Según Sanguinetti, la renuncia de Talvi cambia la presencia colorada en el gabinete pero la ecuación política va más allá: En OPP, ANEP y ahora Antel tenemos un “rol importante” por “la experiencia de nuestra gente”

“La salida de Talvi podía instalar una sombra sobre lo que es nuestra pertenencia y compromiso con la coalición” pero “estamos tan firmes como el primer día», dijo el expresidente

La renuncia de Ernesto Talvi a la Cancillería se precipitó la semana pasada, antes de lo esperado, y sacudió al gobierno, a la coalición multicolor, al Partido Colorado y a Ciudadanos, el sector fundado por el economista el año pasado.

En Relaciones Exteriores asumió Francisco Bustillo, un diplomático de carrera simpatizante del Partido Nacional. Ciudadanos recuperará su cuota en el gabinete cuando un representante de ese sector, probablemente el senador Adrián Peña, asuma al frente del Ministerio de Ambiente, una cartera que se crea en la Ley de Urgente Consideración y que será dotada de recursos cuando entre en vigencia la ley de Presupuesto Quinquenal.

¿Cómo queda el tablero político del lado del oficialismo? Lo conversamos en nuestra entrevista central con el líder de la otra corriente colorada, Batllistas, y además secretario general del partido, el senador y expresidente Julio María Sanguinetti.

Destaques de la entrevista:

  • «Veo muy bien que se facilite la radicación fiscal. Creo que no se está violando ningún principio fundamental. Uruguay ha sido siempre tierra de acogida, es evidente que para nosotros, tanto el capital extranjero como la comunicación hacia el exterior es fundamental».
  • «La salida de Talvi podía instalar una sombra sobre lo que es nuestra pertenencia y compromiso con la coalición, por eso planteamos el tema y nos parecía oportuno decir que desde el punto de vista coalición no ha pasado nada, estamos tan firmes como el primer día».
  • «La relación del Partido Colorado sigue exactamente igual, los temas personales juegan en otros ámbitos. Lo mismo pasa a la interna del partido, los temas personales no hacen a la vida pública, el partido como colectividad nos lleva siempre a la actitud constructiva».
  • «El Partido Colorado funciona institucionalmente, en el comité ejecutivo y en la vida parlamentaria. Los factores personales están en ese terreno y por eso no los he comentado. Simplemente digo que el partido se siente muy comprometido con esto y así va a seguir».
  • Sobre las declaraciones de Talvi de que fue un error designarlo como secretario general del Partido Colorado: “Encapsulo las declaraciones de Talvi, no hago comentarios. Las diferencias personales hay que dejarlas afuera del gobierno”.
  • «Espero que la gente entienda mi silencio, es una contribución a la vida del partido y sobre todo a la vida del país. Mi conducta es de enorme responsabilidad».
  • «Me parece razonable y positivo que el partido acceda a encabezar el ministerio del Medio Ambiente y también la candidatura de Adrián Peña, es un nombre político que ha ido creciendo en los últimos años, tiene vocación política y dedicación».
  • «El Partido Nacional tiene carteras fundamentales pero el Partido Colorado tiene un rol muy importante que es el personal, la experiencia de nuestra gente cuenta mucho».
  • «Alfie cumple un rol extraordinariamente relevante en la OPP».
  • «El Partido Colorado hoy es bastante más de lo que se puede medir cuantitativamente en el gabinete».
  • «La educación es la mayor prioridad que el país tiene en el corto y mediano plazo, allí el Partido Colorado tiene la presidencia en una figura como Robert Silva, de larga trayectoria en el partido. Allí tenemos un enorme rol con una figura muy importante».
  • «Que los profesores vayan con un tapabocas que diga NO A LA LUC, es un proselitismo político grosero, agresivo, violatorio de la esencia de la convivencia republicana. Esto ha sido algo muy recurrente en los sectores vinculados al FA y los sindicatos de la enseñanza».
  • «Desde hace muchos años que vivo y sufro esto, lo he tenido que combatir y lo lamento profundamente porque degrada la calidad democrática».
  • «Las aulas no son el escenario del debate político, son los espacios donde se forma la conciencia cívica de los ciudadanos, donde se transforma al adolescente en un ciudadano y se le prepara científica y culturalmente para esta vida».
  • Sobre la discrepancia con la designación de Mauricio Claver-Carone como presidente del BID: «Hicimos la consideración antes de que yo conociera la posición del gobierno. No salí a discrepar con el gobierno, salí a poner una posición junto a un conjunto de presidentes».

Foto: Julio María Sanguinetti. Crédito: Javier Calvelo / adhocFOTOS

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Lo que no dijo y es evidente, es que el herrerismo en el gobierno está actuando de forma anti batllista; en otro tiempo y por décadas, el batllismo fue colorado.
    De aquel sobretodo a este sobresalto multicolor con la foto borrada en la cédula de identidad.

    Reply
  2. Walter Ernesto Celina Vespa · Edit

    En esta entrevista hubo un duelo magnífico entre el entrevistador y el entrevistado. A la catarata de preguntas lanzadas por el director del programa -un periodista que aúna sobriedad, con contundencia y respeto- se le opuso del otro lado de la comunicación un viejo lobo de mar. Evadía, con oficio y de mil maneras, los cercos tendidos por el radialista. Sin embargo, la llave que faltaba estaba en otro lado. El Dr. Julio María Sanguinetti había tomado de la solapa al joven y rápido Presidente Lacalle Pou y lo decía sin ambages -más con cortesía «multicolor»- en la edición última de El Correo de los Viernes» , la edición virtual de un núcleo colorado. Diría que el malestar de Don Julio María se dió al comprobar que le habían llevado la mejor tajada de queso. Efectivamente, el hueco dejado por la fulminante y áspera renuncia del Canciller Talvi, saltó del Partido Colorado para el Partido Nacional, sin consulta alguna. No solo pudo quedar fuera de la troya la eventual candidatura de Didier Opertti -amigo de Sanguinetti- sino que además los blancos se adueñaron -casi por unanimidad- de las secretarías de estado, haciéndose propietarios del Poder Ejecutivo. Y no es así para el grupo del por dos veces presidente: el gobierno es de la «coalición arcoíris». Por añadidura, el nuevo ministerio de Medio Ambiente no resultaría cotejable con el de Relaciones Exteriores, apalabrado con el sector Ciudadanos. El Correo del fin de semana lo puso negro sobre blanco: ¡estos pillos están royendo lo mejor del queso!
    WALTER ERNESTO CELINA

    Reply

Escribir Comentario: