Pablo Ferreri (subsecretario del MEF): Obra del Antel Arena deberá tener el “menor impacto fiscal posible”

El Gobierno anunció ayer que estudia alternativas al financiamiento del estadio proyectado por la telefónica estatal. En diálogo con En Perspectiva, el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, explicó que luego de descartar la forma original de financiamiento, una comisión con representantes del MEF, del Ministerio de Trabajo, de la OPP y de la empresa constructora, trabajan en un nuevo cronograma de inversión con nuevas formas de financiamiento.

Ferreri dijo que quedó desechada la posibilidad de que Antel destine rubros de su presupuesto al Arena este año, “porque una cosa es que la empresa estatal lo tuviera que financiar en 2015 y otra cosa es que pueda generar un financiamiento en años posteriores”.

Por otro lado, el subsecretario dijo que a partir de una decisión del gobierno las empresas solamente podrán trasladar a los precios los aumentos salariales establecidos en las pautas del Poder Ejecutivo, y no aquellos que superen dichos parámetros. De ese forma, se evita que los aumentos superiores “no sean pagados por los empresarios sino por toda la sociedad”, dijo el subsecretario.

EN PERSPECTIVA
Jueves 16.07.2015, hora 7.41

EMILIANO COTELO:

Ha sido la noticia de mayor repercusión en estas últimas horas, ayer temprano de algún modo la anticipábamos, ya estaba anunciado que habría novedades. Hoy está en las tapas de todos los diarios, por ejemplo, La República: “El 31 se cierra el Antel Arena. Desde hoy buscarán un nuevo esquema de financiación”, El Observador: “Retoman el Antel Arena el 14 de setiembre y buscan financiación”, El País: “Ganó el MPP [Movimiento de Participación Popular] y se construirá el Antel Arena”, La Diaria: “Pensándolo bien. Gobierno anuncia búsqueda de alternativas para construir el Antel Arena y el Sunca lo celebra”.

Búsqueda, en su recuadro de portada, lo plantea en estos términos: “Vázquez se muestra flexible con el Antel Arena y las pautas ante el próximo debate presupuestal”. La nota, en este encare, dice que el gobierno del presidente Tabaré Vázquez anunció una próxima reactivación del proyecto de construcción del Antel Arena y paralelamente comunicó una adecuación de las pautas para las próximas rondas de los Consejos de Salarios. Ambas medidas fueron interpretadas en algunos ámbitos como un gesto de flexibilidad ante las tensiones que habían surgido dentro del oficialismo y con sectores sindicales, según se desprende de las consultas efectuadas por ese semanario. Una de las fuentes agregó que Vázquez está especialmente preocupado por el debate del proyecto de ley de presupuesto.

Aparecen a continuación declaración de un dirigente del MPP que señala que este sector va a hacer jugar todo su poderío parlamentario para incidir en la línea económica. Este dirigente, cuyo nombre no figura, agregó que se está coordinando con la Lista 711, liderada por el vicepresidente Raúl Sendic, y con el Partido Comunista para conformar un bloque de cara a la próxima discusión presupuestal.

El MPP entiende que el Estado debe tener un rol activo en el actual momento de desaceleración de la actividad, y para eso puede recurrir al dinero de las AFAP o a mecanismos a través del mercado de capitales que ya fueron utilizados en el período anterior.

Para el MPP el proyecto del Antel Arena es una prioridad absoluta, no solo por lo que genera su construcción en sí sino también por la revitalización que implicaría en la zona de Montevideo donde está previsto.

Vayamos a lo que ayer efectivamente se divulgó: una comisión integrada por representantes de los ministerios de Economía y de Trabajo, así como de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto va a trabajar para, en 15 días, presentar un plan que permita la finalización del Antel Arena. Hoy, jueves, en la sede del Ministerio de Economía [MEF] están convocados directivos de la constructora Teyma, concesionaria de la obra, ganadora de la licitación, y autoridades de Antel. Ayer, miércoles el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, y el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, le presentaron a Vázquez varias opciones de financiamiento y en una conferencia de prensa informaron que la obra se reanudará lo antes posible y se completará durante este período de gobierno con financiamiento público y privado, nacional y/o internacional, aunque remarcando que la gestión del complejo será estatal. La posibilidad de utilizar las reservas internacionales, de la que se habló bastante en estos días, quedó descartada.

Las obras continuarán este mes para asegurar la suspensión ordenada hasta su próxima reanudación, según se consignó en esta comparecencia ante los periodistas.

Uno de los voceros en esa rueda de prensa, Ferreri, está ahora en línea telefónica.

La primera pregunta es: ¿por qué hubo este par de semanas de bache? ¿Por qué se anunció la decisión de Presidencia de sugerirle a Antel la suspensión de los trabajos de construcción del Antel Arena, de manera muy parca -prácticamente sin argumentos, sin mayores detalles-, pasaron estos 15 días de debate -de gran polémica, sobre todo adentro del oficialismo-, y ahora se anuncia un esquema de cómo se va a continuar? ¿Por qué el anuncio en esta materia se produjo de esta forma… desordenada?

PABLO FERRERI:

Yo considero que no ocurrió de esa forma. Lo que hubo fue la necesidad de priorizar obras en el esquema de la agenda infraestructural que Uruguay tiene que acometer en el próximo período de gobierno, hay posibilidades fiscales que son sobrepasadas por las necesidades infraestructurales de Uruguay y por lo tanto hay que priorizar dentro de esa agenda.

Dicho sea de paso, en los próximos días se va a estar presentando la agenda de inversión pública, con financiamiento público pero también con financiamiento público-privado, para acometer esa agenda infraestructural que tendrá la mayor inversión pública de los tres períodos de gobierno del Frente Amplio [FA]. En esa priorización de inversiones lo que hubo fue la necesidad, en el caso del Antel Arena, de cambiar el esquema mediante el cual se hiciera la obra dada esa priorización. Cabe destacar que siempre se dijo que más allá de la suspensión temporal, lo dijo el ministro [de Economía, Danilo] Astori en su momento, la obra se iba a hacer, lo que había que buscar eran los mecanismos adecuados y los aspectos temporales que tuvieran en cuenta esa priorización a la que hacía referencia.

EC – Si, pero en el anuncio inicial había una gran confusión acerca de cómo era el cronograma que se venía. Podía pensarse que la obra se suspendía, no sé, por uno o dos años. Eso generó mucha inquietud, entre otros en los trabajadores que habían sido contratados especialmente, ahora resulta que dos semanas después se plantea algo mucho menos grave desde ese punto de vista. Por lo visto en setiembre, como máximo, ya se estaría trabajando de nuevo.

PF – No, en primer lugar no tengo idea de dónde proviene la información sobre setiembre, no tenemos todavía un plazo puesto que estamos trabajando en las diferentes alternativas.

ROMINA ANDRIOLI:

Lo del 14 de setiembre eran declaraciones de un dirigente sindical citado en el diario El Observador.

PF – Si, vi los medios de prensa, pero reitero: no tenemos todavía una fecha puesto que estamos trabajando en las diferentes alternativas.

Retomando el hilo de lo que estaba comentando: luego de descartar la forma original en la cual se estaba pensando llevar adelante esta obra y teniendo en cuenta que la obra se iba a hacer, debiendo revisarse los aspectos temporales y de estructuración financiera y fiscal, el paso siguiente era trabajar en alternativas que permitieran llevarlo adelante. Eso es exactamente lo que está ocurriendo en este momento. El MEF va a liderar un equipo de trabajo en el cual se va a construir una estructura financiera y fiscal que permita cometer la obra, va a contar con el apoyo del Ministerio de Trabajo y va a interactuar también con la OPP, y también con la propia Antel y con la empresa constructora. Queremos ver ahí de qué manera se puede llevar adelante la obra teniendo en cuenta las restricciones fiscales que tiene el gobierno en su conjunto. Esto debe ser visto no solo dentro de las capacidades de Antel sino también dentro de las del gobierno en su conjunto. Por lo tanto vamos a estar trabajando en los próximos 15 días en la generación de una alternativa que considere esos parámetros: que la obra se haga, que se haga en este período de gobierno y que tenga el menor impacto fiscal posible. Obviamente la solución a la cual se arribará será diferente a la actual en lo que tiene que ver con su estructura financiera y fiscal, dado que la actual hacía inviable la obra en este momento.

EC – Si entiendo bien lo que no va a ocurrir es que Antel destine rubros de su presupuesto de este año, por ejemplo, a esta obra. Los recursos  vendrán de otro lado, de alguna forma de financiamiento.

PF – Exactamente, Emiliano, para nosotros el esquema inicial no era viable y por lo tanto vamos a trabajar en mecanismos de financiación pública o público-privada para llevar adelante la obra. En ese esquema además de los orígenes del financiamiento hay otra variable a considerar que es fundamental que es el esquema temporal de ese financiamiento: una cosa es que Antel lo tuviera que financiar en 2015 y otra cosa es que pueda genera un financiamiento en años posteriores. Esas cosas son las que vamos a estar estructurando para una solución que permita viabilizarlo en este período de gobierno.

EC – Si entiendo bien dos de las alternativas son, por un lado la que propuso la constructora, Teyma, que está a cargo de la obra, que planteó que podría continuar con los trabajos para que Antel los pagara en un plazo de 15 años -o sea, asumir la propia constructora el financiamiento-, y por otro lado la que se ha planteado desde la Vertiente Artiguista, con el edil ex intendente Mariano Arana al frente, que es la de un fideicomiso en el que se vendieran papeles de participación a ahorristas tanto individuales como institucionales, pensando también en un horizonte de 15 años.

PF – Sí, esas son algunas de las alternativas, hay otras. Yo creo que más allá de comentar el set de posibilidades lo importante es trabajar en la solución definitiva y en la que mejor contemple todas las aristas, que son que la obra se haga, que sea en este periodo de gobierno… Será una obra que más allá de los orígenes del financiamiento será un activo del Estado y será operada por el Estado, para eso también hay que trabajar sobre el flujo de fondos futuros de este modelo de negocios para que sea autosustentable. En todas estas cosas se va a estar trabajando para llegar a una solución, reitero, con lo que fue el objetivo desde el primer momento, más allá de una suspensión temporal, y eso fue anunciado siempre, que es que la obra se haga.

RA – Justamente usted hablaba del futuro de la inversión y de qué tan rentable puede ser. ¿Desde el MEF tienen analizado el impacto que puede tener y qué capacidad de recuperar la inversión, de repago, hay, o desde el Estado se va a decir que es una inversión que vale la pena hacer de todas formas, más allá de que genere utilidades o no y de que se pueda repagar o no?

PF – Sí, yo creo que es una obra que puede tener claramente un retorno social además del económico, pero siempre tiene que haber una adecuada ecuación donde estén contemplados ambos aspectos. En eso vamos a estar trabajando en el modelo de negocios que construyó Antel para este proyecto, estaremos afinándolo e incorporándolo a esta solución.

RA – ¿Pero todavía no hay un estudio desde ese punto de vista?, ¿a ustedes no les había llegado información de Antel respecto a cuánto podía dar de utilidades esta inversión?

PF – No, en eso vamos a estar trabajando en estas semanas. Esto tiene que tener diversas aristas, una estructura de financiamiento, otra temporal de ese financiamiento y de la cadencia de las obras, y una tercera de flujo de fondos y también temporal de los ingresos futuros. En todo eso vamos a estar trabajando en los próximos días para llegar a la mejor solución posible.

EC – ¿La obra tendrá una pausa, ahora se continúa por unos días más para la adecuación del predio pero va a haber un parate?

PF – Sí, hasta el 30 de julio se estará trabajando para dejar en condiciones óptimas para poder cerrar o detener la obra de manera temporal. Después, más allá de los 15 días en los cuales se defina un camino a seguir, obviamente ejecutar ese camino lleva un tiempo, habrá que ver cuál es el tiempo que es necesario tener para poder llevar adelante esa nueva estructura económico-financiera.

EC – ¿Y qué pasará con el personal implicado en la obra?

PF – Ese es otro punto importante en el cual el presidente dio instrucciones claras de que se proteja a los trabajadores y ya hay conversaciones avanzadas para que sean redistribuidos en otras obras de la empresa constructora o que se puedan acoger a los servicios de seguridad social.

EC – Ayer ustedes hicieron otro anuncio en esta conferencia de prensa junto al ministro Murro: una adecuación de las pautas para los próximos Consejos de Salarios, que habían generado la protesta del PIT-CNT y después también del propio sector empresarial. ¿Qué es lo que se buscó con estos cambios que se anunciaron ayer?

PF – El Poder Ejecutivo había presentado sus pautas hace dos semanas, hace unas semanas había estado mostrando estas pautas también en el Consejo de Salarios privado, y lo que se buscó fue aclarar algún punto y agregar información adicional. Estas pautas para el Poder Ejecutivo tienen el objetivo de proteger los salarios e incluso permitir aumentos reales. Entendemos que los aumentos nominales otorgados en función de la cadencia esperada de la inflación para los próximos años aseguran no solo una defensa sino también un crecimiento del salario real que además tiene una preocupación bien clara en el caso de los salarios de menor nivel, aquellos que con base de 44 horas semanales son inferiores a 15.000 pesos. En esos casos, que abarca aproximadamente al 25 % de los trabajadores de Uruguay, tendrán aumentos superiores a los básicos de 8 %, 9 % o 10 % en función del sector de actividad, en 2,5 % o 3,5 %. Esto permite tener una recuperación salarial que claramente excede lo que es la expectativa de la inflación. Además en esa misma línea de proteger y potenciar los salarios más bajos se anunció que para el año 2019 el salario mínimo nacional será de 15.000 pesos.

EC – ¿Cuál es la novedad en ese sentido, por qué se remarcó esto ayer en la conferencia de prensa?

PF – Porque entendíamos que era un punto importante, no había estado establecido en las pautas, habíamos llegado a las cadencias del salario mínimo nacional hasta el año 2018 y por lo tanto comunicamos cuál sería el objetivo para 2019, también siendo una señal importante de esa preocupación por recuperar más rápidamente y más fuertemente los salarios de más bajos ingresos.

EC – Por otro lado se señaló que es posible que en vez de ajustes semestrales se pacten ajustes anuales e incluso que haya correcciones salariales mayores a las que se pretendía, pero poniendo una condición: el no traslado a precios. ¿Cómo es esto?

PF – Sí, obviamente si los trabajadores y el sector empresarial se ponen de acuerdo en pautas diferentes a las definidas por el Poder Ejecutivo están en su legítimo derecho, pero en el caso de aquellos precios que son tarifados y de empresas que reciban exoneraciones, subsidios o tengan contratos de obra pública con el Estado, lo que podrán trasladar a esos precios tarifados o a las paramétricas de los contratos con el gobierno será lo establecido en las pautas del Poder Ejecutivo. Es decir: en aquellos casos de precios tarifados si hay un aumento establecido en las pautas del gobierno de, por ejemplo, 9 % y se acuerda un aumento salarial de 11 %, solamente podrá ser trasladado al precio tarifado el 9 %. Porque si no en definitiva el costo de ese aumento no es pagado por los empresarios sino por la sociedad en su conjunto. Eso fue lo que se pretendió con esta definición: si las partes acuerdan aumentos superiores no se podrá trasladar a la sociedad ese aumento superior sino solamente el que se estableció en las pautas del gobierno.

EC – Y usted conoce la reacción: Marcelo Abdala, dirigente del PIT-CNT, que fue informado ayer de estos detalles, comentó: “Aparecieron algunos mecanismos nuevos, eso lo valoramos, pero lo consideramos insuficiente. El paro general previsto por el PIT-CNT para el 6 de agosto se mantiene en todos sus términos”. ¿Cómo observa eso?

PF – Bueno, obviamente tenemos allí algunas visiones diferentes, nosotros entendemos en primer lugar que estas pautas salariales protegen al salario real, en segundo lugar que dada la cadencia de inflación esperada permitirán tener aumentos en el salario real y fundamentalmente en los salarios más bajos, que es un objetivo para nosotros muy importante, pero obviamente…

EC – Por eso, la pregunta es cómo observan desde el gobierno que pese a estas adecuaciones que ustedes mismos han anunciado ayer, la respuesta sea igual el paro general.

PF – Exacto, a eso iba. Más allá de que esta es nuestra visión entendemos que en una democracia pueda haber visiones diferentes, los trabajadores están en su legítimo derecho de pelear por sus intereses, pero en este caso tenemos visiones diferentes. Para nosotros se protege y se permiten aumentos del salario real, fundamentalmente de los salarios más bajos.

EC – Por lo visto con el PIT-CNT, pese a lo que creía el director de Trabajo, Juan Castillo, no ha sido posible entenderse. Castillo entendía que había margen todavía como para que el paro se levantara.

PF – Si, pero reitero, yo no quisiera opinar sobre lo  que es una decisión legítima de los trabajadores, entiendo que están en su derecho de tener visiones que en algún caso puedan no ser exactamente las mismas. Creo que es parte de la democracia, no puedo decir otra cosa.

***

Transcripción: Andrea Martínez

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: