Bergara (FA): «Nadie plantea tirar manteca al techo, pero hay un margen financiable que puede hacer la diferencia para cientos de miles de familias» y en cambio los anuncios del gobierno son de «volúmenes absolutamente insuficientes»

Foto: Mario Bergara en el estudio de En Perspectiva. Crédito: Agustín Dorce

El Frente Amplio (FA) presentó ayer su evaluación del primer año del gobierno encabezado por Luis Lacalle Pou y de los anuncios que el presidente realizó el martes ante la Asamblea General. Lo hizo con un documento escrito y una conferencia de prensa donde se criticó fuertemente el manejo de la crisis social provocada por la pandemia.

Javier Miranda, hablando en nombre de la coalición de izquierda, hizo hincapié en la pérdida de unos 60.000 puestos de trabajo, el cierre de miles de pequeñas y medianas empresas, y el aumento de la pobreza, que estimó en 100.000 personas más.

¿Estaba bueno cambiar? ¿En qué quedaron las promesas electorales de bajas de impuestos y de no aumento de tarifas? Se aumentó el IVA, se aumentó el IRPF, se aumentó el impuesto de seguridad social. Se aumentaron las tarifas públicas, y más de una vez, y por encima de la inflación.

En los próximos minutos vamos a profundizar en ese balance que hace el FA y vamos a averiguar qué alternativa propone a las medidas para el 2021 que Lacalle Pou anunció este martes en su exposición ante la Asamblea General.

Esta mañana recibimos En Perspectiva a uno de los referentes de la oposición y una voz autorizada en el terreno económico: el senador Mario Bergara, doctor en Economía, expresidente del Banco Central y exministro de Economía y Finanzas.

***
Documento relacionado: Balance del 2020: Principales temas y posicionamiento del Frente Amplio

Destaques de la entrevista:

  • «No hay nada más libretado en este país que el presidente de la República. Está todo libretado desde sus discursos, la semiótica de sus salidas y lo hace bien. El aspecto comunicacional del gobierno es uno de sus fuertes aunque a veces no tenga demasiado contenido».
  • «Que el presidente haya ido a visitar a Tabaré Vázquez o que haya ido a la asunción de algún intendente o se haya reunido con intendentes frenteamplistas, eso no es formalmente e institucionalmente reunirse con el FA».
  • «Confundir que reunirse con el PIT-CNT es análogo a reunirse con el FA es querer contrabandear una idea. Hay clara independencia de clase por parte de los trabajadores y del FA. El PIT-CNT no es el FA y el FA no es el PIT-CNT».
  • «Querer contrabandear esa idea para fundamentar que hay diálogo con el Frente Amplio no corresponde».
  • «La respuesta del gobierno (a la pandemia) fue insuficiente y se podía haber mitigado más, se podía haber combatido mejor con un poco más de recursos, nadie está planteando tirar manteca al techo».
  • «El presidente celebra el sobrecumplimiento en el terreno fiscal, en el medio de la pandemia. No se puede razonar lo fiscal y las políticas del gobierno como si estuviéramos en tiempo normales porque no estamos».
  • «En el medio de la pandemia no se puede festejar el ahorro cuando lo que se necesita es volcar más recursos».
  • «Estamos planteando medidas sociales a las micro y pequeñas empresas, un financiamiento del orden de 1 punto del PIB y anticipar inversión por otro punto del PIB».
  • «Son cifras absolutamente manejables por la capacidad de endeudarse y de financiarse que tiene el Estado, que no descontrolan ni el ámbito fiscal ni el ámbito de la deuda».
  • «Nadie plantea tirar manteca al techo, pero hay un margen perfectamente financiable que puede hacer la diferencia para cientos de miles de familias, para decenas de miles de micro y pequeñas empresas y para reactivar el empleo antes de tiempo».
  • «Hay medidas del gobierno en la dirección correcta pero con volúmenes absolutamente insuficientes».
  • «Es un tema de orden de magnitud porque si el aumento de todas estas cosas que suenan importantes terminan siendo $700, $1000 o $1200 a las familias, estamos hablando de cifras que ni por asomo son suficientes para abordar la cuestión».
¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Leonardo Decarlini · Edit

    Según Bergara, casi textualmente, la diferencia central con el gobierno no es de conceptos sino de orden de magnitud del apoyo en la pandemia. Como bien resume el título de la nota para él «la respuesta del gobierno a la pandemia fue insuficiente». Y se basa para ello en dos «fundamentos» principales: la respuesta internacional en términos de % de PBI (que él afirma llegó al 8%) y aspectos más locales que a su juicio permitirían destinar un 1% más del PBI al efecto sin generar mayores desequilibrios económicos. Justifica ello en que aún existen compatriotas con dificultades económicas debidas a la pandemia.
    Quisiera compartir algunas reflexiones al respecto.
    «Insuficiente» siempre es un adjetivo relativo, por lo que Bergara debería aclarar mejor ¿insuficiente respecto a qué? Parece preocuparle al Senador Bergara que más gente llegará a estar en niveles de vida de pobreza, preocupación muy legítima y compartible. Incluso cuando se habla de ciertos apoyos del monto de salarios mínimos, lo critica por bajo. Yo pregunto: ¿no le preocupaba eso antes, cuando participaba del gobierno y ni siquiera había pandemia, había viento de cola? Porque el FA no dejó el gobierno sin pobreza, ni tampoco las cuentas públicas saneadas. Entonces, mi pregunta a Bergara sería porqué no gastó más el FA en su gobierno, ya que el nivel de gasto no parece ser un problema para él y ha repetido más de una vez que su gobierno dejó al país en una situación financiera sólida. ¿Por qué no gastó el FA uno o varios puntos más del PBI para mejorar la situación de pobreza en UY y para robustecer y dinamizar a las pequeñas y medianas empresas? Dirá que mejoró mucho esos indicadores. Pero yo le volveré a preguntar por qué no lo mejoró aún más, por ejemplo, para que no hubiera ciudadanos en nivel de pobreza e incluso para que el nivel de ingresos y de calidad de vida de los más desfavorecidos fuera bastante más alto incluso que -según él- el magro salario mínimo nacional. Quedó bien claro que el FA hizo mejoras pero dejó muchas personas y familias pobres o en situación precaria. ¿Se animará también a afirmar que la labor del FA, no ya en un año y de pandemia, sino en 15 años y con viento a favor, fue «insuficiente»? Si así lo hiciera, al menos sería coherente, pero no lo he escuchado decirlo.
    El punto a que me lleva todo esto es que, como ha hecho en general su fuerza política, Bergara (aunque parece más serio que el nivel promedio del FA) está preocupado por lo bien que se viene manejando el actual gobierno y necesita poder criticarlo. Y, a la vista está, parece tener pocos argumentos para hacerlo. Cualquiera -con un espíritu igualmente destructivo- puede hacer lo que él y el FA están haciendo. Si el gobierno gasta 1% del PBI en materia de apoyo social y económico por la pandemia (y lo harán luego de ésta, ya lo anuncio) podrá luego decir que podría haber gastado un poco más en algo tan sensible. Cualquier número mayor puede servirle, sobretodo existiendo tantos países más fuertes o grandes que el nuestro que gastan porcentajes mayores. Siempre se puede gastar más, invertir más. Si el gobierno hubiera destinado lo que destinó más lo que ahora propone Bergara, ahora éste estaría afirmando lo mismo, que se quedó corto. Entonces, de esta manera siempre se puede criticar por criticar. Ahora bien, ¿acerca Bergara un análisis comparativo útil de algún país que pudiera ser comparado con el nuestro, y así fundamenta su propuesta? No, hasta el momento.
    Lo otro importante son los resultados. Los de UY han sido comparativamente bastante buenos, aún gastando menos que los demás. ¿Eso no importa? ¿No le importa a Bergara y al FA la eficiencia que busca el actual gobierno? No parece, a juzgar por los anteriores 3 gobiernos. Dirá que la eficiencia en tiempos de pandemia no parece oportuna. ¿Por qué? le pregunto.
    ¿Por qué durante el gobierno del FA los bancos estatales no otorgaban a las empresas créditos a tasas bien bajas (¿eran bajas? pues entonces, más bajas) y a larguísimo plazo (¿era largos? pues entonces, más largos) para incentivar el desarrollo y la plena ocupación? ¿Por qué no se eliminó la desocupación?
    Resulta que las medias verdades son falsedades. Cuando el FA y Bergara hablan de «gasto público» hablan sólo de una de las mitades del problema o del asunto. La otra mitad es que el gasto hay que pagarlo en algún momento.
    Es fácil gastar a crédito -siempre que te lo den- pero todos sabemos que esa conducta tiene un límite que más tarde o más temprano habrá que asumir y afrontar. Si no fuera así el FA habría hecho lo que no hizo y yo antes preguntaba retóricamente. Aún así gastó más lo razonable para todos o casi todos los expertos en el tema, endeudándose a cifras históricamente altas. Habría que averiguar cuántos de esos países que en el mundo han gastado porcentajes mucho más altos del PBI en asistencia social en la pandemia, y son comparables con UY, parten de un nivel de endeudamiento como en nuestro. Y lo peor, peor aún que gastar mucho es gastar mal. A Bergara y al FA eso no parece preocuparles. Pero a la mayoría de los orientales sí y por eso (entre otras cosas) eligieron otro gobierno. Gastar mal es hacer gastos innecesarios o ineficientes. Hay ejemplos demasiado evidentes de lo hecho en ese sentido por el FA. Gastar más es también gastar lo que no se tiene, gastar más de lo que se puede siendo mínimamente responsables. Sabemos todos de lo que hablo porque no es necesario ser economistas para manejarnos en nuestra vida personal y familiar.
    Sabe Bergara que el gobierno actual se comprometió a no aumentar la carga impositiva (sin poder imaginar que se venía una pandemia histórica). Sabe Bergara que el gobierno se comprometió a ser eficiente y prolijo en el manejo de las cuentas públicas, y no compromete gastos que no pueda financiar (saludablemente). Sabe Bergara que el FA dejó un nivel de endeudamiento extremo (muy por encima del que Astori había pronosticado en su momento y, lo reconozca o no, muy por encima de lo que él habría recomendado) y que el actual gobierno no quiere aumentar, no porque no pudiera ahora, con la excusa real de la pandemia, sino porque pretende hacerle frente y reducirlo sensiblemente. Sabe Bergara todo eso, y puede apreciar que el gobierno viene, a pesar de todo, actuando muy bien y responsablemente, tomando medidas para mitigar los problemas que se han planteado. Bergara entiende muy bien lo que hace el gobierno, sabe que lo que hace es consistente con su filosofía y sus compromisos electorales. Si Bergara estuviera en la coalición de gobierno lo estaría aplaudiendo de corazón. Pero no está. Está en el FA, la actual oposición, que no pudo hacer todo lo que exige ni cerca y al que, por eso, justamente por eso, sólo le queda la critica vana y superficial.

    Reply
  2. El Senador dice su pensar, sus propuestas y sus críticas.
    Algo de razón le asiste al Presidente cuando dice que la Oposición no ve la realidad, agrego yo, parte de la realidad.
    °
    ¿Qué parte no logra ver?
    La parte que el Gobierno está convencido y actúa acorde, en
    que el País según el Gobierno, soporta,
    un centenar de miles mas caídos en la pobreza,
    una decena de miles de pymes desaparecidas,
    las cientos de ollas populares, la pérdida de poder adquisitivo en clases media y para abajo, la precarización del trabajador,
    Etc…
    °
    De hecho la filosofía que sustenta ese gubernamental actuar convencido, es «la gente se rebusca» con o sin peste y como sea y está bien que se «manejen».
    °
    Sin entender ese concepto del Gobierno como línea de fondo y fuerza, se pierde perspectiva sobre la coyuntura en curso y, con ello, vigor en el ejercicio opositor.

    Reply

Escribir Comentario: