Munyo: Es “extremadamente arriesgado” elevar el gasto en la Rendición de Cuentas a pesar de que el aumento sea leve

El Ministerio de Economía adelantó ayer que aumentará el gasto en unos $4.700 millones en la Rendición de Cuentas que se presentará a fines de junio.

El ministro Danilo Astori aseguró que, si bien el espacio fiscal es cero, el gasto incremental estará financiado por el crecimiento económico previsto y las utilidades que el Banco República volcará de ahora en más a Rentas Generales.

¿Cómo se analizan estos números? Para profundizar en el tema, En Perspectiva se comunicó con el economista Ignacio Munyo, director del IEEM, quien consideró que estos aumentos, aunque leves, provocarán un deterioro de un déficit fiscal que ya es alto.

“Mi gran discrepancia con las fuentes de financiamiento que presenta el Poder Ejecutivo viene por el lado de la potencial recaudación impositiva asociada con el crecimiento económico”, expresó Munyo. “Eso es entrar en la especulación. El Gobierno espera que este año la economía crezca 2,5%, espera que el año que viene el PBI crezca 3,5%. Yo creo que esas cifras hace tres, cuatro meses atrás, eran cifras de consenso. Nosotros manejábamos cifras similares, pero la realidad es que el panorama ha cambiado bastante”.

Según el economista, las perspectivas se revisaron a la baja tanto para 2018 como para el 2019, lo cual sucedió también en la región. Puso como ejemplo a Argentina, donde se esperaba un crecimiento del entorno del 3% y ahora se habla de apenas 1. En Brasil, el paro de camioneros le costará un punto de PBI. “Desde 2013 que se viene hablando de que van a cambiar las condiciones financieras del mundo”, dijo, “cinco años de gracia tuvimos”.

En el IEEM, las perspectivas de crecimiento que se proyectan son del 1 o 1,5%. El Gobierno revisó del 3 solo al 2,5%, y de acuerdo con Munyo se trata de no prestar la suficiente atención a la situación internacional. Es “extremadamente arriesgado” elevar el gasto partiendo de toda esta base, afirmó Munyo. Agregó: “Olvidémonos de la promesa de reducir el déficit a 2,5% para el 2019”.

¿Y qué con el contexto político? ¿Con las amenazas de la educación de ir al paro si no se les distribuía un gasto mayor, tendiente al 6%, en esta Rendición de Cuentas? “Las demandas son todas genuinas, en algunas se nos va el futuro del país”, dijo Munyo y se refirió a la educación; sin embargo, aclaró que aumentar el dinero para el sistema educativo actual no tiene sentido. También habló del Sistema de Cuidados como una prioridad, pero recalcó que la inversión debería redistribuirse y no salir de un aumento del gasto.

“Llegó la hora de ir por un ejercicio que este Gobierno no tuvo la necesidad de hacer, porque la necesidad tiene cara de hereje, de ir a repartir, sacar de un lado y poner en otro. No se puede agrandar la torta porque no hay espacio fiscal”, dijo. “Hay espacio para recortar en distintas oficinas del Estado, en distintas empresas públicas, en distintas agencias. Es una microcirugía que hay que hacer, pero tiene que hacerla el que está adentro”.

***

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Coincido con el comentario final del Ec. Ignacio Munyo.

    La solución pasaría por limitar el aumento salarial para los sectores privilegiados de los entes y administración pública.
    Me refiero a los entes recaudadores que tienen a sus funcionarios con salarios que duplican facilmente a los que reciben los trabajadores de la actividad privada por la misma o similar función.
    A ese grosero beneficio le suman que los públicos trabajan menos horas y de yapa – que yapa – no tienen la espada de Damocles que amenaza a todos los trabajadores privados: el despido. Puede ser por mal desempeño, pero también por un cambio de dueño en la empresa, por que la empresa cierre o se vaya del país.

    Todo lo expresado justificaría ese recorte en sus incrementos salariales. Pero claro es una fantasía. Los derechos adquiridos, la lucha de clase (¿contra quien?¿sus compatriotas?), etc. etc., lo hacen inviable.

    Que sea inviable no quiere decir que no sea justo y no sea parte de la solución al menos.

    Reply
  2. el señor luzuriaga resuelve los problemas de la sociedad poniendo a todos a sufrir los males que pasan ciertos sectores.” si yo paso mal que todos pasen mal”. si los empleados públicos han conseguidos derechos luchemos por igualar hacia no hacia abajo.

    Reply
  3. La microcirugía de la que habla Munyo no resulta en que todos pasen mal sino todo lo contrario: según la experiencia (mundial y de hace por lo menos 30 – 40 años) la llamada “mejora continua” ó “reingenieria de las organizaciones” implica descartar tareas que no agregan valor (y puestos de trabajo que resultan obsoletos), así como “eficientar” aquellas que sí lo hacen (hacer más con menos). En ese camino quedan de lado muchos pequeños y grandes “curros” o beneficios espúreos que RESTAN a los verdaderos beneficios que deben recibir los que ponen todo su esfuerzo en lograr los objetivos de cada organización. El problema es que estos procesos “pisan callos” y dentro de las organizaciones hay personas y grupos que, aún sin ser mayoritarios, tienen una gran influencia y capacidad de presión. Si se tocan sus intereses, armarán lío…

    Reply

Escribir Comentario