Renuncia del jefe de Policía de Montevideo es “lógica”: “En una estructura policial se actúa dentro del mando y no en desconocimiento del ministro”, dice senador Carlos Camy (PN)

Departamento de Fotografía del Parlamento del Uruguay

El jefe de Policía de Montevideo, comisario mayor (R) Erode Ruíz, renunció a su cargo en la tarde de ayer. El motivo oficial de su alejamiento es que se habían acumulado «diferencias en la gestión de la Jefatura» con el ministro del Interior, Jorge Larrañaga. Pero la dimisión se precipitó por una reunión que Ruíz mantuvo el viernes con Gustavo Leal, quien fuera director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del ministerio en la segunda presidencia de Tabaré Vázquez.

Según consignó ayer de mañana Radio Sarandí, Leal y el jerarca policial capitalino habían acordado una especie de “teléfono rojo”, porque el sociólogo frenteamplista suele recibir denuncias de vecinos. El sábado pasado, según el mismo medio, Leal acercó a Ruiz datos sobre una familia que fue desalojada de su vivienda por una banda criminal.

Larrañaga se enteró del encuentro entre Ruíz y Leal, porque éste ocurrió el viernes de mañana en las oficinas del jefe y fue conocido por otros funcionarios policiales. Ayer Ruíz fue citado al despacho del ministro que estaba acompañado por el director de Policía Nacional, Diego Fernández. El encuentro subió de tono y el jefe de Montevideo dijo que si era necesario presentaría la renuncia, lo que fue aceptado por el ministro del Interior.

Cuando Larrañaga le transmitió a Ruíz su malestar por los contactos de este con Leal, el ahora cesado jefe de Policía respondió, según La Diaria, que no podía informarle de todos los diálogos que mantiene; incluso planteó que si Larrañaga debía autorizar cada uno de esos vínculos, él debería “dedicarse exclusivamente a eso”.

El mismo medio añade que Ruíz ostenta uno de los rangos más altos de la Masonería dentro de la Policía; que lleva 50 años como funcionario policial y que ha estado identificado con el Partido Nacional.

El comisario general Mario D’Elía, actual subjefe montevideano, ejercerá el cargo de jefe de manera interina.

Con esta decisión, Larrañaga “en vez de una grieta, está construyendo una zanja”, dijo Gustavo Leal anoche, consultado por En Perspectiva.

Leal, que fue hombre de confianza de Eduardo Bonomi y recientemente integró el equipo de campaña de Daniel Martínez en las elecciones departamentales, dijo estar “estupefacto” por la salida de su cargo de Erode Ruíz.

«La confirmación de la razón del pedido de renuncia [por la reunión del jefe de Policía con Leal] me ha dejado estupefacto. No salgo del asombro. No es el Uruguay que tenemos que construir”, declaró Leal.

Según Álvaro Delgado, secretario de Presidencia de la República, al reunirse con Gustavo Leal, el jefe de Policía de Montevideo perdió la confianza del ministro Larrañaga.

En entrevista con Subrayado, Delgado se justificó en que los actuales integrantes del gobierno fueron muy críticos con la gestión del Frente Amplio, y que los resultados electorales también tuvieron que ver con eso.

“Tenemos que tener claro también que hay una nueva Policía, un nuevo Ministerio del Interior, y que nosotros fuimos muy críticos de la gestión en seguridad del gobierno anterior. Gran parte de lo que la gente decidió cambiar en noviembre del año pasado en el ballotage tuvo que ver con los resultados en seguridad pública.
Hay un cambio de actitud, de respaldo legal, en la propia LUC está previsto, pero además de una actuación de la Policía que sienta orgullo de ser policía, y los uruguayos orgullo de respetar y de la Policía que los cuida”, expresó el secretario de la Presidencia.

Delgado dijo, además, que, en todo caso, habría sido positivo que de esa reunión entre Erode Ruíz y Gustavo Leal participara el actual director de Convivencia del Ministerio del Interior, Santiago González, un funcionario de confianza del ministro.

Según el diario El País, cuando Larrañaga le preguntó ayer a Ruíz por qué no acudía a la ayuda de González, el jefe ahora cesado le dijo que prefería “el contacto directo sobre informaciones delicadas” que mantiene Gustavo Leal con algunos vecinos de barrios de contexto crítico.

Conversamos sobre esta situación hoy temprano En Perspectiva con el senador nacionalista Carlos Camy, integrante de la comisión especial seguridad pública y convivencia del Senado

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

3 Comentarios - Escribir un comentario

  1. El «renunciado», tomó notoriedad en el episodio del hospital Filtro en los 90′, tiene sobrada trayectoria y experiencia en el oficio, es «vieja escuela y no tanto», de línea dura y hasta donde sé, de filiación blanca.
    °
    Sin duda, hubiera sido mejor que comunicara con antelación al ministro de dicha reunión con un relevante ex jerarca hoy en la oposición; es ahí que cabe hacerse la pregunta sin respuesta cierta: ¿le habrían dado aprobación?
    °
    El encuentro tenía como finalidad según la investigaciones periodísticas señalan, obtener información sobre un caso muy específico.
    Por tanto, el cese luce como una sanción excesiva.
    El ministerio del interior ¿debe funcionar como un panóptico desde lo grueso hasta el detalle? De ser así ¿no es contraproducente en la tarea de recabar datos para si, luego actuar? ¿en que beneficia a los ciudadanos, en especial a las víctimas?
    °
    El tema seguridad fue vedette en la televisión por mucho tiempo, también, botín político electoral y entiendo entonces la «sensibilidad» por el mítin.
    °
    Queda al descubierto lo harto difícil que nos resulta, no ya establecer políticas de estado para éste y otros temas urgentes e importantes; sino el grado alto de distancia entre las «cumbres» políticas.

    Reply
  2. Cuando se llega a un grado tan alto de la institución policial , como la del Jefe de Policía , resulta muy gracioso que a dicho cargo de confianza , no se le dé cintura y libertad para moverse.
    Creo si siguen con esta inexperiencia para tratar a la Policía Nacional , el próximo en renunciar es Diego Fernandez , encargado de la Policía Nacional. El otro gobierno al que ahora , todos golpean , entendió que los mando policiales conservan un idioma propio al que hay que respetar. O que piensan que en Francia , Inglaterra y Alemania , los ministros del interior , corrigen o hacen renunciar policias de alto cargo , porque resuelven sus gestiones entre ellos. Larrañaga , el señor Larrañaga debe aprender a dialogar sino ya sabemos lo que pasará.

    Reply

Escribir Comentario: