Pablo Argenzio (Sunca): “En un escenario de enlentecimiento la peor señal es paralizar las obras”

El sindicato de la construcción pidió al Poder Ejecutivo que la obra del Antel Arena pueda continuar al ritmo actual o en su defecto con una intensidad menor que permita mantener a parte de la plantilla trabajando. En diálogo con En Perspectiva, el dirigente Pablo Argenzio se mostró preocupado por la decisión del gobierno de moderar las inversiones porque en un escenario de enlentecimiento la peor es señal es paralizar obras.

EN PERSPECTIVA
Martes 07.07.2015, hora 7.46

EMILIANO COTELO:
“MPP [Movimiento de Participación Popular] y Partido Comunista [PCU] presionan al gobierno para reactivar obra del Antel Arena”, ese es el título de la nota que publica El Observador y que les propongo repasar, porque tiene una puesta a punto sobre este tema.

Mientras el presidente Tabaré Vázquez y su gabinete evitaron hablar ayer en público sobre la paralización de las obras del Antel Arena, el MPP y el PCU encabezan una cruzada dentro del Frente Amplio que busca reactivar la obra, que fue suspendida a instancias del ministro de Economía, Danilo Astori, principal dirigente del Frente Líber Seregni.

Ayer en el Consejo de Ministros Vázquez hizo mención al tema como parte de un análisis de las prioridades de la coyuntura y afirmó que la resolución es «transitoria», según dijeron a El Observador fuentes del Poder Ejecutivo. Los informantes agregaron que la idea en Torre Ejecutiva es bajar el perfil de este tema.

Esto que aparece dicho acá, de que Vázquez aclaró que la resolución es transitoria, es un trascendido, no es que Vázquez lo haya dicho él mismo en conferencia de prensa, por ejemplo.

Por otro lado, dirigentes del MPP impulsan una reunión con el Ministerio de Economía para conocer de primera mano los fundamentos de la decisión. En tanto, el Comité Central del PCU cuestionó la decisión del gobierno en una declaración emitida el domingo cuando finalizó el encuentro de uno de sus órganos de mayor representatividad.

¿Qué dice, por ejemplo, el comunicado del PCU?

ROMINA ANDRIOLI:
«El anuncio de la intención de reducir la inversión pública, en especial la que llevaron y llevan adelante las empresas públicas, en la cual se enmarcan la decisión de UTE de cortar inversiones y la reciente de suspender las obras del Antel Arena, implican un camino peligroso, que conduce a retraer más la economía, retroceder en el peso del Estado y su papel fundamental para enfrentar la crisis y avanzar en el desarrollo productivo, y además, impacta negativamente en el empleo, afectando directamente a miles de trabajadores y sus familias», señala el comunicado.

El tema también estuvo ayer en la reunión semanal del Secretariado Ejecutivo del FA. Según dijo a El Observador el representante comunista, Daniel Marsiglia, se habló del Antel Arena como uno de los puntos de la coyuntura. El dirigente explicó que se discutió sobre el programa del FA y la «importancia» de la inversión pública, según la versión de la coalición de izquierda.

A su vez, en entrevista con El Observador TV, el diputado del MPP por Montevideo Daniel Caggiani, señaló ayer que su sector buscará «una salida para que la obra se pueda viabilizar» y anunció la solicitud de una reunión con Astori para hablar del tema en el marco del Presupuesto. «En una situación de enlentecimiento de la economía un presupuesto debe reflejar un fuerte impulso de la obra pública para que haya cierto dinamismo económico», dijo.

Habíamos mencionado ayer otro comentario surgido del propio MPP, el de la senadora Lucía Topolansky, ella también está preocupada por la resolución. Hablando con la diaria dijo: «Vamos a dar la pelea por esto». Y, por otra parte, el sindicato de trabajadores de Antel, Sutel, rechazó ayer el freno a la obra dando a conocer, también, un comunicado.

La oposición, en tanto, también salió al cruce. El senador nacionalista Javier García, a quien entrevistamos ayer, propuso buscar financiamiento en el sector privado para que el Antel Arena pueda llevarse adelante. Él insistió en que no hay dos opiniones en cuanto a la conveniencia y la necesidad de un complejo como el Antel Arena. “Vendría muy bien para Montevideo”, dijo, “eso nadie lo discute”, el asunto es si debe llevarlo adelante Antel. Recuerden que desde el Partido Nacional y el Colorado ya desde el momento en que se lanzó esta iniciativa se cuestionó seriamente el proyecto por entender que era inconstitucional, que Antel no podía incursionar en ese tipo de actividades económicas. Ahora García dice: ante la decisión que toma el gobierno de frenar la obra, sigamos adelante, mantengamos la idea, pero recurriendo a inversión privada.

En ese mismo contexto es interesante lo que dijo Daniel Martínez. El gabinete del intendente electo de Montevideo estudia soluciones económicas para que la obra pueda retomarse. ¿Cómo? Bueno, el Antel Arena es un convenio entre la Intendencia de Montevideo [IM] y Antel, el predio pertenece a la IM, el Cilindro Municipal que estaba allí era de la IM, muchos dicen: debió haber encarado la IM esto, lo que pasa es que no tenía fondos, de ahí la tabla salvadora, que fue en su momento Antel. Ahora en el gabinete de Martínez se estudia la posibilidad de que sean fondos municipales los que permitan retomar los trabajos. La semana pasada, Martínez aseguró que trataría de dar «pasos» para «sumar», una vez que supo que el gobierno nacional entendía que había que suspender la obra. «La situación del país no es dramática tampoco podemos cortarnos las venas», insistió Martínez, quien dejó en claro que se opone a la resolución del gobierno.

Fuentes del Poder Ejecutivo dijeron a El Observador que el presidente Vázquez ordenó en las últimas horas buscar una salida para los 150 trabajadores directos de la obra. El sindicato de la construcción (Sunca) mantuvo ayer una reunión con el director nacional de Trabajo, Juan Castillo, representantes de Antel y de la empresa constructora encargada de la obra, que es Teyma.

¿Qué pasó en esa reunión? Vamos a conversarlo con Pablo Argenzio, que es dirigente del Sunca.

Concretamente, ¿con qué planteo fueron ustedes?

PABLO ARGENZIO:
Nosotros en principio lo que tenemos es una obra que como sindicato empujamos mucho en el tema del presupuesto pasado para que este tipo de obras se hicieran y estamos enmarcados hoy en una situación, como todos sabemos, de la inversión de las obras públicas en general: lo que ha pasado con UTE, hoy con Antel Arena. Nosotros creemos que lo peor que le puede pasar al país en un escenario no de crisis pero sí de enlentecimiento de economía es que las señales que se den sea la paralización de las obras, lo que produce en general menor recaudación y menor impulso económico para el país, porque evidentemente genera menos puesto de trabajo y un menor movimiento del mercado interno.

Esta obra en particular para nosotros tiene un interés social muy importante en el barrio, todos los actores políticos, incluso algunos que estuvieron en contra de la realización de la obra, han salido a empujar para que sea realizada. Nosotros lo que estamos planteando es una revisión por parte del Poder Ejecutivo y de Antel para que esta obra efectivamente se concrete. Incluso hay organizaciones barriales y demás…

RA – ¿Y de qué forma se debería concretar entonces? Ante el anuncio de la suspensión de las obras, ¿cuál es el planteo concreto que ustedes llevaron ayer?

PA – En principio que se revea la posición, cualquier dirección de cualquier directiva puede tener modificaciones, el Directorio [de Antel] puede volver a evaluar [la continuación de la obra] sea con financiación desde otros lados, como ha trascendido en la prensa y ustedes recién planteaban: sea con alguna participación de la IM, sea con recursos de Antel o con la reubicación de dineros propios del Estado en el marco del presupuesto, y que la obra pueda seguir trabajando.

Creemos que una cuestión es una inversión que no arrancado y otra es una que ya arrancó, que el mismo día en el que se define la paralización se estaban tomando compañeros. Ese mismo día estaban entrando compañeros en la mañana y en la tarde eran cortados. Nosotros creemos que todavía existe la condición para que esta posición se pueda rever y la obra pueda continuar, con el mismo ritmo o con uno más lento, pero en todo caso que pueda continuar.

EC – ¿Cuántas personas estaban trabajando en las obras del Antel Arena?

PA – La obra todavía no está parada, es más, se había producido el corte de un subcontrato el jueves y a partir del lunes mediante alguna negociación que tuvimos el viernes con Antel, los compañeros fueron reintegrados a la obra. Son unos 150 compañeros, que si les sumamos técnicos, administrativos y demás, llegan a 178 compañeros en la obra.

EC – Una posibilidad que ustedes manejan es que se establezca un ritmo de obra tal que estas 150 o 170 personas puedan continuar con sus tareas. O sea, no llegar al pico que se había previsto, que era de 300 personas. ¿Algo así podría ser la solución que ustedes han propuesto?

PA – Como toda obra, los ritmos son los que van marcando la cantidad de personal afectado: dependiendo de los tiempos que tenga la obra para realizarse es la cantidad de personal afectado que tendrá. Es evidente que si la obra se paraliza no van a entrar 300 ni 150, entonces, en principio, lo que nosotros estamos manteniendo es que por lo menos se siga con este ritmo hasta que, en todo caso, la economía del país pueda llevar a que el nivel de la obra se retome, pero que [mientras tanto] la obra continúe, si es con 150, es con 150, es evidente que es mejor que 0.

EC – ¿Y Antel dio una respuesta en la reunión de ayer?

PA – Antel y el Ministerio de Trabajo, que estaba presentado por Juan Castillo, llevaron las directivas tanto para el propio directorio de Antel como para el ministerio, para hacer el traslado al Poder Ejecutivo. Quedamos en un cuarto intermedio que en principio continúa el jueves en horas de la mañana.

RA – ¿Cuál ha sido el planteo de la empresa Teyma, que es la que lleva la construcción a cabo? Porque ustedes son contratados por Teyma directamente.

PA – Exacto, nosotros somos contratados por Teyma. La empresa hizo algún planteo que en realidad no iba dirigido a los trabajadores sino a Antel, que en todo caso son cuestiones contractuales entre ellos en las cuales nosotros no tenemos mucha incidencia. Acá lo cierto es que de los 170 compañeros contratados hay entre 30 y 50 que son permanentes de Teyma, no tienen contrato a término de obra, esos compañeros o irían al seguro o se reincorporarían en alguna otra obra que esta empresa esté realizando. Con los compañeros contratados a término hay diferentes soluciones, que en todo caso son los que llegarían a estar más complicados dado que ni siquiera tienen despidos y muchos de ellos no tienen seguro de paro. Ahí lo que estamos… evidentemente acá hay muchos compañeros que no tienen ningún tipo de tranquilidad, si bien es cierto que no peleamos por el seguro de paro es evidente que no es lo mismo tenerlo, o no, a la hora de enfrentar la baja del trabajo.

EC – Y no todos tienen derecho al seguro de paro.

No, claro, como te decía, hay compañeros que ingresaron a trabajar ese día, el jueves de mañana.

EC – ¿En principio hasta cuándo continúan los trabajos, qué se sabe del cronograma provisorio?

PA – Lo que ahora está es una desmovilización de la obra -el tapado de cabezales, el rellenado de pozos- para que no se afecte la estructura de la obra y que cuando fuera retomada pudiera seguir en condiciones normales. Eso, por estimaciones que tiene la empresa, llevaría unos 10 días más o menos. Esos son los plazos que manejamos para terminar esta negociación, es evidente que tenemos que llegar a esos plazos o con la obra funcionando o con una solución para el conjunto de los compañeros.

EC – ¿Qué dice el Poder Ejecutivo a propósito de, por ejemplo, esta posibilidad, de que la obra pueda continuar pero a otro ritmo? Todavía no hay definiciones. Ayer, en la conferencia de prensa que se realizó en Torre Ejecutiva después del Consejo de Ministros, participó el propio Vázquez para hablar específicamente del acuerdo con Venezuela. Se aclaró que ese era el único asunto y que el primer mandatario no iba a responder preguntas sobre otras cuestiones.

El Observador hoy añade que un periodista de ese matutino aguardó a Vázquez y al ministro Astori en la puerta de la Torre Ejecutiva, pero cuando logró hablar con ellos, éstos rechazaron formular declaraciones.

El vicepresidente, Raúl Sendic, y la ministra de Industria, Carolina Cosse, que en su momento impulsó la obra como presidenta de Antel, también se negaron a hacer comentarios cuando fueron consultados por los periodistas.

***

Transcripción: Andrea Martínez

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: