Leonardo De León: Dictamen del Tribunal de Conducta Política del FA entra en cuestiones jurídicas que fueron laudadas; la ética siempre es “subjetiva” y hay dos visiones

El senador de la Lista 711 y ex presidente de ALUR, Leonardo De León, dijo que respeta la institucionalidad del Frente Amplio (FA) y que acatará la decisión que tome el Plenario el próximo 15. No obstante, consideró que el Tribunal de Conducta Política (TCP) del oficialismo, al evaluar su caso, se excede en sus competencias entrando en consideraciones jurídicas que ya fueron laudadas en la Justicia. Dijo que los aspectos éticos siempre son “subjetivos” y aclaró que su sector ya había manifestado sus reparos hacia uno de los integrantes del TCP.

En varios pasajes de la entrevista basó sus respuestas en que esa información ya la había brindado a la Justicia, que consideró el ámbito de mayor relevancia. Insistió en que allí ya se desestimó procesarlo por los gastos con las tarjetas corporativas que hizo en ALUR, a pesar de que el fiscal Luis Pacheco había destacado en su informe el “uso discrecional” que había hecho de esos plásticos.

Consultado respecto a por qué no compareció a evacuar dudas ante el TCP del FA, De León, desmintió que eso fuera así porque –dijo– llevó inicialmente la información que había aportado a la Justicia. ¿Por qué no volvió a ir, tal como lo pedía el TCP?

“EC – El TCP dice que usted argumentó en ese momento, en la segunda instancia posible, que este caso está debidamente cerrado porque no existe ningún ámbito o institución que para laudar este tipo de situaciones se esté por encima de la Justicia.

LDL – Eso es así…

EC – Y el TCP contesta que las eventuales responsabilidades éticas y políticas que el tribunal está llamado a apreciar son independientes de cualquier pronunciamiento de un juzgado, que solamente considera las infracciones jurídicas de naturaleza criminal…

LDL – Por eso. Nosotros entendimos que con esa información estaban disponibles todos los elementos para que se pudiera determinar si había responsabilidades éticas; por eso lo dejamos a consideración del tribunal.

EC – El hecho de que usted no haya contestado preguntas del tribunal en varios de los puntos hace que éste diga: “En esto no tenemos la fundamentación, y por lo tanto en principio consideramos que son gastos u operaciones que no debió haber realizado…”

LDL – Toda esa fundamentación, toda esa información, es la que nosotros remitimos a la Justicia, donde estaba cada uno de los gastos por los que la Justicia nos había preguntado”.

El informe recoge 18 casos en los que el senador De León realizó gastos de alojamiento en hoteles con la tarjeta corporativa cuando, por otro lado, había recibido viáticos. Todos esos gastos significaron US$ 4.116. ¿Por qué incurrió en esos gastos con la tarjeta corporativa, si había recibido viáticos por ello?

“Yo no voy a entrar en los detalles porque eso lo hice en el juzgado. Pero sí le puedo decir que muchos de ellos, tal como lo señala el fiscal Pacheco, tienen que ver con temas vinculados a gastos de representación, todos vinculados a alojamiento, transporte y alimentación. No hay ningún gasto externo. En algunos casos, hay devoluciones de gastos que el TCP no reconoce, pero la Justicia sí reconoció”

Sobre lo que De León señala como gastos de representación, el TCP señala: “La falta de rendiciones de cuentas y de presentación de las facturas (que podrían indicar por lo menos el número de comensales), (…) impiden al Tribunal dilucidar hasta qué punto es aplicable la explicación a estos gastos, cuyo número dentro y fuera del país es de 267. Examinada toda la documentación de que ha dispuesto el Tribunal, son 17 los casos en que el Cro. De León dio alguna precisión mencionando la presencia de otros participantes u otras circunstancias que podrían explicar el pago con tarjeta corporativa”.

¿Por qué no conservaba boletas y recibos de sus gastos? ¿Por qué no entregaba ese material y rendía cuentas? De León aseguró que “muchas veces es mucho más transparente el estado de cuentas de una tarjeta corporativa que cuando se recibe viáticos, y no se sabe dónde, cómo ni para qué se gasta”.

EC – Pero lo que dice el TCP es, justamente, que el estado de cuentas de una tarjeta no permite entender a cabalidad en qué consistió, por ejemplo, un almuerzo.

LDL – Es que muchas veces es mucho más transparente el estado de cuentas de una tarjeta corporativa que cuando se recibe viáticos, y no se sabe dónde, cómo ni para qué se gasta. Entonces, creo que la transparencia que ofrece una tarjeta corporativa con su estado contable, porque no existió en todos los estados de cuenta, uno por mes, ningún gasto que no tuviera absolutamente nada que ver con nuestra actividad. Creo que más transparencia que eso no hay, porque después cualquiera puede poner adjunto en un papel en qué se hizo determinado gasto; y esto no es así porque la tarjeta, el estado de cuenta, ofrece totales garantías al respecto”.

Por otro lado, el TCP señala, como lo hizo también la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) que De León efectuó gastos en restaurantes y estaciones de servicio, pagados con sus tarjetas corporativas de ALUR durante sus períodos de licencia:

3/1/2012 ANCAP Las Toscas 1.350
3/1/2012 Rest Nuevo García 2.878
11/1/2012 Rest Malandrino 3.660
16/1/2012 ANCAP ITINOL S.A. 1.900
18/1/2012 ANCAP ITINOL S.A. 1.830
8/1/2014 ANCAP P. del Este 2.160

A su vez, el escrito del fiscal Luis Pacheco, señala al respecto que “ha quedado probado que no existían viajes o misiones oficiales, por lo que el director de la empresa gozaba de amplia discrecionalidad para el uso de la tarjeta, aún en días de licencia”. De todas formas, el fiscal agrega que “en todo caso, la irregularidad más clara está dada por la ausencia de reglamentación para el uso de las tarjetas, situación que debería corregirse, aunque ello evade el ámbito de la actuación judicial”.

Ante la pregunta de por qué realizó gastos con su tarjeta corporativa aún estando de licencia, De León dijo que todos los gastos estaban debidamente justificados: algunas instituciones “señalaban por ejemplo que Carnaval era época de licencias, o que no se trabaja. Eso en una empresa privada no era así. En ALUR se trabajaba en Carnaval, lo mismo en la semana de Turismo, con la excepción del día viernes; siempre en ALUR se trabajó. O sea, no eran momentos de licencia o feriados. Eso sólo lo tuvo en cuenta la Justicia a la hora de analizar la situación” señaló.

No obstante, De León afirmó que respetará lo que determine el FA: “Respetamos la institucionalidad del Frente Amplio, respetamos al TCP, y obviamente vamos a acatar lo que se defina el 15 de diciembre” indicó De León.

***

Informe relacionado
Tribunal de Conducta Política del FA consideró que Leonardo de León cometió “múltiples actos indebidos” y que Luis Almagro violó los principios de la fuerza política

Documentos relacionados
Dictamen del Tribunal de Conducta Política sobre uso de tarjetas corporativas de Leonardo de León en ALUR

El informe de Jutep contra Leonardo de León

Dictamen del fiscal Pacheco sobre denuncia contra Leonardo de León

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Manuel Patrón Mederos · Edit

    Como dijo Esteban Valenti:este sujeto,Leonardo De León,es un ladrón.
    Ladrón y descarado.

    No vale la pena comentar más nada.
    Con lo expresado por la Jutep y el TCP del Frente Amplio está todo dicho.◘

    Reply
  2. Muy poco convincente y con argumentos pobres. Parece no importarle defender su proceder, ni aclara en lo más mínimo por qué no presenta información detallada de gastos cuestionables. Se le ocurre que el estado de cuenta de la tarjeta es suficiente justificación, y no logra ir más allá. No convence y da rabia que alguien con ese espíritu haya recibido una responsabilidad tan grande. No tiene la altura como para asumir los errores.

    Reply
  3. Es lamentable haber tenido en un alto puesto a una persona que tenga argumentos tan endebles para defender su accionar, y más aún cuando se habla de su honorabilidad¡ Una prueba más que en el gobierno hay funcionarios colocados a dedo y no por capacidad ni en lo técnico ni en la moral y la ética. Lamentablemente de éstos hay en todos los partidos políticos. Son valores muy escasos.

    Reply

Escribir Comentario