importantes como el de la educación.

Estamos con el senador Lacalle Pou.

¿Qué implica este gesto político, que es esto de la gobernabilidad condicionada?

LUIS LACALLE POU (LLP) —Implica que nosotros ante la ciudadanía el 26 de octubre y el último domingo de noviembre comparecimos con un programa de gobierno, que lo tengo acá a mi izquierda, yo ando siempre con uno en el despacho, otro en mi vehículo y otro en mi casa, es la guía nuestra para estos años. Obviamente que nos quedamos con las ganas de que fuera la guía de un gobierno, el PN tiene vocación de gobierno y la gente le asignó el rol de oposición.

Lo que nosotros entendemos es que las propuestas que de alguna manera el gobierno puede llegar a aplicar -porque tampoco somos ilusos, no proponemos cosas que sabemos no va a hacer- [tenemos que] arrimarlas, fundamentarlas. [Se trata de] hechos o medidas bien prácticas y claras, que no den lugar a comisiones o discusiones, que de alguna manera llevan mucho tiempo. En este caso puntual la elección de horas está empezando en estos días, si esta medida, o alguna similar, no se toma en esta semana que viene -dicho sea de paso: es una medida de rápida aplicación-, vamos a tener que esperar un año más, o sea, hasta 2017 no va a cambiar el sistema de elección de horas y por ende va a pasar lo que tú decías, que es que quedan clases sin dar, horas sin asignar, y sabemos lo que eso termina generando en los distintos centros educativos.

EC —Quiero profundizar en esto del timing, usted algo esbozó recién pero mi pregunta es: ¿por qué sale su sector, usted, con la presentación de esta propuesta en este momento, por qué empieza esta línea de trabajo en este momento, justo cuando está de telón de fondo el entredicho que tuvo con el presidente Tabaré Vázquez por el hecho de que no postergara su viaje a Francia por la crisis que se dio por las denuncias en el Ministerio de Educación y Cultura?

LLP —No sé si está en el medio, este no es un trabajo de un día, aquí participaron, entre otros, Pablo da Silveira con un grupo de directores, que algunos ya no están en ejercicio, docentes, funcionarios, gente idónea que estuvo preparando esto, que está en nuestra agenda de gobierno. Y da la casualidad que estamos ante la inminencia de este hecho y que creemos que hay una oportunidad muy linda de cambiar.

Sobre el mar de fondo, yo simplemente dije lo que pienso y sostengo, no soy responsable de que hayan caído las autoridades de la educación, no somos responsables ni de las renuncias ni de los pormenores de…

EC —Se lo preguntaba porque da la impresión de que el gesto político de ayer es: no voy a contestarle a Vázquez lo que dijo de las “pompitas de jabón” y, en cambio, voy a salir con propuestas. ¿Ese fue el mensaje que usted quiso pasar?

LLP —No, yo el mensaje que quiero pasar es que en Uruguay se hagan las cosas, que tengamos un gobierno que mande, un presidente que esté, que ejerza legítimamente la autoridad, que no tengamos un país desde el sistema político en conflicto y que se hagan las cosas que urgen. Estos temas tiene plazos perentorios, si no se resuelven quedamos un año más con este problema.

Yo estuve buscando anteayer declaraciones de autoridades o técnicos del Frente Amplio sobre la elección de horas. Si se miran declaraciones de [el ex subsecretario de Educación y Cultura, Fernando] Filgueira en su momento, de [la directora del Consejo de Educación Secundaria, CES] Celsa Puente, de alguna manera estaban cercanas a las decisiones, opinan todos lo mismo. Lo que hay que ponerse las pilas, hacer, y nosotros arrimamos una propuesta que parece lógica…

EC —Bueno, pero hablando de declaraciones anteriores de jerarcas del gobierno, ayer la propia Puente salió a cuestionar el grado de novedad de al menos la primera de las medidas que ustedes plantearon. ¿Tuvo en cuenta usted esos anuncios que ya se habían hecho desde el CES?

LLP —Está claro que no inventamos la rueda, que quienes trabajan en la educación conocen y padecen las deficiencias, no creo que haya dos o tres opiniones al respecto: el tema es que no se hace nada. No sé si es muy o poco novedoso, aquí se consultó a gente que está en el sistema, obviamente, esto venía ya en nuestra propuesta y lo sometimos a la opinión pública y al gobierno. No queremos sacar un premio por ser imaginativos, queremos que se hagan las cosas. Lo bueno es discutir si se está de acuerdo con esto o no, porque una de las cosas que Uruguay está haciendo últimamente es discutir sobre el mensajero y no sobre el mensaje, descalifica al mensajero y no los argumentos, o mejor dicho, no aporta.

Entonces, ¿inventamos la rueda?, no, no la inventamos; si tenemos opiniones similares por suerte las tenemos en este caso. El gran signo de interrogación es: ¿Y? ¿Van a hacer algo o no van a hacer nada? Porque empieza la elección de horas, termina la elección de horas y los chiquilines que van al liceo se van a quedar con restos de tres o cuatro horas sin que sean asignadas y, por ende, sin un profesor. ¿Vamos a solucionarlo o no? Después de que contestemos eso, ojalá en forma afirmativa, vamos a discutir si fue brillante o no, si fue una copia o no, si hay una mezcla de conceptos o no, pero me parece que lo importante es lo otro.

EC —La profesora Puente citaba una entrevista que ella le dio a la diaria y que se publicó el 20 de octubre…

LLP —La vi ayer de noche.

EC —Donde entre otras cosas decía: Estamos decididos a sacar una elección de horas por más tiempo, con los cuidados que pueda ameritar” y en un momento sostiene: “Proponemos que la elección de los profesores de cuarto a séptimo grado de este año se mantenga aunque los grupos cambien”, no tiene sentido hacer una elección de horas todos los años, “además, abriríamos la ventana para habilitar que, en el caso de que le ocurra algo inesperado o que se jubile alguien que tenga horas que él siempre deseó, el profesor pueda presentarse para solicitar traslado”. ¿Cuál es la diferencia entre lo que usted presentó ayer y esto que decía Puente en octubre?

LLP —Por suerte hay alguna coincidencia, por suerte. Nosotros hablamos de la elección de dos años para los profesores de grado cuatro a siete -de alguna manera ahí permitimos una comunidad educativa- y de que los profesores de grado menor -que a veces hacen su primera elección- puedan cambiar. Después, si no se llegan a cubrir determinadas horas llegado el mes de marzo, hay una facultad de los directores para asignar esas horas, que no tenga que volver al consejo respectivo, obviamente respetando el escalafón y dentro de un plazo de 20 días. Ahí lo que hay que hacer es adjudicar esas horas y, si el director no lo puede hacer, comunicar las vacantes a la oficina correspondiente. Además de extender el plazo de las horas, porque hay que flexibilizar el límite de la unidad docente para docentes efectivos para poder permitir alguna hora más, justamente en la adjudicación que va a hacer este centro educativo a través del director, y poder llegar a 23 o 33. Después, obviamente, las sanciones, y después asegurar que para que sea efectivo se empiece la elección de horas siguiendo un orden, que es tradicional en ANEP, que es: Formación Docente, Secundaria, Técnico-Profesional y Primaria.

¿Coincidencias? Ojalá que muchas, ahora, da la casualidad de que a algunos la ciudadanía les otorgó la mayoría política, debe gobernar, y hay una mayoría social que uno entiende que está presente que requiere que se tomen esas medidas, así que a los que les toca tomarlas, bienvenidos. Por eso lo de gobernabilidad condicionada: el PN está dispuesto a dar sus hombres, sus herramientas, su tiempo, su agenda, y a apoyar las medidas que se tomen. Me parece que por ahí pasan estos cuatro años que si no, Emiliano, van a ser muy largos.

ROMINA ANDRIOLI (RA) —Uno de los argumentos que se maneja desde el oficialismo de por qué no se avanzó más en el tema de elección de horas y en instrumentar estos cambios que aparentemente generan consenso es por el rechazo docente. ¿Usted entiende que están dadas las condiciones en estas circunstancias, con la situación que se ha vivido últimamente con los gremios docentes, para poder llevar a cabo un planteo de este tipo?

LLP —Yo creo que la gente elige a un gobierno para que haga las cosas, y si hay una falta de gobierno, de dirección y de cambio en algún ámbito de la sociedad es en la educación. A los docentes, que son al fin y al cabo los penúltimos destinatarios de este sistema -siendo los últimos los alumnos-, creo que les genera comodidad y certezas, la tranquilidad de tener un par de años en un mismo centro educativo, y creo que se conforma esa comunidad educativa entre docentes y alumnos, que haya un conocimiento, un intercambio, una tranquilidad de que hay un cuerpo docente estable… Me parece que esto hace que el sistema primero funcione, que no queden horas sin asignar, y después que se genere tranquilidad, el docente sabe dónde va a tener su lugar de trabajo durante dos años y podrá dedicarse a ese centro y a sus alumnos.

RA —Pero ante lo que yo le decía…

LLP —Siempre hay un pero, lo que pasa es que la diferencia es que algunos ante el “pero” se frenan y otros tratan de cambiar.

RA —¿Usted entiende que en este punto en todo caso no es necesario llegar a un consenso con los docentes?

LLP —Siempre es bueno tener un buen clima, siempre, no creo que la idea sea el conflicto, una sociedad en conflicto es una sociedad que no avanza. Hay que tener claro es que a alguno se le dio el rol de ejercer el gobierno y otro forma parte de un sistema -que hay que mejorar en sus condiciones de trabajo y su salario-, que hay que tratar de optimizar. Creo que la elección de horas es la primera de las etapas en las cuales se puede llegar por lo menos a tener los días plenos de clase en lo que se cumplan todas las horas.

EC —Supongo que usted va a formular más adelante otras propuestas, pero en esta línea de trabajo, además del anuncio público -sobre todo teniendo en cuenta estas reacciones que se produjeron de inmediato, la de la profesora Puente, por ejemplo- usted, o la gente de su equipo, ¿van a tener reuniones, ahora, con autoridades de la educación?

LLP —Nosotros estamos para dar una mano, lo que tenemos que tener es la certeza de que se apliquen las cosas.

EC —Pero…

LLP —O sea, si la reacción es contestar, solamente, no cumplimos con lo que queríamos cumplir.

EC —¿Pero ustedes van a gestionar reuniones con las autoridades?

LLP —No, yo creo que son gente idónea, que conoce la educación y que si tiene ganas de ir adelante con el gobierno de la educación y con el gobierno en general -que es lo que la gente está pidiendo, alguien que mande, que creo que es lo que está faltando: un presidente que mande, que ejerza la autoridad, que agarre fuerte el timón, que no de marcha adelante y marcha atrás- nosotros le arrimamos las ideas. Si se aplican, somos los primeros en decir que se están haciendo las cosas bien, entre otras cosas porque es la propuesta que veníamos manejando.

***

Transcripción: Andrea Martínez

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: