Plan Cóndor
Pruebas aportadas a la Justicia italiana serán útiles en Uruguay, dice directora de Inddhh

La Justicia italiana condenó ayer a cadena perpetua a ocho represores sudamericanos (dos bolivianos, tres peruanos, dos chilenos y un uruguayo), pero absolvió a otros 18 oficiales y civiles acusados de la desaparición y muerte de 40 personas en las décadas de 1970 y 1980, que operaron en el Plan Cóndor.

Entre los condenados, los jueces de la Tercera Corte Penal de Roma otorgaron cadena perpetua al ex canciller uruguayo Juan Carlos Blanco, inculpado por la muerte de Álvaro Daniel Banfi, ametrallado junto a otros militantes de izquierda en octubre de 1974 cerca de Buenos Aires, Argentina. Sin embargo, absolvieron a los otros trece ex militares, y agentes de los servicios secretos uruguayos: el fallecido Gregorio Álvarez, Ricardo Arab, José “Nino” Gavazzo, Juan Carlos Larcebeau, Pedro Mato, Luis Maurente, Ricardo Medina, Ernesto Ramas, José Sande Lima, Jorge “Pajarito” Silveira, Ernesto Soca, Gilberto Vázquez y Jorge Néstor Troccoli.

En diálogo con En perspectiva, la directora de la Institución Nacional de Derechos Humanos, Mirtha Guianze, dijo  que los tribunales italianos consideraron a los máximos responsables de los aparatos represivos como los culpables de los homicidios de militantes de izquierda, cuando en realidad en el Plan Cóndor operaban estratos de menor jerarquía que podían matar y desaparecer por su cuenta. Si bien los fundamentos de la sentencia se conocerán en 90 días, Guianze opinó que los tribunales italianos pudieron haber utilizado el eximente de la obediencia debida para absolver a 13 de los 14 uruguayos imputados.

Para Guianze pese a este resultado, el juicio tiene el valor simbólico del reconocimiento del Plan Cóndor en Europa por primera vez. Además destacó que mucha prueba que apareció en Italia puede ser útil para esclarecer casos en Uruguay.

***

Crédito Foto: Filippo Monteforte/AFP Photo

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: