Mahía (FA): Con remoción de jefe de Policía de Montevideo, el ministro Larrañaga da «una muy mala señal» y «transmite debilidad a sus subalternos»

Departamento de Fotografía del Parlamento del Uruguay

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dijo que le solicitó la renuncia al jefe de Policía de Montevideo Erode Ruiz, porque éste no respetó la cadena de mando, al no informarle que iba a mantener una reunión con Gustavo Leal, que fue director de Convivencia y Seguridad Ciudadana en el ministerio encabezado por Eduardo Bonomi.

«En cualquier ministerio, pero fundamentalmente en el Ministerio del Interior, hay que trabajar de manera coordinada. Respetando los mandos y las jerarquías. Eso se tiene que hacer de esa forma. El ministro tiene que tener conocimiento de instancias que puedan llevar adelante integrantes del ministerio. Eso ocasiona una diferencia en la forma de encarar una gestión que no es salvable», expresó Larrañaga.

Larrañaga sostuvo que el Ministerio del Interior tiene toda la información sobre posibles delitos a su alcance, por lo que la reunión entre Ruiz y Leal fue una “gestión que no correspondía” realizar.

Jorge Larrañaga consultó al presidente Luis Lacalle Pou horas antes de dictar la remoción del jefe de Policía de Montevideo Erode Ruiz, y el mandatario avaló la decisión del ministro, según el diario El País.

Esta versión señala que Lacalle Pou optó por no pronunciarse sobre el fondo del asunto y le manifestó a Larrañaga que esa no era su competencia.

El mismo medio consigna que Erode Ruiz fue uno de los nombres sugeridos por el propio presidente para las jerarquías policiales; añade que Lacalle Pou lo llamó luego de ser cesado y mantuvo con él una conversación en la que le expresó su desazón, lo saludó y le agradeció por sus servicios.

Fuentes policiales contaron a El País que luego del encuentro entre Ruiz y Leal el viernes pasado, que a la postre motivó la decisión de remover al jefe, este les avisó que había mantenido esa reunión al subsecretario Guillermo Maciel y al director de Convivencia del ministerio y mano derecha de Larrañaga, Santiago González.

La nota consigna que González y Ruiz habían tenido varios cortocircuitos, el primero de ellos, días después del cambio de mando, cuando González fue a hacer alguna averiguación a la seccional 25. Ruiz, al enterarse, se comunicó con González; le dijo que las comisarías dependían de la Jefatura de Montevideo y que si tenía interés en recabar alguna información debía comunicarse con él, y que él se encargaría.

Conversamos sobre esta situación y la posibilidad que maneja el Frente Amplio de interpelar al ministro Larrañaga hoy temprano En Perspectiva con el senador José Carlos Mahía, vicepresidente de la coalición de izquierda.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: