Gobierno impulsa medidas para vencer la “resistencia” de los pequeños comercios a los medios de pago electrónicos

En entrevista con En Perspectiva el economista Martín Vallcorba, responsable del programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), dijo que las medidas anunciadas esta semana están dirigidas a “dar un nuevo impulso» a este sistema, especialmente en los pequeños comercios.

Transcripción de la entrevista con Martín Vallcorba, responsable del Programa de Inclusión Financiera del MEF

El martes el Gobierno anunció nueve medidas dirigidas a profundizar la inclusión financiera (que se pueden consultar en el sitio inclusionfinanciera.uy), dirigidas en su mayoría a reducir los costos que tienen los comercios vinculados a los medios de pago electrónicos y a agilizar el pago con tarjeta de débito.

Martín Vallcorba, responsable del programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía y Finanzas, dijo que desde que comenzó la aplicación de la Ley de Inclusión Financiera, en 2014, se han logrado “avances importantes tanto en el uso como en la aceptación de los medios electrónicos por parte de los comercios”. Sin embargo, en el MEF se evaluó “que era necesario dar un nuevo impulso a este sistema de inclusión financiera” y por eso se aprobaron estas nuevas medidas, que están dirigidas a “acelerar un cambio que necesariamente se iba a dar”.

Algunas de las medidas, como la baja del arancel que deben pagar los pequeños comercios por los pagos electrónicos o la prórroga del subsidio al arrendamiento de la máquina para efectuar estos pagos, el POS, se implementan porque “sin intervención pública a los pequeños comercios les hubiera costado mucho costear” el sistema, dijo Vallcorba. Se busca que estos pequeños comercios tengan un período de tiempo extra “para adaptarse a un marco de formalidad plena”.

Una de las nuevas medidas es que se programará a los POS para que puedan funcionar como un botón de seguridad que se comunique directamente con el 911. “Esta funcionalidad se enmarca dentro de otra estrategia: la de incorporar servicios que tengan valor para el comercio a través del POS”, dijo Vallcorba.

La posibilidad que tendrán los usuarios de retirar dinero en efectivo a través del POS es otra de las medidas más llamativas. Vallcorba explicó que haciendo una compra (sin costo mínimo) el usuario podrá hacer “pequeños retiros” de efectivo en los comercios que acepten voluntariamente este sistema. Todavía no está establecido cuál será el tope de este retiro, pero se estima que estará entre los $ 500 y los $ 1.000.

Vallcorba dijo que este sistema tiene dos ventajas. Por un lado permite aumentar el número de puntos de retiro de efectivo, en Uruguay hay 1.500 cajeros y 40.000 POS, agregó, y se espera “un crecimiento muy acelerado” de los POS, lo cual permitirá “llegar a cualquier rincón del país”. Por otro lado, este sistema permite que el comercio reduzca la cantidad de dinero que tiene en caja, que es “un factor de riesgo”.

El responsable del programa de inclusión financiera del MEF consideró que para que el sistema de dinero electrónico los usuarios deben tener la tranquilidad de que tienen variadas posibilidades de acceder a dinero en efectivo si lo necesitan.

Transcripción de la entrevista con Martín Vallcorba, responsable del Programa de Inclusión Financiera del MEF

Enlaces externos
Nuevas medidas sobre inclusión financiera
Inclusión financiera, sitio del MEF

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Espejitos de colores.
    ¿Cual es la urgencia en querer imponer esta forma de pago? ¿a costa o cambio de qué?, ¿será que las financieras y algunos bancos amigos, además de otros amigos, quieren hacer la prueba, como con el Plan Ceibal, en el Uruguay de la imposición de pagos a través de las tarjetas?.
    Estas y otras preguntas me las hice y las hacen otros ciudadanos.
    Los de la I.F. (inclusión financiera) hablan de: «períodos razonables», de «rebaja de aranceles», ¿por cuánto tiempo…, luego del cual…?.
    Posibilitarán la extracción de dinero «sin costo» es decir: si compro un caramelo, el comercio está obligado a darme dinero, pues realicé una compra, pero en el precio del caramelo el comercio no gana lo que le quitará la financiera, quien por otro lado es el único negocio que SÏ gana
    (¡Oh! como UBER).
    Además esto implica que el propio gobierno es el culpable de la inflación.
    Las tarjetas cuestan dinero, rebaja salarial para el obrero que la usa, por ahora a razón de $ 100 por mes.
    Es una tercerización del dinero por lo tanto un aumento en su costo.
    En definitiva es un aumento del costo de vida.
    ¿Por qué la desesperación en imponer la I.F?
    Me hace recordar a los de la TV cable, que al principio daban gratis el servicio por tres meses bajo la promesa que a mayor cantidad de usuario sería más barato el servicio, además de que no existiría publicidad en la programación pues el sistema se sustentaba con los asociados al mismo. Tengo entendido que tiene publicidad y el costo sigue siendo altísimo por utilizar un espacio que es de todos, además de que si quieren ver determinada programación, como el fútbol, se tiene que pagar aparte.
    O como las Mutualistas, primero brindaban un servicio excelente, luego comenzaron a tercerizar: las emergencias, el servicio de acompañante, algunos servicios de atención primaria y algunos análisis, y la cuota nunca bajó.
    Se prometió rebajas en el costo de la energía dado el ahorro que hay al no usarse petróleo, debido a la generación de energías renovables. A cambio hubo un aumento.
    Aquí no pagamos flete, ni impuestos por exportación, ni el Fib, o Fob, o como se llame por la carne, ya que la producimos en este país, sin embargo la pagamos en la carnicería a precio de Europa, ¿alguien sabe por qué?
    Los economistas dirán «es el libre mercado», los precios se resuelven solos y solos llegan a su justo valor. Lo felicito Sr. Chase, hace casi 100 años usted propuso a la economía en EEUU del «libre mercado» y hoy un gobierno que dice ser «Socialista» lo aplica a la perfección.
    En definitiva todo sigue subiendo, menos los sueldos que de acuerdo a la Canasta Familiar siguen estando en el mismo lugar o más bajo.
    Hablan de una inflación del 10%, pero las manzanas subieron en 10 meses de $30 a $70, las papas de $20 a $40, las bananas de $25 a $45, etc., etc., etc. ¿eso es 10%?.
    ¡Y ahora nos quieren imponer la Inclusión Financiera!

    Reply

Escribir Comentario: